Crackdown 1 y 2

Retomando análisis de juegos y sus precuelas, tipo oferta 2×1, como Mass Effect, Left 4 Dead, Zelda, esta vez regreso con Crackdown (2007) y Crackdown 2 (2010). Creo que la mejor forma de analizar una secuela es conociendo su anterior entrega, así que antes de nada, un pequeño adelanto del primer videojuego. Veremos como siendo unos agentes de la ley modificados genéticamente impondremos ley y orden en Pacific City.

Crackdown

¿Fué el inicio de una gran franquicia Crackdown?, ¿Los desarrolladores Ruffian Games han estado a la altura de Realtime World?, sigue leyendo si quieres descubrirlo…

Crackdown, el inicio de algo grande…
Los sucesos tienen lugar en Pacific City, una ciudad que está formada por 3 islas, las cuales se encuentran interconectadas por puentes. En el centro, encontramos un islote, se trata de La fortaleza de la Agencia, desde dónde comienza la historia y nuestro objetivo será erradicar a las bandas que encontraremos por las diferentes islas, ya que se han hecho con el poder de cada una de las islas. Así que deberemos combatir tres bandas formadas por:

Crackdown

– Los muertos, parecidos a las bandas urbanas americanas, dominan la Mugre. Serán los primeros con los que nos enfrentamos y cuando acabemos con ellos se llamará Green Bay.

– Los volk, parecidos a ejércitos de la europa del este, dominan la Guardia, una zona industrial. Cuando acabemos con ellos se llamará Hope Springs. Por cierto, una curiosidad, se trata del lugar dónde comienza Crackdown 2

– La corporación Shai-Gen, parecidos a los Yakuza, dominan el Corredor, una zona llena de rascacielos. Al limpiar la zona de enemigos se llamará Hope Springs.

El primer Crackdown carece de una gran historia y básicamente lo que deberemos hacer es erradicar esa lacra de Pacific City, devolviendo la ley y el orden a los ciudadanos que viven en ella…

Crackdown 2, la manipulación genética en policías continua…
Han pasado 10 años desde nuestras aventuras por la ciudad, así que la primera pregunta es ¿necesito jugar al primero?No, tranquilo, las historias no están entrelazadas y son totalmente independientes. Como comento anteriormente porque el guión del primero era prácticamente inexistente…
La ciudad es un caos de nuevo… edificios y estructuras de defensa derruidos, por ejemplo. Aunque en esta ocasión sólo nos encontramos dos bandas de enemigos: La Célula, una organización que lucha contra los pacificadores, y una especie de mutantes que por las noches salen a la calle para hacernos la vida “imposible”.

Crackdown

La historia se repite…
No era difícil dotar a la saga de algo más de profundidad y hacerla mas grande en los aspectos que cojeaba la primera entrega, pero básicamente los chicos de Ruffian Games se han basado en el trabajo realizado por Realtime World sin aportar demasiadas cosas a la historia, dejando como única novedad un mejorado sistema on-line, y unos pocos detalles en la aventura.

La mecánica del juego es la misma que en la primera entrega, es decir, manejamos a un super agente en el que destacan una serie de habilidades: armamento, explosivos, conducción, correr y fuerza.

El armamento aumenta según matas enemigos y tu puntería mejora, así como los explosivos. Aunque la mejora de estos últimos hacen que las bombas hagan mas daño y tengan un área de efecto mayor.

Crackdown

Por otro lado, la fuerza se incrementa cuando matas a los enemigos cuerpo a cuerpo. Poco a poco podemos coger objetos como barras u otros objetos para acabar con los enemigos, y si alcanzamos el nivel máximo de fuerza seremos capaces de coger un coche y lanzarlo.

Para correr y saltar con más potencia recogemos unos orbes distribuidos por la ciudad, de esta forma podemos escalar edificios sin dificultad. Conduciendo el coche también podremos recoger orbes para mejorar nuestra conducción de los diferentes vehículos. Para conseguirlos podremos realizar trompos, saltos o atropellar a los malos.

Crackdown

Por la ciudad nos encontraremos además de orbes de habilidad y conducción, unos orbes ocultos que mejoran todas nuestras habilidades de golpe, y aquí encontramos una de las novedades que han incluido los “Rufianes”. Algunos de ellos son “rebeldes”, al acercarnos a ellos saldrán corriendo y jugaremos al pilla pilla con ellos.

También se pueden mejorar estas habilidades mediante carreras por los tejados, carreras en coche, saltos especiales en vehículos, o misiones secundarias que se han mantenido igual en ambas entregas…

Mientras que en el modo historia de la primera entrega para avanzar debemos acabar con 7 cabecillas de la banda, para de esta forma aumentar la probabilidad de éxito al matar a su jefe final, en esta entrega encontramos 3 acciones igual de repetitivas:
1.- Activar 3 torres que marcarán un punto, donde comienza la segunda acción
2.- Activar y defender una bomba para acabar con los mutantes.
3.- Quitarle los puntos de defesa a la célula.

Crackdown

Cell-Shading
Gráficamente el juego repite experiencia en cell-shading. Luce bastante bien dando un aspecto de cómic a la historia, el modelado de escenarios, vehículos y personajes está bastante bien, aunque en la segunda entrega se echa de menos la evolución. Es decir, cuando nuestro personaje aumentaba en una habilidad, por ejemplo en conducción, al montar en su coche este sufría una “metamorfosis” según nuestro nivel de habilidad. Otra novedad incluida en la segunda entrega es una serie de cinemáticas que no están realizadas con el propio motor del juego.

En cuanto a vehículos, en la primera entrega teníamos un Camión, un 4×4 y un deportivo, que “mutaban” según nuestro nivel de habilidad de condución como he comentado, en esta nueva entrega según mejoramos nos entregan nuevos vehículos. Empezamos con un coche patrulla, luego conseguimos un boogie, deportivo, 4×4, un tanque. Aunque si vamos a la fortaleza podremos coger el helicóptero..

Crackdown

“Yipi ka yei Hijo de…”
El sonido esta cuidado, la música la escucharemos siempre que estemos en un coche que no pertenezca a los pacificadores, y el doblaje es excelente e integro al español. En la segunda entrega además tendremos la voz de Ramón Langa (Bruce Willis) .

Siempre es mejor con amigos…
El on-line, en la primera entrega era nulo, lo único que podíamos hacer es jugar con un amigo para limpiar la ciudad, momento en el que lo podías pasar en grande corriendo por los tejados. En esta nueva entrega han aumentado esta posibilidad hasta cuatro, además de agregar otros entretenidos modos de multijugador de hasta 16 jugadores, pero ninguno destacable.

Crackdown

En definitiva el juego no podríamos considerarlo una segunda parte, es más una expansión, digamos algo parecido a lo que ha hecho Ubisoft con su saga Assassins Creed entre las entregas 2 y 3 , bajo el titulo la hermandad. Reconozco que fue realmente entretenida la demo, pero cuando lo jugué al completo, donde en el modo campaña se puede pasar en unas 8 o 9 horas, no resultó tan divertido, más bien fue repetitivo. Aun así, se trata de 2 juegos que si te gusta el sandbox deberías darle una oportunidad.

Para terminar un vídeo comparativo entre ambas versiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *