Kinectimals ¡Ahora con osos!

Kinectimals Logo

De los juegos de lanzamiento de Kinect, uno de los más adorables y que mejor vendió fue sin duda Kinectimals. Porque admitámoslo, a los más pequeños de la casa les encanta poder tener una mascota virtual tan adorable como en el juego de Frontier. Dado el éxito de esta entrega, y que en el juego ya veíamos estatuas tanto para osos como para perros, ahora nos toca adentrarnos en una nueva aventura animal de mano de los osos más tiernos que os podáis encontrar en Kinectimals ¡Ahora con osos! Lo bueno es que para los que ya tienen el original, se trata de una expansión, mientras que los que no lo probaron en su momento tendrán en un mismo disco ambas aventuras.

El esquema de esta expansión sigue exactamente el mismo camino que el original: nos adentramos en una isla con un tesoro que debemos encontrar, un bicho volador que nos irá guiando (en este caso, llamada Lina) y un montón de adorables animales con los que jugar y pasar aventuras.

De esta forma, tras escoger a nuestro primer oso, empezaremos a buscar el tesoro de los piratas que dejaron en esta isla. La mecánica también se mantiene. Visitaremos varias zonas en las que tendremos que jugar con nuestra mascota para conseguir puntos. Cuando alcancemos la puntuación requerida, accederemos a pruebas especiales que tendremos que superar (o en las que picarnos con un amigo) para ir avanzando por el nivel, y así descubrir más pistas para encontrar el tesoro.

Kinectimals ¡Ahora con osos!

¿A que son adorables estos ositos?

Las actividades que podremos realizar con los osos son prácticamente las mismas que con los felinos: imitar nuestros trucos, lanzar la pelota, acariciarle, lavarle o jugar al voleibol por poner unos pocos ejemplos. Las novedades vendrán en los minijuegos de trepar árboles, hacer malabares y pescar. La mayoría de las actividades son muy intuitivas, divertidas y funcionan muy bien, aunque hay alguna (como la de cazar mariposas) que son muy aburridas. Por suerte, cada actividad no dura más que unos minutos, y salvo las pruebas especiales, tendremos total libertad para hacer lo que queramos con nuestra adorable mascota.

Hablando de los animales, al principio tendremos una pequeña cantidad de osos entre los que elegir, pero a medida que vayamos avanzando en nuestra exploración de la isla, iremos añadiendo más ositos entre los que elegir. Podremos cambiar entre uno y otro en cualquier momento, sin haber ninguna diferencia entre ellos, por lo que se tratará de ver cuál nos gusta más en función de su pelaje y su estructura. En este sentido, no hay tanta diferencia entre osos como había entre los felinos, pero ese es un mal menor.

Al ir jugando, iremos ganando dinero con el que personalizar ligeramente la casa de nuestros animales, donde además podremos ver los trofeos que hemos ganado a lo largo de nuestra aventura.

Kinectimals ¡Ahora con osos!

Como podéis ver, la jugabilidad es tremendamente sencilla, al igual que la historia, pero es que nos encontramos ante un juego dedicado a los más pequeños. Para ellos, poder acariciar a la mascota, limpiarla cuando esté sucia, lanzarle la pelota (aunque a veces se quede atascada en nuestra mano) o decirle que se haga el muerto, será más que suficiente para pasar un rato la mar de divertido. Además, este pequeño argumento aventurero es ideal para los más peques, sobre todo cuando ves cómo al final hasta se pueden relacionar tanto las aventuras de los felinos como las de los osos al acabar ambas islas.

Toda esta adorable y sencilla jugabilidad (tanto con nuestro cuerpo como con nuestra voz) caería en saco roto si técnicamente no estuviera a la altura, y no es así. La expansión luce exactamente igual que el título original, lo cual ya es de por sí muy bueno. Los escenarios son muy coloridos, naturales y preciosos. Pero los que se llevan la palma son los animales. Su pelaje está muy bien representado, pudiendo ver cuando lo acariciamos cómo se va moviendo según nuestras manos, o incluso cómo se va limpiando al pasar una esponja por nuestro querido animal. El sonido, también juega un papel muy importante en la inmersión de este simpático juego, con un gran doblaje para los bichos voladores (si bien a veces pueden hacerse algo pesados, lo que se soluciona ligeramente en la expansión), a pesar de su desincronización labial en varias ocasiones, y una música divertida ideal para pasar un rato divertido.

Kinecitmals ¡Ahora con osos!

Felinos u osos, ambas especies lucen estupendamente bien

Conclusión

Kinectimals ¡Ahora con osos! es una genial expansión del título original (de una duración prácticamente igual), ya que nos ofrece una nueva especie con la que jugar con unas pequeñas diferencias, y una nueva aventura para encontrar otro tesoro. Está claro que el juego va dirigido a los más pequeños de la casa, y serán ellos los que más disfrutarán de este entretenido título para Kinect. Además, el lanzar el juego en formato físico con el original hace que sea un momento ideal para hacerse con él si no se hizo en su momento y queréis sorprender a los más peques a los que les encanten los animales.

Es en este sentido en el que podéis sacar más provecho del juego, porque si os van los juegos más complicados, lo más seguro es que os cansen las sencillas pruebas y lo animado que es todo. Pero ése es el objetivo del juego: centrarse en los niños, y actualmente, pocos juegos para Kinect hay tan buenos en este sentido como éste.

Lo mejor

  • Los osos son tremendamente adorables.
  • Jugabilidad sencilla que funciona bastante bien tanto con nuestro cuerpo como con la voz.
  • Una aventura completamente nueva que encandilará a los más peques de la casa.

Lo peor

  • Algunas pruebas (sobre todo lo de cazar mariposas) no son demasiado divertidas.
  • Los bichos voladores pueden llegar a hacerse pesados.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Frontier
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 11-10-2011
  • Idioma: Español
  • Precio: 49,95 € (formato físico) o 1200 MP (expansión)

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *