9

KickBeat

kickbeat_wp_15

Zen Studios se ha tomado su tiempo para desarrollar KickBeat, y es que a pesar de estar previsto inicialmente para el verano del 2012, finalmente nos ha llegado hace escasos días esta interesante propuesta del género musical: peleas de artes marciales al ritmo de la música más cañera. La combinación resulta curiosa, y por suerte, ha dado sus frutos.

En esencia, estamos ante un título donde seguir el ritmo de los 18 temas de los que se compone la banda sonora. Para ello, tendremos que estar atentos para ver desde qué dirección se aproximan los enemigos, que siguiendo los clásicos de kung-fu del cine, nos rodean y atacan poco a poco. Eso sí, al ritmo de la música. Si nos atacan por abajo, pulsamos “X” o la flecha hacia abajo, y así con todo. Al principio parece muy simple, pero hay varios aspectos que lo complican bastante.

Por un lado, hay tres tipos de enemigos. Los amarillos son los básicos, que atacan de uno en uno. Luego vienen los azules, que atacan en grupo, cada uno muy seguido del otro, por lo que siempre aparecen en los momentos más rápidos de la canción, o cuando el ritmo va a corcheas o nos quieren fastidiar para meter a uno a contratiempo. Y por último están los rojos, que atacan simultáneamente en grupos de dos o tres.

KickBeat2013-09-13-214754

Junto a esta distinción, tenemos los orbes, que aparecen en la cabeza de los enemigos, y para poder cogerlos, hay que pulsar dos veces en la dirección del enemigo. Algunos orbes nos darán más puntos, aumentarán el multiplicador de puntuación, aumentarán nuestro chi (con el que duplicar nuestra puntuación durante un breve espacio de tiempo) o nos darán dos habilidades especiales: un escudo o una onda expansiva para acabar con los enemigos de nuestro alrededor. En principio, su recolección es completamente opcional, pero en los dos niveles de dificultad más altos, si no se cogen, se corta nuestro combo y el multiplicador vuelve a uno, por lo que son algo muy a tener en cuenta. Además, sin ellos es imposible conseguir las más altas calificaciones, necesarias para lograr estrellas con las que desbloquear personajes y skins con los que jugar.

El modo principal del juego, y con el que desbloquear los demás y los niveles de dificultad más altos, es el modo Historia, donde nos cuentan un divertido argumento. En el papel de Lee, un joven conserje en un templo místico que resulta ser “El Elegido”, deberemos detener a un ricachón que ha robado la Esfera de la Música (que crea toda la música en el mundo), para que así su compañía sea la única que pueda distribuir algo de música. Como podéis ver, no es una historia profunda ni nada por el estilo, pero es muy entretenida, y las cinemáticas hechas en 2D que nos la van narrando son espectaculares. Además, el hecho de tener que completarla con Lee y Mei es un puntazo, ya que así se da algo más de chicha a esta divertida aventura.

KickBeat_17_vita

Algo genial de este modo es que, al ir desbloqueando poco a poco los niveles “Experto” y “Maestro”, podemos ir mejorando poco a poco, algo muy necesario, porque hay buenos saltos entre los diferentes niveles de dificultad. Por ejemplo, en “Normal” podemos ver los botones que tenemos que pulsar, iluminándose ligeramente no sólo el enemigo que nos va a atacar, sino también el botón, lo que hace mucho más fácil el ir completando las canciones. Si subimos un escalón, esta ayuda la perdemos y se incluyen más enemigos. En “Experto” la cifra aumenta y se incluyen los matones de rojo de tres en tres. Y por último, en “Maestro” los patrones de ataque son completamente aleatorios.

El sistema de juego premia mucho la dedicación, siendo una verdadera delicia cuando logras las 6 estrellas en los dos últimos niveles de dificultad. Y es que no sólo es necesario seguir el ritmo de la canción, sino que también es esencial tener una buena agudeza visual para saber qué enemigo nos va a atacar. Hay momentos en los que es fácil verlo, pero cuando todo se llena de matones azules, la vista es tan importante como el oído para saber qué botón pulsar.

KickBeat2013-09-15-123906

El modo más interesante que podemos desbloquear al acabar la aventura es el de utilizar nuestra propia música para jugar. Gracias al editor que hay en el juego, tras seleccionar una canción de las que tenemos en la consola, marcamos el ritmo que creamos correcto en tres partes de la canción, y ya tenemos un nuevo nivel en el que jugar. Es cierto que este editor no es el más preciso del mundo, y que el ritmo está mucho mejor medido en los 18 temas principales, pero si lo hacemos con cuidado, se puede lograr un resultado muy bueno como para que nos lo pasemos en grande dando puñetazos y patadas al ritmo de nuestros temas favoritos.

Junto al modo Libre para poder usar la canción y personaje que queramos, está también “Supervivencia”, donde nos enfrentaremos a las canciones de seguido, para ver cuántas duramos sin morir. La gracia está en que los enemigos hacen más daño según completemos canciones, por lo que no se pueden fallar muchos enemigos.

KickBeat_13_vita

Gráficamente hablando, KickBeat es alucinante. Los movimientos de Lee y Mei durante las canciones son espectaculares, tremendamente fluidos y conectándose entre sí de una forma increíble dependiendo de dónde esté el siguiente enemigo, pudiendo realizar varios ataques diferentes para hacerlo todo más variado. Además, tras algunas secciones, veremos una animación especial con movimientos todavía mejores, haciendo que jugar sea un placer para la vista. El escenario también juega un papel muy importante, ya que las luces y el movimiento de los enemigos será acorde al ritmo de la música, por lo que todo nos da pistas visuales y forman un conjunto genial.

El sonido no se queda atrás, y es que los 18 temas que se incluyen son muy buenos. Vale que el tracklist podría ser mayor, pero tampoco me voy a quejar cuando lo estoy rejugando una y otra vez, disfrutando siempre de las canciones como la primera vez que las probé. El doblaje para las cinemáticas tampoco está nada mal, lo que ayuda a meternos en ese toque graciosete y de puro entretenimiento de la aventura.

KickBeat2013-09-14-113726

Conclusión

KickBeat ha puesto a prueba nuestra paciencia, pero la espera ha merecido la pena, y tenemos ante nosotros una verdadera joya del género musical para PS Vita. Divertido, desafiante y tremendamente adictivo son las palabras que mejor lo definen. Y por el camino me dejo su fantástico apartado visual y una banda sonora, que si bien algo corta, tiene una gran calidad. Por si todo esto fuera poco, se trata de otro título Cross-Buy, por lo que por los 9 euros que cuesta, lo tienes en Playstation 3 y PS Vita (personalmente, la plataforma ideal para el título, y no por poder usar la pantalla táctil precisamente) para jugar cómo y donde quieras.

Así que si os gustan los títulos de marcar el ritmo y además sois fans de las películas de artes marciales, KickBeat os va a mantener enganchados a vuestra consola durante mucho tiempo.

9

Nos consolamos con:

  • Muy desafiante al tener que seguir el ritmo y los personajes que hay en pantalla.
  • El poder usar nuestras canciones para crear niveles.
  • Visualmente fantástico.
  • Gran banda sonora…

Nos desconsolamos con:

  • … aunque 18 temas saben a poco.

Ficha

  • Desarrollo: Zen Studios
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 11/09/2013
  • Idioma: Español (textos)
  • Precio: 8,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *