EA Sports MMA

El año pasado, cuando salió a la venta UFC Undisputed 2009 se volvía a tener cubierto en el mundo de los videojuegos la disciplina deportiva de las Artes Marciales Mixtas, que a pesar de tener un gran número de seguidores por todo el globo no se había trasladado hasta nuestras consolas. Dado el éxito que tuvo esta entrega no fue de extrañar el anuncio por parte de Electronic Arts de EA Sports MMA. Tras varias disputas legales entre THQ y EA, además de una fuerte campaña de marketing promocionando el juego, por fin ha salido a la venta y toca ver el resultado final. ¿Habrán sabido los desarrolladores de Fight Night trasladar su maestría a las Artes Marciales Mixtas o han acabado siendo noqueados?

Logo de EA Sports MMA

Primer cambio: la jugabilidad

Después de ver lo bien que le fue a la saga Fight Night el uso de los sticks para emular los golpes, y alejarse al mismo tiempo del gran sistema de control de sus competidores, los desarrolladores han optado por dejar el stick analógico para todos los golpes, mientras que con los botones realizaremos las llaves, derribos, clinchs y demás. Así, moviendo la palanca y combinándola con un botón para modificar la altura de los ataques podremos lanzar puñetazos y patadas de una forma sencilla, aunque ya os advierto que al principio habrá que acostumbrarse para activar el golpe requerido.

Para las llaves la jugabilidad se aleja de la complejidad para ofrecernos algo de los más sencillo: si pulsas el botón de suelo o de clinch (depende de dónde estés) mejorarás tu posición durante el agarre. Si por el contrario el rival quiere superarte con pulsar la tecla de defensa en el momento apropiado frenaremos su avance. Es un estilo de juego que a priori resulta muy cómodo durante las primeras partidas, pero que para dominarlo necesitaremos bastante tiempo, ya que el timing es lo más importante.

EA Sports MMA. Patada al cuerpo

Todo esto vendría muy bien que nos lo enseñaran en un buen tutorial, y por desgracia el que viene en el juego es nefasto. Como si de un combate se tratase, los comandos nos irán apareciendo en pantalla para saber para lo que sirven, pero únicamente si los pulsamos. Por tanto, si solo empezamos a pegar puñetazos o patadas no nos saltará ninguna ventana indicándonos cómo hacer los derribos ni nada por el estilo.

Por suerte, para enseñarnos todo esto y mejorar estará el modo Carrera, en el que para empezar tendremos que crearnos un luchador. Las opciones para hacerlo no es que sean muy numerosas, con pocos tipos de cuerpo, pelo, tatuajes y demás. Donde sí que hay elementos disponibles será en la ropa que llevaremos, como las camisetas antes y después del combate y nuestros pantalones. Lo bueno es que para nuestra cara podremos usar nuestra cámara para plasmar nuestro rostro en nuestro personaje. Si se hace con cuidado el resultado puede ser muy bueno, pero como lo hagáis con prisas os saldrá un verdadero churro.

EA Sports MMA. Saludo antes del combate.

Una vez tengáis vuestro alter ego digital veréis cómo el gran luchador Bas Rutten será el que nos guíe a lo largo de nuestra carrera. Al principio, y menos mal, nos darán la opción de jugar tutoriales de verdad de todas las funciones del juego, como los ataques, el movimiento, etc. Será aquí dónde realmente aprenderemos a hacer las sumisiones, que no consistirán únicamente en rotar el joystick, sino que habrá dos posibilidades: realizar un minijuego de pulsar el botón de ataque (o defensa) mientras regulamos nuestra resistencia o buscar con el stick una posición en la que aplicar presión. Son dos formas entretenidas que hacen que no nos dejemos la mano girando palancas.

En cuanto al sistema de resistencia, al igual que en la saga de boxeo, todos nuestros ataques la irán reduciendo, y si no tenemos cuidado podremos ir quitando trozos de ella, algo que nos será muy útil. Si queremos minar la estamina del oponente habrá que golpearle en el cuerpo. Aquí lo que no entiendo es ésto, ya que puedes pegar todos los puñetazos o patadas que quieras a la cabeza o a las piernas, que sólo le afectarán los golpes en el cuerpo. Es cierto que así nos obligan a usar estos ataques, pero realmente no tiene mucho sentido, porque si te pegan en la cabeza también te cansan. Pero bueno, no deja de ser un mal menor que personalmente no llegaba a entender ni soportar en algunas ocasiones al centrarme principalmente en la cabeza.

EA Sports MMA. Esquive de un puñetazo

Pero volviendo al modo carrera, una vez tenemos todos los conceptos básicos y hemos superado un pequeño combate amateur toca ver la estructura que nos encontraremos en todo este modo. Cada vez que ascendamos a una liga de mayor nivel, tendremos dos opciones en las que combatir con sus características propias para los combates. Así, en alguna liga los asaltos durarán más o menos tiempo, o directamente se tratarán de 20 minutos seguidos sin descanso alguno. Además, se incluyen variaciones entre algunos ataques permitidos, aunque eso tampoco será demasiado importante.

De cualquier modo, al seleccionar una de las dos ligas empezaremos con los combates. En lugar de darnos la opción a nosotros mismos de establecer contra quién queremos luchar, será nuestro entrenador el que nos seleccione las peleas, habiendo siempre entre éstas 8 semanas de diferencia. Ésta es la excusa perfecta para incluir el sistema de entrenamiento, que se dividirá en diferentes ejercicios que mejorarán algunos de nuestros atributos. Así, cada entrenamiento nos restará una semana. El problema de esto es que no nos afectará si entrenamos más o menos a la resistencia ni nada por el estilo. Nuestra única preocupación es entrenar y luchar. Esto puede venir bien a los que buscan una carrera sencilla, pero personalmente me ha decepcionado un poco. Afortunadamente, las actividades de los entrenamientos sí que son satisfactorias, siendo cada vez más desafiantes en los niveles más altos de cada tipo de ejercicios, y enseñándonos a jugar mejor. Aquí entrará en juego la posibilidad de viajar por todo el mundo si tenemos el dinero necesario (el cual ganaremos en los combates y del que no nos tendremos que preocupar en absoluto si ganamos con frecuencia) para tener actividades más específicas para algunos estilos de combate como boxeo, jiu-jitsu o muay-thay. Como complemente, en cada gimnasio podremos aprender un movimiento especial, pudiendo llegar a tener hasta 16. Lo único malo es que en parte nos recordará que la variedad de ataques de serie no es que sea muy amplia, y estos movimientos especiales no ayudan demasiado a quitar esta sensación. Así, siguiendo todo el tiempo esta estructura nos podremos llegar a cansar un poco de este modo, ya que su simpleza es uno de sus mayores alicientes y uno de sus grandes problemas.

EA Sports MMA. Entrenamiento en Brasil

¡Qué brutalidad!… ¿Pero por qué no te quedas KO?

Entrando ya a los combates, para ganarlos tendremos tres opciones: sumisión, KO técnico o KO. Paradójicamente, y todo lo contrario a su rival directo, la forma más sencilla de vencer será mediante las dos primeras. Para las sumisiones, con realizar un derribo y empezar una sumisión en la pierna podemos ganar una pelea al poco de comenzarla sin exagerar lo más mínimo, algo un poco ilógico al no haber dañado demasiado esa zona del cuerpo. Por otro lado, los KO técnico empezarán cuando vacíemos la barra de vida de una de las tres partes del cuerpo (cabeza, torso o piernas). En ese momento, el rival se desplomará, dándonos la posibilidad de seguir golpeándolo para que el árbitro detenga el combate. Esto puede parecer bastante chulo, pero cuando pasa con unos 6 puñetazos bien dados a la cabeza te das cuenta de que falla algo. Y es que de nuevo, muchas veces un combate puede acabar en menos de un minuto de esta forma, haciendo que no parezca algo tan especial. Es cierto que en las dificultades más altas o jugando contra humanos el reto es mayor, pero de igual forma con un poco de pericia los combates se pueden ganar así con la gorra.

Lo bueno es que los KO no son al azar, sino que tendremos que machacar a conciencia una parte del cuerpo para que se quede automáticamente fuera de combate. Es algo que tardará, pero que resulta mucho más satisfactorio de conseguir.

En cuanto al funcionamiento del juego en sí, el sistema de golpes a veces falla un poco, ya que no siempre detectará un puñetazo o similar. Al mismo tiempo, no siempre lanzaremos el ataque deseado con el stick, o veremos cómo es más complejo y no tan satisfactorio realizar combos. Es cierto que se puede poner un esquema mucho más parecido al de UFC Undisputed, pero como era de esperar no está tan trabajado como el de “Control total”. Este sistema (en el que las llaves se hacen con los botones) en los momentos de suelo puede pasar de muy gratificante a ser un completo incordio. Por un lado, está muy bien que sea tan sencillo para que los jugadores no se frustren con esta parte tan compleja del deporte, pero ver cómo sólo hay cuatro posiciones, y que se va pasando de una a otra de una forma tan automática decepciona un poco. Sinceramente, hubiera preferido algo más complejo, porque ver cómo llegas a la peligrosa posición de “Montada arriba” para estar solo dos segundos al resultarle tan fácil al oponente zafarse de ella fastidia. Al igual que resulta demasiado sencillo el cambiar las tornas al tener al oponente en la posición más débil, cuando en teoría tendría que resultar más complicado pasar de estar debajo a arriba. Sinceramente, es cuestión de gustos, pero viniendo de la complejidad de Fight Night me esperaba algo similar.

EA Sports MMA. Sumisión de brazo

Afortunadamente, los combates son muy vistosos, ya que se recrea con mucho acierto la brutalidad de este deporte con los cortes, la sangre y la potencia de los golpes. Las animaciones como tal también están muy logradas, pareciendo muy naturales la gran mayoría de las veces. Sin embargo, habrá veces en las que los movimientos parecen algo irreales, además de que la velocidad para algunas animaciones nos obligará a tener que esperar a que se realice un movimiento para ejecutar el siguiente, dejándonos durante unos momentos desprotegidos.

Los modelos de los luchadores tienen contrastes. Si bien están muy bien hechos, hay ocasiones en las que parecen de plástico. Además, en las repeticiones se ve cómo se hace algo de trampas para mostrar un mejor aspecto.

Luego en el sonido también nos encontramos con un gran trabajo. Los golpes, llaves y demás suenan muy pero que muy bien, mientras que los comentaristas (en inglés) hacen un buen trabajo, aunque sus líneas pueden llegar a cansar ligeramente. La música por otra parte solamente se oirá en los menús principales, dejando las partes del entrenamiendo con muy poco sonido. Sin duda, habría venido muy bien el dar la posibilidad de escuchar nuestra música del HDD.

EA Sports MMA. Cortes a punta pala

Si te faltan modos en el offline potencia el online

Si después de la carrera os habéis quedado con ganas de más antes de entrar en el mundo online os sentiréis bastante decepcionados, ya que únicamente nos queda la posibilidad de jugar un combate rápido. Lo bueno es que en la parte online consigue llevar más allá a los juegos deportivos, pero no nos adelantemos.

Una interesante posibilidad es la de poder compartir los personajes creados por los usuarios, donde podremos ver los intentos de la comunidad de crear a los luchadores de la UFC (normal si en el juego hay alrededor de 40 y la mayoría no es que sea muy conocidos), aunque con lo limitado que es el editor habrá veces que el parecido no pasará de razonables.

En los combates como tal, iremos subiendo de rangos, aquí establecidos como cinturones. Lo mejor es que podremos decidir luchar en cada uno de los pesajes, teniendo una barra de nuestro estado para poder optar a un combate por el título. Así, se crea un interesante sistema en el que podremos ser campeones online, algo que pica bastante.

Pero lo mejor sin duda son los “Live Broadcasting”, o lo que es lo mismo, combates retransmitidos como si fueran eventos deportivos auténticos, con comentaristas reales y pudiéndote ver todo el mundo. Para poder participar en ellos primero tendremos que ser seleccionados tras hacer un vídeo de presentación y colgarlo en la página oficial del juego. Este modo es completamente novedoso, y es tremendamente interesante, ya que lleva un paso adelante la forma de jugar online. Porque, ¿os imagináis un partido de FIFA mientras os ven en todo el planeta y escucháis cómo Manolo Lama y cía cuentan al detalle lo que va pasando? Sería algo sensacional, y si se sigue explorando nos encontraremos con algo tremendamente espectacular. Para rematar, el lag es inexistente, lo que nos permitirá disfrutar al máximo nuestras partidas en la red.

EA Sports MMA

Conclusión

EA Sports MMA es un buen inicio de la franquicia, ya que tiene algunas cosas muy buenas (como el modo online) y algunos detalles que todavía tienen que ser perfeccionados, como un modo carrera al que se le añadan más elementos aparte de los que ya tiene o directamente más modos offline, además de un apartado gráfico que no muestre a los luchadores como si fueran de plástico en más de una ocasión. En cuanto al sistema de juego, tiene mucho potencial y puede ser algo alucinante, pero ahora mismo es quizá demasiado simple, para bien y para mal.

Así que si os gustan las Artes Marciales Mixtas ya tenéis otra opción disponible en el mercado, pero desgraciadamente no saldrá alzado como campeón en este género por el momento. Sin embargo, si se pulen sus defectos nos podremos encontrar ante un juego realmente fántastico.

Lo mejor

  • La brutalidad de los combates, representada muy fielmente.
  • El modo online tiene algunas ideas novedosas y muy bien llevadas a cabo.
  • Los entrenamientos del modo carrera realmente nos ayudan, tanto en los atributos como en nuestra forma de jugar.
  • Sistema jugable simple para que cualquier jugador disfrute del título…

Lo peor

  • … Pero quizá demasiado sencillo para los que buscan algo más complicado.
  • Los modos offline son demasiado escasos.
  • El editor de luchadores es muy simple.
  • Los luchadores son escasos y no muy conocidos.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *