Dead Island

Tras 5 años oyendo hablar de este proyecto, muchos retrasos y un macabro trailer que a nadie dejó indiferente, los chicos polacos de Techland nos presentan finalmente su ansiada propuesta zombie.

Los creadores de la saga Call of Juarez, ansiaban ofrecer de nuevo un gran juego, especialmente después del fiasco de la última entrega de dicha saga, “The Cartel”. Veremos que con este trabajo sus credenciales han mejorado notablemente.

La historia se nos presenta con una intro inicial dónde uno de los protagonistas, después de una buen borrachera, despierta en su habitación en medio de un holocausto zombie que ha acabado y transformado a gran parte de los huéspedes del Hotel-Resort y habitantes de la Isla de Banoi.

Inicialmente podemos escoger entre 4 personajes, cada uno con sus particularidades y atributos, y nuestra misión consistirá en abandonar la Isla, aunque en el transcurso de la aventura, el hecho de ayudar a otros supervivientes, nos llevará a descubrir el origen de la plaga zombie y el motivo por el cual no pueden ser infectados. Nuestros acompañantes en esta aventura serán:

  • SAM B: rapero venido a menos que destaca por su fuerza bruta y manejo de armas contundentes
  • LOGAN: deportista que trunca su carrera por una grave lesión y es experto en armas arrojadizas y muy rápido
  • PURNA: antigua policía que destaca pos su habilidad con armas de fuego
  • ZIAN: empleada del Resort y especialista en armas afiladas

Dead Island ofrece una acertada mezcla de aventura en primera persona, con esencia shooter, extensos mapeados tipo sandbox y un toque rolero sutil pero muy acertado. Personalmente creo que sería lo más parecido a meter en una batidora Left 4 Dead, Dead Rising 2, Far Cry 2 y Borderlands.

Durante la misión principal, vamos acometiendo los encargos principales de algunos líderes de grupos supervivientes, y de esta forma avanzar en la trama, pero mientras tanto, muchos de los refugiados nos irán encargando numerosas misiones secundarias que alargan considerablemente el juego.

Normalmente un juego que suele tener, como es el caso, entre 20-30 horas de duración garantizada, acaba siendo repetitivo en su desarrollo, pero en este caso puedo decir que la magistral mezcla de géneros os mantendrá enganchados al sofá durante días. Amén de la opción de juego cooperativo que veremos más adelante. Sin existir gran variedad de situaciones y misiones bastante típicas (encontrar objetos, acabar con los enemigos de una zona y los típicos “ves y dile….”), reitero que la experiencia es bastante gratificante y seguramente acometáis muchas de las misiones secundarias; en parte gracias a la acertada mezcla de géneros que comentábamos anteriormente.

Inicialmente, muchos jugones, se toparán ante un control bastante exigente, puesto que inicialmente controlamos armas de mano, y al tratarse de una jugabilidad en primera persona, costará familiarizarse con las distancias y los golpes en perspectiva subjetiva (algo que nos ocurrió a muchos con Oblivion). No obstante, nos acostumbraremos en un par de horas a dichas exigencias; sin embargo, pasado el ecuador de la aventura comenzarán a aparecer armas de fuego, con lo que la vertiente shooter, mucho más trotada por todos nosotros hace acto de presencia y nos facilitará algo más la faena.

Oí hablar de un “bug” que nos obligaba a reiniciar la partida desde cero, puesto que bloqueaba sin remedio el juego, hecho que justifica la actualización que nos solicita nada más introducir el disco. Pese a solventarse este importante fallo, otros menores han hecho acto de presencia en el análisis como por ejemplo, no poder avanzar por culpa de una pared invisible, imposibilidad de subir unas escaleras o enemigos (curiosamente humanos en todos los casos) que se quedan inexplicablemente bloqueados y paralizados.

El juego autoguarda de forma automática en momentos concretos, y no es posible guardar de manera manual, esto provoca que muchas de las misiones y encargos que hemos ido aceptando mientras cumplimos otra misión, debamos confirmarlas una vez reiniciemos el juego de nuevo; por lo que después de asumir cierta misión y vayamos aceptando otras alternativas para que se añadan al listado de tareas y completarlas cuando nos plazca, deberemos finalizar la misión actual para que autoguarde.

Será por armas…
Como decíamos, podemos encontrar por los escenarios numerosas armas de mano y de fuego, con una capacidad de carga limitada y que podemos incrementar según evolucione nuestro personaje. El mejor armamento nos lo facilitará personajes a los que hayamos ayudado.

La variedad de armas de mano es asombrosa, y podemos utilizar a nuestro antojo palos, remos, machetes, hoces, bates (como no…), martillos, puños americanos o cuchillos entre muchos otros. La cantidad de armas de fuego también, aunque en mayor medida sigue siendo destacable, y los distintos tipos de pistolas, revólveres, escopetas o metralletas están a la orden del día.

Inicialmente tenemos la opción de golpear con los puños y lanzar patadas (incluso aéreas si combinamos con el salto). Numerosas armas de manos tienen efectos aplastantes, y será frecuente ver reventar cráneos o fracturar extremidades. Ni que decir tiene que con las armas afiladas las decapitaciones y disecciones se acompañarán de un elevado nivel gore. Creo que hubiese encajado bien un botón para cubrirnos y después contraatacar.

Además de contar con armas arrojadizas como el cóctel Molotov, granadas o incluso  botellas de butano, ladrillos, y cajas repartidas por los escenarios, cualquier arma de mano se puede acabar arrojando a un enemigo gracias a una retícula automática que selecciona al enemigo rápidamente. También estas armas, tienen la particularidad que se desgastan con su uso y a la larga acaban perdiendo su poder y consistencia. Cada una de ellas cuenta con sus propios atributos de Daño, Fuerza, Manejo y Durabilidad, que en caso de armas de fuego hablamos de Daño, Precisión y Cadencia de fuego.

Gracias a unos talleres repartidos por los mapas, y a costa del dinero que encontramos en los cadáveres o abriendo numerosos objetos (baúles, armarios, cestos, cajas…), podremos reparar dicho armamento y mejorarlo. Incluso podremos tunear cualquier tipo de arma gracias a la constante recolección de objetos (os recordará a Fallout) y unos diagramas, muy localizados, que nos permitirán potenciar cualquier arma tanto de mano como de fuego. En conclusión, al más puro estilo Dead Rising 2, añadiremos clavos en un bate, envenenaremos la hoja de un cuchillo, proporcionaremos descargas eléctricas en un mazo o incluso adaptaremos fuego en el percutor de una pistola para potenciar los disparos.

Un poquito de rol
Gracias al dinero podremos comprar mercancía (o incluso vender) a cualquier mercader ubicado en las pequeñas colonias de supervivientes. Debemos tener en cuenta que la munición suele ser escasa, por lo que el uso de armas de fuego debe ser lo más limitado posible.

La vertiente rolera queda reflejada en el completo sistema de evolución del personaje, puesto que cada muerte, golpe crítico, cumplimiento de misión o los numerosos logros existentes, nos proporcionaran puntos de experiencia que irán incrementado el nivel del personaje. Con cada subida de nivel nos desplazaremos al sencillo menú dónde además de gestionar el inventario, seleccionaremos un árbol de habilidades cuyas mejoras pueden darse en tres atributos denominados Furia, Combate y Supervivencia. Obtendremos una mejora por cada nivel de experiencia.

En el caso de los atributos de combate y supervivencia, queda claro, que consistirán en mejorar el porcentaje de golpes críticos, reducir el cansancio al golpear,  o incrementar la salud, además de ampliar la capacidad de carga de armamento, puesto que la de objetos no se limita.

En el caso de la Furia, es un factor importante, puesto que tras recibir o asestar numerosos golpes, existe un pequeño indicador junto con la energía que nos determina el nivel de furia. Una vez completado pulsando un botón nuestro personaje se convierte en un superhombre que con un par de golpes acaba con el zombi más pintado, además de obtener un  sustancial número de puntos de experiencia.

Cada ataque o golpe infringido a un enemigo, reflejará los puntos de daño en pantalla (tipo Borderlands), y como es previsible los ataques directos a la cabeza serán mucho más devastadores. Estos enemigos no tienen porque ser solamente zombies, ya que a media aventura deberemos comenzar a lidiar contra supervivientes humanos. La diversidad de zombies es muy correcta y encontramos desde caminantes, infectados, matones o embestidores hasta algún que otro engendro que escupe ácido o que explota a nuestro paso. En el caso de los humanos, los modelos y tipos son mucho menos variados. No existen grandes jefes finales y la Inteligencia Artificial es acertada, por lo que será habitual ver como nos emboscan los enemigos o se parapetan. Además con una curva de dificultad moderada y sin opción de escoger nivel, conforme incrementemos nuestro nivel de experiencia, los enemigos también lo harán, así que olvidaros de encontrar enemigos con niveles paupérrimos.

La energía no se autoregenera, y deberemos alimentarnos de bebidas isotónicas y barritas energéticas encontradas por la escena. En cualquier caso, podemos cargar con los clásicos botiquines. Los botiquines se pueden seleccionar a través del inventario o bien mediante un rápido menú radial, dónde seleccionamos el armamento. Aunque es probable que se seleccione de forma automática uno de estos botiquines y lo utilicemos sin querer, pensando que seleccionábamos un arma. Personalmente no me convence y me parece algo engorroso mezclarlos en el mismo menú.

Una gran virtud, es la libertad de exploración de la Isla, que es total en cualquiera de sus tres mapas (complejo turístico, poblado y selva), todo un deleite jugable ya que la extensión de los mapas es considerable. Y sólo existen tiempos de carga al viajar de un mapa a otro, y sin demasiada demora. A esto le añadimos la posibilidad de conducir vehículos 4×4 para desplazarnos o viajar de un punto a otro de la isla a través de unos mapas enmarcados en algunas paredes.

Al morir, resucitamos en el punto de control más cercano, y generalmente son bastante numerosos, digo generalmente puesto que en alguna ocasión me he encontrado ciertamente alejado del lugar dónde he caído o por el contrario, más adelantado y por tanto cercano al punto de destino (detallado en un pequeño y simple mapa).

Cooperativo Online
Si jugar en solitario es ciertamente adictivo, os aseguro que ir completando tareas en compañía es brutal. No existen otros modos de juego online, sino que se centran en realizar misiones de la historia de forma cooperativa y podremos unirnos a otros acompañantes, hasta un máximo de cuatro, para avanzar en la trama en compañía. Podemos montar todos en vehículos, atacar a lo bestia a enemigos e ir completando misiones, sin duda un gran acierto que nos recordará al gran Left 4 Dead. Hubiese redondeado el apartado la opción de jugarlo a pantalla partida.

A nivel gráfico, el juego tiene muchas luces, pero también muchas sobras. Destaca por encima de todo la inmensidad de los 3 escenarios y su profundidad, además sin tiempos de carga, con efectos de luz, agua, partículas y sombras bastante buenos, con una buena paleta de colores y con un nivel de detalle y tremenda carga de objetos en el escenario.

Quizás todas las bonades anteriores provoquen algunos defectos gráficos como bordes serrados en sombras, popping demasiado cercano y muy acusado al conducir, alguna textura de baja resolución y cargas de las mismas muy lentas en escenarios cerrados.

A nivel sonoro lo más destacable es el sonido FX, puesto que nos introduce de lleno en cada uno de los escenarios. Tanto en el complejo como en la selva, nos una sensación muy realista, destacan sonidos ambientales, animales, de vegetación y especialmente los gritos y ruidos guturales de alguna criaturilla.

La música cumple perfectamente su cometido y con un repertorio acertado en calidad y cantidad acompaña a la perfección el ritmo de la aventura. En cambio las voces, además de no estar traducidas a nuestro idioma, presentan errores de género en algunas conversaciones, por lo que es raro oir, en inglés, improperios machistas hacia nuestro prota masculino.

Conclusión

No estamos ante un juego que nos vaya a transmitir miedo, sino que se trata de una propuesta que mezcla magistralmente lo mejor de cada género. Pese al notable hype de este juego, puedo decir que me he encontrado con lo que esperaba; un juego adictivo, extenso, con una gran opción cooperativa y un apartado técnico que pese a ciertas lagunas, cumple con el cometido.

Lo mejor

  • Duración y extensión
  • Recreación de los escenarios, especialmente el complejo turístico y la selva
  • Te enganchará su acertada  mezcla de géneros
  • Cooperativo hasta 4 jugadores

Lo peor

  • Sistema de autoguardado a veces mal implementado
  • Falta un modo cooperativo a pantalla partida
  • Sin doblaje al español y con errores de género
  • Algún pequeño bug

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Techland
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 09-09-11
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 56,99€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. En lo peor que mencionas, pones sin doblaje al ingles, me imagino que te referiras sin doblaje en español………

    Buen analisis, sin duda es un juego a tener en cuenta 🙂

    • Ciertamente Pozo, quise decir: sin doblaje al castellano, puesto que el juego, como comento en el análisis, está en inglés (con subtítulos en español). Ahora mismo lo cambio

      Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *