God of War: Ghost of Sparta

Tras ver el final de la excelente trilogía este marzo en PS3, Kratos sigue con ganas de más guerra y no se ha querido perder los últimos meses de vida de PSP. De nuevo, con el estudio Ready at Dawn a la cabeza nos llega una aventura exclusiva a la portátil de Sony, que promete aclarar el cambio de personalidad de Kratos entre la primera y la segunda entrega. Sin embargo, después de alcanzar un techo gráfico y jugable con Chains of Olympus, ¿lograrán volver a dejarnos con la boca abierta con Ghost of Sparta o será este el primer signo de sobreexplotación de la franquicia?

Logo de God of War: Ghost of Sparta

¡Pero si Kratos tiene un lado suave!… Al menos por unos momentos.

Como hemos comentado antes, el argumento de esta entrega nos sitúa entre la primera y la segunda parte. Kratos ya es el Dios de la Guerra, pero sigue teniendo problemas con las visiones de su pasado. Una en especial le trastorna bastante, ya que muestra a su madre. Así que ni corto ni perezoso, y sin seguir las indicaciones de Atenea de dejar todo esto pasar, Kratos se aventura hacia Atlantis (antes de que esté sumergida) para saber por qué está teniendo estas visiones.

Sin desvelaros nada que no se haya podido ver en tráilers, después nuestro gran objetivo será el rescatar a nuestro hermano Deimos. Antes de que os echéis las manos a la cabeza porque se han inventado a este hermano, ya se le nombraba brevemente en la primera parte.

Así, tendremos una historia de las más personales de la franquicia, en la que veremos el pasado directo de Kratos, el origen de sus tatuajes y el por qué está tan cabreado con los dioses en la segunda entrega de la franqucia. Por tanto, logra algo bastante importante: redimir al personaje mientras nos cuentan un fantástico argumento. Vale que no está a la altura del de la primera parte, pero eso no quita que lo disfrutemos como el que más.

God of War: Ghost of Sparta

Es más de lo mismo… ¿pero es acaso algo malo?

Jugablemente, en Ghost of Sparta no nos encontraremos con demasiadas sorpresas para los aficionados a la franquicia. Durante la mayor parte del tiempo estaremos aplastando a montones de bestias mitológicas con nuestras Espadas de Atenea, las cuales siguen funcionando igual de bien que siempre. De vez en cuando nos enfrentaremos a alguna sección plataformera (a las que se les ha dado algo más de importancia esta vez, con momentos a lo Uncharted 2 muy espectaculares) y sencillísimos puzzles, siendo ésta la peor parte del juego por lo simple que resultan. Todo esto mientras nos movemos por unos niveles más bien lineales, con pequeñas zonas ocultas donde encontrar los cofres con los ya clásicos Ojos de Górgonas, Plumas de Fénix y Cuernos de Minotauro.

Como véis, nada del otro mundo para la saga, pero que gracias a su trepidante ritmo no nos aburrirá en ningún momento. Además, habrá algunas pequeñas novedades jugables que brindarán algo nuevo a la aventura. Para empezar, la mayor novedad en el combate se trata de la posibilidad de llenar de fuego nuestras Espadas de Atenea durante un breve período de tiempo. Esto nos servirá para hacer más daño a nuestros enemigos, aunque habrá ocasiones en las que será imprescindible para acabar con las armaduras de ciertas bestias. Es sin duda un añadido espectacular que mejora el combate de una forma increíble.

God of War: Ghost of Sparta

La otra gran novedad será la lanza y el escudo espartanos, con el que lograremos una gran defensa y una forma de atacar a distancia, sobre todo a los malditos arqueros que nos amargarán la vida en más de una ocasión. Los poderes mágicos son también completamente nuevos, y esta vez para activarlos tendremos que usar la cruceta. Sin embargo, estas magias no serán tan esenciales como en entregas anteriores, ya que lo más seguro es que uséis el fuego a punta pala. Pero eso no quita que nos puedan salvar la vida en contadas ocasiones, como al lanzar una bola oscura que drena algo de salud al enemigo, o usar el Ojo de Atlantis para lanzar rayos a diestro y siniestro.

Así, combinando estas novedades con lo que ya conocíamos tenemos unos combates de lo más entretenidos y variados, ya que habrá muchos tipos de enemigo (medusas, minotauros, esqueletos, arpías, cíclopes y un largo etcétera), contando cada uno de ellos con ataques específicos y siendo más o menos vulnerables a ataques concretos. En caso de que os lo preguntéis, los Quick Time Events siguen estando muy presentes, y afortunadamente son tan brutales como siempre.

God of War: Ghost of Sparta

En cuanto a los jefes finales, los desarrolladores han aprendido la lección respecto a Chains of Olympus, ya que serán bastante más frecuentes y mucho más espectaculares. Para empezar, Escila dejará una impresión bastante buena de los jefes que nos encontraremos: gigantes, divertidos e impresionantes. Luego habrá otros de menor tamaño pero igual de espectaculares, como la hija de Tánatos o un león mitológico que intentará convertirnos en su cena. Todo esto para la confrontación final, que es tremendamente épica y tiene algunos elementos jugables que podrían ser explotados en otras entregas de la franquicia para variar ligeramente la fórmula clásica.

Todo esto conforma una aventura de un ritmo frenético que engancha de principio a fin. Sin embargo, hay un enorme pero: la duración. Es cierto que esta vez el juego nos durará el doble, pero eso tampoco es decir demasiado: 5 horas necesitaréis para acabar la campaña en dificultad normal. Lo bueno es que la rejugabilidad es bastante alta al tener diferentes skins y objetos que nos darán ventaja en las posteriores partidas. Además, habrá otros modos adicionales como los desafíos de los dioses (que serán más numerosos que en el resto de entregas pero más sencillos en su mayoría), una arena en la que combatir contra enemigos elegidos por nosotros con las características que deseemos y el templo de Zeus, en el que usar los orbes rojos para desbloquear varios objetos pensados para los fans, como imágenes o vídeos.

God of War: Ghost of Sparta

Un nuevo techo gráfico llega a PSP

Gráficamente no se le puede poner ninguna pega a esta entrega. Y es que si pensabais que se había tocado techo con Chains of Olympus estabais completamente equivocados, ya que Ghost of Sparta supera a este título en todos los aspectos posibles. Para empezar, los escenarios son mucho más variados (zonas acuáticas, volcanes, montañas nevadas o ciudades llenas de vida) y su escala es muchísimo mayor. Los personajes tienen un modelado más trabajado, en especial Kratos, que ahora tiene unas animaciones mejores y se irá llenando de sangre como en God of War III, algo que ni se había hecho en PS2. Incluso habrá algunos enemigos a los que se les saldrán las tripas al matarlos, siendo algo que está muy bien implementado. Los efectos de las magias, lluvias y demás están a un nivel apabullante, y si lo juntamos en combates con un mayor número de enemigos el resultado puede llegar a ser apoteósico.

El sonido tampoco se queda atrás, con el mismo y gran doblaje al castellano al que estamos acostumbrados, y con geniales voces para los nuevos personajes. La música tres cuartos de lo mismo: súper épica y tremendamente espectacular.

God of War: Ghost of Sparta

Conclusión

Ready at Dawn lo ha vuelto a hacer: han desarrollado una entrega más de la franquicia que habla de tú a tú a las versiones de sobremesa, llegando incluso a superar en algunos momentos a éstas. Y es que tanto jugable como técnicamente Ghost of Sparta no tiene rival (sobre todo en los gráficos) a día de hoy en PSP. Si a esto le sumamos una historia personal formidable que logra redimir al personaje, tenemos una entrega que ningún fan de la saga se debería perder, y en general todos los usuarios de PSP que busquen un gran juego para los últimos meses de nuestra querida consola.

Lo mejor

  • Historia personal que explica por qué Kratos está tan cabreado en God of War II.
  • Jugablemente es más de lo mismo, pero sus pequeñas novedades mejoran la fórmula clásica.
  • Gráficamente es el mejor juego de PSP.
  • Buena rejugabilidad gracias a los desbloqueables.

Lo peor

  • Los puzzles básicamente ni aparecen en esta entrega.
  • La duración de la historia ronda las 5 horas.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *