Dungeon Siege III

Volvemos al reino de Ehb, de la mano de Obsidian Entertainment, que ha sido el encargado de realizar esta tercera entrega, no solo para PC, donde la saga se había arraigado durante estos años, sinó también para consolas.

Dungeon Siege III

Nos encontramos ante un título “Hack’n’Slash” con alguna que otra pincelada de rol para la personalización de personajes y habilidades (aunque tampoco se puede decir que sea muy personalizable). Desgraciadamente la adaptación a consolas a afectado en gran medida a la jugabilidad que nos tiene acostumbrados, simplificando de sobremanera el juego, haciendo mella en la versión de PC.

Seguimos en el contexto donde nos dejó la anterior entrega, encontrándonos ahora ante una Jeyne que ha jurado venganza contra la Legión, por la muerte de su rey y padre. Nosotros como descendientes de los últimos legionarios de la 10ª Legión tendremos que defender nuestro honor y hacer resurgir nuestro ejército tras la masacre de Jeyne, que dejó bajo mínimos las filas de legionarios. Podemos elegir uno de los cuatro personajes a nuestra disposición, sin oportunidad de cambiar las apariencias, características o trasfondos prefijados. Eso sí, cada uno cuenta con su forma de combate: Lucas, experto en combate a corta distancia blandiendo una espada a dos manos o una corta con escudo, Katarina, experta en combate a media y corta distancia con pistolas y rifles, Anjali, especialista en magia de fuego y combate cuerpo a cuerpo y Reinhart, nuestro mago singular. Cada trasfondo hará variar ligeramente el argumento, sobretodo en algunos diálogos y posibles decisiones, pero como os decía no se alterará de una forma muy notable elijamos al que elijamos.

Tras esto, nos dejaran sueltos en un mapeado muy cerrado, cumpliendo como principal misión buscar al resto de descendientes de la Legión (que serán los 3 integrantes del grupo restante) y algunas misiones secundarias. Terminarlo no nos durará más de 10-12 horas y aunque podemos rejugarlo con otro personaje, las diferencias serán mínimas. Una de sus debilidades como podéis ver es la historia, ya que no ha llegado a calar hondo, puesto que también es bastante previsible y corta.

Dungeon Siege III

4 personajes predefinidos hasta con su trasfondo personal... pero no variará en mucho nuestra decisión inicial

A la hora de combatir, nos encontraremos un plantel de enemigos que va desde arañas gigantes, a goblins, cíclopes, trolls, automatas y demás fauna de RPG y según nuestros enemigos, deberemos alternar nuestra postura entre dos posibles para cada personaje: ataque mágico o físico, ataques a distancia o cercanos, ataque potente y lento o ataque rápido pero menos dañino… Lo que variará según dicha postura, será el arma a usar, pero también los efectos en el combate, ya que cada postura cuenta con sus tres habilidades nativas, más tres de carácter general, haciendo un total de 9 habilidades para cada personaje, diferentes pero con resultados similares entre sí.

Con la experiencia ganada podremos mejorar estas habilidades y aprender de nuevas, mientras que por cada nivel también ganaremos puntos de aptitud que mejorarán algunos aspectos especiales del personaje: bonificaciones a la recuperación de vida o maná, a la precisión… haciendo un total de 10 aptitudes por personaje, diferentes ya que cada uno se especializa en un tipo diferente de combate, pero conservando algunas de parecidas. Y aquí es donde termina el rol, cierto que podremos equiparnos con un buen surtido de armas y objetos y contar con un inventario que parece ilimitado en un principio, pero no podremos saber cómo han mejorado los parámetros de un nivel a otro, puesto que lo único que podremos hacer al subir de nivel es mejorar habilidades. Además que la navegación por los menús y su misma interfaz es algo confusa, optando al final por usar la cruceta derecha para abrir el inventario y cambiar el equipo y la cruceta izquierda para abrir el tablero de misiones, obviando el resto de menús, que son un tanto innecesarios.

Dungeon Siege III

Atacar, atacar, cubrir, atacar, atacar, cubrir: subimos de nivel y nos quedamos a dos velas

Al fin y al cabo se reduce a machacar el botón de ataque, mientras que nos defendemos de vez en cuando (que será necesario sobretodo en las dificultades más altas) de las oleadas enemigas; oleadas, porque o estaremos solos o se nos tirarán tropecientos mil encina y la cámara no ayudará especialmente a su detección. Tendremos dos modos de cámara, siempre desde un ángulo elevado, siendo una la original, y otra con un zoom que no nos dejará ver más allá de dos pasos enfrente de nuestro personaje, por lo que la localización de enemigos y su enfrentamiento serán horribles usando esta cámara. Por suerte, como es costumbre en estos juegos, al estar dentro de escenarios cerrados, la pared que debería tapar al personaje, desaparecerá finamente, por lo que nunca nos quedaremos sin ver nuestro jugador. Eso sí, el manejo del combate en consola (remarcar, consola) es el adecuado, siendo fácil e intuitivo. El marcador de vida de los enemigos no podría ser más sencillo y efectivo, la aureola que marca el objetivo que atacamos será del color correspondiente al nivel de vida del enemigo (como siempre de verde para el óptimo a rojo para el crítico), pero como decíamos al principio, el hacer que las tres versiones (PC, X360 y PS3) sean lo más parecidas posible, ha hecho que la versión de PC quede mellada por la simplificación de las consolas: ni ratón ni mando, un pupurri algo extraño… si tenéis mando u oportunidad de haceros con uno compatible para ordenador, es totalmente aconsejable.

Dungeon Siege III

La mayoría de habilidades tienen los mismos efectos, aunque son una joya visual.

Escenarios bien trabajados, con buenas texturas, efectos luminosos y algunos pocos objetos interactuables (barriles y cofres mayormente), pero a la par que simples y poco dados a la exploración: pasearemos por un largo pasillo con alguna que otra ramificación, siendo estas lo suficientemente cortas como para que el minimapa nos muestre que no tienen salida.

El multijugador es sin duda, lo que más salva el juego. Pocos juegos cooperativos a este nivel se encuentran en el mercado, pero además podremos jugarlo a pantalla partida con otro amigo en offline. Si optamos por el online serán cuatros los jugadores disponibles (controlando cada uno, uno de los cuatro héroes citados anteriormente) y gracias a esto, se hace más apetecible de jugar. Podremos juntarnos a cualquier partida aunque ya estén empezadas, siempre que haya espacio suficiente para otro jugador más, lo que facilita encontrar compañeros de juego online.

No hay mucha libertad en el mapeado: pequeños y pasilleros, pero al menos trabajados y majos...

Conclusiones

Como fan de la saga, os diría que lo probéis junto algún amigo o buscando gente por el multijugador, pero yendo solo se hace algo aburrido y monótono ya que no hay gran libertad de movimiento y por si queréis saber qué ocurre a la Legión tras su derrumbe, pero no es de lo mejor en su género sabiendo que hay otras posibilidades que nos ofrecen más horas, una historia más atractiva o más profundidad de escenarios. Si buscáis compartir la historia con amigos, este es vuestro juego; pocos títulos tienen una oferta parecida en multijugador, pero por el resto, se trata de un lanzamiento más.

Lo mejor

  • Multijugador cooperativo offline (pantalla partida) y online (hasta 4 jugadores).
  • Habilidades llamativas y únicas para cada personaje, pero bastante similares.
  • Gran repertorio de armas y equipamiento vario, con un sinfín de características diferentes.

Lo peor

  • Una historia que no nos atrapa del todo e incluso algo corta para ser un RPG.
  • Posibilidad de rejugar la historia con 4 personajes diferentes, y eligiendo nuevas opciones… que poco hacen variar la historia
  • Visualmente, no espanta, pero tampoco impresiona, con escenarios limitados.
  • La version de PC es poco recomendada, la jugabilidad ha sido simplificada para jugarse en consola.

Escenarios cerrados y abiertos: bosques, castillos, montañas heladas, cuevas, un pueblecito y una ciudad

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Square Enix
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 17/06/11
  • Idioma: Inglés con subtítulos en español
  • Precio: 59.95€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *