Hard Corps: Uprising

    La clase de historia de hoy nos sitúa en el año 1987, cuando Konami presentó en los salones recreativos de antaño un frenético y difícil arcade que no tardaría en meterse en nuestros pequeños corazoncitos y en grabar su nombre en la corta historia de los videojuegos. Los más espabilados ya sabrán que estoy hablando de Contra, aunque aquí fue bautizado como Gryzor. El juego original tomaba la fórmula de otro clasicazo de Konami, Green Beret (también conocido como Rush’n Attack), adornado con elementos de películas como Aliens, Predator o Rambo, así como unos protagonistas (Bill Rizer y Lance Bean) claramente inspirados en los mitos de entonces Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, solo hace falta ver la portada o la cinta roja que lucía en el pelo Bean.

    Hard Cops: Uprising

    El juego era un arcade 2D de tipo “Run and Gun” de desplazamiento horizontal con ligeros toques de plataformas que sorprendía por implantar la posibilidad de disparar en ocho direcciones para poder acabar con nuestros enemigos. El juego alternaba esas fases de scroll lateral con otras que simulaban pasillos en 3D, que aunque no eran tan brillantes, todos alucinábamos con ellas por lo novedosas que eran en aquella época. Pero sin duda el factor más determinante del éxito de este título fue ese maravilloso y equilibradísimo modo cooperativo para 2 jugadores.

    Super Contra

    El éxito de este arcade trajo consigo los ports correspondientes a los ordenadores de la época (Spectrum, Amstrad, Commodore 64 y MSX; de la mano de Imagine) y por la propia Konami con los clásicos cartuchos para MSX2 y NES (soberbia versión, por cierto). Al año siguiente aparecía la primera y única secuela en aparecer en arcade, Super Contra, ampliando esa epopeya lúdica con trepidantes y espectaculares secuencias de acción, fases de desarrollo vertical (al más puro estilo Mercs o Commando) e importantes retoques gráficos, creando de esta manera la fórmula del rotundo éxito de la saga. Una explosión nuclear de espectaculares gráficos, alucinantes efectos sonoros y jugabilidad suprema que ponía a prueba nuestros reflejos arcadianos a la hora de saltar, esquivar y derrotar a miles de enemigos y guardianes de portentoso tamaño. El juego fue nuevamente portado a NES y a Commodore Amiga.

    La saga tuvo su apogeo a mediados de los 90 en pleno fervor de los 16 bits y los arcades bidimensionales, con las maravillosas entregas Contra III: Alien Wars (bautizado en nuestro país como Super Probotector) y Contra: Hard Corps (conocido por estos lares simplemente como Probotector), para Super Nintendo y Mega Drive, respectivamente. Dos auténticos juegazos que exprimían muy bien el potencial de ambas consolas.

    Super Probotector: Alien Rebels

    Mítico enemigo, la enorme tortuga, de Super Probotector: Alien Rebels

    Sin embargo, lo mejor estaba aún por venir, ya que años después y después de distintas apariciones por NES (Contra Forces), GameBoy (Contra Spirit), GameBoy Advance (con una brutal conversión del Contra 3 del Cerebro de la Bestia), Playstation (con un mediocre Contra Legacy of War) o Saturn (todavía peor, The Contra Adventure), Nobuya Nazakato, productor de los juegazos de 16 bits y de alguna otra joya como Vandal Hearts, tenía guardado un as en la manga en forma de esa maravilla lúdica llamada Contra Shattered Soldier para nuestra Playstation 2, un título que debería estar en las estanterías de todo aficionado a este mundo.

    Contra Shattered Soldier

    Contra Shattered Soldier, probablemente, el mejor Contra

    El dato curioso de esta saga es el cambio que sufrió la misma con los protagonistas, ya que los personajes originales Bill Rizier y Lance Bean fueron cambiados a dos personajes robóticos llamados probotectors con nombre en clave RD008 y RD011, de la misma forma que los enemigos también fueron cambiados a robots, trayendo consigo el correspondiente cambio en el título, de Contra (nombre de la unidad) a Probotector. Se dice que el motivo de estos cambios estaba en la censura de las leyes en Alemania. En cualquier caso, y por suerte para todos, no tocaron ni un ápice de esa maravillosa y endiablada jugabilidad, el principal motivo del éxito de la franquicia.

    De la mano de Arc System Works (conocidos por su fantástico trabajo con las sagas Guilty Gear y BlazBlue) nos llega esta revisión, a modo de homenaje a esos arcade old school, del clásico Contra. Es la primera vez que un juego de la saga no lleva la palabra Contra en el título, debido básicamente a que el productor del juego, Kenji Yamamoto, quería introducir Hard Corps como una nueva franquicia, tratando de desmarcarse de la “línea principal” y devolviendo el concepto original de la saga. De este modo, nos encontramos con una precuela de Alien Rebels (el título de Super Nintendo aparecido en 1992, que se inspiraba en el año 2636) y de Contra: Hard Corps (el título de Mega Drive aparecido en 1994, que situaba la historia 5 años después de los acontecimientos del título de Super Nintendo), hasta tal punto que uno de los protagonistas de este Hard Corps: Uprising, el Coronel Bahamunt, era uno de los enemigos finales del mencionado título de Mega Drive.

    Hard Cops: Uprising Screenshot

    De este modo, nos encontramos ante un arcade 2D de la vieja escuela, del mencionado género “Run and Gun” característico de toda la saga Contra, disparar constantemente a todo lo que se mueva mientras nos desplazamos con un scroll horizontal entremezclado con toques de plataformas verticales y con la clásica dificultad de la saga que pondrá a prueba nuestras habilidades enfrentándonos a numerosos soldados, jefes de nivel, gigantescos robots, persecuciones en moto, etc.

    La historia nos sitúa en el año 2613, con un mundo gobernado por el ejército del Imperio, dirigido por Tiberius. Como en toda dictadura surgen las primeras fuerzas de resistencia, aunque todas ellas han fracasado. Bahamunt, un ex soldado del Imperio se rebela y crea un grupo de soldados para hacer frente a este enorme ejército. Junto a él se une Krystal, una superviviente de un ataque a su pueblo, Harley Daniels (el típico estereotipo de motero heavy que parece sacado de la serie Sons of Anarchy) y Sayuri (una chica samurai), estos dos últimos personajes accesibles en forma de DLC (previo pago). Esta puesta en escena se nos muestra a modo de introducción con un magistral cortometraje manga acompañado por una brutal banda sonora metal donde nos muestran la historia de estos cuatro personajes en esa lucha por la opresión del Imperio.

    Hard Cops: Uprising Screenshot

    El juego tiene dos modos de juego: Arcade y Rising. El primero es la modalidad clásica de toda la vida, con las habilidades, número de vidas y continuaciones predeterminadas; es decir, masoquismo Made in Contra: tres “continues” para superar el modo arcade del tirón, si la palmas a volver a empezar desde el primer nivel. Por otra parte, Rising agrega acertadamente un componente de Evolución para los personajes, que les dotará de distintas opciones, así como mejoras de arma o vida, que nos ayudarán a lo largo de la aventura. A medida que juguemos con nuestro personaje, nos otorgarán puntos que podrán ser canjeados por estas habilidades para así mejorar ese personaje (estos puntos no se comparten).

    La aventura consta de 8 niveles de lo más variados y largos (con escasos checkpoints que en ocasiones nos obligarán a repetir largos trozos de los mismos), que van desde el desierto, la jungla, unas ruinas, unas autopistas o una nave espacial, entre otros. Una buena variedad de situaciones que viene acompañada por un buen repertorio de enemigos de todas las formas y tamaños, dotados de una destacable IA que nos complicará las cosas hasta límites de verdadero histerismo; trampas, plataformas y acción, mucha acción (y de la buena).

    Hard Cops: Uprising Screenshot

    En términos de jugabilidad, este Hard Corps: Uprising bebe naturalmente de la saga original (siendo muy parecido al Shattered Soldier de PS2) con elementos clásicos como los PowerUps, esos gigantescos enemigos o esas plataformas donde debemos trepar por paredes o colgarnos, pero a la vez se ha visto adaptado un poco a los tiempos actuales con nuevos movimientos, además de ofrecer una jugabilidad distinta en cada personaje (por ejemplo, Sayuri usa espadas en lugar de pistolas, de una manera similar al Strider). En esta ocasión, nuestro personaje ya no muere al primer contacto con el enemigo o sus balas, las armas suben de nivel y hay un par de nuevos movimientos como el doble salto, dashes aéreos o carreras, así como la nueva modalidad Rising donde podemos mejorar nuestro personaje. Adaptaciones que traen consigo una ligera reducción en la dificultad. Con esto no estoy diciendo que el juego sea fácil (leches, es un Contra, probablemente uno de los tres juegos más difíciles de toda la historia de los videojuegos), pero sí es más accesible que los originales de los 90.

    El diseño artístico de los personajes, tanto principales, como secundarios o enemigos finales, es magistral, con ese aire anime característico de Arc System Works (en la línea de sus anteriores trabajos en Blaz Blue o Guilty Gear). El diseño de los escenarios es sencillo pero efectivo, algunos mejores que otros (el de la jungla es tremendo), muy coloridos y animados (hasta con efectos climatológicos como lluvia), pero en general poco detallados. Las animaciones tienen ese aire retro de los viejos arcade, un detalle a agradecer, sinceramente; aunque las explosiones son algo mejorables.

    Hard Cops: Uprising Screenshot

    El apartado sonoro destaca por una brutal banda sonora metal, una vez más de la mano de Daisuke Ishiwatari (Guilty Gear o Blaz Blue), y colabora activamente en aumentar la adrenalina. Los efectos de sonido son contundentes, disparos, gemidos de nuestros enemigos, sonidos robóticos de los jefes finales, etc., nos recordarán a los míticos arcade tipo Metal Slug (juego que, por cierto, recuerda mucho). Por último, destacar que el juego viene completamente subtitulado a nuestro idioma.

    Conclusión

    No cabe la menor duda que ARC System Works ha estado a la altura del reto que suponía recoger el testigo de Konami y devolvernos esa metodología lúdica de la saga con una sensacional descarga de adrenalina. Los más veteranos agradecerán que no se haya tocado esa jugabilidad y dificultad clásicas, no apto para gente con corazones sensibles; pero a la vez accesible para aquellos que quieran disfrutar de una de las mejores sagas que nos ha dejado esta industria y Konami en particular.

    Jugabilidad de la vieja escuela, de esa que juegas una y otra vez sin cansarte, con un apartado técnico vanguardista y diversión sin límites es lo que nos ofrece este Hard Corps: Uprising, un juego cuidado y muy trabajado e injustamente valorado por la prensa “especializada”, sin apenas repercusión ni mención (como muchos juegos descargables). Además, viene con un fantástico modo online con una extensa comunidad detrás que nos hará gozar de muchísimas horas de auténtica diversión.

     

    Lo mejor:

    • Su alta rejugabilidad, 8 largos niveles que no os cansaréis de jugar una y otra vez
    • El modo cooperativo, si ya en local es bueno, imaginaros online, épico señores
    • Endiablada y adictiva jugabilidad de la vieja escuela
    • El juego se adapta perfectamente a los hardcores (con el clásico modo Arcade) y a los casual (modo Rising con mejoras en el personaje que simplifica, un poco, la aventura)
    • Excelente apartado técnico y banda sonora cañera

    Lo peor:

    • Poco valorado por la prensa “especializada”
    • Que nos hagan pagar por dos personajes en forma de DLC
    • En algún momento el juego se vuelve excesivamente difícil, pero es un Contra, no podemos esperar que sea un camino de rosas

    Ficha

    Portada
    • Desarrollo: Arc System Works
    • Distribución: Konami
    • Lanzamiento: 16-02-11 (XBLA) / 23-03-11 (PSN)
    • Idioma: Español
    • Precio: 1200MSP (XBLA) / 14,99€ (PSN)

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    1. Genital!
      A ver si lo pillo y le presto mi cuenta a los demás pulpofritos para poder hacernos unas partidacas online.
      Ver el Contra me ha recordado al diskette en mi Amstrad CPC 6128+ xD
      Recordar a la puta tortuga del Super probotector simplemente me ha empalmado xD

    2. Tiene muy buena pinta. Ver Contra III me ha recordado el vicio que le llegue a pegar un colega hasta que vimos el final bueno en hard. Un fin de semana de locuro.
      En cuanto al articulo, esta noche en casita le pego una lectura y comento 😉

    3. gran trabajo de documentación, esas nostálgicas imágenes van a emocionar a más de uno
      En cuanto al juego, debo decir que me lo compré en cuanto salió y es tan chungo como alucinante
      Eso sí, el DLC de los personajes adicionales como que me sobra

    4. Gracias señores. Si, reconozco q la foto de la tortuga me puso a mi tb palote, un sentimiento que solo los que disfrutamos de esa maravilla llamada Super Probotector (Alien Rebels) podrá entender
      Sin olvidarnos del Hard Corps de Mega Drive, un juego que pasó injustamente desapercibido (y que acabo de comprarme por eBay, x cierto), pero que sin embargo era tan bueno como el de Super Nintendo

      No puedo hacer otra cosa que recomendar Hard Corps: Uprising a todos esos nostálgicos amantes de los buenos arcades 2D de antaño, este juego es una maravilla y la auténtica definición de jugabilidad

    5. Un análisis muy currado, si señor
      JUEGAZO, sin duda, al igual que el Shattered Soldier y los de 16 bits, incluso el Contra 4 de DS es buenísimo

    6. Todavía me estoy secando las lágrimas de nostalgia.

      Junto con Castlevania y alguno más, una saga que siempre hemos seguido los más veteranos. Desde el amstrad CPC, pasando por la NES hasta las plataformas actuales.

      Se nota que el analista Clark es de la vieja escuela, además de documentar, como siempre, la saga con todo lujo de detalles.

      En descarga….

      • Muchas gracias compañero, tu y yo somos de esa vieja escuela NES, Mega Drive, Super, etc.
        Píllatelo y nos echamos unos coop, vas a flipar tío, en serio

    7. Bueno ya me lo he podido leer. Genial!! La unica pega ademas de los DLC para mi es el no haber salido en formato fisico. Una verdadera pena.

      • Efectivamente, al igual que tu hay muchos usuarios que son reacios al formato digital, entre los que me incluyo. Aunque puestos a elegir, prefiero el formato de PSN ya que te permite descargarlo 5 veces (aunque sigue sin ser lo mismo que tener el DVD)

        Si, es una pena, pero parece que todo va a ir por ahí

        muchas gracias por tus comentarios crack

    8. Bravo Clark, he disfrutado mucho leyendo este análisis, tanto por lo mucho que me he sentido identificado con todos esos juegos, como por lo bien documentado que está
      Efectivamente, un juego muy recomendable

      Saludos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *