King Arthur II: The Role-Playing Wargame

Desde hace unas semanas se encuentra disponible King Arthur II: The Role-Playing Wargame, un juego donde se une la estrategia al más puro estilo Total War con los RPG, dando como resultado un interesante juego RTS  con una historia pasada en la leyenda del Rey Arturo. Paradox Interactive junto con Neocore Games son los que han llevado a cabo esta fusión.

King Arthur II Titulo

La historia en King Arthur II empieza donde normalmente acaba la leyenda, es decir, con el rey Arturo establecido como rey con los caballeros de la mesa redonda. Pero una rara enfermedad contagiosa está afectando a toda Britannia y el rey Arturo cae enfermo, con lo que el reino entra en una decadencia. Se encomienda a uno de los caballeros, Sir William Pendragon a que se lance hacia la aventura de encontrar al misterioso curandero que parece que tiene la capacidad de curar al rey…

El juego permite jugar en modo campaña, donde se entra en un juego tipo estrategia por turnos que sigue una historia con varias ramificaciones,  o en modo batalla donde se puede configurar batallas a medida pudiendo elegir las tropas. El juego empieza con un completo tutorial que explica el funcionamiento del juego.

En el modo campaña se entra en una vista 3D de toda Britannia, donde se resaltan los diferentes reinos, y se pueden ver las diferentes ciudades, castillos y otros lugares que pueden ser visitados. Los destinos que marcan la historia de la campaña o aventuras paralelas (Quests) se resaltan en el mapa, pudiéndose visitar cuando se considere oportuno.

En el mapa se mueve a todo el destacamento que está gobernado por un Sir. Se puede incrementar al destacamento mediante la reclusión de nuevas tropas, que cuestan dinero, y sólo se pueden reclutar unidades o curar cuando la compañía está dentro de reinados del Rey Arturo. En cada turno los movimientos están limitados, por lo que hay que pensar bien antes de confirmar un movimiento.

King Arthur II vista general

Durante la campaña van apareciendo misiones segundarias o aventuras, que pueden aportar valiosas recompensas o enriquecer la línea argumental. Éstas pueden implicar batallas o no, y están basadas en una narración con múltiples opciones de respuestas que pueden llevar a diferentes resultados. Y como el juego no está traducido al español, se requiere un buen nivel de inglés para poder completarlas o simplemente entenderlas. Las narraciones están bien interpretadas e ilustradas al estilo de lectura de un cuento, lo que ayuda y hace más amena la lectura.

Toda la campaña se basa en narraciones y leyendas que se explican dentro del juego, y algunas veces las leyendas que aparecen dentro del juego dan pistas clave para completar aventuras, por lo que conviene tener un buen dominio de la lengua sajona para poder seguir el juego.

Durante el juego van apareciendo algunas unidades especiales que son los Sir (Caballeros héroes). Cada Sir tiene diferentes habilidades especiales que mezclan la magia con capacidades de batalla. Estas unidades son las que se van desarrollando a lo largo del juego en base a la experiencia. Se les van asignando una serie de armas, armaduras, amuletos y estandartes que no solo tienen efectos sobre la misma unidad, sino que pueden afectar al resto de unidades que la acompañan en la compañía. A medida que se ganan batallas, se ganan una serie de puntos que permiten ir avanzando en un árbol de habilidades o poderes.

Hay algunos lugares de Britannia donde hay unas forjas que permiten hacer experimentos con los objetos que se obtienen de las batallas o aventuras, de esta manera se pueden crear objetos nuevos con características diferentes con las que se pueden equipar a los Sir.

Cada turno de juego se cambia la estación del año que, aparte de los efectos gráficos, afecta a las acciones que se pueden realizar. En invierno no se pueden mover las tropas, pero es cuando se pueden mejorar las unidades convirtiendo los puntos de experiencia obtenidos en las últimas batallas en habilidades. También el invierno es la única temporada que se permite iniciar construcciones en las ciudades.

La compañía puede estar formada por un máximo de 18 unidades, pudiendo haber más de un héroe, se puede disponer de más unidades, pero éstas tendrán que estar en la reserva y no pueden entrar en batalla. Hay varios tipos de unidades que van evolucionando durante el juego, que son unidades de caballería, arqueros, infantería y unidades voladoras.

Diplomacia y moralidad

La diplomacia tiene un peso específico dentro del juego, ya que permite llegar acuerdos (de amistad, de no agresión, comerciales, de alianza y de declaración de guerra entre otros) con los señores feudales de las otras regiones. Esto permite tener ayudas y que la campaña sea más o menos difícil según que decisiones se tomen.

King Arthur II moralidad

Las relaciones con las regiones dependen de la moralidad que vayamos desarrollando, esta moralidad es un cuadrante entre  cristianismo o antigua fe y entre bondadoso o tirano. Dependiendo de las decisiones que se vayan tomando se irá definiendo hacia donde nos movemos. Esto permite desbloquear diferentes tipos de unidades, con lo que conviene definirse hacia una fe y hacia una personalidad.

Batallas

Cuando se entra en una batalla, primero aparece un resumen de las unidades de cada ejército con un balance de fuerzas. Si finalmente aceptamos realizar la batalla, entonces se muestra un espectacular vuelo que recorre todos los puntos de interés del campo de batalla. Esto permite orientarse y realizar un primer análisis del terreno y de las posiciones de las tropas. Cabe destacar que los escenarios de batalla pueden ser muy extensos y están repletos de detalles.

A continuación se procede a realizar una distribución inicial de las unidades sobre una determinada área del campo. Esta parte, junto con muchas otras, el control es idéntico a los juegos de este tipo, es decir, se pueden agrupar las unidades y mediante el ratón se pueden realizar formaciones con las unidades que estén seleccionadas.

King Arthur II batalla

Una vez están todas las unidades preparadas, se pulsa el botón de finalizar emplazamiento y se entra en modo batalla en tiempo real. En este momento es cuando hay que ir dando órdenes a las unidades para ir haciendo los movimientos y acciones que se considere oportuno.

Cada unidad tiene sus habilidades y puntos fuertes, así que aquí es cuando se demuestra nuestra habilidad en RTS. En este caso, a las habilidades de batalla hay que añadir las capacidades mágicas ya sea de los héroes como de algunas unidades. Algunos poderes de los héroes tienen un alcance limitado y el nivel de Maná va disminuyendo a medida que se utilizan.

En el escenario, suele haber unos puntos estratégicos que pueden dar ventajas a uno de los contrincantes. Estos lugares funcionan a modo captura, por lo que hay que prestar atención a enviar tropas a esos sitios y defenderlos/atacarlos si es necesario.

Durante la batalla se puede ir moviendo la cámara a nuestro antojo, pudiendo desde tener una vista general de pájaro hasta un primer plano de un soldado de una unidad. El nivel de detalle es muy grande con lo que los primeros planos son muy buenos y con buenos movimientos de lucha.

King Arthur II ciudad

La duración de las batallas dependerá de la estrategia usada y del número de unidades, pero pueden ir desde los 20 minutos a más de una hora.

Análisis técnico

Tanto los gráficos como el sonido son muy buenos, con lo que se ha conseguido una buena inmersión en el juego. Eso sí, los requisitos del sistema son bastante elevados. Al haber unidades voladoras, proyectiles y hechizos se hace un uso bastante elevado de cálculos físicos con lo que se recomienda tener alguna tarjeta gráfica con soporte de cálculo físico dedicado.

Conclusión

King Arthur II ha demostrado ser lo que se dice su propio subtítulo: un juego de batallas con rol. Puede ser un juego que anime a los seguidores de juegos de rol a jugar a un juego RTS, ya que la carga de fantasía es muy elevada y buena parte de la progreso del juego se basa en evolucionar a los personajes y unidades para dotarlos de objetos y hechizos.

Para los amantes de los RTS, pueden pasar largas horas en batallas contra ejércitos de gigantes, demonios y otras unidades fantasiosas en los que fácilmente superan los 1000 guerreros por bando, a las que hay que superar mediante el uso de todo tipo de recursos tácticos, armamentísticos y, sobretodo, magia.

Lo mejor:

  • Calidad gráfica y ambientación.
  • Interesante historia que da una fantasiosa continuación a la leyenda del Rey Arturo.
  • Buen control durante las batallas.
  • Evolución de la campaña según la moralidad que se adopte.

Lo peor:

  • No está traducido al español.
  • Elevados requisitos del sistema.

Ficha

  • Desarrollo: Neocore Games
  • Distribución: Paradox Interactive
  • Lanzamiento: 19/10/12
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 39,95 €

Requisitos del Sistema

Mínimo:

  • Sistema operativo: Windows XP SP3; Windows Vista SP2; Windows 7
  • Procesador: Intel Core 2 Duo (2 GHz) o CPU equivalente AMD
  • Memoria: 1.5 GB RAM (XP) o 2 GB RAM (Vista, Win7)
  • Espacio disponible en disco duro: 16 GB
  • Tarjeta gráfica: ATI 3850 512MB; Nvidia 8800GT 512MB
  • DirectX®: 9.0c o superior
  • Sonido: Compatible DirectX 9c
  • Adicional: Nvidia (AGEIA) PhysX

Recomendado:

  • Sistema operativo: Windows Vista SP2; Windows 7
  • Procesador: Intel Core 2 Quad 2.4 GHz o CPU equivalente AMD
  • Memoria: 2 GB RAM
  • Espacio disponible en disco duro: 16 GB
  • Tarjeta gráfica: ATI 5850 o superior; Nvidia 460 o superior
  • DirectX®: 10
  • Sonido: Compatible DirectX 9c
  • Adicional: Nvidia (AGEIA) PhysX

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *