Final Fantasy XIII

Como ya sabréis uno de los grandes RPGs del año ya están entre nosotros: Final Fantasy XIII tanto PS3 como para Xbox360, por primera vez, podrán disfrutar de este genial juego de rol que nos ha preparado Square Enix con tanto ahínco.

Después de 3 años de desarrollo, y unos meses de su salida en Japón, por fin podemos probar la siguiente entrega de la saga, la cual se aleja un poco de todo lo visto hasta ahora, innovando en algunos temas, y manteniéndose rigurosa en algunos otros. Si queréis conocer que nos vamos a encontrar al meter el disco en nuestras consolas, no tenéis más que seguir leyendo.

Si en algo se ha mantenido firme la saga, es en su historia profunda y pegadiza, donde valores como la amistad o el amor están por encima de todo, como es típico en la saga. En esta entrega, donde al principio parece una historia un poco inconexa, y que todos los personajes han acabado juntos por el azaroso destino, iremos descubriendo unos hechos que han llevado a nuestros protagonistas a ser lo que ahora son: Lu’Cie, elegidos para una misión, por un Fal’Cie.

Nuestro mundo se divide esta vez en dos grandes zonas que visitaremos durante nuestras escaramuzas: Cocoon (el Nido en la versión europea) y Pulse (o Paals para nosotros). Se conoce como el Gran Paals a todo lo que sería la superficie del planeta, repleta de grandes monstruos y de naturaleza por todos lados; mientras que el Nido es un terreno gigante (aunque no tanto como Paals) suspendido en el aire, creado por los Fal’Cie, unos entes con grandes poderes, capaces de casi cualquier cosa.

Como se dice por la red, esta entrega cuenta con una parte muy lineal y otra más libre: Los primeros capítulos serán totalmente pasilleros, donde el mapa nos mostrará perfectamente qué camino seguir y contará con muy pocas y cortas ramificaciones que normalmente nos llevarán a un combate y un tesoro. Por otra parte, al finalizar los capítulos del Nido y lleguemos al Gran Paals, contaremos con unos caminos más dinámicos que los primeros. (En palabras de Square Enix, esto ha sido realizado así para que los principiantes en el género se acostumbren al juego, pues es totalmente diferente a cualquiera en el mercado).

Y sí, tiene bastantes cambios respecto a otras entregas… algunos buenos, y lógicamente otros no tanto. Quizá deberíamos empezar por lo que todo el mundo tenía ganas de probar: el modo de combate.

Francamente es diferente a lo visto anteriormente, tal como prometió Square en varias declaraciones. Los combates empezarán tras un encuentro en el escenario con algún enemigo, como ya es costumbre en los últimos RPGs. Para empezar contamos con un grupo de máximo tres personajes por batalla, pero solo podemos elegir las habilidades que usará uno de ellos, llamado líder, mientras que el resto, considerados miembros, se controlarán por una muy buena IA. Esta IA puede ser controlada con un sistema denominado roles. Aunque los miembros harán los ataques que “decidan”, podemos controlar sus roles y puesto que cada rol cuenta con sus ataques, podremos “controlar” los ataques que realicen los otros participantes. Disponemos de roles para cada personaje: “Castigador” que ataca con toda su fuerza física, “Fulminador” que ataca con diferentes ataques mágicos, “Sanador” que mantendrá nuestros niveles de vida y estados alterados en todo momento, “Protector” para aquellos con buena defensa para poder concentrar todos los ataques en él y “Inspirador” y “Obstructor” que nos servirán para estados alterados tanto positivos para nosotros como negativos para los enemigos: Prisa, Freno, Bio, … Así pues deberemos combinar diferentes roles durante el combate (cada personaje tiene sus roles, y puede alterarlos a su gusto) logrando tener curadores, magos, y guerreros en cualquier momento según la situación lo convenga. Algunos combates serán una tortura si no controlamos bien la estrategia de cambios de roles durante el combate de una manera efectiva, mientras que si lo hacemos bien será mucho más fácil ganar las contiendas.

Para combatir dispondremos de una barra compuesta por varias otras llamadas TBC, el número de las cuales variará según el personaje y el momento de la historia en que nos encontremos. Cuando la barra esté totalmente llena, podremos realizar tantos ataques, como número de minibarras tengamos, aunque por supuesto podremos atacar antes de que esté llena la barra total (si nuestra barra cuenta con 4 segmentos y solamente tenemos llenos 2, haremos dos ataques en lugar de cuatro, básicamente). Eso sí, hay ataques que serán más poderosos y consumirán más barras, es decir que si un ataque consume dos segmentos deberemos esperar a tener mínimo dos, para poder realizarlo. Podéis ver el siguiente vídeo para que este sistema quede más claro. Al principio quizá cuesta un poco aclararse, pero es rentable al poco rato de jugar al juego.

Nuestro líder contará con cuatro opciones seleccionables: Ataque aleatorio, Habilidades, Habilidades PT y Objetos. Ataque aleatorio nos seleccionará los ataques adecuados, siempre teniendo en cuenta el número de barras TBC que se consume, además si conocemos las debilidades del enemigo, se seleccionarán los ataques que más convengan según esas características. Si no queremos hacerlo automático, disponemos del siguiente comando, Habilidades, que pondrá a nuestra disposición la lista de habilidades que tiene el personaje en ese rol, que nos permitirá seleccionar tantos ataques como barras tengamos disponibles (un máximo de 5 barras será el total). Luego tenemos el comando de habilidades PT; para realizar ataques especiales, como Libra para evaluar las características de los enemigos, o invocar a nuestro eidoleón (cada uno tiene su invocación particular, obtenido gracias a los poderes de Lu’Cie). Para finalizar tendremos el comando Objetos, que no gastará ninguna barra TBC, y actuará inmediatamente después de seleccionar objeto y personaje al cual aplicar.

La variedad de enemigos también es un punto fuerte a favor, además habrá varios enemigos dentro de una misma clase; un enemigo en el Nido será totalmente diferente en cuanto a características y visualmente respecto a su homólogo en Paals, teniendo el primero un aspecto más mecanizado y robótico frente a al aspecto más salvaje y natural en Paals. Algunos enemigos cuentan con unos números de vida impresionantes desde bien entrado el juego, pero no os asustéis, cada enemigo cuenta con una barra de aturdimiento que irá llenándose conforme le ataquemos, y cuanto más llena esté la barra más daño haremos, pero si dejamos de atacar la barra se vaciará. Si llegáramos a llenarla, el daño puede ser triplicado, consiguiendo derrotar a los enemigos de una forma mucho más sencilla, puesto que algunos enemigos será imposible derrotarlos sin usar esta estrategia (En estos casos la combinación de roles Castigador y Fulminados son claves: La primera hará que la barra descienda más lentamente, mientras que la segunda hará que la barra suba mucho más deprisa).

Otro de los cambios a comentar, es el sistema de mejora de nuestras habilidades. En este caso perdemos el sistema de experiencia (aunque no desaparece del todo en el juego, pues las armas y accesorios equipables, sí que conseguirán experiencia y subir niveles, usando ciertos materiales); ahora mejoramos con un sistema muy parecido al ya visto en FFX: cada rol contará con sus habilidades y mejoras (VIT +20, At fisico +3, At mágico + 3,…) que conseguiremos gastando puntos de cristarium (lo que se llamaba experiencia anteriormente, y se conseguirá al ganar combates como antes) de una forma muy parecida al tablero de esferas de la décima entrega.

Como podéis ver, el sistema de combate ha sido llevado al extremo, consiguiendo un efecto totalmente nuevo, que aunque no lo parezca es bastante sencillo de aprender, algo complejo al principio, pero muy entretenido cuando dominamos el sistema, tal como era de esperar de lo que prometió Square en su momento.

Por otro lado, como ya nos han mostrado en vídeos y trailers varios, la calidad gráfica es muy buena, consiguiendo estar a la altura, pero en algunos momentos, no destaca. Eso sí, las cinemáticas nos dejarán pasmados y en la mayoría de momentos el aspecto de los personajes, enemigos, escenarios será impresionante.

El apartado sonoro aunque bueno, queda atrás de la magnificencia de las entregas en que Nobuo Uematsu era su compositor (sí, soy fan de este buen hombre). Lo que sí me ha dolido como fan de la saga, ha sido la pérdida del victory fanfare (la música que suena al finalizar el combate, característica irrefutable de un FF, y que por supuesto suena en mi móvil cada vez que recibo un mensaje) que queda substituido por otro sonido diferente. Un simple detalle que todo fan no pasará por alto. Por otro lado, el doblaje a inglés es bueno.

A su vez, cabe destacar también la pérdida de ciudades y por consiguiente tiendas (si queremos comprar algo deberemos encontrar un punto de guardado, ahora con forma de ordenador que se despliega cuando nos acercamos, y acceder a las tiendas). En todo el juego no visitaremos ninguna ciudad (excepto por uno minutos, en un pequeño flashback recordatorio de Snow, donde visitaremos la playa de Bodhum) como lo hacíamos anteriormente, puesto que en el juego no hay ninguna ciudad visitable, si no que se tratará de otro escenario de pelea más como un bosque, o desierto, con enemigos que derrotar.

Cierto es que hay mucho RPG en estas fechas, cómo pudisteis ver con otros análisis anteriores realizados (White Knight Chronicles o Star Ocean en su versión para PS3), pero el que más expectación ha creado, eclipsando al resto, es sin duda FFXIII, y si lo ha hecho es por algo: La nueva entrega aun teniendo algún que otro detallito amargo, está muy a la altura de lo que esperábamos. Quizá podríamos añadir que el nivel de dificultad ha descendido un poco (ya no hay horas y horas de leveo para conseguir ser más fuerte que el jefazo de turno), pues si no escapamos nunca, tendremos suficiente con los combates casuales para estar a la altura de los enemigos que nos encontremos. Además podremos encontrar puntos de guardado cada 10 minutos y al finalizar según que escenas o cargar desde el momento antes a una lucha si perdemos el combate, evitando así tener que repetir según que trozos si nos despistamos en un combate y perdemos.

Muchos cambios han rondado esta entrega, y como podéis ver no todos buenos, aunque Square promete mejorar para la próxima entrega (diciendo por ejemplo que si se incluirán ciudades, e incluso, se podría plantear algún DLC que aporte ciudades, sea en este o en otra entrega). Además corre el rumor de que a los directivos de la saga, les gustaría hacer un FFXIII-2… ¿Cómo acabará la cosa?

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Muy buen análisis Jerry! A ver si pruebo ya esta entrega, aunque a decir verdad lo de los cambios en el sistema de combate me recuerda bastante a los anteriores (sobre todo el X-2 o el VII, donde había que esperar a que se llenara la barra para poder atacar).
    Pero eso de que quiten la musiquita de después del combate no me parece nada bien… pero si ya era mítico!!
    En fin, al menos parece que éste es el mejor JRPG actual, por lo que le echaré un vistazo en cuanto pueda

  2. Si yo diria que es como X-2 y XII pero bien hecho! XD
    Y estoy totalmente de acuerdo, esa musiquita formaba parte del juego… la verdad que este cambio me decepciono, y como a mi a bastantes amigos que me lo han comentado!!
    Pongo un link de la musiquita que hay ahora, a ver que os parece!! XD
    http://www.youtube.com/watch?v=FWzgNqUWl5M

  3. Ami este juego me paresio perfecto, aun q como comenta jerry la difficultad es demasiado fasil, el jefe final lo derrote en menos d 1 min, con 5 estrellas y resibi el theme d lighting : )
    y lo d la musica es como si le pusieran gun and run a resident evil XD.

  4. La verdad es que es un juegazo pero la falta de nuestro querido Nobuo Uematsu se nota bastante en la calidad sonora, que no esta nada mal, pero nunca llegará a la altura de las anteriores sagas… Espero acabar ya con los exámenes y ponerme sesión intensiva en Semanta Santa… Aunque si empiezo a restar hay dos días que me voy de acampada… ya sé, los recuperaré jugando varios días parando sólo para comer y dormir XD

  5. Mmmm…. prefiero el FF VERSUS XIII, ya que el contenido esta mas ligado a sus antecedentes. Aparte la historia y los ambientes y Cg’s son mas impresionantes y garantizados que este otro. Pienso que este lo han hecho como protagonista principal a una tia llamada Lightning, ya que me imagino que muchas chicas en todo el mundo se han sentido intimidadas en la saga FF en si general. Y sera por eso que aparece esta entrega destacandose a una tia como principal casted en esta entrega. Es mas la historia de los 7 reyes y el legendario principe en FF VS demostrara una vez mas que los nihons/ponne tendran una mente bastante imaginaria y no exageraran en nada por lo visto en los gameplay que estan haciendo. Mi score para este simplemente 7/10. Y por ahora AUN no jugado del TODO al VS seria 8.8/10. Salu2.

  6. lo empeze a jugar el primero de abril..vamos a ver cuanto tiempo me demoro es pasarlo…..hasta el momento me ha gustado mucho..si puede que sea mas facil..y diferenta a las sagas anteriores pero .como dicen..en la variedad esta el placer…hay que sacarle..todo el jugo..a este juego..que tal que se demoren con los otros FF…hufffffff

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *