EchoShift

EchoShift es un nuevo planteamiento de puzzles que pudimos disfrutar en Echochrome, aunque en el segundo se jugaba con las tres dimensiones, donde nada era lo que parecía. En esta nueva entrega los chicos de Artoon han decidido jugar con el tiempo y nuestras acciones pasadas.

Estas dispuesto a enfrentarte a los puzzles colaborando con tus acciones del pasado , sigue leyendo.

La verdad es que el planteamiento del juego es sencillo, ir con un maniquí del punto A al B, es decir, entras por una puerta y tienes que salir por otra, normalmente al otro extremo del escenario. Fácil, pero la cosa se complica con mecanismos, plataformas, enemigos y un tiempo más que insuficiente para conseguirlo a la primera.

Para resolver estos puzzles contaremos con una media de 30 a 40 segundos, aunque con cierta “trampa” ya que poseemos 9 maniquís para resolverlos y podremos ver como las acciones de nuestro primer maniquí tienen efectos en los siguientes. Por ejemplo, en pantalla vemos las dos puertas y un agujero que las separa, en el agujero hay un botón, pero si caemos en él no volveremos a salir. Nos tiramos de cabeza, pulsamos el botón y una plataforma aparece sobre nosotros, se acaba el tiempo y vemos como sale un nuevo maniquí. Enseguida una sombra como un “eco” de nuestro primer maniquí va de cabeza al agujero, pulsa el botón y … “sorpresa” aparece la plataforma, ahora con nuestro segundo maniquí podemos pasar y salir por la puerta, es así como se plantea el tutorial de este juego.

Lógicamente, según resolvamos puzzles veremos como el nivel de dificultad de los mismos va incrementando mediante elementos en el escenario, el básico es el pulsador, aunque lo encontraremos de varios tipos:
Básico: al pulsar veremos que una pared o un trozo de suelo aparece o desaparece.
Por peso: tendremos que ponernos encima para que se activen, implica que el próximo maniquí este sincronizado con el primer “eco” para pasar por cierta zona.
Por tiempo: al pulsarlo su efecto solo dura 5 o 6 segundos, en ocasiones hay que pulsar dos veces para que nuestro próximo maniquí tenga tiempo más que suficiente para sortear el obstáculo.
Falsos: verás varios pulsadores con la misma forma, pero solo uno es real y los demas al pulsarlos no tienen ningún efecto.
Secuencial: hay que pulsar 2 o 3 del mismo color pero en un orden correcto.
Con ayuda: nuestro eco y el actual maniquí deben saltar a la vez para que se active.
Hay un tipo más, al estilo del juego Guacamole, porque solo puedes pulsarlos cuando están visibles, durante un segundo y al siguiente desaparecen, son difíciles de explicar pero entiendes su funcionamiento enseguida.

Como no sólo de pulsadores se sustenta el juego también tendremos:
Plataformas: desplazan a nuestro personaje por el escenario, algunas son transparentes hasta que pulsamos algún botón y otras lanzarán a nuestro maniquí.
Saltadores: en ocasiones en el suelo veremos una especie de montaña, al pisarla nuestro maniquí saltará hasta la plataforma superior.
Agujero: causan el efecto contrario que los saltadores, al pasar sobre ellos caeremos un nivel.

Temporizadores: al lado de algunos muros veremos un reloj con una franja verde, al avanzar esta, veremos como el muro o suelo desaparecen / aparecen…
Puntos de control: en ocasiones nuestro maniquí puede caer al vacío y por defecto vuelve a aparecer en la puerta inicial, salvo que pasemos por encima de estos puntos.
Enemigos: son unos bloques transparentes, si los miramos fijamente no se moverán, pero al darles la espalda se acercarán a nosotros para matarnos.

El movimiento es sencillísimo, nos desplazamos con la cruceta e interactuamos con los objetos pulsando la X, esto implica que los escenarios han abandonado el juego de perspectivas 3D que hizo tan famoso Echochrome, ahora nos desplazamos por una plataforma izquierda-derecha y las escaleras se encuentran al fondo del escenario creando un efecto de profundidad, a las que accederemos pulsando arriba o abajo. Aún siendo muy simples los escenarios, cumplen su objetivo al presentarnos un gran reto para llegar a la salida.

En total tendremos 56 niveles, algunos de ellos con la dificultad de la oscuridad TOTAL, en la que solo ciertas zonas están iluminadas. Si te parecen pocos niveles, se pueden pasar de 3 formas diferentes: modo normal; que consiste en llegar hasta la salida, modo llave; para poder salir del escenario debe de recogerla un eco o nuestro maniquí actual y modo ilusión; en el que podremos detener el tiempo 3 segundos para conseguir mejores tiempos, hay 7 niveles más descargables y lo más importante GRATUITOS.

Nuestra puntuación será hasta 3 estrellas, el criterio para darnos estas estrellas será a razón de los ecos utilizados en el escenario, a mayor número de maniquies menos estrellas, lo normal es acabarlo en 3 o 4 aunque hay puzzles en los que he usado los 9 para poder acabarlos y solo me han dado una estrella, por no decir las veces que he repetido el nivel, debido a que la sincronización entre los ecos era algo desastrosa.

La música y el sonido son algo repetitivos, no son una gran maravilla, motivo por el cual me he pasado casi todo el juego con el sonido desactivado.

En definitiva, EchoShift no es una obra maestra, pero hay que reconocer que el juego es entretenido para el género de puzzles. Si te gustó Echochrome con sus juegos de perspectiva, este juego tampoco decepciona con visión de cooperación en el tiempo y nuestras primeras acciones aunque en ocasiones su sincronización entre acciones sea casi al milisegundo.

Comentarios

  1. que va … ¿porque lo dices? jejeje, de todas formas si tienes la posibilidad de elegir entre Braid y este, ni lo pienses pillate Braid, pero lamentablemente aun no hay una versión PSP o DS de ese magnifico juego que es el Braid :), de todas formas lo dicho en el análisis para pasar un rato quemandote neuronas para salir del nivel no esta mal..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *