LittleBigPlanet PS Vita

Una de las franquicias que más fuerte han pegado en las consolas de Sony esta generación ha sido LittleBigPlanet. La obra de Media Molecule, al permitirnos crearnos nuestros propios niveles, se convirtió en toda una maravilla para los usuarios con mayor creatividad, y para los que no la tenemos, de encontrarnos ante un juego virtualmente infinito.

La fórmula se mejoró en la secuela al llevar la creación hasta límites insospechados con más posibilidades todavía en géneros fuera de las plataformas. Con esta entrega como base los chicos de Tarsier Studios nos traen LittleBigPlanet PS Vita, con el objetivo en mente de llevarnos la magia y la originalidad de los Sackboys a cualquier lado, aprovechando al mismo tiempo las posibilidades que trae la portátil. ¿Seguirán estos muñecos de trapo dando lo mejor de sí mismos?

Aunque no es lo principal del título, tenemos un modo historia para ver todo lo que podremos hacer con Sackboy, para luego saber sacar el mejor provecho a cada elemento en la creación de niveles. Sin embargo, este es el modo historia que más he disfrutado de la franquicia. La premisa es bien simple: el planeta Ferialia se ha sumido en el caos después de que el Titiritero, tras recibir los abucheos de la gente, empezara a robar la felicidad de la gente. Nuestra misión será la de acabar con sus planes y sus creaciones, los Vacíos, para lo cual nos encontraremos con diversos y simpáticos personajes.

A lo largo de los diferentes mundos (bosques, desgüaces, castillos tenebrosos o ciudades futuristas) iremos saltando, consiguiendo todas las burbujas para aumentar la puntuación posible. En todos los niveles nuestro objetivo será el de avanzar hasta la meta de la fase, esquivando las numerosas trampas mortales que habrá por el camino como pinchos, plataformas electrificadas o bolas de fuego. Los enemigos no serán demasiado habituales, pero siempre habrá un jefe final al acabar cada mundo para poner a prueba lo aprendido en dicho conjunto de niveles.

Lo habitual es que en cada zona aprendamos a usar alguna habilidad o artilugio. Por ejemplo, en la primera aprenderemos los conceptos básicos de agarrar, saltar y empujar o sacar piezas del escenario usando la pantalla o el panel táctil. En otro mundo empezaremos a usar el garfio, mientras que en otro emplearemos los guantes para poder lanzar objetos. De esta forma, en los últimos niveles nos encontraremos con un poco de todo, habiendo una buena curva de aprendizaje que hace que siempre veamos algo nuevo.

También será frecuente algún nivel especial en el que controlamos algún tipo de vehículo, por lo que la historia se hace realmente entretenida y variada gracias al genial diseño de niveles que hace que sea fácil completarlos, pero algo más difícil conseguir todos los secretos que esconde.

Algo que me ha sorprendido es que a pesar de seguir teniendo las tres dimensiones de profundidad cada uno de los niveles, no nos encontraremos con momentos de poca precisión a la hora de saltar a una plataforma u otra como en entregas anteriores, ya que se emplean básicamente para esquivar las trampas o para continuar el nivel, y las transiciones son básicamente automáticas.

Junto a los mini-juegos secundarios de habilidad que iremos desbloqueando (como una especie de Puzzle Bubble, lo de las ferias de machacar a los bichos que salen de sus agujeros con una maza o lanzar un objeto lo más lejos posibles), también habrá pruebas competitivas para luchar con un amigo, a veces desde la misma consola o a través de internet.

Pero por si todo esto fuera poco, también hay una zona de “Recreativos” con cinco títulos que bien podrían ser juegos para móviles. Tenemos un plataformas con una estética a lo “Limbo” en el que con nuestro tacto vamos llevando una bola en busca del final del nivel, mientras que en otro llevamos una nave espacial intentando rescatar a los Sackboys perdidos por el nivel. Esto hace que estemos ante un título que ofrece bastante jugando solos, ya que aunque la historia se puede completar en unas 6 horas, para conseguir todo al 100% vamos a necesitar unas cuantas horas más.

Pero como ya sabréis, uno de los mayores atractivos de LittleBigPlanet se encuentran en “Mi Luna”, donde crearemos nuestros propios niveles (hasta 30) para luego compartirlos con la comunidad. Las posibilidades son infinitas, pudiendo hacer niveles plataformeros, de velocidad, de acción, o incluso escenas de vídeo. Ya hay bastantes niveles muy chulos, y no hacen más que crecer, por lo que de nuevo estamos ante un juego que nos va a dar infinidad de horas de diversión.

Algo muy a destacar es la mayor facilidad a la hora de crear gracias a las funciones de PS Vita, como las opciones táctiles para dar formas más precias, o incluso la cámara de fotos para personalizar al máximo nuestras creaciones. Para que sepamos usar todo hay una gran cantidad de tutoriales disponibles, por lo que lo “único” que necesitamos es paciencia y creatividad. Eso sí, es una lástima que no podamos acceder a los miles de niveles que ya hay hechos en PS3.

Junto a las opciones para compartir los niveles, tenemos la posibilidad de jugar online con otros tres amigos. Este es el mayor punto negro del juego, ya que si bien hay zonas pensadas para completarlas cooperativamente, la conexión suele fallar bastante, habiendo bastante lag, lo que hace que muchas veces sea imposible jugar así.

Gráficamente, el juego bien podría parecer la versión de sobremesa de las aventuras de Sackboy. Su ternura y simpatía se mantiene intacta, y lo mismo se puede decir de los niveles. Con el sonido pasa algo similar, ya que seguimos teniendo un gran doblaje al castellano y una música igual de simpática que los muñecos de trapo que controlamos.

Conclusión

Puede que LittleBigPlanet PS Vita no llegue a la maestría plataformera de Rayman Origins, pero su simpatía, variedad y enormes posibilidades de creación lo compensan con creces. Tarsier Studios ha logrado crear la que bien podría ser la mejor entrega de la saga, con un modo historia divertido, y todas las posibilidades de creación de la segunda entrega (con la que comparte varios DLCs de trajes y cosas por el estilo) con las posibilidades únicas de PS Vita y el poder llevarnos toda esta diversión a cualquier lugar al ser portátil.

Así que si os gusta el género o queréis tener un juego prácticamente infinito, LittleBigPlanet PS Vita va a hacer mucho bien a vuestra colección de juegos para la portátil de Sony.

Lo mejor

  • Mucha variedad de juego, lo que hace la historia muy divertida.
  • Geniales apartados técnicos.
  • Enormes posibilidades de creación. Estamos ante un juego infinito.

Lo peor

  • Sigue sin ser una maravilla como plataformas exclusivamente.
  • El lag cuando jugamos con más gente.
  • La comunidad de PS3 y la de PS Vita son independientes.

Ficha

  • Desarrollo: Tarsier Studios
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 20/09/2012
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 39,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *