Kung-Fu LIVE

Todos recordamos lo divertido que resultó EyeToy en PS2, y es que a pesar de que todos sus juegos era sencillos, lo innovador que resultaban y la diversión que nos brindaban hacía que nos olvidarámos de muchos de sus defectos. Sin embargo, esa innovación duró bien poco, con una repentina falta de títulos que dejó en el olvido el periférico. Con el lanzamiento de la Playstation Eye en PS3 pasó tres cuartos de lo mismo, y es que realmente apenas ha sido de mucha utilidad hasta la llegada de Move. Afortunadamente, todavía hay algunos estudios que buscan crear algo único y exclusivo para la camarita, y entre esos pocos grupos tenemos a Virtual Air Guitar y su Kung-Fu LIVE. Ciertamente, cuando se anunció todos pensábamos que iba a ser un desastre, pero tras unas impresiones positivas de muchos medios por todo el mundo las ganas que teníamos de catarlo iban aumentando. Por fin ya ha llegado el momento de comprobar si merecerá la pena dar puñetazos al aire o serán los desarrolladores los que se los merezcan.

Logo de Kung-Fu LIVE

Lo primero que habrá que tener en cuenta antes de empezar nuestra partida es que la instalación de la cámara será algo obligatorio, pero afortunadamente, si todo va bien, sabremos cómo configurarla cada vez que juguemos y todo será mucho más rápido. Esto será algo fundamental, porque la primera vez que os encontréis seleccionando los parámetros ideales para jugar os podréis tirar fácilmente media hora, siendo uno de los aspectos que más pueden molestar del juego.

Para empezar, el primer obstáculo será el espacio. Necesitaremos 3×2,5 metros desde la posición de la cámara para que salga nuestro cuerpo entero, y eso puede suponer un problema para más de uno. Afortunadamente, el juego nos da un consejo que os aseguro funciona muy bien: no poner la PS Eye en la televisión, sino en otra posición de la habitación para que esté más lejos de nosotros. Lo único que tendremos que tener en cuenta es que tendremos que colocarnos de cara a la cámara y no a la pantalla, algo que puede liar un poco al principio.

Kung-Fu LIVE

Después nos toca lidiar con la iluminación, ya que la sala debe tener buenas luces y tenemos que diferenciarnos con el fondo. Aquí los problemas pueden ir desde mucho iluminación a poca, lo que hará que se detecten peor nuestros movimientos y el juego haga un poco lo que le dé la gana. Por suerte, el título también nos dará consejos en este aspecto, como ejemplos de dónde colocar las lámparas y similares. Sin embargo, el mejor consejo que os puedo dar es que iluminéis lo mejor posible la pared de vuestra espalda, ya que será lo más importante.

Con todo esto configurado ya por fin podemos empezar a jugar. El modo principal será la historia en la que nosotros seremos los protagonistas. El argumento se narrará mediante secuencias que emulan a un cómic. Al principio de cada uno tendremos que colocarnos en las posturas que nos indiquen las siluetas que saldrán en pantalla, ya que así se nos plasmará de forma muy divertida en las viñetas. En cuanto a la historia, tampoco esperéis demasiado, ya que es absurda a propósito al basarse en todos los tópicos imaginables del kung-fu y de los cómics.

Escenas de cómics de Kung-Fu LIVE

Después de cada escena tendremos que enfrentarnos a un combate que disputaremos en un escenario cerrado en 2D. En cada ronda nos atacará uno o más enemigos, y al derrotarlos a todos recibiremos algo de salud. Cada ronda irá siendo más difícil, ya sea porque los rivales son más numerosos o porque su fuerza y movimientos aumentan considerablemente.

Todo esto es lo estándar en los beat’em up, y es que lo realmente novedoso y divertido es que para derrotarlos tendremos que usar nuestro cuerpo. Algo realmente encomiable es que podremos hacer absolutamente todo lo que queramos para acabar con nuestros enemigos, siendo algo que se agradece enormemente. Así, dará igual si damos puñetazos, patadas o si incluso cogemos un cojín como si fuera un arma. El único problema de esto es que nos moveremos muchísimo, y unido a que los enemigos detienen muchos de nuestros golpes (quizá demasiados) acabaremos destrozados. Eso sí, es una excelente forma de hacer algo de ejercicio al mismo tiempo que nos echamos unas buenas risas.

Kung-Fu LIVE

Aparte de estos ataques caseros, tendremos a nuestra disposición cuatro movimientos especiales que nos vendrán de perlas en los combates (en especial en los jefes finales) y que vendrán marcados con los movimientos que tenemos que hacer en la esquina superior derecha, como un súper-puñetazo si ponemos los dos brazos en la misma dirección, lanzar rayos si hacemos la posición de la “Grulla” a lo “Karate Kid” o provocar un terremoto al caer como una bola. La única “pega” es que consumirán nuestra barra de chi, por lo que no los podremos usar eternamente.

Para rematar, también podremos movernos por los escenarios haciendo mortales y pases a súper-velocidad. Además, en los niveles de dificultad fácil y normal podremos ver indicadores de hacia dónde va a ir el próximo ataque enemigo, pudiendo realizar esquives que realmente son una pasada al hacerlos nosotros mismos.

Sin embargo, no todo es de color de rosa, y realmente se nota que la PS Eye no es la cámara más precisa en el mercado para esta clase de juegos. Esto lo notaremos sobre todo en los movimientos especiales, que no siempre se activarán, o en los pases que hagamos por lo imprecisos que resultarán. Pero no os preocupéis, porque en líneas generales (siempre y cuando hayáis configurado todo bien), la tecnología “Freemotion” funciona la mar de bien y hace que las risas estén más que aseguradas en estos divertidos (y agotadores) combates.

Combate contra el gigante en Kung-Fu LIVE

Como complemento al modo historia, podremos disfrutar de combates sueltos configurados por nosotros mismos, un modo multijugador en el que hasta 4 usuarios más pueden controlar a los enemigos e intentar darnos una paliza o un modo supervivencia. Todos se basan en lo mismo, pero al menos tenemos más opciones con las que alargar la vida útil del juego.

En el apartado técnico, el juego sorprende bastante. Por un lado, los escenarios tienen un estilo de cómic muy logrado, y la verdad es que son bastante vistosos. Mención especial se merece uno típico de peli de kung-fu con un lago, ya que podemos ver tanto el reflejo de los enemigos como de nuestra representación en el juego, algo que es sencillamente espectacular y refuerza el hecho de que somos nosotros los que estamos peleando. Los personajes también están muy bien hechos, con unas animaciones bastante logradas y divertidas. El sonido es algo más básico, con unas voces en inglés correctas y unas melodías que recuerdan a todas las pelis imaginables de artes marciales.

Kung-Fu LIVE

Resumiendo, Kung-Fu LIVE es una grata sorpresa dentro del catálogo de PSN que nos hará usar como nunca nuestra PS Eye. ¿Qué no es el juego más preciso del mundo? Por supuesto, pero la diversión que ofrece el juego, el ejercicio que nos obligará a hacer y las risas que nos podemos echar con los amigos son impagables. Así que si siempre habéis querido estar en un juego de kung-fu y pasar un buen rato no dejéis pasar este sorprendente título.

Lo mejor

  • Tremendamente divertido.
  • Gran apartado gráfico.
  • La captación de nuestros movimientos funciona bastante bien…

Lo peor

  • … pero no es lo más preciso del mundo.
  • La IA abusa demasiado de los bloqueos.
  • La configuración inicial puede desesperar a más de uno.

Comentarios

  1. se ve bastante bien, lastima no tenga ps3, ojala saquen algo asi para kinect (que creo deberia ser mas preciso); pagaria solo por ver a mi esposa saltando dando golpes a diestra y siniestra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *