3

Bloodforge

Photobucket

Microsoft planeó un mes de grandes lanzamientos para Xbox Live Arcade con un evento llamado Arcade Next, que nos iba a traer una joya a la semana. Los títulos elegidos para tal propósito fueron muy sonados, algo lógico viendo que se trataba de títulos muy esperados. El primero fue Trials Evolution (podéis leer el análisis que realizó mi compañero Faustino Fernández siguiendo este link), seguido por Bloodforge (el título del que hablaremos hoy) para continuar con Fable Heroes (aquí podéis encontrar su análisis, escrito por Luís Miguel Calzada) y acabando con Minecraft (éste es su análisis redactado de nuevo por Faustino). Esperad un momento… ¿no veis algo raro? Porque yo sí. Efectivamente, todos ellos, a excepción de Bloodforge son títulos pertenecientes a una saga con solera (bueno, Minecraft es una adaptación de la versión de PC, pero igualmente cuenta con legiones de fans). No tiene por qué ser mejor o peor por ello, pero choca ver cómo un juego “desconocido” debuta junto a pesos pesados. Tras esta introducción, pasemos a lo que hemos venido: a continuación encontraréis mi análisis de Bloodforge.

Basado en la mitología celta, Bloodforge nos presenta a Crom, un veterano guerrero que se ha retirado al monte con su familia para dejar atrás las batallas en las que participó. Es allí cuando un día, al volver de cazar, cae en un profundo sueño en el que ve parte de una profecía. Al despertarse descubre que unos soldados atacan la cabaña en la que vive él y su familia, así que raudo y veloz se dirige hacia allí para proteger a sus seres queridos. Aún así, su familia es brutalmente asesinada y decide vengarse del dios responsable. Tras esto, se le aparece una bruja que promete ayudarle y le otorga un guantelete que absorbe la sangre de los enemigos caídos. Después de esto deberemos controlar a Crom para ayudarle a llevar a cabo su cometido. Como podéis ver, las similitudes con la saga God of War no son pocas, y es que ambos nos cuentan historias de venganza con mitología por el medio.

Photobucket

Durante el juego iremos encontrando runas con diferentes funciones (recuperar salud, recargar más rápidamente el medidor de sangre, etc.) que podremos usar, así como también encontraremos diversas mejoras, tanto de personaje (salud, berserker y medidor de sangre) como de arma (mejoras de daño y nuevos combos). Estas armas (como armas principales tenemos una espada, un martillo y unas garras, y como arma de apoyo tenemos una ballesta) las podremos ir alternando en cualquier momento. Además, también hay unas magias que podemos mejorar con la sangre de los enemigos caídos, y que usarán los poderes de una de las 3 divinidades celtas disponibles. Todo esto recuerda mucho a lo que vemos en los Ninja Gaiden.

Photobucket

A nivel gráfico no es el título más puntero que hay en el mercado, pero los modelados son correctos y el juego se mueve con soltura con diversos enemigos simultáneamente. Los escenarios, grandes y variados, están bien recreados, pero en ocasiones pecan de simples y vacíos. Aún así, lo cierto es que el juego cumple sobradamente. Destacar los modelados del protagonista y los jefes finales, muy trabajados, aunque parte del mérito se la lleva la dirección artística, de lo mejor del juego. A nivel sonoro destaca un doblaje (al inglés) muy cuidado sobre unos efectos sonoros correctos y una OST que acompañará la acción (aunque sin demasiados alardes). Eso sí, aunque no son demasiado comunes, los tiempos de carga son más largos de lo deseable.

Photobucket

Por desgracia, los únicos aspectos positivos del juego son los técnicos, y es que a nivel jugable hace aguas por todas partes… Para empezar, el control es bastante impreciso, especialmente a la hora de atacar a nuestros enemigos, ya que el personaje tiene unos movimientos muy toscos que nos dificultan la tarea de acabar con los enemigos que nos rodean pese al arsenal de que dispone o del amplio abanico de combos posibles. Al contrario que los títulos en los que se inspira, aquí el control no responde todo lo bien que debería. Además, la no inclusión de un botón para cubrirnos en benefició de la posibilidad de esquivar los ataques enemigos sería aceptable como mucho… en caso de que funcionase bien, porque este sistema falla más que una escopeta de feria. Además, la cámara del juego será, posiblemente nuestro peor enemigo, y es que cuando no nos deje vendidos nos estará mareando con sus movimientos. En serio… ¿quién demonios pensó que sería buena idea que la cámara se moviese tanto cuando andamos? O peor, ¿cómo es que nadie le dijo que eso no podía salir bien / no estaba bien implementado?

Photobucket

Pero si esto no os parece suficiente, decir que el combate se hace bastante pesado y monótono, especialmente contra los jefes. Sí, normalmente es al revés, puesto que las oleadas de enemigos idénticos se afrontan del mismo modo (de hecho, Bloodforge no es una excepción), pero es que aquí los combates contra los enemigos especiales serán largos debido a la gran cantidad de vida que tienen; vida que iremos sesgando poco a poco con nuestros ataques, que deberemos intercalar con huidas en un sistema “pego-pego-me voy” o similares. Y eso no es todo, porque casi todos nos lanzarán hordas de enemigos comunes para alargar nuestra agonía.

Photobucket

Para terminar, decir que el juego es bastante sencillo (salvo momentos puntuales) y no demasiado largo, y es que su campaña dura unas 4 o 5 horas, siendo generosos y dedicándonos a explorar todo lo que podamos. Para satisfacer a aquellos que se queden con ganas de más (no es mi caso, os lo repito una vez más), el juego cuenta con un modo desafío en el que nos enfrentaremos a diferentes oleadas de enemigos con tal de sobrevivir y así marcar un nuevo récord. Esto, al igual que la campaña, tiene una vertiente multijugador de pique mediante tablas de puntuación (que no de juego cooperativo / competitivo al uso), aunque no puedo contaros mucho más de ello porque ninguno de mis amigos de Xbox Live habían jugado al título completo en el tiempo en que yo estuve trasteando con él.

Conclusión

Una buena presentación no lo es todo, y por desgracia en Bloodforge es lo único que destaca. En los aspectos técnicos es muy correcto, y a nivel artístico está muy cuidado; por contra, a nivel jugable es tosco y, lo peor, no acaba de divertir en casi ningún momento por culpa de sus numerosos (y graves) fallos. Y es que a veces no es suficiente con tomar inspiración de los grandes títulos del género para ofrecer un juego a la altura, mis queridos amigos. Llegados a este punto, creo que la inclusión de este juego en el catálogo de los Arcade Next responde a un movimiento comercial por parte de Microsoft con el propósito de colarnos un gol vendiéndonos un juego mediocre junto a algunas joyitas (si bien el resto de títulos del paquete resultan muy interesantes, éste Bloodforge no tendría demasiado futuro como título independiente).

Lo mejor

  • Gráficamente cuidado
  • Dirección artística notable
  • Aspecto sonoro muy correcto

Lo peor

  • Impreciso a nivel jugable
  • Decir que la cámara es horrible es quedarse corto
  • Repetitivo… y hasta llega a hacerse aburrido
  • Caro para lo que ofrece
  • Bastante corto y sin opciones multijugador (únicamente muestra tablas de puntuación)

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Climax Studios
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 28/03/2012
  • Idioma: Textos en castellano, voces en inglés
  • Precio: 1200 MSP (unos 15 €)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *