Disciples III Renaissance

Esta vez ha sido Akella, la desarrolladora que se ha encargado de la nueva entrega de la saga Disciples, y a continuación podréis ver si ha cumplido o no con lo que se esperaba de esta entrega.

Logo Disciples III Renaissance

En Disciples III, se ha dado mucho bombo y platillo al rol de combate, un sistema de batalla, muy parecido a las anteriores entregas, pero con un incremento notable de la velocidad de estos acontecimientos, mezclado con componentes de estrategia y turnos; una mezcla explosiva que sin duda ha hecho más apetecibles los combates del juego.

Así entonces, volvemos con esta entrega a Nevendaar, el mismo mundo que ya visitamos en la anterior entrega. Un astro se acerca peligrosamente a Nevendaar y cae sobre su superficie, es aquí cuando humanos, elfos y demonios combatirán por el poder de esta estrella, puesto que si los demonios se hacen con él, desatarán un tremendo mal sobre el planeta: la liberación de Bethrezen, el líder de las legiones demoníacas. Con tal de lograr hacernos con éste poder, tenemos a nuestra disposición 6 misiones para cada raza (otra extra en el caso de los elfos), en todo tipo de escenarios montañosos y rocosos.

Disciples III Renaissance

Como os decía, Disciples III es un juego principalmente de rol por turnos: nos moveremos por un escenario repleto de eventos (zonas que investigar, combates que realizar, objetos varios que recoger) para cumplir ciertos objetivos, según la campaña que hagamos, cambiando el rol turnero, por la estrategia a la hora de combatir; donde nos moveremos mediante puntos de movimiento por un tablero hasta llegar a las posiciones necesarias para acabar con nuestros enemigos, encontrándonos por el medio del campo de batalla ciertas zonas que nos darán bonificaciones si nos situamos en la casilla correspondiente.

Los escenarios contarán con las típicas ciudades ya construidas, donde podremos reclutar unidades, curarlas, contratar nuevos líderes, investigar nuevos hechizos, o incluso edificar nuevas construcciones para mejorar nuestros soldados (aunque el número de edificios no es muy elevado, y no difiere demasiado de las edificaciones de la anterior entrega), pudiendo solo mejorar la ciudad principal, mientras que las que conquistemos nos servirán como puesto avanzado donde solamente ensancharemos el grueso de nuestros ejércitos con nuevas unidades. Además como novedad podremos hacernos con ciertos enclaves del mapeado que nos servirán de torres de vigilancia y poco más. Tanto ciudades, como enclaves, estarán protegidos por un ser divino poderosísimo, que hará muy difícil la pérdida de estas localizaciones a manos del enemigo, y más aun con el paso del tiempo, pues a cada turno se harán más invencibles.

Disciples III Renaissance

Evidentemente, como RPG que es, incluye desarrollo para nuestro personaje, mediante la experiencia obtenida en nuestras aventuras, subiendo de nivel, mejorando nuestros atributos (fuerza, resistencia, inteligencia, agilidad,…) y un árbol de habilidades completo, que nos servirá para mejorar nuestro liderazgo, armadura y otros elementos secundarios. A parte del desarrollo, también podremos hacernos con nuevas armas, armaduras y accesorios para equipar a nuestro líder.

Con solamente empezar la partida, ya hay algo que resalta a la vista, los gráficos han sido más cuidados en esta entrega, habiendo mejorado de sobremanera, mientras que la banda sonora, sigue en la línea de las otras entregas, contando también con un doblaje al castellano adecuado. Pero a la par que destaca el apartado técnico, también destacan algunos glitches que nos dejarán colgados en el combate, haciendo que tengamos que cargar partida (como unidades muertas que seguirán combatiendo contra nuestros ejércitos), pero Akella ya ha lanzado las primeras actualizaciones del juego (automáticas si disponéis de internet, por cierto) que corrigen éstos y algunos otros errores detectados.

Disciples III Renaissance

Con tal de alagar la vida del juego, contamos con un modo un jugador (diferente a campaña) para partidas individuales, o un modo multijugador offline, con el que podremos jugar con dos o tres amigos (según el mapa seleccionado de los 6 disponibles) por turnos, pasando el teclado/ratón, o dejando que la IA se encargue de su control.

Así podemos decir que Disciples III se ha quedado un poco por el camino de lo que prometía ser, mejorando eso sí, el apartado gráfico y el combate, pero dejando al nivel de la anterior entrega el resto de aspectos, innovando muy poco (incluso parece haberse reducido la dificultad del modo campaña ). Aun así cabe decir que el argumento también es más adictivo e interesante que antes, que ya es decir. El renovado modo combate ha traído un aire fresco a la saga, pero algunas novedades como los enclaves diseminados por el escenario se han quedado a media tinta.

Disciples III Renaissance

Lo mejor:
• Una historia más entretenida y cuidada que antes, acompañada por buenos gráficos.
• Un modo de combate, más agilizado, conservando lo mejor del RPG por turnos, con estrategia.

Lo peor:
• Varios tipos de bugs conviven con los enemigos por el escenario (esperando posibles actualizaciones).
• Edificos y unidades parecidas a las de siempre (excepto por la inclusión de dragones, entre otras pocas).

Para terminar, listaremos los requisitos mínimos que el juego requiere:

Windows XP / Vista / Seven
Pentium IV 2.4 GHz
1 Gb de memoria RAM
6.8 Gb de espacio en disco duro
Tarjeta Gráfica de 256Mb (NVidia GeForce 6600 – ATI Radeon X700 o mejores)
DVD-ROM
Tarjeta de Sonido

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *