Fat Princess: Fistful of Cake

En los juegos descargables para Playstation Network y Xbox Live nos encontramos con muchos contrastes. Por un lado hay títulos malos, como pasa con algunos de minijuegos, otros de más calidad y bastante curiosos como PAIN o auténticos juegazos como WipEout HD o Braid. Dentro de PSN, uno de los que más destaca es Fat Princess gracias a su divertida propuesta y adictivo multijugador.

Tal fue el éxito de este juego, que Sony se planteó adaptarlo a PSP añadiéndole muchas más cosas para que la diversión se multiplique. Sin embargo, en PS3 el juego aguantó muy bien, pero ¿se podrá decir lo mismo en PSP?

Fat Princess: Fistful of Cake

Tópicos que se siguen y se destrozan

La historia de Fistful of Cake se narra en el modo “La Leyenda de la Princesa Gorda”. En él se nos cuenta cómo las dos princesas de dos reinos enemigos se encuentran en el bosque un enorme pastel, y cuando empiezan a tomar un bocado se enganchan y no pueden dejar de comer debido a una desconocida maldición. Los reyes, preocupados, buscarán cualquier forma posible para que sus respectivas hijas vuelvan a estar esbeltas y bellas como siempre. Básicamente la búsqueda de este remedio será lo que nos encontraremos en los 15 capítulos que os durarán unas 4 horas como mucho. La verdad es que este guion no es que sea sorprendente ni trabajado, pero sí es tremendamente divertido al jugar con los tópicos conocidos de los cuentos y darles de vez en cuando una vuelta de tuerca.

Fat Princess: Fistful of Cake

Golpear, reparar y secuestrar igual a adicción total

Al igual que en la versión de PS3, el punto fuerte de este Fat Princess: Fistful of Cake reside en su magnífica y adictiva jugabilidad. Básicamente, el juego es un hack n’ slash con toques de estrategia donde el punto de vista es cenital. Todos los mapas del juego estarán divididos en la base (el castillo) de cada equipo y algunas zonas intermedias. Cuando aparezcamos en nuestro castillo no tendremos ninguna profesión, tendremos muy poca vida y nuestro único sistema de defensa será el dar manotazos. Sin embargo, para eso están las máquinas sombreras.

De ellas saldrán sombreros que nos permitirán ser de una de las cinco clases disponible. Por un lado está el guerrero, que es el más fuerte y tiene una espada y un escudo para atacar a los enemigos; el montaraz, que es básicamente el arquero; el mago, que podrá crear pociones o lanzar bolas de fuego; el cura, que tiene la habilidad de curar a los miembros del equipo; y el trabajador, que tiene la capacidad de cortar los árboles y la roca para obtener madera y minerales con las que mejorar nuestras máquinas, o en algunos casos, construir emplazamientos.

Fat Princess: Fistful of Cake

Todos ellos tienen la habilidad de atacar normalmente con el botón “Cuadrado”, o si se mantiene pulsado realizar un ataque cargado. Además, podremos fijar a los enemigos, lo cual nos vendrá bien para mermar la salud de uno en concreto. Una vez consigamos mejorar las máquinas sombrereras las clases aumentarán sus habilidades, y así el guerrero obtendrá una letal lanza, el cura podrá absorver la vitalidad del enemigo como cura oscuro, el montaraz obtendrá una escopeta o el trabajador podrá usar bombas.

Como podéis ver, las clases son muy diferentes entre sí, por lo que saber cuál usar en cada momento será primordial. Una cosa muy importante es que sólo controlamos a un personaje, pero podemos ordenar que otros nos sigan con solo pulsar un botón en la cruceta. Así, podremos llevar al ataque más de una clase y cubrir todos los flancos posibles.

Fat Princess: Fistful of Cake

Así, dependiendo de la clase que controlemos tendremos diferentes objetivos generales, como ir al ataque con el guerrero, apoyar desde la lejanía con el montaraz y el mago, curar a los aliados como el cura o mejorar y construir puentes con el trabajador. Pero a pesar de sus diferencias, todos comparten la posibilidad de regenerar nuestros corazones de salud estando quietos durante unos segundos.

Básicamente esta la jugabilidad del título, y si así ya resulta bastante entretenida cuando nos ponemos con los divertídismos modos de juego nos engancharemos sin remedio. Por un lado cuando juguemos solos tendremos tres secciones. En La Leyenda de la Princesa Gorda viviremos un conjunto de los modos de juego, en Matar el Rato podremos personalizar nuestras partidas con los parámetros que queramos y en Gladiador controlaremos a un único personaje de la clase que queramos en una serie de oleadas de enemigos cada vez más duros.

Fat Princess: Fistful of Cake

Los modos de juego que nos encontraremos serán Rescata a la Princesa, donde tendremos que recuperar a nuestra princesa, que está en el castillo enemigo, y mantener al mismo tiempo prisionera a la nuestra; en Arreba por la Fuerza tendremos que secuestrar a la princesa enemiga un total de tres veces para ganar la partida; en Duelo por Equipos nos encontraremos el típico Deathmatch por equipos; en Invasión tendremos que ir reduciendo los puntos del enemigo si controlamos más de la mitad de los puntos de control; en Fuga de Prisión nos encontraremos una mezcla de Rescatar a la Princesa y Duelo por Equipos, con el añadido de que obtendremos refuerzos por cada punto de control que controlemos; en Demolición tendremos que llevar una bomba desde nuestra base al trono enemigo y así reventarlo; en Ángel de la Muerte habrá un casco especial en el mapa, y todos los personajes se tienen que pelear por él, ya que quien lo tenga se convertirá en el Ángel de la Muerte, que es muy poderoso y matando en esta forma es la única para obtener puntos. Por último está Reglas de la Reina, que es un minijuego de fútbol pero con la jugabilidad del título.

De esta forma nos encontramos con una gran variedad de modos de juego tremendamente divertidos que encima nos pueden hacer crear diferentes tácticas, como hacer engordar a la princesa para que al enemigo le cueste más transportarla, usar señuelos explosivos para tender trampas y así muchas otras pequeñas cosas que hacen que no nos cansemos nunca y que nos enganchemos sin remedio. Sin embargo, jugando contra la máquina nos podemos encontrar una IA bastante simple, y que muchas veces no actuará como nos gustaría. Aun así, no es un impedimento para disfrutar del título.

Fat Princess: Fistful of Cake

Y si jugando solos lo pasaremos genial, en el multijugador alucinaremos. Al igual que en PS3, sigue siendo una parte fundamental del título, y ha sido trasladado tremendamente bien teniendo en cuanta las capacidades de la consola. Así que podremos jugar a todos los modos descritos en “Matar el Rato” con un total de 8 jugadores como máximo, tanto mediante la conexión online como a través del ad-hoc. La conexión funciona muy bien, y la diversión está garantizada.

Por último, un aspecto que me ha gustado bastante es que podemos personalizar a nuestro personaje, cambiándole el color de la piel, el pelo o la barba. Las posibilidades no son demasiado altas, pero por lo menos podemos dar nuestro toque personal a nuestro soldadito de cuento.

Fat Princess: Fistful of Cake

Pero si parece un cuento…

En el aspecto gráfico, esta versión mantiene el mismo estilo visto en la versión de PS3, y a pesar de que la calidad es obviamente peor por el cambio de sistema, luce francamente bien. Por un lado, el diseño de los soldados es muy caricaturesco, siendo cabezones y con un pequeño cuerpecito. Las princesas cuando están delgadas tienen la belleza típica de estos personajes, pero según van engordando será tremendamente divertido ver cómo se van haciendo más grandes.

Los escenarios (que habrá muchos y muy variados) pasarán de zonas de campo a volcanes, playas con barcos encayados, campos de fútbol y otros lugares que respiran un aire de cuento fantástico.

Los efectos también están muy bien, y al igual que todo hasta ahora parece sacado de un cuento infantil… hasta que aparece la sangre. Y es que no se andan con chiquitas estos muñequitos. Por suerte, la sangre se puede desactivar para los más sensibles, por lo que el aspecto gráfico gustará a todos gracias a su fantástico estilo de cuento.

Fat Princess: Fistful of Cake

… y suena como uno

Si en los gráficos nos encontramos con un más que digno trabajo en el aspecto sonoro. En el aspecto de las voces, para narrar los hechos de La Leyenda de la Princesa Gorda hay una única voz que se va adaptando a los personajes. Así, cuando sea narrador hablará de forma normal, si le toca hacer de rey envejecerá un poco la voz y pondrá tono mandón, si son unos científicos igual y así con todos los personajes que aparezcan en las escenas que preceden a cada capítulo. Así se consigue una sensación de escuchar un cuento bastante agradable y es algo muy divertido. En cuanto a las voces de los soldados, de vez en cuando durante la batalla escucharemos algunas voces de pito diciendo comentarios cuando matan a algún enemigo, y conseguirán hacernos reír en más de una ocasión.

Las melodías también están sacadas del mundo de los cuentos, por lo que serán bastante suaves, pero al mismo tiempo nos consiguen meter en situación. En cuanto a los efectos, los sonidos de las espadas, explosiones y demás están bastante logradas, aunque claro, siempre con el estilo de cuento que desprende el juego por los cuatro costados.

Fat Princess: Fistful of Cake

Conclusión

Antes de empezar Fat Princes: Fistful of Cake pensaba que iba a ser un juego de estrategia que me iba a aburrir a las primeras de cambio (no soy un gran seguidor del género), pero según iba jugando me iba atrapando más y más hasta que me he hecho fan de la saga. Y es que la jugabilidad es adictiva, los modos de juego son alucinantes y el online es brutal.

Así que si tenéis una PSP y queréis pasar un buen rato este Fat Princess es una compra muy recomendada, y es que se ha puesto por méritos propios entre los mejores de la consola.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *