9

A Hat in Time

A Hat in Time

Este 2017 están resurgiendo bastantes géneros con fuerza. La lucha ha vuelto por todo lo alto con tres títulos de alto nivel, mientras que la velocidad está viviendo una salud de hierro con increíbles simuladores para todas las plataformas. De todos estos géneros que se están revitalizando, por el que más me alegro es por el de las plataformas 3D.

Puede que no esté habiendo demasiadas propuestas por parte de los estudios AAA, pero en el panorama independiente, la cosa es muy diferente. A nivel reconocible, a principios de año tuvimos Yooka-Laylee, y ahora es el turno de otro éxito de Kickstarter, A Hat in Time. Una niña muy peleona, muchos mundos, mafiosos italianos cocinillas, y sombreros, muchos sombreros. ¿Listos para saltar sin parar?

Como seguramente no le sorprenderá a nadie, la trama de A Hat in Time no es lo más atractivo del juego ni mucho menos. Básicamente, controlamos a una niña (sin nombre, ya que nunca habla) que está en una especie de nave espacial que ha ido de aventuras. El combustible está formado por las Piezas Temporales, una especie de relojes de arena y, tras un encontronazo con la mafia (que obviamente, también tienen que cobrar el paso por el espacio), las Piezas Temporales acaban desperdigadas por todo el planeta que sobrevolábamos, así que tocará recorrer sus variadas regiones para poder volver a casa.

A Hat in Time

Lo dicho, la historia es muy sencilla, pero tiene un punto muy a su favor: el sentido del humor. Nos encontraremos a personajes de lo más extravagantes, como los propios mafiosos, la niña con caperuza roja y bigote, o los pájaros directores de cine del segundo mundo. Las bromas son bastante buenas, y tener diálogos doblados con voces legibles ha sido todo un acierto. Incluso me ha sorprendido el humor negro (este tipo de humor en un juego tan terriblemente adorable, sí) del que hace gala muchas veces A Hat in Time. Por ejemplo, en la habitación donde empezamos, podemos interactuar con el armario, donde nos dirán que como es muy grande y sólo usamos un uniforme, hay mucho espacio para esqueletos. Es una pena que el juego llegue completamente en inglés, ya que se puede perder la gracia de las muchas bromas que nos encontraremos, aunque por suerte, no es un impedimento para disfrutar del resto de la aventura.

Como en los plataformas 3D de antaño, nuestro objetivo en cada nivel es recoger la Pieza Temporal, al más puro estilo de las baterías de Jak and Daxter o las estrellas de Super Mario 64. Sin embargo, no estamos ante un “collectathon” como podría ser Banjo-Kazooie, al estar el juego estructurado por niveles muy diferenciados, y no solo por mundos.

En total visitaremos 5 mundos, y aunque varios de ellos presentan zonas amplias que podremos explorar con más o menos libertad sin importar el nivel en el que estemos, sólo podremos recoger la Pieza Temporal de la misión en la que hayamos entrado. Esto se comprueba fácilmente en el primer mundo de la mafia, al ofrecer un mundo bastante extenso con coleccionables secundarios y secretos por todas partes, pero muchos de sus rincones no se usan del todo a no ser que estemos en una misión en concreto.

A Hat in Time

Esto nos permite obtener lo mejor de la libertad de poder explorar los escenarios, y al mismo tiempo, tener un objetivo claro y conciso. Es algo que me gusta, ya que encontrar los secretos y coleccionables es una parte esencial de A Hat in Time. Algunos coleccionables son reliquias para luego montar figuras en la nave de la protagonista, mientras que otros son rollos de lana mágicos para confeccionar nuevos sombreros, que nos darán nuevas habilidades.

Algo también muy positivo de esta estructura es que nos permite adentrarnos en situaciones de lo más variadas. Por ejemplo, en el primer mundo tendremos que rescatar a la chicha con bigote en una misión, para en otra asustar a un mafioso haciéndole pensar que somos un alien. Eso por no mencionar el mundo del estudio de cine, ofreciendo varios niveles únicos en cada misión, pero variados a más no poder, teniendo en uno de ellos que resolver un asesinato en el Owl Express.

De hecho, en A Hat in Time nos encontramos con una buena mezcla de géneros más allá de las plataformas, con algún toque de puzzles, sigilo y un género que en absoluto me esperaba encontrar en un título tan adorable como este. Lo mejor es que esta combinación funciona a las mil maravillas, y hace que sea una auténtica delicia adentrarnos en cada mundo para ver qué retos nos esperan en él y cómo nos sorprenden en cada fase.

A Hat in Time

Para hacer que todo esto funcione, los dos pilares propios de cualquier plataformas deben ser sólidos: los controles y el diseño de niveles. En cuanto a los controles, son muy preciosos, permitiendo que podamos dar multitud de saltos, doble saltos, subir por las paredes, engancharnos a objetos y mucho más con la máxima naturalidad, como si fuera el pan nuestro de cada día. Si nos caemos o nos dañan, siempre será culpa nuestra y no por los controles, que son excelentes.

Una habilidad que me ha encantado es la de deslizarnos, que se puede hacer incluso en el aire para llegar más lejos, pero teniendo que salir del modo de deslizamiento para no toparnos con un muro, y que en su lugar podamos subir un poco por él para llegar al saliente.

Junto a estos controles excelentes, A Hat in Time destaca gracias a su diseño de niveles. Las fases se dividen entre las que son más abiertas y las que son más lineales. Sea el tipo de nivel que sea, todo está medido a la perfección, para que tengamos que usar al máximo nuestras habilidades si queremos salir airosos, sin ningún salto injusto ni nada por el estilo. Incluso la cámara, algo que normalmente suele dar más de un quebradero de cabeza, funciona bastante bien, para que no sea un obstáculo, sino una herramienta para saber hacia dónde dirigirnos.

A Hat in Time

Junto a los movimientos estándar, la protagonista tendrá unos movimientos especiales en función del gorro que llevemos. Para formarlo antes tendremos que encontrar ovillos de lana, y con los sombreros podremos transformarnos en una estatua de hielo, fabricar bombas, correr y otras habilidades especiales. A los sombreros hay que sumar los parches, que suman beneficios (o incluso desventajas), como usar el gancho, abrir el paraguas antes de tocar el suelo en caídas que normalmente nos harían daño o atraer los coleccionables hacia nosotros.

Al juntar todas estas habilidades, tenemos un variedad notable de avanzar en varios objetivos. Por ejemplo, podemos usar el sombrero de correr, cambiar rápidamente al de ver las “siluetas” de cosas etéreas, y luego al de hielo para usar una plataforma especial. En este sentido, se nota que A Hat in Time ha calado hondo en el mundo del speedrunning, ya que es interesante ver cómo se pueden completar varios niveles usando caminos diferentes para arañar segundos en el crono. Hasta podemos activar el tiempo para verlo en pantalla, lo cual es un toque muy agradable.

Algo que no he comentado son los jefes finales, que me han parecido excelentes. Estos jefes finales pueden venir al final de cada mundo, o en algún nivel intermedio. Lo mejor de su diseño es que son auténticos desafíos que ponen a prueba todo lo que hemos aprendido en el mundo. Es cierto que no son muy desafiantes (al igual que todo el juego en general), pero son muy espectaculares en cada momento, siendo de los mejores jefes contra los que he luchado en un plataformas 3D donde no hay más armas que un simple paraguas y nuestras botas.

A Hat in Time

Sumando todo esto, tenemos un juego al que es complicado encontrarle pegas en sus mecánicas. Igual su baja dificultad puede ser criticable, ya que apenas morí dos veces en toda la aventura. Aun así, el diseño de niveles hace que todo sea desafiante en su justa medida, y que no llegue a aburrir en ningún momento, lo cual es lo importante.

A Hat in Time tampoco es que sea muy largo. En unas 6 horas podemos completar sus 5 mundos, y para conseguir las 40 Piezas Temporales, con unas 8 horas aproximadamente será más que suficiente. Pero de nuevo, la duración es la justa y necesaria, para que en todo momento nos sorprendan sin ningún momento absurdo o de relleno de por medio.

Técnicamente, A Hat in Time es muy bueno. El juego está muy bien optimizado para que funcione en todo tipo de PCs sin tirones, gracias a una gran cantidad de ajustes gráficos. El estilo artístico le sienta de maravilla para retratar el adorable mundo que nos presentan, con escenarios y personajes llamativos y muy expresivos, a pesar de contar con apenas unas pocas expresiones faciales. Quiero destacar que cada nivel tenga su propia pantalla de carga personalizada, siendo un detalle fantástico para el alto número de niveles que hay. Los artistas se merecen todo un aplauso por esto.

A Hat in Time

El apartado sonoro también está a la altura. El trabajo de los actores de doblaje en inglés hacen un buen trabajo para vendernos a los principales personajes, y la verdad, se agradece escuchar voces en vez de ruidos inteligibles como en otros plataformas… Aunque al mismo tiempo sea posible con un parche para los sombreros. La música está también bastante bien, siendo muy simpática (como todo el juego en general), y aunque no es demasiado memorable, logra su propósito.

Conclusión

A Hat in Time es uno de los mejores plataformas 3D que he disfrutado en los últimos años. Así de simple. Todo se controla genial, los niveles tienen un gran diseño, y todo es tan adorable que es imposible no jugar con una sonrisa de oreja a oreja. Al sumarle una gran variedad de situaciones y escenarios, con una duración aceptable y unos jefes finales espectaculares, tenemos un título que, sencillamente, es un imprescindible para todos los fans de las plataformas. Los chicos de Gears of Breakfast han logrado captar lo mejor de los plataformas 3D para ofrecer un título redondo que, personalmente, espero sea el inicio de las aventuras por el tiempo de la niña más adorable y sus extravagantes sombreros.

9

Nos consolamos con:

  • Adorable, adorable y más adorable. ¿He dicho que todo es adorable?
  • Geniales niveles con situaciones de lo más variadas
  • Fantásticos jefes finales que son un compendio de los mejores obstáculos de cada mundo
  • Controles precisos a más no poder con habilidades muy variadas
  • Genial sentido del humor

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés, lo que puede hacer que se pierdan varias bromas
  • Para algunos no será demasiado largo
  • Podría ser algo más desafiante

Ficha

  • Desarrollo: Gears for Breakfast
  • Distribución: Humble Bundle
  • Lanzamiento: PC: 05/10/2017 - PS4 y Xbox One: En otoño
  • Idioma: Textos y voces en Inglés
  • Precio: 29,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *