Full House Poker (XBLA)

    Parece que ha llegado la hora de poner a jugar a nuestro avatar al poker con Full House Poker, el título desarrollado por Krome Studios y distribuido por Microsoft para Xbox Live Arcade. Podemos pasar horas y horas de diversión sin el temor de dejarnos los ahorros de toda una vida, la casa, la novia y los camellos.

    Full House Poker logo

    A la mesa de poker se sienta nuestro alter ego, el avatar fardón que tenemos preparado para la ocasión. Junto a él tendremos hasta 9 avatares más (controlados por la máquina o por jugadores reales) y el repartidor, dispuestos a lidiar una partida de Texas Hold’em.

    Si no conocéis esta variante de póker, se trata de la más popular y divertida, usada en todo tipo de competiciones y eventos. Aquello de tener 5 cartas en la mano que nadie ve… ¡eso ya no se considera ni poker! Si no conocéis las reglas, el juego os dará la oportunidad de aprenderlas. No hay que preocuparse por el dinero, puesto que si nos quedamos sin los 2500 cachirulos iniciales podemos pasar por el cajero virtual y obtener otros tantos (¿por qué no pondrán de estos cajeros por las calles en los tiempos que corren?).

    Es aquí donde un aficionado (o profesional) del poker puede exclamar: ¡si no hay dinero por enmedio esto no es poker!. Personalmente, como asiduo al tema hay que admitir que el tema cambia realmente. El no temer quedarse sin dinero hace que juegues de una forma más agresiva e impulsiva, por lo que, especialmente en el multijugador online, encontraremos mucha gente tirando del “all-in” (cuando un jugador poner todas sus fichas en la mesa arriesgándolo todo).

    Full House Poker

    Podemos desbloquear varios tipos de salas, dragón incluido

    Sin embargo, en Full House Poker intentan remediar el aspecto del dinero ficticio creando un interesante sistema de experiencia. Cada mano jugada va sumando experiencia, pero también jugadas bien pensadas, ganar Showdowns o derrotar a contrincantes en torneos. De esta forma, a medida que jugamos vamos acumulando y subiendo de nivel, hasta un máximo de 50. Además, el balance de dinero que tenemos se mantiene, pudiendo hacer crecer los dígitos de los 2500 cachirulos iniciales. Aumentando nuestros fondos y la experiencia, podremos ir desbloqueando características que van desde la sala donde jugamos, tipos de sillas, mesas, a accesorios para el avatar, sobrenombres, etc. Esto motivará a que juguemos de una forma más realista y conservadora, aunque el no temer realmente quedarse sin un duro hace que nunca lleguemos a sentir las sensaciones del poker real.

    Eso sí, la diversión está asegurada, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Algo interesante que aporta Full House Poker es el hecho de que el avatar puede hacer varios gestos durante la partida para mostrar sentimientos (e intentar engañar a los oponentes, por ejemplo, poniendo cara de temor cuando igualamos con una mano muy buena). También podemos hacer truquillos con las fichas, desde hacerlas rodar, ponerlas entre los dedos y cosas por el estilo para fardar un rato. A la larga, por eso, dichos gestos pierden la novedad y terminan haciendo un tanto repetitivos, pero la idea es buena.

    Full House Poker - truco fichas

    El graciosillo de turno con su demostración de habilidad con las fichas. Hace gracia al principio. Al rato despierta instintos asesinos, muy útiles en poker.

    En Full House Poker podemos realizar partidas y torneos contra la máquina en el modo para un jugador. Obviamente, los oponentes tienen personalidades aunque si tienes algo de experiencia con el poker y juegas de manera sólida y agresiva, será fáciles ganarles. La máquina es predecible y, cuando hace algo inesperado, normalmente es para cometer un fallo garrafal. Las cosas cambiarán al enfrentarse al pintoresco y variado mundo online, donde los contrincantes son personas reales y, por lo tanto encontraremos jugadores de todo tipo. Aquí ya no es tan fácil clichar al oponente -algo fundamental en poker- y encontraremos de todo… desde quien hace el tonto (y queda eliminado rápido), a personas que aprovechan para tomárselo más en serio, especialmente en el modo con ranking. Como ya hemos mencionado, hay un abuso del “all-in”, cosa que te puede beneficiar si juegas de forma sólida y no te dejas llevar por la locura.

    Full House Poker

    En un torneo hay varias mesas y menos posibilidades de sobrevivir (sea porque nos eliminan o un fallo en la conexión).

    En mi periplo online, por eso, me he encontrado con algún que otro problema de conexión, o con alguna mesa que cuesta de llenar.

    Un aspecto novedoso de Full House Poker es el modo “Pro Takedowns”, en el cuál nos batiremos mano a mano contra un “profesional”. A medida que vayamos ganando experiencia se irán desbloqueando más profesionales a los que vencer, con dificulad creciente. Con los primeros llega a ser tremendamente sencillos ganarlos con una mano, si las cartas que te tocan son medianamente buenas, porque son muy agresivos y subirán cualquier cosa. Luego la cosa cambia y hay que cambiar la estrategia, porque al jugar con “una roca” (aquel jugador que sólo juega manos estelares), por ejemplo, debemos ir quitándole el dinero más a poco a poco y dejándolo solo si nos sube.

    Full House Poker Pro Takedown

    La lista de profesionales a batir. A Elvis también. Bueno no, es Johny Spade

    También existen los campeonatos “Texas Heat”, donde durante 30 minutos debemos competir contra el resto de participantes por cosas como conseguir más experiencia que los demás (sin tener que ganar la partida, que 30 minutos no dan para tanto). Pasada la media hora, se crea un ranking en función de la experiencia y fichas obtenidas. Aquellos que pierdan sus fichas son pasados a una mesa inferior (haciendo subir al que más fichas tiene de esa mesa). Estos eventos se realizan a determinadas horas del día, todos los días.

    El aspecto visual es agradable, siendo sencillo ver tus cartas y teniendo la opción de ver las cantidades de fichas de los demás, listado de manos de poker, etc, usando los botones RB y LB respectivamente. Ver a un montón de avatares sentados alrededor de una mesa, cada cuál más esperpéntico, es entretenido.

    Full House Poker

    Los iconos simples en las burbujas de pensamientos de los avatares permiten seguir el juego fácilmente

    Conclusión

    Así pues, haciendo la inversión de 800 MSP (más la suscripción Live Gold si queremos jugar online) tenemos la oportunidad de jugar a este interesante juego de poker junto con nuestro avatar. La variedad de modos ofrecidos nos mantendrán ocupados subiendo nuestra experiencia para desbloquear nuevos accesorios. Si no conocéis el juego, es una entretenida manera de aprenderlo. Eso sí, no hagáis el salto al poker con dinero real pensando que encontraréis lo mismo, pues las experiencias son diferentes, aunque con Full House Poker tenemos una buena dosis de diversión sin el riesgo de perder nuestro dinero (¡los nervios ya son otra cosa!).

    Full House Poker

    ¿Quien no tiene ganas de vencer a todos estos personajes?

    Lo mejor:

    • ¡Jugar a poker con nuestro avatar!
    • Podemos jugar con nuestros amigos a distancia.
    • El tiempo pasa volando cuando juegas a poker.
    • El dinero es ficticio, así que no hay riesgo de perderlo, pasando un buen rato.

    Lo peor:

    • El online no se libra de algunos fallos.
    • Música para olvidar (si la llegamos a escuchar)
    • Algunos gestos acaban resultando cansinos a la larga.
    • El dinero es ficticio, cosa que cambia la jugabilidad respecto al poker real.

    Ficha

    Desarrolladora: Krome Studios

    Distribuidora: Microsoft Game Studios

    Plataforma: XBLA

    Idioma: Español

    Precio: 800 MSP

    Entradas relacionadas:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *