Hitman Absolution

Si un calvo con un código de barras en la nuca no os dice nada, es que no estáis al tanto de la vida de uno de los asesinos y mercenarios más letales que han visto nunca las consolas o la gran pantalla.

El Agente 47, conocido por no dejar títere con cabeza por donde pasa, regresa a nuestros mandos para seguir mostrando quien es el mejor en su profesión. Square Enix y el estudio IO Interactive nos devuelven al mito que desde 2006 no veía un mando (aunque en el 2007 se lanzó un film, bastante criticado por los especialistas, pero que cumplía las expectativas).

En este caso, el Agente 47 regresa al servicio para encargarse de una antigua compañera que traicionó a la agencia, pero éste sólo será el inicio de otra aventura de 47.

El prólogo nos servirá para conocer los controles y maneras de matar de 47, a la vez que nos introducirá en la historia. Nuestro primer encargo, de manos de la Agencia, nos requerirá la muerte de Diana Burnwood, exAgente de la Agencia, y tutora de nuestro asesino preferido; pero tras encontrarla, descubriremos algunos hechos que harán empezar la verdadera historia de Absolution.

El argumento nos llevará por diversas localizaciones del mundo, desde minas, fabricas, edificios antiguos o abandonadas, hasta por una comuna hippy donde encontraremos más hierba que en el bosque. Todo de una forma muy conexa hilando correctamente el entramado argumental y mostrando unos escenarios y personajes realmente cuidados. Los escenarios, aunque grandes y con muchas posibilidades, se reducen a pasillos vigilados en algunas misiones, pero seguirán ofreciendo muchas posibilidades de avanzar matando, o simplemente esquivando a sus inquilinos.

Cada nivel nos reportará una puntuación dependiendo de nuestros actos en el, si hemos sido más cautelosos, o si hemos acabado con nuestros objetivos con muertes “espectaculares” (¿Qué tiene de divertido un balazo si puedes electrocutar a un objetivo utilizando su pis como conductor eléctrico?) y también según los retos conseguidos, ya que aparte de terminar con ellos, podremos cumplir ciertas condiciones para darle más jugo a los niveles, como encontrar caminos ocultos, hacerse pasar por personajes de alto cargo utilizando su ropa, o hacerse con las pruebas, que sirven a modo de coleccionables. Un sinfín de posibilidades es lo que nos ofrece IO Interactive en esta entrega.

Entre las habilidades de 47, se encuentra una vista mejorada que nos permitirá ver los objetos que podemos recoger, o que nos pueden servir para provocar accidentes y muertes, o usar como contenedores de cadáveres. Además detectaremos a los enemigos como npcs con un aura amarilla o los objetivos con aura roja, dejándonos ver incluso, los rastros de sus rutas, pudiendo predecir por donde irán o de donde vienen. Puede parecer muy fácil, pero en dificultades altas (Purista es un verdadero reto para todo jugador que se precie), esta técnica se consume, por lo que solo podremos utilizarlo en contadas ocasiones, o esperar a que se recargue tras realizar acciones especiales (ocultar un cadáver, acabar con un objetivo).

En este modo multijugador, “Contracts”, podremos realizar contratos que otros jugadores hayan subido, o subir nuestros propios escenarios. Mediante varios filtros podremos encontrar miles de contratos por realizar, y cada contrato con sus propias condiciones, que si matar con cierta arma, o ir vestido con un disfraz en concreto al terminar con nuestro objetivo, o condiciones más generales, como simplemente no ser descubiertos, u ocultar todos los cuerpos antes de terminar.

También podremos jugar asíncronamente con otros jugadores, es decir, podremos crear un campeonato invitando a los jugadores que queramos, y realizar el contrato en cuestión. La puntuación quedará guardada durante los días que dure el campeonato, y aquellos jugadores invitados al evento deberán hacer lo posible por superar la puntuación actual, con tal de llevarse el honor de ser el mejor asesino.

Si lo que nos va, es más creativo, también podremos empezar una misión sin objetivos, y ser nosotros mismos los que “marquemos” los objetivos para crear nuestro escenario. Es tan fácil como realizar una misión normal, y el juego se encargará de registrar lo que hagamos para convertirlo en condiciones de nuestro nivel. Si al jugar, marcamos un transeúnte y terminamos con el, pasará a ser uno de los objetivos del contrato que creemos, por lo que todo contrato creado, sabemos que es posible, por muy difícil que parezca, puesto que el creador ha tenido que realizarlo para poderlo subir al plantel de niveles online.

Al finalizar un contrato, recibiremos nuestra paga, que irá acorde a los requerimientos cumplidos correctamente, establecidos por el creador del contrato. Luego, este dinero podrá ser invertido en mejorar nuestras armas, en comprar más, o adquirir nuevos disfraces.

Conclusiones


Hitman ha regresado con fuerza. Un argumento trabajado y conexo, un apartado técnico más que notable detalles pulidos y ambientación adecuada, buen doblaje y banda sonora… Gracias a la gran variedad de muertes, podremos rejugar niveles variando totalmente el camino o utilizando otras estrategias; pero al final la más recurrida será el uso del cable, por su eficacia y sigilo, ya que si empezamos a liarnos a tiros no duraremos demasiado. Hitman requiere en gran medida del sigilo y el uso de disfraces para pasar desapercibido, más aun si queréis lograr puntuaciones “dignas” o meramente, sobrevivir.

El modo Contratos, y sobre todo los campeonatos entre jugadores darán mucho de sí. Es un gran modo, pero siempre se basa en partidas asíncronas, donde no es necesario que otro jugador esté conectado para jugar. Echamos de menos alguna partida donde poder competir directamente contra otros jugadores, teniendo que matar a un objetivo mientras alguien hace de policía, o un modo cooperativo donde, mientras uno distrae a los guardas, otro se cuela en la sala del objetivo.

Por todos es sabido que ya se está trabajando en la próxima entrega, y que en este caso no va a ser IO Interactive quien se encargue de llevarla a cabo, y que sin duda, seguirá el buen camino que ha marcado esta entrega. Además para los acérrimos a la saga, contamos con la remasterización HD de las tres antiguas entregas.

Lo mejor

  • Diversidad. Habrá más de 10 maneras de terminar con los objetivos de cada nivel, usando una bomba en un coche al cual le hacemos saltar la alarma para que se acerque el objetivo u otras más elaboradas… aunque siempre podemos tirar de nuestras Silverballers con silenciador o una cuerda de piano
  • El pique, no tan solo en puntuación de los niveles online, si no al poder crear campeonatos para ver quién es el mejor asesino entre nuestros amigos, con el modo Contratos, que para salir de lo normal, no requiere de un Online Pass para jugarse.
  • Escenarios grandes, llenos de tantas posibilidades y con un nivel artístico exquisito, con detalles por doquier y con un aspecto realmente vivo.

Lo peor

  • Los checkpoints no solo están mal distribuidos en la mayoría de niveles, sino que te reinician algunas estadísticas al morir, teniendo que repetir según qué acciones para cumplir todos los retos de los niveles.
  • Un único modo online, que aunque divertido y extensísimo, vemos más posibilidades, como el caso de un escenario donde debamos matar al objetivo, antes de que otro jugador nos mate a nosotros, por ejemplo… Contratos, es el principio de algo grande.

Ficha

  • Desarrollo: IO Interactive
  • Distribución: Square Enix
  • Lanzamiento: 22/11/12
  • Idioma: Español
  • Precio: 65.95€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *