Batman: Arkham City

Batman: Arkham City Logo

Hasta el 2009, cada juego basado en un superhéroe se miraba con mucho escepticismo, ya que la norma general era que podían ser divertidos para los fans, pero bastante mediocres en líneas generales salvo contadas excepciones. Por eso, Batman: Arkham Asylum sorprendió tanto: era un juegazo de principio a fin, sin importar si se era fan del Caballero Oscuro o no. De esta forma, se convirtió en uno de los “sleepers” del año, y lo que es más importante, uno de los firmes candidatos a GOTY del 2009.

Con estos antecedentes, el hype levantado por Arkham City es seguramente la mayor preocupación de todos los usuarios. El anterior triunfó porque nadie esperaba nada de él, pero en esta ocasión, todos mirábamos ansiosos a Rocksteady en busca de un gran sucesor. Por eso mismo, ¿podrá el Hombre Murciélago triunfar sobre estas altas expectativas o habría sido mejor dejarlo encerrado en Arkham en lugar de nuestras consolas?

Batman: Arkham City

Hugo Strange será uno de los villanos principales del juego

A nivel argumental, han pasado 6 meses desde los hechos en el psiquiátrico Arkham. El alcaide ha salido elegido como alcalde de Gotham, y su “gran” obra ha sido la de instaurar Arkham City, una cárcel dentro de la propia ciudad para mantener a la escoria alejada de las calles. Como os podéis imaginar, esta nueva y supuestamente mejorada prisión no es todo lo que parece, ya que está dirigida por el psiquiatra Hugo Strange, que de alguna manera, conoce la identidad secreta de Batman.

Sabiendo que hay gato encerrado (y no se trata de Catwoman precisamente), Batman se adentra en Arkham para descubrir los planes secretos de Strange. A partir de este momento, asistiremos a una fantástica historia que parece sacada de un gran cómic del Caballero Oscuro. Esto tiene como aspecto positivo que vamos a ver multitud de villanos y personajes de los tebeos, pero también tiene la parte negativa de que muchos personajes aparecen en simples cameos y no desarrollan del todo su potencial. ¿Eso importa siempre que tengamos en un mismo juego al Joker, Dos Caras, Mr Freeze o Riddler por citar unos pocos? Realmente no, y más cuando el ritmo narrativo es tan sumamente trepidante que hará que no soltemos el mando hasta que veamos los títulos de crédito. Para rematar, no solo la historia principal tiene un gran argumento, sino que muchas de las misiones secundarias son tan ingeniosas narrativamente hablando, que no será extraño que nos enganchen igualmente.

Batman: Arkham City

Los residentes de Arkham quieren dar una "cálida" bienvenida a Batman

Si a nivel argumental nos encontramos ante una evolución natural de la primera parte, con la jugabilidad pasa lo mismo. En esencia, se trata de lo mismo, pero ampliado al máximo. Lo principal es que ya no estaremos limitados a pasillos de una cárcel para ir de sala en sala, acabar con unos cuantos matones, encontrar los desafíos de Riddler y continuar. Todo eso se acabó, ya que ahora tenemos a nuestra disposición una ciudad con el tamaño ideal para desplazarnos por ella gracias a las habilidades de Batman.

De esta forma, la capa para planear y el garfio para engancharnos a los edificios, junto a las aptitudes atléticas de Bruce Wayne, serán nuestras herramientas más típicas y útiles para movernos de punta a punta de Arkham con una facilidad pasmosa. Lo mejor de este sistema de movimiento es que el garfio se apunta automáticamente en la mejor posición desde la que apuntemos la cámara.

Para ir de misión en misión, dispondremos de una brújula que nos indicará la dirección del lugar indicado en el mapa, por lo que será imposible perderse en nuestros desplazamientos.

Batman: Arkham City

Arkham está a nuestros pies gracias a la combinación de garfio y capa

En cuanto a lo demás, estaremos en terreno conocido para los que ya jugamos a la primera parte. El combate es muy sencillo de disfrutar, pero luego en realidad tiene bastantes matices y se va complicando con enemigos cada vez más poderosos. De esta forma, combinando el botón de ataque con la dirección del stick, los contraataques cuando los enemigos tengan una exclamación en su cabeza y el aturdimiento para algunos enemigos especiales. A esto se le suman varios gadgets, que nos podrán salvar la vida en los combates más difíciles. Combinando todo esto tenemos unas peleas sencillamente espectaculares, rápidas, divertidas y muy fluidas. Una de las grandes novedades es el contraataque múltiple, algo que sin duda nos vendrá de perlas en los combates más multitudinarios.

Las zonas de sigilo también regresan, siguiendo con la misma mecánica. Utilizando los elementos a nuestro alrededor, podremos acabar sistemáticamente con los enemigos armados de una sala gracias a conductos de ventilación, gárgolas o zonas débiles del escenario para ir asustando a los oponentes y que se vayan reduciendo.

Lo que hace el juego tan sumamente bueno es que las zonas de exploración, combate y sigilo se combinan magistralmente para tener un ritmo trepidante, tanto en nuestras andaduras por Arkham como en los niveles principales, que son algo más lineales.

Batman: Arkham City

Los contraataques múltiples son sencillamente espectaculares

Como en todo buen sandbox, tendremos misiones principales que hacen avanzar la historia y un buen número de secundarias que nos mantendrán ocupados un buen número de horas. Como es de esperar, las primeras son las más espectaculares y cinematográficas. En su mayoría tendrán lugar dentro de edificios concretos, por lo que serán bastante más lineales. En puntos concretos habrá algún que otro combate final, que si bien no son muy numerosos, suponen un cambio de aire bastante notable entre los típicos matones y, la verdad, luchar a algunos personajes icónicos de Batman nunca llega a cansar si eres un fan del personaje.

Todo esto está muy bien, pero os lo garantizo, cuando os desplacéis por Arkham hacia un nivel importante, casi seguro os distraeréis con las geniales misiones secundarias. Muchas de ellas involucrarán la investigación de crímenes (al fin y al cabo, Batman es el mejor detective del mundo), por lo que el “Modo Detective” será también importante en la exploración de la ciudad si no queremos dejarnos ningún elemento oculto. Otras por su parte requerrirán nuestras mejores dotes en las habilidades acrobáticas del Caballero Oscuro, o las más divertidas, una mezcla de todo: exploración, sigilo y acción.

Batman: Arkham City

Los enemigos con escudo no le gustan nada a Batman

Sin embargo, lo que es verdaderamente más adictivo son los 400 elementos coleccionables que trae el juego consigo. Cuando nos movamos por Arkham, seguro que vemos un montón de interrogaciones por la ciudad, y eso solo puede significar una cosa: Riddler. Este personaje aparece físicamente en esta entrega, pero no por ello ha desistido en su tarea de rompernos el coco con sus rompecabezas para que consigamos sus trofeos ocultos o resolvamos sus enigmas. Lo mejor de todo es que, al conseguir un buen número de pistas, desbloquearemos una de sus salas secretas repletas de trampas que tendremos que superar para rescatar a los rehenes que ha capturado. Lo bueno es que esta vez, entre los enemigos será corriente que haya confidentes de Riddler, por lo que si los interrogamos, lograremos la localización de estos elementos ocultos, haciéndolo un poco más sencillo. Pero os lo garantizo, que sepáis dónde está un rompecabezas no significa que se pueda superar a la primera. En este aspecto, la re-exploración de zonas ya visitadas será clave según vayamos consiguiendo más artilugios para conseguir esos trofeos tan ansiados.

Absolutamente todo lo que hagamos nos hará ganar puntos de experiencia, para poder mejorar poco a poco las habilidades de Batman. No llega a ser un sistema tan profundo como un RPG, pero se agradece esta progresión del personaje.

Con todo esto, la historia principal se puede superar en unas 10-12 horas, pero para ver absolutamente todo necesitaremos por lo menos unas 20-30 horas. Al acabar el juego, desbloquearemos el modo “Nuevo Juego Plus” para tener de serie todos nuestros gadgets y habilidades ganadas, pero con enemigos más complicados. Además, los desafíos de combate y sigilo han vuelto, y completar todos con sus tres medallas va a ser algo que nos llevará muchísimo tiempo.

Batman: Arkham City

Seremos el terror de los enemigos cuando vayamos como auténticos Depredadores

Si compramos el juego completamente nuevo, tendremos un código para descargarnos las misiones de Catwoman, y en serio, son fases que hay que probar obligatoriamente (aunque tranquilos, no son necesarias para acabar el juego). La gata ladrona tendrá un sistema de combate similar al de Batman (pero con movimientos completamente nuevos y muy espectaculares), pero todo lo demás cambia. En las zonas de sigilo podremos aferrarnos a algunos techos, lo que hará más complicado que los enemigos nos detecten. Además, la “Visión de ladrón” no nos da tantos detalles como el “Modo Detective”, por lo que habrá que afinar algo más el ingenio y no recurrir tanto a la tecnlogía.

Por otra parte, la exploración de Arkham cambia radicalmente. Ahora, para agarrarnos a los edificios tendremos el látigo, pero no iremos directamente al lugar marcado. En su lugar, nos aferraremos al edificio y empezaremos a escalarlo mediante rápidos saltos.

La historia de Catwoman no es que dure mucho ni tampoco supone demasiado a nivel argumental, pero es muy divertida y una delicia en la jugabilidad. Para rematar, Catwoman tendrá sus propios desafíos, por lo que tendremos todavía más contenido con el que pasar horas y horas con el título.

Batman: Arkham City.

Dos Caras y Catwoman no es que sean grandes amigos, ¿verdad?

Gráficamente, los chicos de Rocksteady han sabido explotar el Unreal Engine 3 al máximo para ofrecer un aspecto de Arkham realmente espectacular. La ciudad es sencillamente increíble, y la distancia de dibujado es muy amplia para la calidad que tiene cada pequeño detalle de la prisión. Igualmente, los efectos constantes como los de la nieve, el humo o las explosiones no podían ser mejores. Pero todo se queda en un segundo plano cuando los personajes aparecen en pantalla. Su diseño, en especial el de los personajes principales, es espectacular, y cuando ya empiezan a moverse, el espectáculo está más que asegurado. Aquí hay que recalcar el parecido de los personajes con sus homónimos al cómic, porque no sólo son fieles en su representación a la hora de la historia, sino también en su aspecto, al mismo tiempo que se añade un pequeño toque personal para mostrar que Rocksteady realmente ha creado su propio universo de Batman.

En el sonido esta alta calidad se mantiene. El juego nos viene completamente doblado al castellano, con una especial mención a Batman (con su voz de todos sus productos en España) y el Joker, que si bien no es Mark Hamill, el doblador español hace un gran trabajo trasladando la locura de este personaje. Los demás varían algo más en la calidad, y en algunos momentos, las voces no les pegan demasiado (sigo sin aguantar la voz de Catwoman). Además, hay pequeños fallos de sincronización labial, habiendo escenas algo extrañas por esta causa. A pesar de esto, las voces son en líneas generales muy buenas. La música, por otra parte, está muy lograda, haciéndonos sentir parte del juego como pocos juegos de superhéroes pueden lograr.

Batman: Arkham City

Conclusión

Rocksteady no defrauda, y nos trae la evolución natural de Arkham Asylum: Arkham City es más grande, más divertido, más completo, y más divertido. El juego no defrauda en absolutamente ningún aspecto, enganchando como pocos títulos han logrado este año. Las espectativas eran muy altas, pero se han cumplido sin lugar a dudas. La historia es realmente espectacular, la jugabilidad se ha mantenido pero mejorando algunos detalles, la libertad en la prisión es una pasada, y la duración del juego es enorme si queremos conseguir el 100 %.

Así que si os gustó la primera parte, buscáis una gran aventura de acción o “simplemente” os gusta Batman, no os podéis perder Arkham City. Sin duda, uno de los más firmes candidatos a GOTY que ningún Desconsolado debería dejar pasar por alto.

Lo mejor

  • Gran argumento, haciendo que parezca un gran cómic del Caballero Oscuro, y en ocasiones, hasta una película.
  • Jugabilidad fantástica combinando magistralmente acción, sigilo y exploración.
  • La ciudad de Arkham y sus misiones secundarias.
  • Los desafíos de Riddler: una adicción para comernos la cabeza que hace honor al personaje.
  • La enorme duración del juego: 20-30 horas para verlo todo.
  • Poder jugar como Catwoman…

Lo peor

  • … aunque funcione a modo de Online Pass.
  • Muchos villanos que sólo hacen un cameo o no explotan todo su potencial.
  • Que ya haya varios DLCs a la vista, o que se tenga que pagar por skins extra.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Rocksteady
  • Distribución: Warner Bros
  • Lanzamiento: 21-10-2011
  • Idioma: Español
  • Precio: 61,50 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. La verdad es que al empezar a jugarlo me dejó un poco frio,despues de tanto hype.Pero a medida que me adentro en la aventura engancha y de verdad,los paseos por la ciudad tanto como Batman o Catwoman son una pasada.Llevo jugadas un par de horas y no me arrepiento de lo que en principio temia y es el haber pensado que habria tirado el dinero en la compra de su edición coleccionista,pero nada más lejos,luce de lujo en la estanteria junto a la de Arkham asylum.

    • l tengo para ps3, esta genial el videojuego pero lo malo es que esta en ingles, con subtitulos en español, yo jugue el arkham asylum y estaba doblado al español, :S

  2. gran juego!!! aunque no estoy de acuerdo del todo con el análisis. Uno de los aspectos negativos esque hayan varios juegos DLC a la vista… ninguno de esos juegos tiene ni punto de comparación con Batman Arkham city

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *