IonBall

El día 14 de febrero salió en Xbox Live la última creación de Ironsun Studios. Su nombre es Ionball, un juego cuya mecánica seguro que conocéis, ya que ha habido muchos juegos que la han utilizado desde que se utilizó por primera vez en “Arkanoid” (1986).

IonBall

En cada nivel habrá unas fichas en la parte superior de la pantalla que tendremos que destruir con una bola. Para acertar las fichas tendremos que mover la plataforma que controlaremos en la parte inferior de la pantalla. Hasta aquí es lo de siempre.

Sin embargo los chicos de Ironsun Studios le han dado un ligero toque de rol. Al terminar cada uno de los 35 niveles, en función de cómo lo hayamos hecho, se nos otorgarán una serie de puntos de experiencia que podremos canjear por habilidades, ya sean para la plataforma o para la bola, que nos facilitarán los siguientes niveles.

IonBall

Las ayudas van desde tener una plataforma más ancha, una fuerza de impacto mayor en la bola, hasta tener más probabilidad de recuperar una bola cuando la perdemos, entre otras.

Los niveles no tienen más misterio que el de ir destruyendo las fichas que con más o menos mala idea nos han colocado en la pantalla. Pero otra novedad interesante es que cada 5 niveles tendremos que pelear con una Final Boss, haciendo del nivel algo más innovador y original. Aquí entra en juego el factor rol del juego, que nos hará más fácil superar estos enfrentamientos si condicionamos bien nuestras habilidades para la batalla.

IonBall

A nivel gráfico, no ofrece más que un diseño correcto aunque con algunos efectos que distraen un poco. El sonido no tiene mucho más que el ruido constante del rebote de la bola. La música no va mucho con la estética cibernética del juego, ya que en algunos momentos nos parece estar en la piscina de un Spa.

En definitiva, el juego ofrece 35 niveles, casi todos fáciles en los que lo único que importa es el tiempo que tardemos en finalizarlos, y aunque algún enfrentamiento con los jefes es complicado y bien puede costarnos algunas vidas, no parece que valga mucho la pena gastarse los 240 Puntos Microsoft que cuesta. Pero si os apasionan este tipo de juegos y créeis que las pinceladas de rol pueden hacerlo atractivo, quizá en el nivel de mayor dificultad lo lleguéis a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *