Dirt Showdown

Dirt-Showdown

Codemasters ha decidido centrarse en los juegos de conducción y crear una fuerte comunidad sobre ellos con el denominado Racenet. Y para presentar esta red social qué mejor oportunidad que hacerlo con el lanzamiento de Dirt Showdown, un título de conducción que revoluciona la saga Dirt dejando de lado su componente de simulación y haciendo gala de su acción arcade desde el primer acelerón. Olvidaros de correr por tramos cronometrados y asistir en cambio al arte de destruir vehículos mientras compiten en pruebas a lo largo y ancho del planeta. Aunque entre tanta destrucción siempre está bien hacer unas acrobacias de vez en cuando para demostrar nuestra pericia al volante.


La sensación tras jugar varias horas a este título es extraña, pues se mezclan en él una serie de pruebas muy diferentes entre ellas aunque todas tienen el mismo objetivo final: ganar. Es curioso hoy en día encontrar un título de conducción en el que realizar acciones opuestas. Por un lado hay pruebas en las que tenemos que hacer el cafre y destrozar lo máximo posible a nuestros rivales mediante embestidas como en las de Demolición, mientras que en otras pruebas tenemos que conducir con mucho tino y realizar piruetas y movimientos milimétricos para poder superarlas, como en las anteriormente vistas Gymkanas. Y combinado con estas, carreras de eliminación ya clásicas o carreras en circuitos cuyos cruces en forma de ocho harán que no siempre ir el primero sea buena opción.

El claro ejemplo de que Dirt Showdown prescinde de la simulación y apuesta por la acción arcade es la aparición en pantalla de un marcador que estará presente en todo momento en el que veremos nuestro nivel de daño y turbo. Da igual la velocidad a la que vayamos, sino la castaña que nos demos a los adversarios y si puede ser con turbo pues más espectacular. También hay que vigilar nuestra salud pues en las pruebas finales quizás no acabemos la carrera por falta de esta. Al inicio de cada una de las pruebas divididas en cuatro temporadas podremos elegir el vehículo, para ello tendremos que tener en cuenta el nivel de manejo, de daño y de potencia. Como he comentado antes tendremos que tener en cuenta estos tres parámetros antes de iniciar la carrera e incluso podremos mejorar estos niveles siempre y cuando dispongamos de dinero suficiente. Algo que iremos ganando a raíz que vayamos progresando en las carreras.

Los coches excepto algunas excepciones como los utilizados en las gimkanas son modelos diseñados por el equipo de Codemasters que van desde coches clásicos reforzados hasta furgonetas y pequeñas camionetas no muy veloces pero sí resistentes. A la hora de enfrentarnos a cada tipo de competición tendremos que escoger entre unos u otros aunque siempre podemos mejorar el vehículo que nos guste y participar sin problema. Con un vehículo mejorado a tope podremos enfrentarnos con seguridad a casi todas las pruebas, algo curioso, la verdad. Incluso las vistas desde el coche son escasas ya que únicamente contamos con la exterior trasera y la vista desde el morro, quizás es que las cámaras se han roto tras un buen choque.

Dirt Showdown no es toda una novedad o revolución de la saga Dirt, lo intenta pero no acaba de desprenderse de la esencia de la saga y mantiene varios elementos de esta como el rebobinado, pruebas como la gimkana o trazados de los circuitos. El juego busca el espectáculo continuo y parece realizado para un público que quiere desprenderse de las pesadas etapas solitarias de Dirt 3 para centrarse en la destrucción e intensidad de las pruebas. El juego puede conseguir atraer a un público diferente de Dirt 2 o Dirt 3, pero a cambio de perder algunos seguidores de la saga que esperen volver a los circuitos por etapas con la futura cuarta entrega.

Y si Dirt Showdown consigue nuevos seguidores es por esta nueva jugabilidad porque para esta nueva entrega Codemasters sigue contando con un buenísima apartado técnico. Unos gráficos a la altura de esta generación con excelentes gráficos y efectos, sobretodo en las carreras nocturnas iluminadas, una buena banda sonora rockera y un excelente multijugador. Pero por otro lado el juego no es demasiado difícil, te limitas a ir superando pruebas algunas de ellas no demasiado atrayentes con pocos modelos de coches, aunque sí con skins de diferentes y variados diseños y aquello que acaba sorprendiéndote en un principio, al final resulta repetitivo.

En esta ocasión un nuevo tipo de juego nos ofrece libertad total al más puro estilo sandbox en conducción. Se trata de Joyride que nos invita a realizar acciones como derrapes, saltos o giros de 360 grados en dos escenarios distintos en los que debemos cumplir unos objetivos y encontrar paquetes ocultos. El multijugador es el modo más atractivo de Dirt Showdown y encima potenciado con la nueva red social Racenet que nos propone pruebas y desafíos. En este modo de juego podemos decidir si corremos carreras clásicas o bien disputar eventos de destrucción en el multijugador online o bien disputar pruebas a pantalla partida localmente en nuestro televisor.

Conclusión

Nos guste o no Dirt Showdown ha hecho recordar en nosotros aquel gran juego que fue Destruction Derby y rezuma a aceite quemado y golpes de chapa que aquel título dejó en nuestros sentidos. En esta entrega de la saga Dirt encontrarás una mezcla de pruebas de habilidad con otras de destrucción masiva, pero sin bombas, sino con vehículos como nuestras principales armas. La conducción arcade ha triunfado definitivamente sobre la simulación que encontramos en las anteriores entregas, algo que seguro provocará que el resultado final no guste a todos los seguidores de los títulos de rallies y sus pruebas cronometradas.

Lo mejor

  • El modo multijugador y Racenet harán que le saques todo el partido posible.
  • Revivir el pasado para aquellos que hayan jugado a Destruction Derby.
  • Dificultad asequible para todos los jugadores.

Lo peor

  • Pocas pruebas que resultan repetitivas.
  • El comentarista a veces es capaz de sacarte de quicio.
  • Demasiado arcade para los seguidores de la saga Dirt original.

Ficha

  • Desarrollo: Codemasters Racing
  • Distribución: Codemasters
  • Lanzamiento: 25/05/2012
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 59,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *