Aliens vs Predator

Si se habla de ciencia ficción a todo el mundo le vienen a la cabeza franquicias tan conocidas como “Star Wars” o “Star Trek”, pero si se habla de ciencia ficción y terror las sagas “Alien” y “Predator” son las preferidas por todos. Esta fama por separado hizo que aparecieran multitud de cómics y otros productos fuera del cine que metía a estas dos bestias en una guerra de proporciones épicas. De hecho, incluso hubo dos videojuegos que gozaron de bastante éxito.

Así que no era de extrañar que este conflicto se representara en el cine con dos entregas que, si bien obtuvieron grandes beneficios, no tenían ni de lejos la calidad de las sagas por separado.

Tras estos antecedentes los chicos de Rebellion se propusieron revitalizar la franquicia Aliens vs Predator en el mundo de los videojuegos, con un título que aprovechara al máximo los recursos que proporcionaban las nuevas tecnologías para representar esta guerra con la mayor espectacularidad posible. Después de muchas promesas y unos vídeos muy prometedores llega el momento de descubrir si la nueva entrega videojueguil tiene la calidad de las películas por separado o de los dos films que mezclan a ambas especies.

La historia de este nuevo juego está ambientada en un futuro muy lejano, y tiene la peculiaridad de que hay tres campañas diferentes para cada una de las especies disponibles. Por desgracia, las tres van en orden descendente en cuanto a calidad y duración.

Por un lado está la campaña de los humanos, que nos pone en la piel de un novato del cuerpo de marines espaciales. Nuestro escuadrón se dirige a un planeta extraterrestre en el que la compañía Weyland-Yutani (seguro que los fans de “Aliens” la conocen muy bien) se encuentra trabajano, pero algo al parecer ha salido mal porque han pedido ayuda a los marines. Nada más llegar nuestra nave es derribada y casi todo nuestro equipo es asesinado en un ataque de los Xenomorfos (más conocidos como Aliens) que ha tenido lugar en la estación donde hemos aterrizado. Junto a la ayuda de Tequila, una de las pocas supervivientes, trataremos de encontrar al resto de compañeros y descubrir qué ha pasado para que una compañía privada tan poderosa haya pedido ayuda.

La verdad es que esta es la historia más interesante, larga (unas 3 horas) y emocionante, ya que tiene un toque de misterio y algunos momentos tiernos. Además, los numerosos archivos de audio desperdigados por los niveles le añaden más misterio (sí, Bioshock se vuelve a notar) que hace que nos interesemos más por lo que pasa, aunque habría estado mejor si nuestro personaje hablara alguna vez durante la aventura.

La historia de los Predator nos pone en la piel de un cazador que acaba de entrar en el grupo de élite. En esta ocasión nuestro personaje es enviado al planeta alienígena para encontrar a los cazadores novatos y de élite que han pedido ayuda. Al mismo tiempo veremos un nuevo punto de vista de Weyland-Yutani y descubriremos algo más de esta raza de cazadores espaciales.

La verdad es que aquí la intensidad argumental va bajando, lo mismo que la duración, que para completar esta campaña necesitaremos unas 2 horas.

Por último nos encontramos con la campaña del Alien, donde controlaremos a Seis, un especímen que Weyland consideró importante durante los experimentos con los Xenomorfos de Weyland-Yutani. Por supuesto estaremos en cautividad durante el principio, pero una vez nos escapemos iremos cumpliendo las órdenes que nos mande la reina madre.

Aquí ya la calidad pega un bajón considerable, y es que este argumento no engancha y la campaña dura una hora y media, siendo la más corta y aburrida de todas.

En el aspecto jugable, al haber tres especies diferentes nos encontramos con tres tipos diferentes de jugabilidad. En el caso de los humanos nos encontramos con un FPS típico. Vemos nuestro arma y tenemos a disposició un arsenal compuesto por ametralladoras inteligentes que apuntan a los enemigos automáticamente, un rifle de asalto, una escopeta, un rifle de francotirador, una pistola y un lanzallamas. Pero claro, en un juego con esta ambientación no todo iba a ser disparar a diestro y siniestro, sino que el factor tensión juego un papel fundamental durante la campaña de los marines.

Si habéis visto las pelis de “Alien”, ya sabréis que estos bichos no se andan con chiquitas, y que nos pueden sorprender en cualquier momento. Con esto en mente, las fases de los humanos son una especie de híbrido formado por pequeñas dosis de terror, mucha tensión y gran acción. De esta forma, los niveles (que tienen la pega de ser muy pasilleros al ser en su mayoría directamente pasillos) estarán llenos de lugares en los que los Aliens pueden esconderse, por lo que no sabremos exactamente desde dónde aparecerán para atacarnos.

Por esta razón el detector de movimiento que tenemos se convertirá en nuestro mejor aliado y a la vez enemigo. Por un lado nos servirá para darnos una indicación de dónde hay movimiento en un pequeño radio alrededor nuestro, que nos servirá para anticiparnos de las apariciones enemigas, aunque dadas las capacidades de movimiento de los enemigos nos sorprenderán en muchas ocasiones a pesar de esta gran ayuda. Y se convierte en un enemigo porque también detecta movimiento de objetos, lo cual nos mete más tensión en el cuerpo. Aunque de eso se encarga más el constante pitido que escucharemos, que hará que a pesar de que estemos solos sintamos la tensión de que en cualquier momento puede aparecer un Alien para atacarnos.

Por suerte con todo nuestro arsenal podemos hacerles cara, algo que se ve reforzado por las increíbles capacidades de defensa que tiene nuestro personaje. Y es que es capaz de defenderse de los ataques ligeros del enemigo, y justo después efectuar un contraataque que derriba al Alien y nos da una ocasión de oro para eliminarle, recargar el arma o huir. Pero claro, no todo iba a ser tan sencillo, ya que si eliminamos a los Aliens muy cerca de nosotros nos harán mucho daño por culpa de su sangre ácida, y si encajamos unos pocos golpes moriremos debido a que son muy poderosos. Además, el sistema de salud no es de regeneración automática total, sino que disponemos de tres segmentos de vida que se pueden ir recuperando solos, pero si perdemos uno la única forma de recuperarlo es con una jeringuilla que nos autoinyectaremos y nos devolverá toda la vida.

Si la jugabilidad de los humanos se basa en la acción y la tensión, la del Predator se centra en el sigilo. Como sabréis, los Predator son unos cazadores muy capaces que no usan armas de fuego, sino que utilizan su ingenio y sus armas blancas para acabar con sus víctimas. Así que con este personaje no podremos ir a saco a por los enemigos, sino que tendremos que aprovecharnos de las grandes capacidades físicas y de camuflaje del Predator.

Por un lado la habilidad que más usaremos será la del camuflaje óptico, que nos hará prácticamente invisibles y los humanos no nos verán a menos que estemos muy cerca. Sin embargo tenemos que tener cuidado, ya que después de atacar o una caída muy grande desaparecerá y tendremos que volver a activarlo. Sin embargo, solo con esto no podríamos pasar muy desapercibidos, por lo que el salto se convierte en una herramienta fundamental. Gracias a la gran capacidad física del Predator podemos pegar grandes saltos, y es tan sencillo como entrar en modo enfoque con el gatillo izquierdo y ver si la plataforma de salto a la que queremos ir está lo suficimiete cerca como para llegar. Es sencillo y muy eficaz.

Una vez entrados en combate tenemos dos opciones para acabar con los humanos, que serán junto a los Aliens nuestros principales enemigos. Por un lado podemos acercarnos por detrás para efectuar una muerte sigilosa y que no alertará a los demás soldados. Pero si lo que preferimos es atacar de frente podemos realizar ataques ligeros o fuertes, que serán capaces de superar los bloqueos enemigos. Frente a los Aliens la cosa es más sencilla, ya que como muy pocas veces nos atacarán en la distancia podemos esperar a que vengan para masacrarles con nuestros golpes.

Pero claro, estas opciones no nos iban a convertir en una gran amenaza, por lo que también serán primordiales las armas a distancia, que son cuatro y las iremos obteniendo poco a poco. La principal será el típico rayo láser, que gastará parte de nuestra energía y tendremos que recargarla con los generadores humanos. Después están las minas, que serán de mucha utilidad al poder atraer a los soldados a zonas específicas con trampas. De ahí pasamos a un disco con cuchillas que actuará como un boomerang, pero con el añadido de que lo podemos dirigir ligeramente con nuestra mira. Por último nos encontramos con la lanza, que es algo lenta y tendremos que esperar tras cada uso, pero con un único golpe conseguiremos matar al enemigo, por lo que se convertirá en uno de nuestros mejores amigos.

Así que tenemos camuflaje, saltos y armas. Lo único que falta es una visión especial que nos permita localizar a los enemigos en los ambientes más complicados, y aquí entran en juego los dos visores tan famosos de estos personajes. Por un lado está el de la visión térmica, que sirve únicamente para encontrar a los humanos, mientras que el visor verde resaltará a los Aliens, haciendo mucho más sencilla su localización.

En cuanto al sistema de salud se usa un sistema parecido al de los humanos, pero en esta ocasión los segmentos son mucho más numerosos y al enfrentarnos a armas de fuego principalmente tendremos que tener mucho cuidado, ya que una sola ráfaga podría acabar con nosotros.

Por último los Aliens son los más inconsistentes en su control, pero teniendo en cuenta lo complicado que es representar sus movimientos se ha hecho un gran trabajo. Con esta especie la jugabilidad es parecida a la de los Predators: tenemos que acercarnos desde la oscuridad (no hay camuflaje óptico) para acabar con los humanos, ya que sus armas de fuego son muy dañinas. Sin embargo para acercarnos a ellos tenemos a disposición una gran velocidad y la capacidad de aderirnos a las paredes. El problema de esto es que no siempre nos moveremos por donde queremos, y para hacernos medianamente con el control de estos Aliens necesitaremos más tiempo que para el resto de las especies. Lo bueno es que la salud se regenera sola, por lo que la dificultad en el control se compensa con esto.

A pesar de estas diferencias tan marcadas en la jugabilidad, las campañas de las especies tienen elementos en común. Por un lado en las tres hay elementos ocultos en los niveles. Los humanos tienen que encontrar los archivos de audio, los Predator los cinturones de cazador y los Alien destruir los depósitos de jalea real. Además, la gran parte de los mapas se comparten, por lo que no visitaremos localizaciones nuevas con cada campaña. Para finalizar, los Predator y los Aliens son capaces de realizar brutales movimientos finales, en los que ponen de manifiesto su enorme poder, y sin duda alguna harán las delicias de los aficionados de estos personajes dado su gran nivel de realismo al estar siempre en una perspectiva en primera persona.

Además del modo campaña el juego nos ofrece un trabajado modo online, que se convierte en uno de los mayores atractivos del título. En estas partidas podrán participar hasta 18 usuarios simultáneos, y disponemos de la nada despreciable cifra de 7 modos de juego.

3 de ellos estarán enfocados en las partidas a muerte, siento uno de ellos un “Todos contra todos” donde cada usuario puede escoger la especie que quiera. Luego nos encontramos con dos tipos de “Deathmatch por equipos”. En uno de ellos hay tres grupos, que se refieren a cada una de las especies, mientras que en el otro hay dos equipos con jugadores de especies mezcladas. En las tres modalidades podemos apreciar cómo las diferencias son muy grandes entre las especies, pero al mismo tiempo son igual de poderosas. Todo depende de saber usar sus puntos fuertes, ya que es lo que marcará la diferencia, sobre todo en “Todos contra todos”.

En “Caza al Predator” emularemos los hechos ocurridos en el primer film de este personaje, ya que estaremos en un mapa controlando a los marines, pero uno de los usuarios elegido al azar se convertirá en un Predator, y tendrá la misión de ir eliminando uno por uno a los humanos. La única forma de puntuar es asesinar siendo el alienígena, y para convertirnos en él tendremos que acabar con el Predator. Pero ojo, porque la caza del humano solo dura un tiempo, y la única forma de prolongarlo es seguir matando. La verdad es que este modo es más divertido cuanta más gente haya, ya que es muy emocionante luchar contra un enemigo que puede hacerse invisible y puede acabar contigo sin que te enteres.

“Plaga” es algo similar, pero enfocándose en los Aliens. Sin embargo, aquí cuenta matar como humano, y si morimos nos convertiremos en un Xenomorfo para acabar con el resto de marines hasta que no quede ninguno. Como en “Caza al Predator”, si se juega con mucha gente lo pasaremos en grande.

En “Dominación” nos encontraremos con un conflicto entre marines y Aliens, que lucharán por controlar los puntos de control del mapa.

Por último nos encontramos con uno de los mejores modos, y que solo encontraremos en partidas amistosas: “Superviviente”. Aquí formaremos un grupo con otros tres usuarios y encarnarenos a los marines, que tendrán que sobrevivir a infinitas hordas de Aliens. Sin duda alguno lo pasaréis en grande, ya que es un modo muy intenso y emocionante.

En cuanto a la calidad de los mapas, hay que reconocer que son muy buenos, ya que dan la opción a cada especie de hacerse fuerte en algún punto específico, por lo que todos están en igualda de condiciones. Pero no solo eso, ya que hay un nivel que nos ha gustado bastante y es el de la pirámide, ya que cada poco tiempo las paredes se irán moviendo, bloqueando algunos caminos, obligándonos así a buscar nuevos lugares y seguir diferentes estrategias.

Algo que hace que el modo online enganche es que iremos ganando experiencia en las partidas igualadas. Lo malo es que no desbloquearemos armas ni nada por el estilo, sino que ganaremos nuevos skins para las tres especies. Puede que no sea lo más, pero por lo menos hay algo que nos motiva a seguir.

Sin embargo, este modo online tiene algunos problemas en la calida de la conexión. Por un lado normalmente no encontraremos lag, lo cual es de agradecer. Por contra, las partidas de ranking no dejan ver las partidas disponibles para unirnos a la que queramos, sino que hay que esperar a que se encuentre una y se llene de jugadores, proceso que puede tardar bastante tiempo. Además, habrá algunas ocasiones en las que los Aliens o los Predator parecerán estar lo suficientemente alejados de nosotros como para no atacarnos, pero aun así veremos cómo nuestra vitalidad va descendiente.

Estos problemas no son excesivamente graves, ya que el principal (el de las partidas) se puede arreglar entrando en las partidas amistosas, por lo que la calidad general del apartado online es bastante alta.

En cuanto al apartado gráfico nos encontramos con muchos elementos que son muy cumplidores, pero que se ven reforzados por la línea artística. Al estar basado en un universo con tantos seguidores, es una delicia comprobar cómo han respetado absolutamente todo. Desde los modelos de todos los personajes a sus armas, pasando por los escenarios y los visores del Predator. Todo recordará a las franquicias tan queridas por la gente, lo cual para sus seguidores hará que vean el título con otros ojos.

Sin embargo no todo es oro lo que reluce, ya que la calidad gráfica com tal no es tan buena. Por un lado los niveles tienen unas texturas correctas, que ganan principalmente porque normalmente nos encontramos con escenarios muy cerrados, que son más sencillos de realizar. Eso se nota cuando vemos algo más abierto, y es que podremos apreciar cómo la calidad de estos niveles baja respecto a los numerosos pasillos que nos encontraremos.

Lo bueno es que las animaciones de los personajes, tanto cuando los controlamos como cuando los vemos exteriormente, son muy buenas. En especial hay que remarcar los movimientos finales de los Aliens y los Predator, ya que son espectaculares. Por contra los efectos gráficos de explosiones o el fuego no están tan logrados, aunque cumplen con creces.

Así que el apartado gráfico del juego es bueno, pero no deslumbrará a nadie por su calidad, aunque sí por su cuidado aspecto artístico.

Por suerte, el apartado sonoro sí que está a la altura de los personajes, y nos encontramos con algunos elementos sencillamente perfectos. Y es que si en lo artístico se había respetado a las franquicias en el sonido no iba a ser menos. Por lo que ya os podéis ir preparando para escuchar los desagarradores ruidos del Alien, o el sonido al cambiar del visor del Predator, e incluso de todas las armas de los marines. Todo es idéntico a las películas, y eso ya es algo digno de elogio. Para rematar el pitido del detector del movimiento ha sido muy bien elegido, ya que nos dejarán en tensión durante toda su campaña.

Las voces están dobladas al castellano, y a decir verdad no están nada mal. No es que sean las mejores que hay, pero cumplen. Sobre todo la que más destaca es la de Bishop Weyland, ya que en la versión original el actor que encarnó a este personaje (Lance Henriksen) prestaba sus cuerdas vocales y daba su imagen para este personaje, por lo que en el doblaje se han centrado principalente en él.

Las melodías también tienen un buen nivel, ya que se van adecuando a la situación. Por lo que en los momentos más intensos escucharemos algo que nos dejará en tensión, además del típico “chan chan” para asustarnos de vez en cuando durante la campaña de los marines.

En conclusión, Aliens vs Predator es un juego bastante bueno y además es una forma excelente de revitalizar la franquicia. Y es que las cualidades de las tres especies en conflicto se han plasmado muy bien un control casi excelente (le falta un pelín de precisión al Alien) y un aspecto técnico correcto pero que represente de una forma increíble este gran universo de la ciencia ficción.

Además, las tres campañas están bastante bien (aunque no todas sean igual de buenas tanto en el argumento como en el planteamiento de misiones) y nos proporcionarán unas cuantas horas de diversión. Pero el verdadero punto clave del título es el modo online, ya que sus 7 modos de juego muestran las diferencias jugables de las tres especies de una forma muy divertida, al mismo tiempo que se demuestra cómo ninguna está por encima de los demás y que únicamente depende de quién las controle.

Así que si sois seguidores de la franquicia es un juego prácticamente imprescindible, ya que encontraréis todo lo que os gustó de las películas. Sin embargo si no sois fans quizá no os gusté tanto el planteamiento que se presenta, aunque a decir verdad os divertiréis bastante (personalmente no soy una gran seguidor pero lo he pasado en grande) con este gran conflicto que ha sido representado de una de las mejores formas posibles.

Entradas relacionadas:

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *