Gears of War 3

Epic Games culmina con un broche de oro la trilogía de una de las sagas más importantes e influyentes de los últimos tiempos en la industria del videojuego. Una jugabilidad y una mecánica que sentó en el año 2006 las bases de los shooters en tercera persona de la presente generación (y muy probablemente de la siguiente) y copiada hasta la saciedad por la mayoría de compañías. ¿Quién no ha oído aquello de “cobertura a lo Gears” al referirse a cualquier otro shooter? ¿o de dónde pensáis que salió el típico sistema de autocuración “por arte divino”?

La epopeya de Marcus Fénix, Dominic Santiago, Augustus Cole (Cole “Train” para los amigos), Damon Baird, Anya Stroud, los hermanos Carmine, el Coronel Hoffman, Dizzy y el resto del pelotón Delta llega a su fin en un título que no dejará indiferente a nadie. Un título que viene rodeado de todo lo que ha hecho grande la franquicia, y es que los señores de Epic saben bien lo que nos gusta y nos lo traen multiplicado por 10.

Todos somos supervivientes
Tenéis un bonito resumen al inicio del juego donde Anya nos narra los acontecimientos de los dos anteriores juegos que, a grandes rasgos, viene a explicar la destrucción de la humanidad. Las famosas Guerras del Péndulo (ocasionadas por las diferentes clases sociales por la distribución de la Imulsión) mermaron a la población del planeta Sera, que sucumbió ante el poder Locust cuando estos emergieron a la superficie en el fatídico Día-E (día de Emergencia).

A pesar de incinerar ciudades con el Martillo del Alba y usar armas de destrucción masiva para acabar con los Locust (acontecimientos del primer juego), todos los esfuerzos de la CGO fueron inútiles. Toda esta destrucción llevó a los supervivientes a desconfiar completamente de la Coalición de Gobiernos Ordenados. Después de 15 años luchando y tras sacrificar la última fortaleza humana, Jacinto, para sobrevivir el ataque de los Locust (sucesos del segundo juego). Han pasado dieciocho meses después de la caída de Jacinto, la CGO se ha desintegrado y los supervivientes se ven obligados a refugiarse en un transporte marítimo cerca de la Isla Vectores para empezar de nuevo, pero aparece un nuevo enemigo que se extienden por Sera aniquilando todo a su paso, los luminosos Lambent.

La Imulsión es el epicentro de la narrativa y el motivo de que tanto humanos como Locust estén desesperados en hacerse con su control, alzándose como el origen de los Lambent. Ahí es donde entra en escena alguien que ha salido mencionado en los dos anteriores juegos y que, por vez primera, hace acto de presencia, estamos hablando de Adam Fénix (sí, el padre de Marcus). Aquellos que se quejaban de falta de historia quedarán satisfechos, ya que esta adquiere un mayor peso en este título, más profunda y con una mayor carga dramática, necesaria teniendo en cuenta su condición de cierre de la trilogía.

Gears of War 3

En el aspecto jugable nos encontramos con la misma exitosa fórmula perfeccionada hasta cotas estratosféricas. Las coberturas siguen siendo el pilar básico de todo el juego y han sido perfeccionadas y pulidas al máximo (ahora también son destruibles). El diseño de los niveles escapa de esa tónica pasillera de los anteriores títulos para ofrecernos enfrentamientos más abiertos donde escoger distintas estrategias. En ese instante entran en escena las nuevas y poderosas armas creadas para ello como la recortada, el nuevo Lancer Retro (armado con una bayoneta con la que podemos clavar a nuestros enemigos), el One-Shot (un poderoso rifle de francotirador capaz de pulverizar cualquier enemigo, por grande que sea, de un plumazo), un hacha (una poderosa arma cuerpo a cuerpo que corta todo lo que se ponga por delante) o el portentoso excavador (en el lado Locust, un explosivo que viaja bajo tierra), que se unen a las clásicas Hammersburst, Gnasher, pistolas, granadas, el Arco explosivo, lanzagranadas, Martillo del Alba u otras más poderosas como el mortero o las ametralladoras Mulcher o Vulcan y las torretas que podemos tomar. Por no mencionar el poderoso Silverback, un mecha armado con ametralladoras y cohetes que podemos montar.

De esta forma, los tiroteos cuentan con un mayor dinamismo y una mayor variedad de situaciones. Esos momentos de tiroteos genéricos de los anteriores juegos (que no aportaban nada) han desaparecido, con un ritmo en los niveles específicamente trabajado. Este diseño de niveles que mencionaba anteriormente nos permite flanquear a nuestros enemigos y nos ofrece mucho más juego para resolver las distintas situaciones que nos plantean nuestros enemigos, Locust y Lambent, cada uno con una forma distinta de atacar, nuevas armas y nuevas estrategias (lanzándonos proyectiles a larga distancia, atacándonos cuerpo a cuerpo, bajo tierra, por aire, etc.), incluso tenemos un simpático momento de infiltración.

Gears of War 3

Las mejoras en la Inteligencia Artificial son palpables, no solo de los enemigos (que no van tan alegremente por el medio para que les disparemos con toda la facilidad del mundo) sino de nuestros aliados en el modo campaña, a los que podemos pedir munición cuando nos quedemos sin (exacto, igual que en Bulletstorm) o incluso marcarles objetivos (aunque siempre encontraremos esos momentos donde nos han abatido y los tíos pasan olímpicamente de nosotros sin reanimarnos).

Tampoco nos faltarán esas fases “on rails”, como una divertida persecución en camión o una subacuática a bordo de un submarino, aquellos clásicos momentos de la campaña donde nuestros caminos se bifurcan separando al escuadrón (ofreciendo dos rutas distintas que nos aporta rejugabilidad), los clásicos coleccionables repartidos por el escenario o enfrentamientos jefes finales de cierta índole (mención especial merece el espectacular enfrentamiento final con la reina).

Resulta agradable y emotivo ver como no se han querido olvidar de nada ni de nadie, así los grandes fans de la saga reconocerán en todo momento todos y cada uno de los personajes que aparecen en la historia, sus funciones o su carácter. Tampoco faltará el desenlace del último de los hermanos Carmine (que evidentemente no voy a desvelar), el cual resulta bastante anecdótico teniendo en cuenta el carácter mediático que se le otorgó. A toda esta gente que ha vivido toda la saga les garantizo que derramarán alguna lagrimilla en algún momento de la aventura (yo lo he hecho, y por lo que he visto no he sido el único).

Gears of War 3

Hermanos hasta el final
Una de las señas de identidad de la franquicia es la posibilidad de jugar la campaña con un amigo (pantalla partida o por Internet), modalidad que se ha visto aumentada en esta tercera entrega a cuatro personajes. Durante la campaña siempre estaremos acompañados de otros tres personajes (algunos como Jace se nota que han sido puestos para rellenar este hueco). Jugar la campaña de un Gears of War siempre es una experiencia muy gratificante y divertida (en parte gracias a ese carisma que desprenden los personajes y a sus frases cachondas que van soltando a lo largo de la misma, mofándose de todo), pero jugarla acompañado es una de las mejores experiencias que podéis vivir a los mandos de una consola, alcanzando cotas de diversión pocas veces vistas en un videojuego.

La historia se divide en cinco actos de seis niveles cada uno que nos llevará alrededor de 14 horas en dificultad elevada (la que sinceramente recomiendo, pues las anteriores son demasiado fáciles), la más larga de los tres juegos por cierto. Al finalizar la misma tenemos el divertido modo Arcade, claramente influenciado en Bulletstorm. Básicamente es lo mismo que la campaña normal pero añadiendo multiplicadores, puntos y modificadores. Aunque la primera impresión pueda parecer como un mero añadido, nada más lejos de la realidad, ya que los que solemos pasarnos la campaña 5 o 6 veces, estos “extras” a la historia nos ofrecen buenas motivaciones para tirar por esta vertiente.

Gears of War 3

Está claro que el apartado multijugador ha ido ganando importancia a cada juego de la saga. Mientras que en el primero era un bonito y divertido añadido, fue en la segunda parte cuando dieron un paso de gigante. En esta tercera parte, esta modalidad se reafirma poniéndose a la altura de la campaña. Un modo remodelado por completo, sin nada de lag gracias a los servidores dedicados que han montado la gente de Epic Games, con un fantástico equilibrio a nivel de armas y enemigos, pero sobretodo con un sistema Matchmaking que nada tiene que ver con el anterior juego. ¿Os acordáis esas largas esperas para encontrar jugadores con los que empezar la horda? Aquí no nos llevará más de unos segundos. Además, si en una partida no hay suficiente gente disponible, las ranuras restantes se rellenan con bots que dejarán su sitio a nuevos jugadores al acabar la ronda (sencillamente brillante)

Horda 2.0
La modalidad estrella del anterior Gears of War, el modo Horda, que sentó unas bases fusiladas también por la gran mayoría de shooters (entre ellos los mismísimos Call of Duty, con su exitoso modo Zombies, o el gran Halo, con su modo FireFight), vuelve renovado por completo. Ahora a medida que eliminamos Locust ganamos dinero que podemos emplear posteriormente, entre oleada y oleada (nos dan 27 segundos), para comprar munición o armamento, construir puestos de mando (en los que crear fortificaciones con alambres a su alrededor que ralentizan el avance de los enemigos), señuelos (para desviar la atención y pillarlos desprevenidos), torretas, centinelas y hasta el mismísimo Silverback (ese impresionante robot mecanizado de la campaña armado con potentes ametralladoras), y así crear un fortín donde poder aguantar las cada vez más fuertes oleadas. Incluso podemos comprar nuestra vuelta a la horda en caso que nos maten.

Gears of War 3 Horda

Efectivamente, estas novedades nos permiten aguantar con mayor facilidad, sin embargo, no todo será un camino de rosas, pues a las diez oleadas nos enfrentamos a un enemigo final enviado por la Reina Myrrah, entre ellos Brumaks, el nuevo Lambent Gunker (sí, ese que solo puede ser dañado por armas explosivas), el Reaver o el siempre poderoso Berserker que tantos dolores de cabeza nos dio en el anterior juego, entre otros.

Otra de las novedades la encontramos en el nuevo modo Bestia, que reutiliza los conceptos de la Horda revirtiendo sus papeles, siendo la IA quien controla a la CGO (o a los humanos que deambulan por ahí) mientras los jugadores se ponen en el papel de los Locust, permitiendo seleccionar cualquiera de su especie, desde los pequeños Tickers, los butchers, Guardias Theron, Wretchs o los clásicos drones de ataque o Infames, hasta un Kantus, un Boomer e incluso un Berserker y hasta la mismísima Reina Myrrah, entre otros (a medida que subamos de rango iremos desbloqueándolos todos). Nuestro objetivo será desmantelar el cuartel en el menor tiempo posible (en caso contrario seremos aniquilados por el Martillo del Alba). Una adictiva e interesante modalidad que se basa en la elección de los personajes, pues cada Locust tiene unas características y un control propio, y en un Respawn donde no debemos esperar a que acabe la oleada.

El resto de modos clásicos de la saga como Zona de Guerra (un Duelo por Equipos con una vida por ronda), Ejecución (lo mismo pero eliminando al resto de enemigos mediante ejecuciones), Capturar al Líder (tenemos que acabar con el líder enemigo mientras protegemos al nuestro), Rey de la Colina (vendría a ser un dominio, donde cada equipo intenta lograr el control de varias posiciones), Piloto (empareja a los usuarios de dos en dos y las enfrenta en un duelo contra las demás parejas) o el típico Duelo por Equipos, para 10 jugadores, vuelven en una línea muy continuista pero con ligeras diferencias. El duelo por Equipos ha sufrido un ligero cambio, ya que ahora no tenemos Respawns infinitos, cada equipo tiene 15 vidas de Respawn, cuando estas se acaben será a Muerte Súbita (sinceramente, han dado en el clavo, ya que esto nos obliga a tomarnos mucho más en serio al enemigo y a establecer una estrategia.

Gears of War 3 Multiplayer

En la línea de los shooters actuales, se ha añadido más importancia a nuestro rango (compartido, por cierto, con los modos Campaña y Arcade) que nos irá desbloqueando material para el juego como equipamiento para nuestra base como centinelas, torretas, etc., skin para el personaje o para modificar nuestra arma, así como distintas insignias y medallas por nuestras hazañas. Otro aspecto muy interesante en estos modos es que podemos usar los Puestos de Mando para crear nuestro fortín alrededor con alambres, pinchos, torretas, centinelas y demás que nos ayuden en nuestras batallas.

Técnicamente nos encontramos ante un juego PERFECTO, que saca el máximo partido de la blanquita de Microsoft y lo encumbra hacia el referente gráfico de la consola. Esto se debe principalmente a una mejor implementación del exitoso motor de Epic, Unreal Engine 3, que ha sufrido ligeras modificaciones en la iluminación (gracias a los god rays, probados con éxito en Bulletstorm, podemos ver escenarios exteriores de una belleza extrema) o en las físicas (ahora vemos partes del escenario destruibles, entre ellas ciertas coberturas, u otras no tan estáticas). Todos conocemos las limitaciones del mencionado motor, claramente por debajo de otras bestias como el Frostbite 2 o el CryEngine 3, pero ciertamente los cracks de Epic, conocedores de ello, lo han sabido disimular de una manera muy eficiente.

Gears of War 3

Una vez más tenemos un doblaje sublime, con el actor Javier Gámir prestando su voz a Marcus Fénix, aunque sigo pensando que la voz de Dom (actor que, por cierto, dobló a Vitto Scaletta en Mafia II) no le pega, pero es una opinión mía. La Banda Sonora es épica y por momentos os pondrá la piel de gallina (sobretodo en el tramo final).

Conclusión

Uno de los estandartes de esta generación llega a su épica conclusión, mejorando y puliendo todo lo anteriormente visto. Un sorprendente conjunto de ideas aplicadas de forma exitosa y copiadas vilmente por el resto de shooters. Hay quien criticará su falta de innovación aún viendo como se agregaron nuevos modos de juego, nuevas armas, vehículos, personajes o un remodelado multijugador con un Matchmaking infinitamente más eficiente que antes, ¿qué más quieren innovar en una fórmula copiada hasta la saciedad por el resto de compañías?

Épico, sublime, brutal, espectacular, maravilloso. Cliff Bleszinski ha rubricado una trilogía memorable, un juego que perdurará en la memoria de todos y pasará a la historia de Xbox 360 por méritos propios. Si en esta web pusiéramos nota, sin duda este juego se llevaba un rotundo y contundente 10. Será el final de la trilogía pero no de la saga, pues aún queda mucho Gears por contar (las Guerras del Péndulo, los acontecimientos del día E,..).

Lo mejor:

  • El nuevo sistema Matchmaking, perfectamente implementado para buscar partidas en apenas unos segundos
  • Los añadidos al nuevo modo Horda
  • Cooperativo a 4 jugadores
  • La excelente campaña y su duración
  • Técnicamente aprovecha todas las características de nuestra 360
  • Jugablemente PERFECTO

Lo peor:

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Epic Games
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 20-09-11
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 69,95 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Yo estoy deacuerdo en que es un gran juego, pero lo esperaba sobresaliente, un 10 … y se ha quedado en un 8 por culpa de los fallos y bugs. Las texturas parpadean y desaparecen y los checkpoint un par de veces me ha pasado que no han saltado y se me ha quedado el personaje pillao sin poder hacer nada (ni disparar) con lo que he tenido que recargar el último punto de control y hacerlo de nuevo.

    Una pena porque esperaba un juego pulido 100 % y que afea los geniales escenarios y el online que si que es de 10. Además si juegas la campaña solo tus compañeros son subnormales, jodiendote el tiro cada dos por tres, pasando de ti para no ayudarte si caes o escondiendo y no haciendo nada.

    Es una pena porque me encanta la saga y espera un juego tan pulido como 2, aunque no quita que sea muy bueno :S

    • Es todo un honor tenerte por aquí caballero

      La verdad es que yo no he visto ninguno de esos bugs que comentas, aunque si tu me lo dices me lo creo. Sí vi unos cuantos en la segunda parte (tanto en la campaña como en el multijugador). Lo de las texturas que parpadean es cierto, al igual que otras que cuestan de cargar, pero eso es lo que comento de los problemas conocidos del motor Unreal Engine 3, que no da para más, y que la mayoría de las veces lo han sabido disimular muy bien.

      Está claro que cada uno tendrá su opinión, yo veo en GOW3 un producto muy por encima del resto de shooters, con un multi sencillamente perfecto y una campaña maravillosa y con una historia mucho más trabajada (no como en los anteriores juegos). Sinceramente no veo esos problemas que comentas tan importantes para rebajarlo del pedestal en el que lo tengo glorificado. Pero como comento, las opiniones son eso, interpretaciones de cada uno y evidentemente respetables.

      Lo dicho Sr. Watakshi, un placer leerte

    • Que bugs? yo le e metido mas de 30hrs al juego y no me a salido ninguno, y lo de las texturas pues obiamente por que es unreal engine 3, pero aun asi nisiquiera e mirado ninguna carga de textura, alomejor por que instale el juego antes de jugarlo?
      REPITO, UN JUEGO PERFECTO.

  2. La verdad me dejo mucho que decear, digo era el cierre de la trilogía. La verdad esperaba un modo multijugador mas selectivo sniper vs snipers, arco vs arco, cosas asi. La campaña es excelente pero siento que le falto mas profundidad al tema y se la sacaron de la manga con una isla por favor! creo que no supieron darle un buen sentido a la trama, las armas nuevas son buenas pero me hubiera gustado un reperotorio más amplio eso eso es todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *