Critter Crunch

    El estudio canadiense Capy trae Critter Crunch a la PlayStation Network (por ahora disponible solo en la Americana, pronto para Europa también). Este juego es una versión muy mejorada del mismo título para Iphone, lanzado el año pasado. Critter Crunch es un juego tipo puzzle, cuyo personaje principal es un animal llamado Bigg. Los Biggs son una raza dulce, aunque de comportamiento un tanto grotesco, como podréis leer a continuación.

    Los Biggs viven en la isla Krunchatoa, que tiene un ecosistema tropical realmente vibrante del que nuestros amiguitos se aprovechan. Con una lengua larga y pegajosa moveremos a los animales de la isla haciendo que se alimenten unos de otros. Para entendernos, bicho grande se come a bicho pequeño. Nuestra misión consiste en capturar con la lengua los diferentes bichos haciendo que se alimenten unos de otros. Varios seres de tres tamaños diferentes cuelgan de lianas en varias filas. A medida que pasa el tiempo, estos animales van cayendo, acercándose inexorablemente a nuestro Bigg. Si no somos lo suficientemente rápidos y esto sucede, los bichos de la isla terminarán con nosotros y la partida se acabará.

    Cuando un bicho mayor se alimenta con dos pequeños explota haciendo desaparecer también aquellos bichos del mismo tipo que tenga a sus lados, encima o debajo. Y eso es lo que nos interesa hacer, puesto que de cuanto más bichos nos deshagamaos más espacio tendremos de maniobra. Cuando eliminamos a los bichos, estos dejan caer cristales, joyas o reliquias en función de cuantos animales hayamos eliminado. Los Biggs se alimentan de dichos elementos y completaremos el nivel cuando consigamos conseguir un cierto nivel de alimentación. Según como eliminemos a los enemigos, podremos realizar combos, como por ejemplo cuando lanzamos una mosquita contra un bicho de tamaño medio que tiene encima a otro de tamaño superior.

    Pero esto no termina aquí. A medida que avanzamos en los niveles nuevos tipos de habitantes de la isla aparecen, con características especiales. Por ejemplo, unos energúmenos con forma de calavera pueden ser alimentados explotando los bichos a su alrededor. Habrá bichos que se contaminarán y cuando exploten dejan caer un cristal que no debemos tragar.

    Hay varios modos de juego: Aventura, Reto o Puzzle. En el primero seguiremos el avance de los Biggs por la isla, subvidivida en zonas. Cada zona dispone de tres o más niveles, siendo tres de ellos normales y los demás son puzzles o retos.  Para acceder a la siguiente zona debemos superar tres de estos niveles a nuestra elección. En los Retos, debemos conseguir ciertos objetivos, como eliminar un cierto número de enemigos en un tiempo determinado, o conseguir varios combos, o eliminar  selectivamente ciertos bichos. En el modo Puzzle, los enemigos no descienden con el tiempo. En este modo disponemos de un determinado número de movimientos para eliminar a los seres que nos acechan.

    Hay varios power-ups que algunos bichos chispeantes dejarán caer al ser eliminados. Por ejemplo, podemos conseguir trozos de sandía que nos permitirán disparar pepitas a los bichos, o ajo que cuando nos comamos nuestro aliento hará que los bichos se alejen una fila.

    Todo esto está realizado con unos gráficos que muestran unos bichitos encantadores y adorables… que haremos explotar usando la lengua viscosa del Bigg. Además, podemos conseguir más puntos si cuando eliminamos a ocho bichos de golpe conseguimos alimentar uno de nuestros hijos (llamados Small, original ¿eh?) que aparecen temporalmente. Pero lo interesante es que alimentamos a los hijos… este… vomitando lo que hemos comidos en un precioso vómito con los colores del arcoiris, a ritmo de música caribeña.

    Critter Crunch dispone de modo multijugador, tanto local como en línea. Dos jugadores pueden enfrentarse entre si o cooperar por limpiar los bichos del bosque. En el modo enfrentamiento podremos molestar a nuestro contrincante con varios tipos de efectos, entre los que destaco el que yo llamo como “modo tripi”, donde la pantalla del jugador se deforma haciéndo su trabajo más complicado, que de eso se trata.

    A diferencia de otros juegos de la PSN, no he tenido problemas para encontrar contrincantes online en una partida sin latencia. Esto está bien teniendo en cuenta que el juego aún no está disponible en Europa por lo que mis enfrentamientos han sido contra americanos, principalmente. Sin embargo, no sé cuanto durará esto, pues la base de jugadores en este momento es de unos 8000 (en el ranking te indican cuantos registros hay y en el momento de escribir este análisis ese es el número que mostraba).

    Critter Crunch es un juego sin pretensiones, con una mecánica sólida a la par que sencilla, convirtiendo a este título en una experiencia bastante adictiva a buen precio.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *