7

A-10 VR

A-10_Screenshots06

Queda claro que en Futuretown son apasionados de la Realidad Virtual con la llegada de varios de sus títulos para HTC Vive. Ya hemos visto Cloudlands: VR Minigolf -con el que intercambiamos palos-, ahora le toca el turno al juego crípticamente llamado A-10 VR. Cambiamos totalmente de género para volver a los shooters arcade, donde las pasaremos canutas para durar escasos minutos.

La premisa en A-10 VR es totalmente intuitiva en el sentido que debemos disparar con nuestras armas a todo lo que se mueva, antes de que alcancen nuestra posición. A diferencia de Space Pirate Trainer, por ejemplo, los enemigos no disparan pero pueden aparecer por cualquiera de los 360 grados. Nos encontramos en una plataforma flotante rodeada como de entradas dimensionales -que a mi me recuerdan a altavoces- de los que salen nuestros enemigos, una especie de bolas mecánicas que nos harán perder una vida si nos tocan.

A-10_Screenshots05

Al no tener que estar esquivando disparos enemigos, nos podemos concentrar en alcanzar los objetivos. Demanda menos físicamente, aunque requerirá nervios de acero para afrontar lo que llegue nos por cualquier lado. Las partidas serán más bien cortas e intensas.

Existen varios modos de juego. En el de Práctica, podemos pasar cuanto rato queramos disparando a los enemigos sin temor a las consecuencias, ya que no moriremos. Es ideal para adaptarse al juego y poner a prueba nuestra puntería virtual. En el modo de Supervivencia, tenemos un número limitado de vidas y si las perdemos todas termina la partida, como en los viejos tiempos. También hay un modo con tiempo limitado, donde destruyendo enemigos aumenta el contador. A diferencia de los demás, aquí no vienen contra nosotros, sino que navegan de un portal a otro y hay que interceptarlos.

A-10_Screenshots03

Incluso en el modo de supervivencia no todo lo que tenemos que destruir nos ataca. Existen una especie de nave que simplemente cruza de un lado a otro y nos dará puntos adicionales si los destruimos, al más puro platillo volante de Invaders. Hay otro, aún más veloz y difícil de atrapar que nos dará una serie de ventajas si lo destruímos, como vidas extra o frenar el tiempo.

Pero si queremos sobrevivir, tendremos que concentrarnos en los enemigos que se acechan inexorablemente, con o sin armadura. Algunos de ellos vienen en forma de estructura que primero hay que destruir.

Y esto lo explica todo, con lo que A-10 VR es fácil de pillar, aunque difícil de dominar. En cada mano tenemos un arma diferente, un láser por un lado, y una pistola como de plasma en el otro. Lo suyo es seguir cada mano con un ojo y no hay nada más satisfactorio que destruir un enemigo a cada lado sin ni siquiera mirar. No disponemos de escudo, puesto que los enemigos no nos envían proyectiles.

A-10_Screenshots04

Aunque es entretenido, no llega a la altura de Space Pirate Trainer. Por alguna razón, las armas se sienten como de juguete, sin que creo que sea esa la intención de los desarrolladores. La pistola es más “pew pew” que “bang bang” y cuando un enemigo nos alcanza podría ser algo más dramático. Igual una nueva pasada de pulido del audio no le vendría del todo mal.

Lo bueno es que es un juego tremendamente asequible. Mientras que los jugadores noveles se limitarán a sobrevivir intentando destruir todo lo que se mueva, los más expertos intentarán superarse a si mismos intentando no fallar ningún tiro para conseguir bonus.

Su precio de 4,99 euros es muy asequible, así que no estará de más en nuestra colección de Realidad Virtual. A este precio yo personalmente lo recomiendo ya que tiene el potencial de entretenernos un buen rato. 

7

Nos consolamos con:

  • Muy asequible y fácil de entender
  • Shooter arcade sin grandes pretensiones

Nos desconsolamos con:

  • Las armas parecen como de juguete
  • Como en Cloudlands, también de Futuretown, no le vendría mal intentar conseguir un sonido más inmersivo

Ficha

  • Desarrollo: Futuretown
  • Distribución: Futuretown
  • Lanzamiento: 05/04/2016
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 4,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *