Uncharted 2: El Reino de los Ladrones

Si alguien aquí aún no ha oído hablar del último título de Naughty Dog, Uncharted 2: El Reino de los Ladrones,  la verdad es que ha pasado los últimos meses en otro planeta o en el fondo de una caverna. Y si alguien ha hablado mal de este juego pues me sorprenderé, y ya os aviso que no voy a ser la excepción, aunque alguna pega que otra siempre se puede encontrar. Uno de los personajes más famosos de la PS3, Nathan Drake, vuelve a hacer un viaje inolvidable trás los secretos de Marco Polo, el comerciante veneciano que fue uno de los primeros en visitar el Oriente Lejano y volver para explicarlo.

Una vez empecemos a jugar a Uncharted 2, es muy difícil dejar ir el mando. Nathan se encuentra colgado de un vagón de tren, que a su vez está pendulando en precario equilibrio en un precipicio rodeado de picos nevados. ¿Cómo ha llegado hasta ahí? La historia se irá desplegando desvelando todas las incógnitas, siguiendo un guión magistral.

Uncharted 2 no solo continúa con la misma jugabilidad que primer título de la saga (Uncharted: El Tesoro de Drake), sinó que la mejora. Para los que no jugasteis el primero, Uncharted es un juego en tercera persona y nuestra función es controlar a Nathan a lo largo de varios capítulos donde se va alternando segmentos donde debemos trepar, saltar y hacer varias filigranas por el escenario, con momentos donde debemos disparar, con una buena variedad de armas, a enemigos que nos acosan constantemente. De vez en cuando deberemos resolver puzles para poder seguir avanzando, aunque para mi este es un aspecto negativo, estos puzles son más escasos y más fáciles que en el primer Uncharted.

Aunque lo pueda parecer, el juego no se hace monótono en ningún momento. Los elementos narrativos de la historia están muy bien integrados en esta segunda parte, dando mucha fluidez y continuidad al juego. A veces no nos daremos ni cuenta que ha empezado una escena automática y tendremos la sensación que aún estamos controlando nosotros a Nathan. Además, no estaremos sólos a lo largo de la historia ya que nos acompañarán viejos amigos como Sully y su mustacho o la periodista Elena, o nuevos, como Chloe. Y con lo pintorescos que són estos personajes estaremos bien entretenidos.

En Uncharted 2 seguimos contando con el sistema de cobertura, del que podemos ayudarnos para protegernos del juego enemigo a la par que disparamos con una cierta seguridad. Este sistema es muy sencillo y basta con apretar el botón “O” para hacer que Nate se esconda detrás del obstáculo más cercano. Volviendo a apretar “O” podemos cambiar de escondite. Aunque esto va de perlas por lo general, hay veces que nos encontraremos gritando a la tele porque el protagonista se esconde detrás de la columna… ¡pero por el lado del que viene el fuego enemigo! Hay que actuar rápido para pasar a cubierto de nuevo, aunque ese error en los niveles Difícil o Aplastante puede llegar a costarnos la vida.

Y hablando de dificultades, la dificultad no es constante a lo largo del juego. Hay escenas que son mucho más complicadas que otras y, a diferencia del primer Uncharted, no he tenido la sensación de que el juego se fuera complicando demasiado a medida que avanzamos, aunque si que hay escenas más complicadas a medida que nos acercamos al final.

La inteligencia de los enemigos no está nada mal. Normalmente se protegerán usando los elementos del escenario y harán lo posible por sorprendermos. Eso sí, hay algunas veces que nos quedaremos sin entender porque se acercan en línea recta lanzando escopetazos desde la distancia (que nos llegan a herir) hasta que llegan hasta nosotros. Eso sí, cuanto más alto sea el nivel de dificultad, mayor número de enemigos deberemos derrotar.

Contamos con una gran variedad de armas para ayudarnos en nuestras tribulaciones, aunque Nathan sólo puede llevar como máximo dos armas (y granadas): una de tipo pistola, y otra más seria como metralletas, escopetas o RPGs. Hay bastante munición repartida por todos los lados por lo que, excepto en los niveles difíciles, normalmente nunca nos faltará nada.

Gráficamente, es probablemente uno de los juegos más espectaculares a los que he jugado. Dicen los desarrolladores que esta vez se utiliza el 100% del motor gráfico de la PS3. Los escenarios son alucinantes e increiblemente detallados. Los artistas gráficos detrás de este título han echo un trabajo excepcional, incluso mejor que el primero. Y supongo que no hace falta ya que hable de la iluminación… Como novedad, esta vez hay escenas que suceden mientra todo el escenario se mueve, como por ejemplo, mientras luchamos por avanzar en un tren en movimiento… ¡cuidado que se acerca un semáforo! sí, con alguno de esos me choqué para dar con una muerte inevitable (o evitable si tuviera mejores reflejos).

Los elementos a nuestro alrededor reaccionan a la física. Por ejemplo, hay jarrones que se romperán al ser disparados, objetos volarán por los aires con las explosiones, dejaremos huellas en la nieve recién caida, o las plantas se moveran con la brisa (y hablando de cosas verdes, la vegetación es increible).

En Uncharted 2, los elementos del escenario están mucho mejor integrados con los movimientos de nuestro personaje. No siempre está claro donde podremos saltar, o de donde podremos colgarnos. Hay otros juegos donde siempre está muy claro que tenemos que hacer, porque donde podemos colgarnos siempre tiene el mismo aspecto (y esto también sucedía en parte en el primer Uncharted). En este segunda parte, no siempre está claro por donde debemos avanzar si no fuera porque la cámara se sitúa muy claramente indicando por donde deberíamos tirar. A veces creo que la cámara debería ser un poco más sutil, para no ponernos todo tan fácil.

Como en el primer Uncharted, en Uncharted 2 podemos ir encontrando tesoros escondidos por el escenario. Algunos de ellos son realmente difíciles de encontrar, mientras otros son del tipo… ¿quien se ha dejado este colgante de jade en esta rama?

El sonido y la música son excelentes (aún no he utilizado “excelentes”, ¿verdad?, se me empiezan a terminar las palabras. La música acompaña como dedal al dedo toda la historia. Desde la grandiosidad de la orquestra ante paisajes que te dejan sin aliento, a la tensión en las escenas de acción o música con un punto tenebroso cuando colgamos a la intemperie de los sitios más inesperados. Los efectos de sonido suenan como… los efectos de sonido, es decir que las armas suenan como… armas, y las explosiones… como explosiones. Supongo que ya me entendéis. Y mientrastanto podemos oir el viento que susurra malos augurios a nuestro alrededor.

El análisis lo he realizado con el título en versión original (inglés) y tengo que recomendaros esta versión si entendéis el idioma. Mi copia del título no tenía versión en español, así que será otro colaborador el que os de su opinión en ese aspecto. Es importante destacar que en Uncharted 2, la voz de los autores fue grabada a la vez que interpretaban las escenas, capturadas con “motion capture“. Esto hace que la interpretación sea muy realista y ligada a lo que realmente está sucediendo en ese momento, así que no se produce ningúno de esos efectos en que un personaje habla de forma muy tranquila mientras hace quincemil aspavientos con los brazos. Parece que no, pero esto hace que la historia sea mucho más creible y natural. Los personajes son muy coherentes y trabajados hasta el mínimo detalle de personalidad. Hay un gran trabajo de guión.

A medida que avancé en la historia me encontré con algún que otro defecto. Una vez me quedé atrapado en una pared y en otra atravesé el suelo al morir. Pero en todo caso, estos defectos no eclipsan para nada el resto de la historia.

En conclusión, está claro que este es uno de los títulos que todo jugón debe tener en su colección. El juego ha sido aclamado por crítica y público, ¿será por alguna razón no? Y ya sólo nos quedará esperar al Uncharted 3… o a la película.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Bueno, no se si hay que añadir algo a lo dicho: Realmente estamos ante un señor juego!
    Si es cierto que hay menos puzzles y de menos calidad, y quizá incluso menos tiroteos, para pasar a un plano mas plataformero, pero de todas maneras el juego es impresionante!!
    Como ya dije, el final de esta entrega (tranquilos, no os voy a contar nada!) es menos épico de lo que fue el primero, pero también es increíble: La escena final es inmejorable! 😛
    Yo también me quedé trabado en una pared en el capítulo del robo, y descubrí una pequeña trampa de programador: En el capítulo después de la persecución de coches, cuando vas a el templo medio en ruinas, si quieres volver por donde has venido hay una puerta enorme, pues pasada esta puerta hay suelo “visualmente” pero si intentas atravesar la puerta, Nate se agarrará a un saliente que realmente debería ser suelo y no podremos pasar! XD (A ver si llego de nuevo y os hago una foto! 😛 )
    El doblaje al castellano es muy bueno, al igual que lo son las expresiones usadas, que no son forzadas, sino que es lo que diríamos cualquiera de nosotros (Los subtitulos ya son otra cosa, al igual que en el primero, a veces dicen una cosa, y escriben otra, que viene a ser lo mismo, pero con sinónimos, que se entiende igual, pero queda un poco feo…)
    Genial análisis para un juego genial!!

  2. y si d ablar d fallos se trata ni mensionar el glitch d tweaks, asi te pasas los modos difisiles como nada
    el juego esta vien, si solo vien lo e jugado solo 3 o 4 dias por q despues d jugar 1 obra maestra como demon’s souls uncharted 2 es muy simple, por siert el q me esta enganchando ahora es el borderlands cosa q no logro uncharted 2

  3. Hola, no conozco esos glitchs de los que hablas, pero a mi personalmente quien quiera utilizar eso me parece un poco triste. No hay nada como currarse un modo dificil hasta el final, como reto personal. Yo ahora estoy avanzando en aplastante, que es mas dificil que en el primer Uncharted si no recuerdo mal.

    Demon’s souls y Borderlands, ambos tengo ganas de probarlos 🙂 Aunque el tipo y estilo son diferentes…

  4. yo nisiquiera e empesado el modo difisil, asi q no e usado el truco
    borderlands y demon’s souls son buenisimos mas nunca dije q fueran iguales : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *