7

All-Star Fruit Racing

Uno de los géneros más divertidos para disfrutar con los amigos es el del karting. Por este motivo, una de las franquicias estrella en las consolas de Nintendo es Mario Kart, mientras que en las demás plataformas ha habido migajas en comparación. Sí, Playstation ha tenido algunos exclusivos muy potentes como Crash Team RacingModNation Racers, pero ninguna franquicia ha podido hacer frente a la del fontanero, por lo que ha sido el turno de los juegos multiplataforma de llegar derrapando para darnos nuestras entregas del género.

En este sentido, una sorpresa agradable se trata de este All-Star Fruit Racing, un juego que gustó bastante durante su periodo de Acceso Anticipado en Steam, y que ahora llega a todas las plataformas posibles en su versión final. Al fin y al cabo, ¿qué hay más fresco para este verano que una buena dosis de carreras entre las frutas más adorables (y saludables) del mundo?

Lo primero que quiero hacer con este análisis es acabar con las comparaciones con Mario Kart lo antes posible. Sí, All-Star Fruit Racing se parece a las carreras del fontanero italiano, pero también tiene varias mecánicas únicas bastante interesantes. En los parecidos, tenemos lo típico, como el uso de armas para molestar a los rivales, la presencia de turbos, y poder emplear el turbo después de un buen derrape. Las similitudes se acaban más o menos ahí, pero claro, estamos hablando de un juego de karting, y como todos los del género, tiene que tener un gran parecido con sus demás compañeros.

La principal novedad de All-Star Fruit Racing es cómo trata su armamento. En líneas generales, no cogemos un potenciador aleatorio, sino que vamos cogiendo frutas de verano, otoño, invierno y primavera. Gracias a estas frutas vamos rellenando sus respectivos indicadores, de modo que cuando hay uno lleno, podemos gastarlo para usar el potenciador asociado. Por ejemplo, las frutas primaverales nos dan un impulso, mientras que las de invierno nos permiten lanzar una bola de nieve. La gracia está en que podemos combinar depósitos de frutas para crear nuevos objetos, o versiones más poderosas de los normales, como un turbo que va dejando un reguero que ralentiza a los oponentes, o un escudo que nos permite dañar a los rivales que tocamos.

Una posibilidad que plantea All-Star Fruit Racing es la de elegir qué depósitos empleamos para la elaboración del objeto, lo que da a las carreras una mayor capa táctica, al poder elegir qué objeto de los que podemos conseguir usamos realmente. Este sistema también nos permite enlazar objetos, ya que si tenemos dos depósitos llenos, podemos usar uno para un ítem, y luego el otro para otro objeto casi de forma inmediata, aumentando nuestra capacidad ofensiva y/o defensiva.

Si logramos rellenar todos los depósitos, podremos emplear la habilidad única de nuestro personaje, casi como si de un Hero Shooter se tratase. Esto da bastante importancia a qué piloto escogemos, ya que con Coco o Kiwi podemos usar un arma poderosa que ralentiza a los rivales que están por detrás, mientras que con Fresa o Melocotón realizamos un potente ataque hacia delante. Es un pequeño giro de tuerca a lo que encontramos en los juegos de karts, y me gusta bastante.

Otro cambio interesante en All-Star Fruit Racing es el tema del derrape. Sí, a mayor derrape mayor es el turbo, pero si nos pasamos derrapando, el motor se gripará y será como si nos hubieran impactado con un arma. Al mismo tiempo, es fácil mantener un derrape si hacemos un cambio rápido de dirección, lo que nos permite crear un súper-derrape en una serie de curvas cerradas. Este sistema funciona bastante bien, y es clave dominarlo para alzarnos con la victoria.

Gracias a estas sólidas mecánicas, es fácil pasarlo bien en los diferentes modos que plantea el juego tanto para un jugador como para el multijugador. En el caso de jugar en solitario, el modo principal nos plantea una serie de torneos cada vez más largos y desafiantes, en los que iremos desbloqueando nuevas pistas, elementos de personalización y hasta personajes. De hecho, hay objetos para desbloquear por hacer casi todo, como jugar X horas o conseguir un Oro en Y competición. Esto nos permite seguir avanzando en el juego, y los nuevos personajes añaden más posibilidades gracias a sus habilidades especiales, con que siempre ganamos.

Además, podemos participar en carreras independientes o carreras contrarreloj, que son lo más desafiante del título sin lugar a dudas. Respecto a las pruebas individuales, hay pequeñas variantes, como competir usando el sistema de frutas, otro modo en el que sí obtenemos armas aleatorias, pruebas de eliminación con tiempos fijos o aleatorios, y finalmente, carreras en las que todos los indicadores de frutas se rellenan de forma automática cada X tiempo.

Respecto al multijugador, podemos participar en carreras a pantalla partida de hasta 4 jugadores, y online de hasta 8 usuarios. Sin embargo, la versión de PS4 no tiene a casi nadie jugando online, por lo que no he podido encontrar ni una sola partida. La opción está ahí, pero si queréis correr con los amigos, lo más probable es que tengáis que tirar de la pantalla partida.

Lo bueno es que, ya sea para un jugador o para varios, All-Star Fruit Racing ofrece bastante contenido, entre lo que viene de serie y lo que podemos ir desbloqueando. Respecto a los circuitos, hay más de 20, ofreciendo una buena variedad de tipos de pistas, con obstáculos, atajos y demás. No tienen el diseño más increíble del mundo, pero es bastante sólido. La IA a veces es la que falla un poco más, con ocasiones en las que te lo ponen todo extremadamente fácil, incluso en los niveles de dificultad más altos.

Lo que menos me ha gustado, de lejos, es la traducción al castellano. Entiendo que el estudio es independiente y no tienen mucho presupuesto, pero para el poco texto que hay y la poca importancia que debería tener dentro de un juego de karts, es increíble lo mal que está. Para que os hagáis una idea, “Reanudar” es “Reiniciar”, mientras que “Cuerno” es “Claxon”. Hay una mezcla de gazapos y Google Translate que choca muchísimo, y sobre todo en el primer caso, puede producir alguna confusión al jugar importante.

Al menos, donde se puede decir que 3DClouds.it ha puesto toda la carne en el asador es en el apartado artístico, ya que All-Star Fruit Racing es el equivalente saludable a Sugar Rush de la película “Rompe-Ralph”. Todos los escenarios son muy dinámicos y simpáticos, llenos de detalles adorables. Los personajes son también bastante simpáticos, por lo que el juego entra por los ojos. Es una pena que haya algún que otro tirón en los momentos más frenéticos, algo que no debería pasar en un juego de carreras. El sonido cumple sin más, pero la música es muy mejorable, al no tener mucho gancho y resultar repetitiva a más no poder. Tirar de Spotify o similares es la mejor opción.

Conclusión

Aunque en PC, PS4 y Xbox One no recibimos apenas juegos de karts, se agradece una propuesta como All-Star Fruit Racing, al ofrecer un producto bastante sólido, pero que no se convierte en un nuevo estándar del género ni mucho menos. El apartado artístico es una delicia (y no solo por mostrar tantas frutas frescas), el sistema de armamento y habilidades de personajes es muy interesante, y sobre todo, el juego es divertido.

Cierto, la traducción es nefasta, el online está desierto y la dificultad está un poco desequilibrada, además de no sorprender para los más veteranos del juego (esto puede jugar en su contra en Switch, donde tiene a su principal competidor), pero para pasar un rato entretenido solo o con amigos, All-Star Fruit Racing es una opción más que sólida que os dará una buena dosis de velocidad saludable.

7

Nos consolamos con:

  • Sistema de armamento único en el género, lo que da posibilidades tácticas interesantes
  • Las habilidades únicas de cada personaje hacen que la elección del piloto sea clave
  • Aspecto artístico simpático (y saludable) a más no poder
  • Mucho contenido para disfrutar durante bastante tiempo

Nos desconsolamos con:

  • La traducción es nefasta. Para el poco texto que hay, es increíble que llame tanto la atención
  • Varios desajustes en la dificultad, que impiden tener un gran reto en muchas carreras
  • Los servidores online están desiertos, eso que el juego es prácticamente nuevo
  • La música se vuelve muy repetitiva

Ficha

  • Desarrollo: 3DClouds.it
  • Distribución: PQube/Meridiem Games
  • Lanzamiento: 13/07/2018
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 29,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *