Dead Space 3

Dead-Space-3

Visceral Games y Electronics Arts traen a nuestras pantallas por tercera vez las desventuras de Isaac Clarke que de una vez por todas intenta acabar con la plaga de necromorfos en el planeta Tau Volantis antes de que estos acaben con él. A diferencia de los títulos anteriores de la saga en esta ocasión visitaremos este planeta, lo que nos dará ocasión de visitar parajes más amplios y dejar de lado los pasillos angostos y oscuros, e incluso las pesadillas del protagonista, algo que he echado mucho en falta en Dead Space 3. Pero no sólo he echado de menos esto, sino también su etiqueta de Survival Horror ya que cada vez más se acerca peligrosamente a un shooter, y esto no le beneficia en nada. Pero entremos en detalle.

Dead Space y Dead Space 2 dejaron muy buen sabor de boca en sus seguidores, faltos por aquel entonces de buenos Surival Horror se aferraron a esta nueva IP de Electronic Arts y bien que hicimos. Lástima que cuando intentas innovar algo quizás la esencia se pierda por el camino. En la anterior entrega por introducir el multijugador se lastró una mejor experiencia del modo campaña y en esta ocasión parece que la inclusión de un modo cooperativo ha eliminado de raíz los sustos y tensión de un survival horror, junto como he dicho anteriormente con la falta de pesadillas de Isaac. Y de verdad, esos momentos en los que su memoria por acción de las efigies pasaba a un lado más tenebroso eran de lo mejorcito del título.

Pero contentar a todos es peligroso, eso es verdad. Decepción no es la palabra, pero Dead Space 3 ya no acojona. Sabes que los enemigos están ahí e irán a por ti en cualquier momento pero si vas bien armado y equipado con botiquines serás casi indestructible, incluso la dificultad y la exigencia del juego que requiere del jugador parece que esta vez ha descendido respecto a sus entregas anteriores. Respecto a estas algunas cosas se han suprimido como los famosos puntos de guardado que recordaban mucho a Resident Evil, en cambio en Dead Space 3 se guarda automáticamente. En cambio el proceso de creación de armas y la customización de estas ha mejorado mucho respecto a Dead Space 2.

Los pequeños puzzles no se han suprimido, siguen estando presentes en el juego para poder seguir activando puertas u objetos y se adaptan a la perfección cuando se juega en cooperativo. Tampoco faltan los Quick Time Events o QTE ya sea para salvarnos de una situación embarazosa o para quitarnos de encima a algún necromorfo que nos quiere dar un buen bocado. Y como novedad en esta entrega tendremos la posibilidad de realizar misiones secundarias para conocer más detalles de la historia o bien seguir con la misión principal, aunque os recomiendo encarecidamente la primera opción. Completar el juego os llevará de esta manera más de quince horas, llamarme lentorro, pero me gusta investigar y no enfrentarme a las bravas a los necromorfos.

Los 19 capítulos de los que consta Dead Space 3 podríamos dividirlos claramente en dos fases. Por un lado el exterior de Tau Volantis, en un cementerio de chatarra que orbita el planeta, y otra fase que transcurre en su superficie helada, que a algunos les recordará a la película The Thing (La Cosa) y a otros a Lost Planet, así que podéis elegir. El primero con entornos más cerrados y con la posibilidad de visitar varias naves gracias a un transporte. En cambio la superficie de Tau Volantis nos permitirá explorar un poco más, y sobretodo la posibilidad de parapetarnos en objetos cuando somos atacados por fuerzas militares.

Otro elemento característico de la franquicia es el aspecto de Isaac gracias a los diferentes trajes que puede utilizar y que podremos cambiar en varios terminales. En esta ocasión no tendremos que comprarlos, sino que los iremos desbloqueando a medida que avanzamos en la historia. Se ha modificado de paso el aspecto de mejorar las armas o el traje con nodos, como ocurría en entregas anteriores, y ahora podremos hacerlo con elementos de mejora que encontraremos a nuestro paso. Aquí sí que se nota el buen hacer de Visceral Games y cada jugador podrá personalizar el arma a su gusto con un disparo principal y otro secundario, algo que se agradece, y mucho.

Otro aspecto en el que se nota el buen hacer de Visceral Games es en el apartado gráfico con un nivel de detalle realmente alto, excepto en los paisajes nevado de Tau Volantis, el resto realmente supera a sus antecesores. Los enemigos en cambio no parecen haber aumentado respecto a entregas anteriores aunque eso sí ahora aparte de miembros afilados encontramos a algunos armados con piolets que nos pegarán buenos tajos e incluso a humanos que quieren poner fin a nuestra misión. Las animaciones están realizadas a la perfección y la historia en la que Isaac se ve envuelto en un triangulo amoroso también está bien. El apartado sonoro sigue siendo de lo mejorcito del juego.

Conclusión

Dead Space 3 no defrauda a los seguidores de la saga aunque ha rebajado su nivel de exigencia, tanto de dar sustos al personal como de dificultad. Isaac Clarke no vuelve solo y eso se agradece, ahora podemos jugar la campaña junto a un amigo y de esta manera no ser los únicos que acabamos con los necromorfos y las malditas efigies. A Dead Space 3 le ha sentado regular cambiar de aires y quizás te deje un poco frío, y no será porque la acción en esta ocasión se haya trasladado a un planeta helado.

Lo mejor

  • Encantará a los seguidores de la franquicia.
  • Posibilidad de jugarlo en cooperativo o en modo clásico.
  • Excelente duración del juego y rejugabilidad.

Lo peor

  • Ya no daremos saltos ya que no asusta como las entregas anteriores.
  • Tiende más hacía el género shooter que a un survival horror.
  • Me ha parecido más fácil.

Ficha

  • Desarrollo: Visceral Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 07/02/2013
  • Idioma: Español
  • Precio: 59,95 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *