Gravity Rush (PS VITA)

Gravity Rush es un título que estaba previsto para el lanzamiento de la PlayStation Vita pero que fue retrasado sin más explicación. Los rumores apuntan que dicho retraso fue para separar los grandes lanzamientos para la portátil de Sony, con el fín de llenar el desierto de nuevos títulos que se preveía después del lanzamiento.

Y si juegos como Gravity Rush sirven para rellenar desiertos de lanzamientos… ¡Oiga, póngame otro desierto de estos!. Nos encontramos delante de un título original y creativo; una bocanada de aire fresco que nos llega desde el país Nipón. ¿Pero será lo suficientemente bueno como para mejorar las ventas de PS Vita?

Uno podría atribuir las bajas ventas de PS Vita a varios factores. Por un lado, la economía no está para tirar cohetes y la consola no es precisamente barata. Por otro, PS Vita y marketing son dos conceptos que no se llevan demasiado bien. ¿Será quizás la dudosa calidad de los títulos que se pueden encontrar para Vita?

Con Gravity Rush esto último se puede descartar, ya que nos encontramos con un festín visual que va más allá de cualquier experiencia que podamos disfrutar en un dispositivo móvil, dando un “zas en toda la boca” a aquéllos que insisten que la última generación de smartphones hace que las consolas portátiles ya no sean relevantes.

En Gravity Rush nos ponen en la piel de Kat, una joven rubia sexy que ha perdido la memoria y se despierta en una ciudad donde suceden cosas realmente sorprendentes. Barrios enteros han desaparecido y una raza de seres alienígenas, los Nevi, han invadido la región. Además, la gravedad parece jugar malas pasadas, causando el caos.

Kat descubre, gracias a un gato que la acompaña, que puede controlar el sentido de la gravedad pudiendo alcanzar lugares que de otra forma serían inaccesibles. Así pues, puede llegar a caminar por paredes y techos, y conceptos como “arriba” y “abajo” pierden su sentido. Sin embargo, el usar el poder gravitatorio consume energía y, si no descansamos lo suficiente, caeremos al vacío si no somos previsores.

Kat también puede hacer levitar objetos próximos y lanzarlos con fuerza. Esto puede ser útil para lanzar barriles contra los dichosos Nevi o, si nos apetece un tipo de acción diferente y nos van placeres más masoquistas, podemos lanzar inocentes personas al vacío. Un gustazo.

El juego se divide en varias misiones, cada una de ellas es un episodio. En general, no son muy largas, pero entre misión y misión podemos “gravitar” a nuestro albedrío por la ciudad, por ejemplo para establecer pecualiares conversaciones con los ciudadanos, encontrar misteriosos “viajantes” escondidos o recolectar las preciadas gemas púrpura. Gravity Rush tiene aspectos de RPG, ya que con dichas gemas podemos mejorar los poderes de Kat.

Otra forma de obtener cristales, es participar en retos que van desde carreras contrarreloj siguiendo unos marcadores a derrotar hordas de Nevi, entre otras. Si superamos los tiempos o puntuaciones mínimos, nos premiarán con un montón de esas gemas.

El avance en Gravity Rush es adecuadamente progresivo, empezando con misiones para introducir las capacidades básicas de Kat, a retos contra enemigos y “jefes finales” cada vez más poderosos.

La selección de personajes, tanto amigos como enemigos, es realmente peculiar e imaginativa, así como las escenas y el entorno. Es un mundo psicodélico, cuyo arte es, indiscutiblemente, proveniente de una mente japonesa. Su creador, Keiichiro Toyama, escribió y dirigió Silent Hill y, aunque Gravity Rush no es ni mucho menos un juego tan oscuro, sí que es igualmente raro y diferente, pero de alguna forma muy entrañable e inocente.

El mundo de Gravity Rush es una mezcla entre oriente y occidente. Los escenarios presentan influencias claramente europeas, mientras que sus ciudadanos se comportan ingenuamente, al uso que nos tienen acostumbrados los manga japoneses y de los cuales no podemos esperar gran seriedad o profundidad.

El aspecto artístico se ve reforzado por la narración en forma de cómic anime de los diferentes capítulos del juego. Pasando las viñetas con el dedo podemos incluso inclinar la PS Vita para cambiar el ángulo de la imagen y ver rinconcitos que de otra forma no serían visibles. Y no, no es que me dedicase a inclinar el cacharro en un cierto momento de la historia en que Kat simplemente va vestida con una toalla. Yo no hago esas cosas… y no, no se ve nada.

En Occidente últimamente se escuchan más críticas sobre como se muestran las mujeres en los videojuegos. Los japoneses, por suerte o desgracia, no han escuchado tal cosa. El diseño de Kat es claramente japonés.

A medida que avancemos en la historia, Kat irá descubriendo nuevos poderes. La verdad es que la gravedad da mucho de si.

Aún y encallándome algunas veces con estúpidas farolas o carteles mal puestos, el control es muy gratificante. Con cierta práctica, podremos realizar movimientos que son un placer. Otras veces, muy a nuestro pesar, caeremos al vacío… no es tan fácil dominar el tema. Por suerte, la muerte nunca nos llevará muy lejos.

Lamentablemente, lo único en lo que la gravedad no ayuda es en huir de la música de ascensor que nos acompañará una y otra vez en algunos momentos. Los japoneses hacen muy bien muchas cosas, pero no siempre dan con música épica para videojuegos, especialmente si lo intentan con música orquestral.

Aunque a alguno quizás no le siente bien, el sonido original del juego es en japonés (actualizado: eso me parecía a mi que no tengo el oído muy fino, pero parece ser un idioma inventado), aunque las voces se limitan escasamente a unas cuantas narraciones. Por supuesto, siempre hay subtítulos en español, así como en todos los menús y cómics. Para quien se quiera sentir discriminado: no, no ha sido ni doblado al inglés.

Conclusión

Sin duda, Gravity Rush es de lo mejorcito que podemos encontrar ahora mismo para la PS Vita. Con su aspecto diferente y jugabilidad original, tenemos delante una buena dosis de diversión. Gravity Rush pone a prueba el poder gráfico de la consola, con una gran ciudad por explorar repleta de ciudadanos, en lo que quizás sea uno de los juegos más avanzados que se pueden jugar en un dispositivo portátil.

Gravity Rush realmente merece la pena, aunque de ahí a mejorar las ventas de PS Vita… el tiempo dirá. Sin embargo, la cantidad de puntuaciones rankings de los diferentes retos del juego no parecen ser muy numerosa por ahora, lo que podría indicar que las ventas de este título no son demasiado altas, por ahora.

Ficha

  • Desarrollo: SCE Japan Studio
  • Distribución: SCE
  • Lanzamiento: 13/06/2012
  • Idioma: Audio en Pseudoidioma, textos en Español
  • Precio: 39,99€ (formato físico) - 34,99€ (formato digital)

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. jaja gracias MetaLan, ya he puesto tu captura en el análisis que, como bien dices, permite hacerse una idea de la técnica narrativa. La verdad es que con este juego se pueden conseguir capturas sugerentes 🙂

  2. De nada por la captura Bruno, en cuanto a SSnake el idioma del juego “parece” Sueco o algo así, me recordó bastante a la película “Let the right one in” que la vi en VOSE y se parece el idioma, a lo mejor no es sueco pero es cercano al lugar.

    • Igual es sueco con acento japones. Por eso me confundi jeje 😀 Una buena idea lo de inventarse el idioma, se ahorran un monton de dinero en traducciones y al fin y al cabo, las voces son escasas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *