Chime Super Deluxe (PSN)

Chime Super Deluxe es una versión ampliada y mejorada de Chime, el juego que apareció para XBLA y PC el año pasado, que ahora llega para PSN de la mano de su desarrollador Zoë Mode. Se trata de un juego de tipo puzzle donde la música es un factor esencial.

Chime Super Deluxe logo

A diferencia de Chime, distribuído por la organización sin ánimo de lucro OneBigGame (las ganancias son destinadas a acciones benéficas), esta vez Zoë Mode sube el precio y actúa como distribuidor. ¿Es esta subida injustificada? Vayamos a verlo.

Chime Super Deluxe nos presenta un tablero de forma variable con una rejilla. La premisa la de ir colocando piezas de formas variables y más complejas que las del tetris para construir zonas de como mínimo 3 x 3 cuadrados, llamadas quads. Cuando lo conseguimos, dicho quad se empieza a llenar dándonos un cierto tiempo para ampliar su tamaño colocando nuevas piezas a sus lados y, en consecuencia, aumentando la puntuación. Dichos quads van desapareciendo cambiando el color de la rejilla donde estaban situados, aumentando nuestra cobertura del tablero. El objetivo final es cubrir el máximo número de cuadrículas genérando el máximo número de puntos.

Chime Super Deluxe - Machine Dream

Esto lo hacemos acompañado de un potente apartado musical, que es fundamental en el juego. Cada tablero de los 10 disponibles (Chime disponía de 5 en la versión XBLA y 6 para Windows) se caracteriza por ir acompañado de una pista musical que se va completando a medida que construímos quads y ponemos piezas en el tablero. Una línea, que recuerda a Lumines, va barriendo la pantalla y mientras lo hace, suena la melodía de forma sincronizada. Diferentes sonidos serán producidos al generar quads o cuando la línea de ritmo cruza las diferentes piezas completando la pieza. Realmente es una experiencia muy agradable, ya que la música es de gran calidad. Jugando parece que el tiempo no pasa y se crea una sensación hipnótica que nos mantiene pegados poniendo más piezas en el tablero.

Tenemos la opción de jugar tanto solos como acompañados de forma local. Existe un modo cronometrado donde las partidas duran 9, 6 o 3 minutos, siendo estas últimas las más complicadas por el mero hecho de que disponemos menos tiempo para intentar cubrir el máximo de tablero. También hay un modo libre, sin límite de tiempo, donde el principal placer pasa por situar fichas para ir influenciando la música a nuestro antojo.

Chime Super Deluxe - The Looping Song

Al principio, solo uno de los tableros está disponible. Los siguientes tableros los vamos desbloqueando al conseguir cubrir más del 50% del tablero anterior. Esta tarea es bastante sencilla y probablemente con una primera partida a cada uno de los niveles ya nos iremos abriendo camino. Igual podrían haber complicado más este aspecto, pero creo que han pretendido facilitar las cosas para que todos los jugadores accedan a todas las músicas. Cubrir el tablero es una cosa, pero hacerlo de la forma más eficiente es otra. Cuando creamos quads, aumentamos un multiplicador que podemos perder si quedan fragmentos de piezas huérfanos que van perdiendo vida cada vez que pasa la línea de ritmo. Por lo tanto, para mejorar la puntuación el objetivo es crear quads perfectos, donde no sobran bloques. Esto es más fácil decirlo que hacerlo. Además, los tableros se van complicando al tener formas más irregulares a medida que progresamos en el juego.

Chime Super Deluxe - Tender Hooks

La cosa es aún más sencilla si jugamos en modo Cooperativo hasta con tres jugadores más. En este caso, es mucho más sencillo cubrir el 100% del nivel. Si esto sucede, podremos seguir jugando a una nueva fase de nivel, recibiendo bonificaciones y dándonos la oportunidad de ir cubriendo aún más terreno. También hay un modo Duelo, donde 2-4 jugadores compiten por el tablero. Aquél que haya cubierto más espacios al terminar el tiempo será el que gana. A medida que aumenta el número de jugadores, este modo se vuelve muy caótico… aunque es divertido.

Conclusión

Así pues, nos encontramos frente un juego de puzzle que vale mucho la pena, donde se nos brinda la posibilidad de crear multitud de variaciones de la música mientras vamos colocando las piezas con el objetivo de autosuperarnos. Se trata de una experiencia más bien relajante, aunque tremendamente adictiva que nos puede hacer entrar en un estado hipnótico jueguil. Si os gustan los juegos de puzzles, este os lo recomiendo. La producción de Chime Super Deluxe es muy buena, con una potente selección musical.

Lo mejor:

  • La sensación al jugar es muy buena. Adictivo.
  • Podemos hacer nuestros re-mix musicales propios en función de donde colocamos las piezas.
  • Accesible para el jugador casual que quiere pasar un buen rato, a la vez que puede retar al más hardcore que busca el mejor multiplicador.
  • Excelente aspecto visual.

Lo peor:

  • En según que tablero no es fácil distinguir el color de la zona donde hay una ficha de la cubierta.
  • El multijugador solo es local.
  • 10 tableros y pistas musicales no está mal… ¿por qué no 15? ¡Quiero más!

Lista musical

  1. Brazil,  de Philip Glass.
  2. Play With You, de Sabrepulse ft. Jorden Milnes.
  3. For Silence, de Paul Hartnoll (Orbital).
  4. Machine Dream, de Nathan McCree.
  5. Ooh Yeah, de Moby.
  6. Sympathy, de Joe Hogan.
  7. Spilled Cranberries, de Markus Schulz.
  8. The Looping Song, de Schlomo.
  9. Disco Ghosts, de Fred Deakin (Lemon Jelly)
  10. Tender Hooks, de Plaid.

Ficha

  • Desarrollo: Zoë Mode
  • Distribución: Zoë Mode
  • Lanzamiento: 30-03-2011 (PSN)
  • Idioma: Español
  • Precio: 8,99 € (PSN)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *