Alan Wake’s American Nightmare

Hace un par de años, los chicos de Remedy Entertainment nos ofrecieron Alan Wake, un juego francamente bueno que nos contaba una historia con tintes de thriller y terror fantástica (aunque había que pasar por caja por los DLCs para el verdadero final). Por desgracia, su buen hacer no se tradujo en demasiadas ventas, por lo que la franquicia que querían iniciar podría estar en peligro incluso antes de ser considerado como tal.

Afortunadamente, la saga ha regresado, aunque no como a todos nos hubiera gustado. En lugar de traernos la esperada secuela, nos ofrecen Alan Wake’s American Nightmare, con el objetivo de ampliar ligeramente el universo del juego para los seguidores del original, y sobre todo, conseguir más fans para este atormentado escritor. Sus claves: ser descargable con un precio bastante económico y estar más enfocado a la acción. ¿Habrá cumplido sus objetivos o habrá dejado de lado a los fans del original con este nuevo enfoque?

El inicio de la historia es francamente malo. Han pasado dos años desde los sucesos en Couldron Lake, y Alan sigue atrapado en el mundo de la Oscuridad. Sin embargo, de buenas a primeras, se mete de lleno en uno de los capítulos de “Night Springs”, el programa similar a “Twilight Zone” que salía en los televisores en el primer juego, porque Alan fue guionista en su tiempo de esta serie.

Al parecer, se ha formado una leyenda urbana sobre la desaparición de Alan, que gracias al poder de la Oscuridad, se ha hecho real en la forma del Sr Chirridos. Este psicópata de libro es exactamente igual que Alan, y está tratando de acabar con él para poder hacer lo que quiera en el mundo real, entre lo que se encuentra, cómo no, acabar con la mujer de Alan.

Para este objetivo, nos encierra en un bucle temporal que debemos superar, lo que es uno de los aspectos más interesantes del juego, y al mismo tiempo frustrantes para más de uno. Todos hemos visto alguna película de ciencia ficción en la que el protagonista se queda atrapado en el mismo día, y lo repite una y otra vez hasta que consigue salir de este bucle. Pues esa será la meta de Alan, lo que se traduce en que visitaremos las tres mismas localizaciones una y otra vez, con pequeñas variaciones entre una y otra vez. 

Algo a destacar es que el tono de esta historia se aleja de la seriedad y el misterio del original, para acercarse más al de una película de serie B, como el propio “Night Springs”. Es por eso que al principio uno no se siente nada agusto si viene del original buscando ampliar la historia, por mucho de que Remedy haya advertido que el argumento estaba en esta ocasión en un segundo plano. Aun así, hacia el final del primer bucle, la cosa empieza a cambiar gracias a un personaje secundario con información más relevante que los demás, las nuevas páginas del manuscrito, los programas de radio (reflejo del mundo real) y los vídeos televisivos del Sr Chirridos. Es cierto que este villano acaba siendo mucho ruido y pocas nueces, pero vaya si no es espectacular en estas escenas.

Con todo, sí, la historia no es lo principal, pero si nos preocupamos en encontrar las radios, las páginas del manuscrito y tener todas las conversaciones posibles, podemos tener detalles de lo más interesantes de la situación que se vive en el mundo real mientras Alan está atrapado en la oscuridad. No es gran cosa, pero sí que motiva a avanzar más cuando estos detalles secundarios se vuelven más relevantes. Además, los guiños al original son muy apreciables.

Jugablemente, se ha refinado mucho la fórmula del original, haciendo que los momentos de acción sean muchísimo más divertidos. En lugar de encontrarnos con niveles largos y pasilleros, ahora contaremos con tres zonas pequeñas abiertas para explorar en busca de las hojas de manuscrito, o cumplir los objetivos que nos vayan indicando. Esta exploración también afectará al combate, ya que cuantas más páginas tengamos, podremos acceder a mejores armas, estando entre las novedades rifles de asalto, mini-ametralladoras o rifles de francotirador entre las desbloqueables. Eso sin contar con las espectaculares pistolas de clavos y ballesta, que pueden hacer mucho daño a la vieja usanza.

Como en el primero, cuando aparezcan los enemigos, tendremos que apuntarles con la linterna para quitarles la presencia oscura que los protege, para luego poder atacarlos a placer. Sin embargo, la variedad de enemigos se ha ampliado enormemente esta vez, obligándonos a usar diferentes tácticas entre unos y otros. Por ejemplo, habrá uno que, si le enfocamos con la linterna, se dividirá en dos. Estas copias tendrán menos vida que el original, pero claro, al haber más, nos lo pueden poner más complicado. Las arañas serán otra novedad, pudiendo dispararlas o enfocarlas con la luz. Los cuervos esta vez son capaces de personificarse en monstruitos, que tendrán la capacidad de volver a convertirse en cuervos cuando los atacamos, esquivando nuestros disparos y colocándose en una nueva posición en el escenario. Esto sin contar con los gigantones, que como nos pillen con su motosierra, nos van a hacer mucho daño, o los que nos lanzan granadas de oscuridad.

Esta variedad de enemigos ayuda a mantener la acción interesante, pese a visitar los mismos escenarios una y otra vez. En este sentido, puede que a algunos no les guste esta repetividad que se produce, pero personalmente, me pareció muy interesante ver los cambios que se producen, o cómo un mismo objetivo varía por unas circunstancias u otras. ¿Habría sido mejor escenarios nuevos siempre? Desde luego, pero esta mecánica no es del todo mala, y hasta puede que os termine gustando.

El enfoque a la acción es muy evidente en que nunca nos quedaremos sin balas. Por todos los escenarios, habrá bengalas, munición para todo tipo de armas que tengamos, granadas de iluminación, y hasta se nos marcarán en el mini-mapa los lugares en los que recargar toda nuestra munición y las pilas para la linterna. Hablando de esto, es interesante cómo las pilas se recargan mucho más rápidamente que antes, lo que en cierto modo, simplifica bastante el hecho de usar la linterna, y se elimina por completo la presión de enfrentarnos a oleadas de monstruos con una única pila en la linterna. Así mismo, es una buena novedad que ahora sólo podamos quitar la presencia oscura cuando concentremos el haz de la linterna, lo que nos obliga a usar esta técnica y no solo a apuntar de manera natural a los enemigos.

Con todo esto, la historia se puede completar en unas 4-5 horas, una cifra que no está nada mal teniendo en cuenta que el original (sin contar DLCs), duraba unas 3 horas más, por lo que nos encontramos ante una aventura más o menos duradera. Pero claro, ese es el tiempo necesario si buscáis todas las páginas del manuscrito, veis todos los vídeos del Sr Chirridos, escucháis todos los programas de radio y tenéis todas las conversaciones posibles. De lo contrario, el juego realmente se puede acabar en un suspiro.

Como complemente a la aventura principal, tenemos el modo Arcade, que es la versión del modo Horda en el universo Alan Wake. Aquí, tendremos cinco mapas diferentes (no sacados de la campaña), en los que tendremos que sobrevivir 10 minutos, que es cuando amanecerá. Mientras tanto, tendremos que acabar con todos los seres de la oscuridad que podamos, obteniendo puntuaciones y multiplicadores por esquives o muertes, por ejemplo. Como os podéis imaginar, los enemigos serán cada vez más duros, haciendo completamente necesario el tener bastantes hojas del manuscrito para desbloquear las armas más potentes del juego.

Al final de cada nivel se nos darán unas estrellas con las que desbloquear el resto de fases, además de subir nuestra puntuación a las clasificaciones mundiales para poder picarnos con los amigos. Este modo es bastante divertido, y muestra perfectamente lo mejorado que es el sistema de combate ahora, pero no le habría sentado nada mal un modo cooperativo para hacerlo todavía mejor.

Técnicamente, los chicos de Remedy Entertainment han hecho un trabajo ejemplar, ya que American Nightmare luce prácticamente igual que el Alan Wake original. Y esto lo consigue cambiando radicalmente de escenarios, pasando de altos bosques a zonas algo más desérticas de Arizona. Las animaciones de los personajes son muy buenas, igual que los efectos de oscuridad o de polvo que irán surgiendo cuando aparezcan los enemigos. Pero lo mejor vuelve a ser la iluminación, tanto de nuestra linterna como de bengalas y demás. Junto a esto, unas buenas explosiones aquí y allá, o un buen sistema de físicas, tampoco hacen daño. En su conjunto, nos encontramos un título que podría pasar perfectamente por juego físico, lo que ya es decir mucho teniendo en cuenta que es únicamente descargable.

En el sonido, nos encontramos una verdadera baja respecto al original: el doblaje al castellano. Esas geniales voces que nos metían más en la historia han sido sustituidas por las voces originales en inglés. No son malas (más bien todo lo contrario, sobre todo Alan), pero sabiendo lo buenas que eran en español, no haremos más que echarlas de menos a lo largo de todo el juego. Al menos, podemos disfrutar del título con subtítulos al castellano, lo que ya es algo. En cuanto a lo demás, el juego mantiene un buen nivel, con unas melodías correctas (pero que no destacan demasiado) y unos efectos durante los combates bastante buenos.

Conclusión

Alan Wake’s American Nightmare es un juego realmente bueno que nos hará pasar unas cuantas horas de diversión. Si lo miramos como una aventura independiente a la historia principal, entonces el juego nos da exactamente lo que prometía: acción, mejoras en el combate y mucha diversión. Si por el contrario, estabais buscando otra gran historia como en el original, os vais a sentir muy decepcionados. Como mucho, podréis contentaros con los detalles que nos van soltando si nos tomamos nuestro tiempo para buscarlos, ampliando la duración del juego considerablemente. De lo contrario, el juego se acabaría en un abrir y cerrar de ojos de no ser por el modo Arcade.

Así que tenéis que ver en qué grupo estáis, aunque ya os aviso, en líneas generales es poco probable que el título os llegue a decepcionar a pesar de sus fallitos (la repetividad del bucle es seguramente lo que menos os guste), y por unos 15 euros, es una muy buena opción para descargar algo de adrenalina acabando con monstruos de la oscuridad. Ahora que Remedy ha hecho este experimento y les ha salido bien, esperemos que sea algo de una vez, y pronto anuncien Alan Wake 2, que es lo que todos los fans estamos realmente esperando.

Lo mejor

  • Técnicamente, casi igual que el juego lanzado en formato físico.
  • La mayor variedad de enemigos y armas, lo que mejora considerablemente el combate.
  • El modo Arcade.
  • Los guiños y detalles de la historia principal…

Lo peor

  • … aunque el argumento del juego como tal sea bastante pobre.
  • La repetividad del bucle temporal se puede pasar por alto, pero es muy probable que os acabe cansando.
  • El Sr Chirridos está muy bien en los vídeos, pero no hace absolutamente nada dentro del juego para que lo veamos como alguien poderoso.
  • Si no buscáis los objetos ocultos y detalles, el juego os va a durar dos telediarios.

Ficha

  • Desarrollo: Remedy Entertainment
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 22/02/12
  • Idioma: Español
  • Precio: 1200 MP (unos 15 €)

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *