Jojo’s Bizarre Adventure HD

Capcom vuelve a abrir el baúl de los recuerdos y rescata otra de sus grandes obras de la lucha 2D (aunque menos conocidas), Jojo’s Bizarre Adventure, en un movimiento tan sorprendente como absurdo teniendo en cuenta la cantidad de franquicias mejores, o cuanto menos, más carismáticas, de que dispone la empresa de Osaka (Darkstalkers o la propia serie Alpha de Street Fighter hubiese estado mucho más acertado). Una revisión que responde más a una estrategia para dar a conocer la saga ante la inminente salida de Jojo’s Bizarre Adventure: All Star Battle de CyberConnect 2, previsto para final de año.

Jojo’s Bizarre Adventure (JoJo no Kimyō na Bōken) es uno de los mangas más longevos que existen, 107 tomos a sus espaldas así lo atesoran, con un rotundo éxito en el país del sol naciente y una absoluta ignorancia fuera de sus fronteras (pues jamás ha tenido edición alguna en español, ni en papel ni en forma de OVA). Obra del mangaka Hirohiko Araki, narra las vivencias de la familia Joestar a lo largo de toda su historia y su enfrentamiento contra el vampiro Dio Brando, mezclando muy hábilmente elementos de acción, aventura y suspense, con un dibujo al más puro estilo Hokuto no Ken (El Puño de la Estrella del Norte). Una historia que se trasladó al mundo del videojuego en el año 1993 para la majestuosa Super Famicom en forma de RPG, basándose en la saga Stardust Crusaders (la tercera serie de los ocho que componen el manga). Cinco años más tarde, Capcom decidió trasladar este universo a su terreno con un título de lucha 2D llamado Jojo’s Venture para su flamante y malograda placa CPS-3 (sí, esa placa sobre la que corría aquella maravilla lúdica llamada Street Fighter III y que solo vio correr seis juegos), basándose en esta misma saga, Stardust Crusaders. Un juego completo, exigente y profundo que resultó todo un éxito y cuya acogida propició la revisión de rigor con más personajes y mecánicas más pulidas al año siguiente (1999) con Jojo’s Bizarre Adventure.

Si hay algo de lo que puede presumir Capcom, a parte de ser el estandarte de la explotación comercial y económica que está sufriendo la industria con los controvertidos DLC’s, es de hacer buenos juegos de lucha. Gracias a los ports que nos llegaron para la primera Playstation (muy recortado para adaptarse a las limitadas características de la pequeña consola, aunque con un interesantísimo modo historia que crearon respecto al Arcade) y Dreamcast (con una fantástica recopilación de los dos juegos aparecidos en Arcade) pudimos disfrutar de uno de los mejores juegos basados en un manga, con una increíble fidelidad y un guión que transmiten y homenajean toda la magia de la obra de Hirohiko Araki. Una mecánica y unas características técnicas que elevaron el listón del género en su momento: animaciones espectaculares (diseñadas por el propio Araki sun), un profundo y exigente sistema de combos y juggles, cancels, etc. Yoshiki Okamoto en estado puro, con el mismo estudio de desarrollo que un año antes lanzara Street Fighter III: New Generation.

La principal particularidad de Jojo’s Bizarre Adventure radica en el sistema de Stands, un elemento que apareció en la serie precisamente en este tercer arco argumental. Un stand es una entidad o manifestación física del espíritu de algunos personajes, íntimamente ligada a ellos y cuyo nombre se originó en las cartas del tarot. Estos cuentan con ataques especiales propios y pueden proyectarse más allá del cuerpo del protagonista, combinando ambos golpes o incluso luchar mano a mano con el rival. Los ataques de nuestro stand son más fuertes y pueden absorber la energía de los ataques del rival, además de la posibilidad de ejecutar ataques especiales que solo podemos usar si lo tenemos activo. No obstante, al dañar a nuestro Stand será nuestro personaje quien reciba el daño, puesto que como comentaba, ambos están intrínsecamente unidos.

El sistema de control se basa en tres botones de ataque (débil, medio y fuerte) y un cuarto para invocar a nuestro Stand (si disponemos de él, ya que no todos los personajes cuentan con uno), a partir de los cuales ejecutamos todo un arsenal de movimientos y combos tan largos como espectaculares. Debajo de la barra de salud de nuestro personaje tenemos la barra que determina el tiempo que podemos invocar y utilizar nuestro Stand, y como mandaban los cánones por aquel entonces, una barra en la parte inferior de la pantalla marca el nivel para efectuar los espectaculares y contundentes ataques especiales (que se ejecutan mediante las clásicas medias/cuarto de luna al más puro estilo Capcom). El juego cuenta también con elementos que ya se convirtieron en comunes dentro del género: chain combos, air recovery (pulsando dos botones de ataque cualesquiera), dash, air dash, dodge, doble salto o Guard Cancels.

El plantel de personajes se eleva hasta 24 luchadores (algunos de ellos permanecen ocultos hasta desbloquearlos), donde encontramos a un buen elenco de lo más representativo del manga: Jotaro con su implacable Star Platinum, Abdul con Magician’s Red, Jean Pierre Polnareff con su Silver Chariot y su florete, Joseph Joestar con Hermit Purple, Hol Horse, Kakyoin y Hierophant Green, Chaka y la espada-stand Anubis, Iggy, Mahrahia, Midler, Petshop usando al temible Horus, Vanilla Ice y Cream, o el archienemigo Dio, con el sobrenatural The World; así como a diferentes versiones de algunos personajes como Shadow Dio, Black Polnareff, Kakyoin ciego o Young Joseph (una versión más joven de Joseph, del segundo arco de la serie, sin Stand porque en ese momento todavía no habían aparecido).

Cada uno de estos personajes está bien diferenciado con sus propios movimientos (siguiendo los cánones del manga) y difícilmente encontramos dos luchadores iguales. Dominarlos requiere de un buen puñado de horas de entrenamiento y exigencia, puesto que tras ese “ayudante” hay bastante “chicha” (aunque lamentablemente no tendremos ninguna modalidad que nos enseñe a usarlos, a modo de lecciones o desafíos para familiarizarnos con ellos). Profundizando un poco en este aspecto, encontramos tres tipos de Stands: activos (invocados para permanecer a nuestro lado ayudándonos con combos más largos y poderosos), pasivos (otorgando propiedades al luchador) o de tipo arma (el personaje empuja un arma que podrá usar durante el combate). Un sistema de juego que capta a la perfección la esencia de la serie y aporta un nuevo estilo de lucha jamás visto hasta entonces (podríamos estar ante el precursor de los Assists).

El título muestra una dejadez pasmosa en lo que a modos de juego se refiere: Story (el modo Arcade original que nos enfrenta con 8 luchadores siguiendo el hilo argumental de cada personaje), Challenge (una especie de Survival que nos invita a aguantar el máximo de combates con la misma barra de salud, donde únicamente recuperamos una pequeña porción) y el típico entrenamiento para practicar (en un juego así se echa en falta algún modo adicional que nos enseñe la mecánica de juego). El único añadido con el que cuenta el título, que al fin  y al cabo es el único reclamo, es esa obligada modalidad online que permite enfrentarnos con jugadores de todas partes, con un matchmaking ubicado en los mismos servidores de SSFIV o Ultimate Marvel vs Capcom 3, con la posibilidad de filtrar por región, habilidad o calidad de conexión. Partidas igualadas (con puntos de jugador de por medio), partidas de jugador (sin puntos) y un lobby para un máximo de 8 jugadores donde conectarse, luchar y ver los combates según las reglas del rey de la pista (quien pierde pasa el turno).

A esta dejadez de modos de juego hay que añadirle una adaptación visual a la alta definición de risa, con unos gráficos pasados por la acuarela, sospechosamente parecidos (por no decir clavados) a lo que hizo SEGA hace unos meses con el genial Guardian Heroes. Capcom vuelve a tirar por el camino fácil en lugar de trabajárselo como lo hizo con Super Street Fighter II Turbo HD Remix, donde redibujó completamente su obra magnánima. Por si esto fuera poco, ni tan siquiera se han dignado a localizar los diálogos de la historia ni los menús (está todo en inglés). El juego nos permite escoger entre 4:3 y 16:9 (que no deja de ser el mismo pero con unos artworks a los lados para rellenar la pantalla), además de la posibilidad de jugarlo en HD (por defecto) o SD (como fue originalmente creado, mostrando sus píxeles en todo su esplendor). Musicalmente el juego no es nada resultón y, pese a que aportan ritmo al combate, pueden llegar a cansar con relativa facilidad.

Conclusión

Jojo’s Bizarre Aventure significó un paso más en el, por aquel entonces, explotado género de las tortas. Un gran título que pasó muy desapercibido tanto en los salones recreativos como en nuestras consolas a raíz de la inexistencia en nuestro idioma de la obra original de Hirohiko Araki.  Precisamente por este motivo es incomprensible como, habiendo sagas de mayor éxito y carisma en nuestras fronteras, se haya optado por esta. A esto hay que añadir la pobre y desafortunada puesta al día de un juego tan grande, con cierta dejadez en su producción, tanto en el apartado técnico como en modos de juego (deberían haber mirado más a la versión de PSX), por no mencionar una jugabilidad desfasada a día de hoy y ese exagerado precio que no va acorde con lo que se ofrece.

Teniendo en cuenta que en la actualidad hay mejores propuestas en su terreno (Blazblue, Arcana Heart 3, Skullgirls, Guilty Gear XX Accent Core o el inminente Persona 4 Arena, por poner algunos ejemplos), esta revisión de Jojo’s Bizarre Adventure se convierte, por méritos propios, en una adquisición absolutamente prescindible, solo apta para fanáticos del shōnen que no disfrutaron del juego en su momento y se puedan permitir desembolsar esos desorbitados 20€ que cuesta.

Lo mejor

  • Las posibilidades de juego que ofrecen los Stands
  • Poder batirnos con jugadores de todo el globo terráqueo

Lo peor

  • A nivel jugable anda algo desfasado
  • Inexistente localización al castellano
  • Escasez de modos de juego
  • El precio es un insulto al jugador
  • No conocer nada del manga nos llevará a no entender la historia del juego

Ficha

  • Desarrollo: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 22/08/2012
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 1600 MP; 19,95€ (PSN)

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *