Buzz! Concurso Universal

Seguro que alguna vez habéis pensado cómo nos sentiríamos en un concurso de la tele. Los chicos de Sony vieron ahí un negocio, y así nació la saga Buzz!, que ya lleva con nosotros numerosas entregas. Y mientras la mayor parte de las entregas iban dirigidas a Playstation 2 y PS3 con unos periféricos bastante buenos, la saga se estrenó el año pasado en PSP con Concurso de Bolsillo, que a pesar de tener algún que otro fallito era un gran inicio de la franquicia en la portátil gracias a una jugabilidad usando los botones de acción que sigue funcionando a las mil maravillas.

Tras varias entregas, la verdadera secuela ya ha llegado, y es hora de descubrir si Concurso Universal consigue cumplir todo lo que había comenzado la parte anterior, y si esta vez nos encontramos con un concurso que no nos podemos perder.

Al igual que en la primera parte, el juego nos propone diversas pruebas dependiendo de si jugamos solos o con amigos. Entrando en la parte individual, aquí nos encontramos con un gran avance: la posibilidad de descargar packs de preguntas creados por los usuarios desde “MyBuzz”, pero como luego veremos más adelante esta característica tiene algún que otro fallito.

En el juego anterior la única posibilidad que teníamos para jugar solos era  una serie de pruebas con forma de esquema, en las que al final no había nada que nos motivara a seguir jugando y podía hacer que olvidáramos el juego durante bastante tiempo. Esta estructura en parte se mantiene, pero se han solucionado varios aspectos. Para empezar esta vez tendremos cuatro “árboles”, y tras completar cada uno conseguiremos desbloquear un nuevo personaje con el que jugar, lo que en parte nos hace seguir jugando hasta conseguir todos los avatares disponibles en el título.

Las pruebas que nos encontraremos en estos árboles-desafío serán conocidas por los que jugaron a la anterior entrega, aunque aun así siguen siendo divertidas. Entre ellas nos encontramos con “Acumulador de Puntos”, donde tenemos que responder una serie de preguntas de todo tipo; “Hagan sus Apuestas”, que es la novedad y tendremos que apostar puntos sabiendo únicamente el tema de la pregunta, y es sin duda la más intensa e incluso desquiciante si fallamos mucho; “Apunta y Dispara”, en la que ganaremos más puntos dependiendo de lo rápido que contestemos, pero si fallamos perderems 100 puntos; “Desafío Temporal”, donde tendremos un minuto para responder todas las preguntas que podamos y finalmente “Instantánea”, prueba en la que según vamos respondiendo correctamente vamos viendo partes de una imagen, y cuando creamos saber lo que es podremos optar a una pregunta relacionada con la foto y que nos reportará una gran cantidad de trucos. Una variante es “Misterio”, y es que aquí las pruebas anteriormente mencionadas estarán en una ruleta, y dependiendo de cuándo decimos que pare el indicador haremos una prueba u otra.

Dependiendo de la medalla que ganemos ganaremos 5, 10 ó 15 segundos, que en su totalidad nos servirán para afrontar la prueba final, en la que optaremos a desbloquear el nuevo avatar. Por supuesto, cuanto más tiempo tengamos más preguntas podremos responder.

Dentro del modo multjugador nos encontraremos con cuatro posibilidades de jugar con amigos. La primera, y seguramente la más divertida, es “Pásala”. Aquí podremos jugar varios usuarios con la misma consola, pasando la portátil al jugador que le toque contestar en cada momento. Las pruebas serán las mismas que en el modo de un jugador, aunque hay algunas incorporaciones como una en la que se va pasando una bomba de jugador a jugador según van acertando y al que le explote pierde; “Virus”, donde al jugador al que le toque contestar irá perdiendo puntos o una nueva prueba en la que si un participante falla los puntos que optaba a ganar se van acumulando en una especie de bote, y el próximo jugador que acierte se lleva los puntos correspondientes y los del bote. Como ya hemos dicho, esta forma de jugar sigue siendo muy divertida, y si estáis de viaje con varios amigos os lo podéis pasar en grande.

Con “Anfitrión” una persona tendría el papel de Buzz, ya que tendría las respuestas y la posibilidad de subir o bajar puntos a lo jugadores. Es más pausado que “Pásala”, pero para simplemente disfrutar de las preguntas que nos ofrece el juego está bien.

Para que la partida sea entre varios sistemas nos encontramos con las dos últimas opciones. Con “Compartir” cualquier amigo con la PSP podrá disputar una partida contra nosotros, mientras que con “Online” podremos retar a cualquier aficionado a los concursos del mundo.

Sin embargo, aquí es donde entran los problemas del online del juego. En el aspecto multijugador no hay prácticamente nadie conectado, y si conseguís disputar una partida será casi un milagro. Respecto a la descarga de preguntas hay problemas en los servidores, y si finalmente conseguimos acceder a un pack sólo podremos jugar con ellos por separado de las preguntas originales del juego, y para colmo sólo se puede jugar con ellos si estamos conectados al Network. Sin duda, el sistema de compartir los niveles de LittleBigPlanet funciona muchísimo mejor.

Por desgracia el problema con las preguntas no acaba en las del online, sino que las originales tienen sus propios fallos. Para empezar, es cierto que es una avance que aparte de los vídeos se hayan incluido canciones para algunas preguntas, pero si se empiezan a repetir en poco tiempo la diversión se resiente bastante. Y esto no es algo que pasará esporádicamente, sino que será bastante habitual. Para que os hagáis una idea, tuve que contestar a dos preguntas iguales en dos pruebas seguidas, y algunas de las demás ya las había visto anteriormente.

Esto no quita que las preguntas sean buenas y tengan que ver con muchos temas (música, televisión, cine, deportes, historia, ciencia, etc). Incluso se ha solucionado el problema de que todo sea solo internacional, y ahora nos encontraremos preguntas relacionadas con temas nacionales como programas conocidos o grupos musicales. Sin embargo, sigo pensando que una parte para responder preguntas de un tema concreto que nos guste habría sido una opción ideal.

En el aspecto gráfico el juego no ha cambiado mucho. El único personaje al que veremos en pantalla será el presentador Buzz, que sigue manteniendo su aspecto de teleñeco elegante tan característico. Por suerte, los fondos y los marcos son ahora más coloridos y estilizados, por lo que da una mejor impresión que su primera parte. La calidad de los vídeos que acompañan a algunas preguntas están bastante bien, aunque se nota que no están a la mayor calidad posible.

Dentro del sonido el doblaje al castellano de la voz de Buzz y de Greg (la voz en off) vuelve a ser buenísimo. Es cierto que Buzz a veces puede enfadar un poco, pero eso es cosa más bien de la personalidad del presentador, y en eso la voz le hace tremenda justicia. Las melodías que acompañan a las pruebas junto al latir del corazón que simboliza tensión amenizan las pruebas de una forma correcta. La música que acompaña a algunas preguntas no siempre tiene voz, y la verdad es que habría sido impresionante que fueran extractos de la canción original con todos sus elementos. En el apartado negativo está nuestro nombre. Esta vez podemos  seleccionar uno de entre los muchos que hay, pero nunca lo oíremos, lo cual resta algo de realismo al hecho de que en teoría estamos en un concurso de la tele.

En conclusión, Buzz! Concurso Universal se podría haber convertido en el mejor juego de preguntas de la consola, pero por desgracia tiene bastantes fallos que hacen que incluso la primera parte pueda resultar más entretenida. Por un lado está la poca evolución del modo de un jugador, que esta vez pódría haber tenido pruebas contra la IA más interesantes o al menos preguntas separadas por temas. En el tema online los fallos de conexión o la falta de gente hacen que no sean opciones demasiado viables para aumentar la duración del título. Lo único que sigue siendo excepcional es el modo “Pásala”. Todo esto no habría importado demasiado si las preguntas fueran numerosas y de calidad, y aunque son buenas, cada dos por tres se estarán repitiendo, y eso acaba irremediablemente con toda capacidad de diversión.

Así que en esencia esta secuela es una decepción, ya que pretende seguir el buen camino para hacer genial al juego, pero falla estrepitosamente en la ejecución y lo dejan como una mala entrega dentro del currículum de esta sobreexplotada saga.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *