7

A Hole New World (Nintendo Switch)

A Hole New World

Aquellos que pudimos disfrutar de arte del videojuego en la década de los 80 y especialmente en los 90 hemos crecido con títulos que nada tienen que ver con los actuales, títulos que se alejaban enormemente de la calidad gráfica y apostaban más por la jugabilidad y por darle al jugador ese pique sano que da el no poder pasar de cierto jefe. Hay algunos títulos que han querido en parte darle eso a cierto sector de jugadores creando niveles de dificultad desquiciantes pero que nada tiene que ver con la sensación que teníamos aquellos que nos poníamos a los mandos de una NES o una Mega Drive y viciábamos horas en el salón o en nuestra habitación con la intención de completar ese juego que se nos atragantaba. Además en aquella época no eran muchos los juegos que contaban con una pila adicional que permitía el salvado de nuestra partida por lo que teníamos que hacerlo del tirón, algo que muchas veces solo estaba al alcance del más hábil.

Es precisamente ese sentimiento de nostalgia el que muchas veces es utilizado por las compañías para vendernos ese nuevo producto ya sea una nueva licencia o una entrega de una franquicia de renombre. ¿Quién no se ha dejado embaucar por los cantos de sirena que prometían un Sonic como los de sus inicios? Prácticamente nadie que haya disfrutado de las primeras aventuras del erizo azul. Es por eso que yo especialmente reticente a creerme aquello que me intentan vender como un regreso a los orígenes de una franquicia o ese intento muchas veces inútil de querer tocar la fibra sensible al jugador que está en la treintena aludiendo a tiempos pasados.

Hoy os traemos el análisis de la versión para Nintendo Switch de A Hole new World del estudio español Mad Gear Games, un título que como vais a poder leer a continuación bebe muy directamente de franquicias como Castlevania en cuanto a jugabilidad y siempre con ese toque añejo.

A Hole New World

Dos mundos, un solo héroe

El mundo se iba a pique y ante esta situación la diosa no tuvo más remedio que dividirlo en dos realidades que separasen el mal del bien para poder garantizar la vida. El hacer esto no le resulto especialmente sencillo y lo que es peor, el coste de hacerlo fue enorme y la dejó sin fuerzas. Con el temor de que este hecho pudiera ser usado para capturarla y obligarla a hacer cosas que ella no querría dividió su poder en varias gemas que disperso entre las dos realidades. Todo iba de una manera más o menos normal con la realidad del mal en plena guerra para hacerse con el control de la misma hasta que uno de los demonios obtuvo el suficiente poder como para asaltar al otro mundo. Así pues en una ciudad de la realidad que podríamos catalogar como la “del bien” se abrió una grieta que conectaba ambos mundos y empezaron a aparecer monstruos que atacaban a la gente, monstruos que no eran dañados con ninguna arma. El fin parecía estar cerca hasta que apareció el “Potion Master”, la única persona capaz de hacer daño y matar a esos monstruos gracias a sus pociones, lo que hizo que se embarcara en la misión de matar a todos aquellos que ponían su mundo en riesgo y devolverlo todo a la normalidad.

A Hole New World nos propone un título lleno de acción y que no nos va a complicar la existencia con controles difíciles o menús que nos líen para cambiar de “arma”. El mando es bien sencillo pues con un botón saltamos, con otro atacamos y podremos cambiar nuestras pociones de manera rápida y directa sin complicarnos con pausar, ir a un menú para equiparnos cada vez que necesitemos una concreta. Es precisamente en las pociones otra de sus bazas jugables pues esta es nuestra única arma y tendremos que ir cambiándolas dependiendo del enemigo ya que no todas son igual de efectivas contra todos.

A Hole New World

Estos juegos suelen contar con un nivel de dificultad bastante exigente, a Hole New World nos propone una aventura exigente pero bastante asequible para el jugador. Esto se consigue no solo con una jugabilidad e IA balanceadas de manera más que correcta, también es gracias a los checkpoints que podremos activar en nuestra aventura. Una vez que hayamos consumido todas nuestras vidas el título nos permitirá continuar en el último de ellos activado evitando que tengamos que comenzar desde el principio de todo el nivel. La cosa cambia con los jefes, estos son muchos más complejos que los enemigos normales y además tienen una mayor cantidad de vida, en caso de morir con ellos nos harán regresar al principio de su “sala” y tendremos que comenzar contra ellos desde el principio. Es en los jefes posiblemente donde vamos a ver un salto de dificultad bastante grande respecto a los enemigos normales, pero esto también hará que nos tengamos que poner en modo serios para poder completarlos.

Como podéis ver es un juego bastante sencillito de aprender a jugar pero en ocasiones nos va a pedir lo mejor de nosotros mismos. Si somos lo suficientemente agiles nos puede durar una vuelta a este juego en torno a las 5 horas aproximadamente que se verán prolongadas gracias a su modo de nueva partida+ entre otros.

A Hole New World

Ahora vamos a tocar un tema algo delicado para muchos y es el apartado gráfico, hay que tener en cuenta que es un título que se basa mucho en aquellos grandes títulos de los 80 y 90 por lo que los modelados serán en formato de 8bits con una paleta de colores no muy amplia. Por suerte para nosotros esta paleta no nos hace ningún tipo de daño a la vista ya sean en sesiones largas de juego o en partidas de cinco minutos tanto en la televisión como en la pantalla de la propia Switch. Por otro lado tenemos una selección musical muy clásica de este tipo de juegos con dos modos distintos de la misma que nos permiten ajustarla a nuestra preferencia.

Switch recibe un poco de magia clásica

A New Hole World en Switch era un lanzamiento muy necesario, tiene una jugabilidad que se adapta claramente al estilo de la nueva consola de Nintendo. Un título muy disfrutable tanto en formato televisión como en el modo portátil y que hará las delicias de todos aquellos jugadores que ansían poder volver a disfrutar de la jugabilidad clásica de hace años. Otra de sus bondades es su dificultad que se ajusta perfectamente al momento siendo especialmente duros los enemigos finales, además al contar con diferentes puntos de control nos permite no estresarnos de manera excesiva si no conseguimos avanzar pues tenemos esa seguridad de no aparecer al principio del nivel.

Nos consolamos con:

  • No es excesivamente complicado de jugar.
  • Excelente rendimiento en Switch tanto en formato televisión como en formato portatil.
  • Los puntos de control en los niveles que nos dan un poco de seguridad frente al fracaso.

Nos desconsolamos con:

  • Entre los enemigos normales y los jefes finales hay un cambio muy brusco en la dificultad.

Ficha

  • Desarrollo: Mad Gear Games
  • Distribución: Mad Gear Games
  • Lanzamiento: 01/03/2018
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 9,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *