9

Ace Combat 7: Skies Unknown

Ace Combat 7: Skies Unknown

Una de las sagas que más de menos echaba era Ace Combat. Aunque no soy el mayor fan de la saga, disfruté mucho las entregas en PS2 y PSP, pero luego, en la generación de PS3 y Xbox 360 hubo experimentos raros con la franquicia que no terminaron de cuajar. Por suerte, desde Bandai Namco lo vieron, con que decidieron volver al estilo clásico con la nueva entrega, recuperando incluso la numeración. Tras bastantes años de desarrollo desde su anuncio, por fin surca los cielos de nuestras consolas (y desde el 1 de febrero en PC) Ace Combat 7: Skies Unknown, volviendo al mundo “Strangereal” e incluso el hilo narrativo de la saga. Con la promesa de dejarse de experimentos raros y volver a las raíces, al mismo tiempo de ofrecer evoluciones jugables gracias al uso del Unreal Engine 4, ha llegado la hora de convertirnos nuevamente en los mejores pilotos en la nueva guerra que se cierne sobre Strangereal.

Osea y Erusea están en guerra

Como es habitual en la saga, la trama es bastante importante en Ace Combat 7: Skies Unknown, ofreciendo básicamente una historia de guerra que parece sacada de un anime, pero con un ambiente que parece bastante realista. Pero no, ya que es importante recordar que estamos en un mundo de fantasía, donde cayó un meteorito que desestabilizó el mundo, hubo montones de guerras y mucho más. En esta ocasión, estamos ante la guerra de Osea y Erusea, que inician los segundos, al sentirse controlados por el ascensor espacial que construyó el anterior presidente de Osea en una región de Erusea, en principio como símbolo de paz entre las dos regiones.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Cómo no, esto nos lleva a una guerra a gran escala, en la que Erusea parece llevar la delantera gracias a un montón de drones que han logrado hackear. Nosotros tomamos el papel de Trigger, un piloto de élite que, por diversos motivos, es considerado como un criminal por el ejército, por lo que le llevan a la Unidad 444. Esta unidad es una medida desesperada, al usar a criminales apresados por el ejército como pilotos para completar las misiones más complicadas. Sí, suena bastante a Escuadrón Suicida, y sigue siendo todo bastante melodramático. En las escenas que hacen avanzar la trama, Trigger no es realmente el protagonista, ya que es un héroe solo del aire, sin personalidad alguna, para que nos sintamos que somos él. En su lugar, hay otros personajes como Avril, Mihaly o nuestro compañero Count.

A pesar de tener una trama bastante melodramática y no tan adictiva como en otras entregas, sí que me he interesado por los avances en esta guerra y el destino de varios personajes. Sí, algunos son clichés andantes, pero me preocupaba por Count, otros compañeros de la Unidad 444, la Princesa de Erusea y hasta Avril, la mecánica que parece más la protagonista que ningún otro personaje. Lo mejor de la trama de Ace Combat 7: Skies Unknown es que hay líneas de diálogo sencillamente fantásticas, y que nos logran vender perfectamente las relaciones entre los personajes, o sirven para que nos enemistemos con ellos a lo grande. Hay una línea en concreto de Mihaly que me puso los pelos de punto, y por eso aprecio tanto énfasis en la narrativa del juego.

Analizando los partes del tiempo para salir a luchar

Pero bueno, lo fundamental de Ace Combat 7: Skies Unknown es la propia campaña, que me ha parecido de las mejores que he probado en toda esta generación de consolas. A los controles, esta entrega se siente muy familiar a lo clásico, siempre que usemos el esquema de control “Experto”. Aquí tendremos que usar el stick izquierdo para ir rotando, usando esta rotación para poder luego girar. Si queremos una experiencia más arcade, podemos usar el esquema de control “Estándar”, donde giramos a la izquierda y derecha directamente con el stick, sin tener que preocuparnos por el tema de rotar y luego movernos hacia arriba o hacia abajo. En cualquier momento podemos cambiar entre los dos esquemas de control, por lo que viene bien experimentar con ambos. Aun así, os recomiendo que le deis una oportunidad al control “Experto”, ya que creo que es como más se disfruta el título, o mejor dicho, como más nos hace sufrir.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Esto es algo que quiero destacar de Ace Combat 7, ya que los niveles de dificultad son muy importantes. En Fácil más o menos es accesible, en Normal ya es bastante duro, mientras que en Difícil directamente tendremos que ser unos ases para poder completar las 20 misiones de la historia. Algo que juega mucho en la dificultad que percibamos es cómo nos preparemos para cada misión. Antes de cada nivel tendremos la clásica presentación sobre los objetivos, el estado del escenario, los enemigos que se conocen, etc. Por tanto, si nos vamos a enfrentar a una misión de destrucción de bases terrestres, un bombardero con bombas de capacidad terrestre será mucho más útil que una nave ligera con misiles aire-aire como arma especial, al tener que recurrir únicamente a los misiles y la ametralladora para abatir los objetivos.

La progresión en el juego está muy bien medida, ya que iremos consiguiendo puntos con los que desbloquear aviones, armas y piezas de mejoras en un árbol de desarrollo, con una rama exclusiva del modo multijugador, aunque compartiendo la progresión del árbol entre ambos modos. De esta forma, podremos ir desbloqueando lo que consideremos más útil para nuestro estilo de juego, ya sean unas mejoras en concreto, aviones más ágiles, aviones equilibrados, etc. El ritmo de desbloqueos es bastante bueno, por lo que con bastante frecuencia tendremos nuevos elementos comprados para experimentar, y ver si nos beneficia para la misión que se avecina o no.

A la hora de jugar, todo es bastante tradicional, por lo que contamos con nuestra ametralladora, los misiles estándar y un arma especial a nuestra elección. La principal novedad a nivel de mecánicas es el efecto del clima sobre nuestro avión y sus sistemas. Gracias a los avances tecnológicos, las nubes no solo lucen de miedo, sino que se pueden usar como cobertura, de modo que el radar funciona peor, obligándonos a estar más cerca de los enemigos para poder bloquearlos antes de lanzar un misil. Si hay mucho viento, podremos sentir cómo el avión se va moviendo, teniendo que corregir su dirección si no queremos perder el rumbo, o incluso estrellarnos. Lo más grave es cuando nos metemos en una tormenta, ya que los relámpagos aleatorios nos pueden golpear, lo que inutiliza nuestros sistemas durante unos momentos y nos atonta.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Estas novedades se podrían quedar en algo anecdótico, pero el diseño de las misiones de Ace Combat 7 lo usa constantemente para ofrecernos retos nuevos y sorprendentes. En una misión igual tenemos que estar por debajo de las montañas para evitar que unos radares a larga distancia nos fijen y nos destruyan con misiles muy potentes, teniendo que salir por las nubes para atacar el objetivo y volver a entrar en ellas antes de que nos abatan; mientras que en otra una tormenta de arena nos hará buscar objetivos terrestres antes de que escapen, con una visión muy limitada y un radar que falla más que una escopeta de feria, a no ser que estemos literalmente al lado de nuestros objetivos. Encima, el efecto de las nubes amplía nuestras opciones de juego, al poder llevar a los rivales que nos persigan a las nubes para evitar más fácilmente que nos fijen en sus radares, o llevarles a una tormenta para que estén tanto ellos como nosotros en una situación más precaria, en una situación de alto riesgo pero alto beneficio.

Entre los efectos climatológicos y el propio diseño de las misiones, nos enfrentaremos a nuevos retos casi de forma constante: proteger objetivos, conseguir hacer X puntos de daño al ejército enemigo en un tiempo determinado, acabar con enemigos en particular, proteger a un aliado, infiltrarnos sin que nos detecten o hasta combates contra jefes finales. Estamos ante toda una montaña rusa de objetivos, que ofrecen una de las campañas con mejor ritmo y más épicas que he jugado, al nivel de la de Titanfall 2, salvando las diferencias de género, claro.

Cada enemigo tiene su propio comportamiento, por lo que cuando luchamos contra drones que no tienen humanos dentro, y por tanto son capaces de realizar giros mucho más cerrados por no sufrir sus pilotos las fuerzas G, tendremos que usar tácticas diferentes que con los aviones normales. Luego cuando llega un jefe final, la intensidad aumenta exponencialmente, sobre todo si juntamos los efectos climatológicos, los diálogos entre los personajes (a veces puede ser algo caótico leer los subtítulos entre tantos aviones enemigos) y la música. El resultado final es sencillamente para aplaudir, sobre todo cuando hablamos de una campaña que puede durar fácilmente unas 8-10 horas, siendo bastante rejugable si queremos completar todos los desafíos o probar cada nivel de dificultad.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Junto a la campaña, tenemos un modo multijugador, que personalmente, es lo más flojo de Ace Combat 7: Skies Unknown, sin llegar a ser malo bajo ningún concepto. En el multijugador podemos disfrutar de partidas de 5 minutos de Todos Contra Todos (llamado Batalla Campal) o de Duelos Por Equipos. Como comentaba antes, el progreso en el árbol de desbloqueo es común entre la campaña y el multijugador, por lo que es recomendable haber hecho unos cuantos desbloqueos de calidad en la campaña antes de dar el salto al online. Podemos elegir el equipo que queramos, aunque en algunos servidores hay limitadores de “poder” para no tener el mejor avión y las mejoras más potentes a la vez, de modo que haya cierto equilibrio. Las partidas están bien, y la conexión es bastante buena, pero no es un modo que me haya atrapado tanto como la campaña, ni mucho menos.

Realidad Virtual de altos vuelos

Lo que sí me enamoró es el modo para Realidad Virtual, exclusivo en la versión de PS4. Solo por probar Ace Combat 7: Skies Unknown en PSVR ya merece la pena el juego, ya que estamos ante una de las mejores experiencias de VR que hay actualmente en el mercado. Este modo funciona por separado de los demás, con solo 3 misiones que cuentan una mini-historia que tampoco aporta gran cosa. Estas fases son bastante menos complejas que las de la campaña, centrándose más en acabar con X objetivos o defender a un aliado, en vez de épicos combates contra jefes finales, infiltraciones o luchas en mitad de una tormenta. Es una pena, pero eso no quita que la experiencia sea sensacional.

En este modo, sólo podemos jugar usando el esquema de control “Experto”, y desde una perspectiva en primera persona, ya que ahora no encarnamos a un piloto, sino que somos el piloto directamente. La sensación de estar en la cabina de una caza de combate está muy conseguida, ofreciendo muchos detalles en la propia cabina, de modo que casi parece que puedes tocar cada botón. Ver nuestro cuerpo es algo que también me gusta, ya que aumenta bastante la inmersión. Si ya usamos un HOTAS, directamente replicaremos los movimientos que hace nuestro avatar en pantalla, lo cual aumenta todavía más la inmersión.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Esta inmersión no hace más que aumentar una vez estamos en el aire, ya que ahora podemos usar nuestro rostro para fijar los misiles en los enemigos, siendo sencillamente espectacular ir a toda pastilla persiguiendo un caza enemigo, meternos por las nubes, notar cómo se han empañado los cristales con las gotas de dicha nube, dar unos cuantos giros y finalmente, abatir a nuestra presa. De hecho, Ace Combat 7 es uno de los juegos más intensos, ya que giraremos sobre nosotros mismos, haremos loopings y muchas más acrobacias para poder acabar las misiones. Esto hace que realmente sintamos que somos unos pilotos, haciendo locuras como lanzarnos en picado contra el suelo para poder disparar a unos blancos terrestres, logrando elevar el avión en el último momento para así sobrevivir. Estas cosas también las hacemos en la campaña principal, pero en VR, la sensación es indescriptible. Hasta ahora, la experiencia de naves de combate que más me había gustado era la de Star Wars: Battlefront, pero la de Ace Combat 7 la supera con creces.

Esta enorme calidad hace que lamente todavía más el poco contenido que hay en VR, ya que se queda muy corto. Las 3 misiones se pueden completar en menos de una hora, y aunque se pueden rejugar para lograr mejores puntuaciones, el cuerpo pide mucho más. Sí, se pueden desbloquear hasta 4 aviones con sus respectivas armas especiales, además de un modo de Vuelo Libre (sin poder despegar ni aterrizar) y una visualización de acrobacias desde un porta-aviones. No poder disfrutar toda la campaña en VR, como ocurría con Resident Evil VII, es una verdadera lástima, ya que pienso en los momentos tan épicos que hay en la historia, que se me ponen los pelos de punta cómo habría sido vivirlos en Realidad Virtual. Vale, este modo tiene unos gráficos más limitados para poder funcionar en PS4, los mapas son más pequeños y las misiones más sencillas, pero el primer paso está ahí, con que espero que Bandai Namco nos sorprenda en el futuro con más misiones para el modo de VR, ya que es sencillamente espectacular. Una pena que los usuarios de PC se pierdan estas fases, ya que son exclusivas de PSVR hasta el 2020.

Ace Combat 7: Skies Unknown

Aprovechando la nueva tecnología

A nivel técnico, Bandai Namco sigue apostando por usar el motor Unreal Engine 4 en sus juegos, ofreciendo resultados magníficos en Ace Combat 7. Como decía antes, la principal novedad a nivel de mecánicas es el tema del clima, algo que también se ve reflejado en el apartado visual del título. Ahora las batallas aéreas lucen mejor que nunca, gracias a unas nubes que parecen reales, tienen volumen, dejan pasar los rayos del sol de forma realista, etc. Cuando encima es una nube de tormenta, hay lluvia o cosas así, los efectos aumentan, para aumentar la inmersión en el combate, y que todo sea mucho más vistoso que nunca antes en la saga. También destacan los escenarios, con mucho más nivel de detalle que nunca, como zonas montañosas rocosas llenas de pasos estrechos, islas con sus bases militares, etc. Es cierto que el suelo no destaca tanto como el cielo, pero teniendo en cuenta que estaremos casi todo el tiempo en el aire, el resultado es muy, muy vistoso. La principal pega es que, cuando estamos cerca del suelo, el popping se nota bastante. No es algo que distraiga en exceso, ya que realmente, Ace Combat 7 entra por los ojos, gracias a unos efectos de explosiones y unos modelados de los aviones fantásticos. Además, los tiempos de cargas son prácticamente inexistentes, lo cual siempre se agradece.

Dentro del sonido, menos pegas puedo ponerle al título. El doblaje de las voces en inglés o japonés es excelente, encontrando un buen equilibrio entre el realismo y el melodrama propio de la saga, para que los personajes sean más creíbles. Personalmente, prefiero jugar con las voces en inglés, ya que con el caos de muchas misiones, cuesta leer los subtítulos y no estamparse contra el suelo o comerse un misil, y bueno, el inglés lo entiendo mejor de oído que el japonés. Los efectos son también geniales, pero donde me tengo que quitar el sombrero es con la banda sonora. Keiki Kobayashi ha hecho un trabajo increíble, gracias a unos temas maravillosos que hacen la acción más intensa y épica todavía. Hay varios momentos en el juego en los que, entre lo que ocurre y la música, te vienes muy arriba como en pocos juegos se logra. Algunos temas sensacionales son “Daredevil”, “Faceless Soldier” o “Archangel”, pero realmente, la mayoría son excelentes. Es cierto que hay un par de composiciones que chocan un poco por el momento en el que se usan, pero es algo anecdótico en comparación. Encima, hay muchos detalles geniales con el audio, como cambiar la forma de escuchar la música cuando nos metemos en una nube o hay una gran ráfaga de viento, mostrando el mimo que se ha puesto en este apartado. Por aquí os dejo el tema “Daredevil”, que sencillamente me ha enamorado, y es de los que hacen que una misión fantástica se convierta en algo sencillamente memorable. La franquicia siempre ha destacado por su banda sonora, con que es genial comprobar cómo en Skies Unknown no han bajado el nivel en absoluto.

Conclusión

Puede que hayamos esperado mucho tiempo para su regreso, pero la espera ha merecido la pena. Ace Combat 7: Skies Unknown supone un pistoletazo de salida al 2019 increíble, ya que es un título que sé que va a ser de los mejores de este año. Es increíble cómo la franquicia ha sabido volver a sus orígenes, pero sin olvidar la innovación que proporcionan las nuevas tecnologías, al plasmar de forma brillante el efecto de la climatología para ayudarnos y perjudicarnos por igual, pero que siempre forme parte de este espectáculo aéreo sin igual. La campaña es sencillamente brillante, ofreciendo 20 misiones muy completas, variadas y adictivas, con momentos épicos y memorables, que se ven mejorados por una banda sonora para quitarse el sombrero.

No solo tenemos una campaña increíble, sino un modo multijugador online funcional, y en la versión de PS4, 3 misiones para disfrutar desde PSVR que son de lo mejor que se puede disfrutar con el visor de Realidad Virtual de Sony. Absolutamente todo funciona como debería en este título, de modo que el principal problema que le veo es que no podamos jugar toda la campaña en VR, o al menos, haya más misiones para disfrutar de esta forma. También es cierto que hay algo de popping, y que leer los subtítulos al mismo tiempo que estamos haciendo piruetas aéreas no es lo más fácil del mundo. Pero vamos, son pequeñas pegas para un título maravilloso, que demuestra por qué la franquicia Ace Combat sigue siendo a día de hoy increíble, y recordarnos que necesitamos más arcades aéreos de esta calidad entre nosotros.

9

Nos consolamos con:

  • Campaña larga, con un ritmo fantástico y variada a más no poder
  • Los jefes finales son épicos y desafiantes. Realmente nos hacen sentir como unos ases del aire
  • Banda sonora sensacional a todos los niveles. Algunos temas logran poner los pelos de punta
  • Los efectos climatológicos y su efecto a la jugabilidad
  • El modo en Realidad Virtual es de lo mejor que se puede jugar en PSVR a día de hoy…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero las tres misiones que hay se quedan cortas. No poder disfrutar la campaña en VR es una verdadera lástima
  • El multijugador no engancha tanto como la campaña
  • Algo de popping en el suelo
  • Para leer los subtítulos y no estrellarse en las batallas más encarnizadas hay que ser un multitarea excelente

Ficha

  • Desarrollo: Project Aces y Bandai Namco
  • Distribución: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 18/01/2019
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés y Japonés
  • Precio: 69,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *