UFC 2009 Undisputed

    La lucha libre está gozando de sus mejores momentos en España gracias al espectáculo ficticio que resulta ser el “pressing catch”. Tal es así que los juegos basados en este “deporte” tienen entregas anuales como los títulos de fútbol o baloncesto más conocidos.

    Sin embargo, THQ y Yuke’s pretende conseguir el mismo éxito que consiguieron con WWE SmackDown VS RAW! con la nueva franquicia basada en la MMA (Mixed Martial Arts) y en la liga de este tipo de lucha: UFC. De esta forma nos llega UFC 2009 Undisputed, que es el primer juego de esta franquicia tras varios años estando fuera del mercado de los videojuegos.

    Si la anterior franquicia de Yuke’s se caracterizaba por un sencillo, accesible y arcade control, en UFC 2009 Undisputed nos encontramos con un jugabilidad realista y compleja, que necesitará de varias horas de juego para hacernos con el dominio total de los movimientos.

    Cada uno de los más de 80 luchadores tienen un estilo para los golpes y otro para las llaves, con movimientos y condiciones exclusivas de cada clase. En el primer tipo nos encontramos con el kickboxing, el boxeo o el muay-thai, mientras que en el apartado de las llaves se encuentran el JJBB, el wrestling y el judo. De esta forma se consigue la variedad de artes marciales que caracteriza a este deporte, cuya única regla es que no hay reglas, y donde el objetivo de los luchadores es dejar KO al rival o hacer que se rinda ante el dolor.

    En cuanto a los modos de juego, Yuke’s ha añadido las modalidades clásicas del género, por lo que nos encontramos con la “Carrera”, “Exhibición”, “Combates clásicos”, “Tutorial” y “Combates online”, siendo el primero el principal modo y el que más diversión nos brindará.

    Nuestro objetivo en el modo “Carrera” es llevar a nuestro luchador creado hasta la cima de la UFC, en un período total de siete años. Al empezar crearemos a nuestro púgil en un completo editor (al que también se puede acceder fuera de este modo), pero que no tiene tantas opciones como en la otra franquicia de los desarrolladores.

    Lo primero es elegir los datos de nuestro personaje, sus técnicas de lucha y el aspecto físico del cuerpo. Esta parte tendremos que elegirla correctamente, ya que no podremos modificarlo más adelante. Después pasaremos a escoger entre diferentes tipos de peinados, tatuajes y ropa para nuestro púgil. En el último aspecto lo más destacable es la variedad de logos que podemos colocar en nuestro pantalón, con una gran personalización que hará difícil ver dos prendas iguales.

    Tras dar la imagen deseada a nuestro personaje pasaremos a un combate que deberemos ganar para impresionar a los presidentes de la UFC y que así nos permitan entrar en la liga de combate del peso de nuestro luchador.

    De esta forma pasaremos al menú con el que nos tendremos que familiarizar, y que recuerda al modo “24/7” de WWE SmackDown VS RAW! 2008, ya que todo lo administraremos desde un calendario. Sin embargo, los chicos de Yuke’s han sabido mejorar la administración de tiempo al no hacerse pesado el avance.

    En cada semana tendremos que elegir lo que hace nuestro púgil, pudiendo hacer que entrene para mejorar sus tres atributos: fuerza, velocidad y cardio. Otra opción es que entremos en el sparring para practicar con nuestro compañero, y así mejorar nuestras habilidades, como el ataque y defensa de puñetazos, patadas, sumisiones, etc. Pero tendremos que tener cuidado, ya que el luchador tiene una resitencia que irá descenciendo conforme hagamos actividades físicas, y si llegamos a la fecha de un combate agotados tendremos todas las papeletas para caer derrotados casi sin ninguna duda.

    Además de entrenar podemos ir a algunos eventos que nos hará ganar CRED. Este indicador irá aumentando al participar en peleas, ganarlas, asistir a diferentes sucesos, etc.., y nos hará ganar más logos con los que decorar nuestros pantalones (a la vez que nos hará ganar más CRED con patrocinios cada vez más valiosos), mejorar nuestro compañero de sparring y conseguir nuevos materiales para el gimnasio que nos facilitará nuestro entrenamiento.

    Por si esto fuera poco, también podremos acceder a diversos campamentos en los que entrenadores especiales y estrellas del deporte nos darán clases y tareas que mejorará nuestro nivel en nuestras técnicas de combate, desbloqueando así nuevos movimientos más devastadores.

    En cuanto a las peleas, los directores de la UFC nos irán mandando mensajes informándonos de los resultados de los combates disputados, nuestro posibles contrincantes e incluso felicitaciones si hacemos unas buenas peleas o conseguimos rachas de victorias complicadas.

    Cuando llega el momento de luchar todo se desarrollará como si de una auténtica noche en este deporte se tratara. De esta forma nos encontramos con combates secundarios, principales, titulares y de campeonato. Además, cuando pasamos esta pantalla que nos informa de las diferentes disputas que hay entre los luchadores visualizaremos una especie de avance del combate. Después veremos una introducción hecha por el locutor del combate y la presentación de ambos luchadores. Tras el combate se darán los premios “KO of the night”, “Fight of the night” y “Submission of the night”, que se dan por los mejores noqueos, sumisiones y peleas de todas las disputadas esa noche.

    Este modo es bastante divertido, pero tiene una pequeña “pega”, y es que nuestro luchador no envejece nada durante los siete años que dura. Pero esto no impide que el camino para ganar el título y llegar a entrar al “Hall of the Fame”.

    En los “Combates clásicos” disputaremos peleas que han se han convertido en clásicas dentro de este deporte, y nuestro objetivo será recrearlas lo mejor posible haciendo que gane el púgil que lo hizo en la realidad y en la forma en la que lo hizo. Los doce combates están precedidos por un vídeo introductorio hecho con los luchadores auténticos, y si conseguimos recrear su victoria veremos otro vídeo del momento en el que ganó el luchador. Este apartado, para los seguidores de esta liga de MMA es de una gran calidad, y sin duda es algo que no se deben perder los nostálgicos.

    En “Exhibición” participaremos en las peleas que nosotros queramos, pudiendo seleccionar cualquiera de los más de 80 luchadores disponibles en las diferentes categorías de peso, como por ejemplo Rampage Jackson, Shogu Rua, Chuck Lidell o Lyoto Machida entre otros.

    En el apartado online combatiremos contra personas de todo el mundo. Desgraciadamente, en Playstation 3 cuesta encontrar partidas, y si se encuentran sufriremos algunas ralentizaciones que dañan mucho la jugabilidad del título. A su favor, hay que reconocer que el sistema de niveles y de premios semanales enganchan a seguir participando en las pocas peleas que encontremos.

    Finalmente, el tutorial nos enseñará a controlar los movimientos más basicos del juego, aunque os aseguramos que si no conocéis los nombres de los ataques y las llaves estaréis un poco perdidos al principio, por lo que no habría estado de más dar un cursillo rápido a los usuarios que no conozcan las MMA en la vida real pero sí les interese el título.

    El apartado gráfico del juego es uno de sus puntos fuertes de UFC 2009 Undisputed, mostrando una calidad que si bien no iguala el espectacular tráiler mostrado en el E3 hace varios años, sí llega al notable gracias a unos geniales personajes y unas animaciones increíbles.

    Los púgiles reales tienen un nivel de semejanza muy alto con sus homólogos virtuales, haciendo esto un placer para los auténticos fans de este deporte. Los personajes que creemos también serán de calidad, ya que todos los luchadores (reales o inventados) son muy realistas en la constitución de su cuerpo.

    Pero lo que más impresiona es el sudor y las heridas. En un deporte como este los golpes están a la orden del día, y la representación de cortes, magulladuras y sangre durante las peleas es increíble, pudiendo observar cómo aparecen rajas en la cara después de castigarla constantemente, y ver cómo va saliendo sangre poco a poco de ese corte es algo muy realista. Pero no acaba ahí, sino que también visualizaremos cortes en el cuerpo y también moratones tras golpear mucho una zona. Además, la sangre que caiga después de los golpes irá directamente al suelo, donde se quedará durante todo el combate.

    En cuanto al sudor, directamente nos quitamos el sombrero ante semejante calidad, ya que se puede ver cómo cada gota individualmente se va moviendo de forma natural en todo el cuerpo de los luchadores, con un realismo que no habíamos visto en un juego de lucha libre.

    Sus animaciones son muy fluidas, teniendo una gran naturalidad al realizar los diferentes ataques y las complejas llaves características de este deporte. La única pega en este aspecto es el clipping que aparece en algunas llaves al atraversar el cuerpo de un luchador el del otro. Afortunadamente, no es algo excesivo que moleste al juego. Con los golpes también hay algunos errores, ya que hay momentos en los que no se golpea físicamente al rival aunque éste sí que reciba el ataque.

    El modelado del árbitro que aparece durante el combate también es bastante bueno, igual que pasa con las chicas que anuncian los rounds y el locutor. Sin embargo, su nivel de detalle no es el mismo que en los púgiles. Los peor parados son los cámaras que se encuentran alrededor del octógono donde se desarrollan las peleas, y por su puesto el público, con un modelado bastante cuadrado que no tiene apenas realismo.

    Pero el peor aspecto y el que más nos ha decepcionado es el octógono en sí. Es cierto que en los juegos de este tipo no se puede crear escenarios variados y de una gran belleza, pero sí que se puede cambiar la publicidad, variar el fondo, etc. Y todo esto no pasa en este juego, ya que solo hay un único ring.

    A pesar de estos pequeños fallitos, el juego entra por los ojos de una manera brutal gracias a los casi perfectos luchadores.

    La jugabilidad de UFC 2009 Undisputed es muy compleja, pero a la vez es divertida y entretenida. Sin embargo, tampoco está exenta de fallos a pesar de tener algunos aciertos.

    Para empezar, los combates duran de tres a cinco rounds de cinco minutos cada uno, aunque en el juego no se cumplan estrictamente esos minutos. Lo que principalmente haremos será golpear a nuestro rival. Para ello, tendremos dos botones para los puñetazos (uno para cada brazo) y otros dos para las patadas (igual que con los brazos). Combinándolos podemos conseguir algunos combos, pero realmente no conseguiremos gran cosa si no combinamos estos controles con los modificadores para atacar la parte inferior o superior del contrincante. De esta forma podemos castigar todo el cuerpo del rival, además de evitar bloqueos de algunas zonas para atacar otras, y así dejarle indefenso.

    Para bloquear los golpes también tendremos que tener en cuenta la altura a la que ataque el rival, ya que si cubrimos constantemente una parte el contrincante golpeará otra zona, y si el ataque es fuerte perderemos la defensa momentáneamente, dejándonos totalmente indefensos.

    Pero lo verdaderamente complicado llega cuando vamos a las llaves, ya que tendremos que combinar diferentes movimientos con los botones y el stick derecho para agarrar a nuestro rival y llevarle a una posición ventajosa en el suelo. En esta última zona tendremos que tener en cuenta además el momentum para que el contrincante no bloquee nuestra transición para llegar a la zona “Mount Down”, donde el rival está casi indefenso y le podemos dejar KO con pocos impactos.

    Sin embargo, dominar todos los movimientos para llegar a esa zona necesitará mucha práctica y pericia, además de precisión para no realizar otro giro con el stick diferente al necesario.

    Para dejar KO al rival tenemos que golpear su cabeza, ya que es la única zona donde se quedan inconscientes los luchadores. Pero no pasa como en otros títulos de lucha en los que el “knock out” se produce al golpear constantemente al rival, sino que se pueden conseguir KO con un único ataque. Esto puede ser beneficioso para el usuario que está recibiendo una paliza pero con un poco de suerte deja fuera de juego a su contrincante con un solo movimiento. Pero si ocurre el caso contrario puede fastidiar un poco, y más por el número de veces que ocurrirán.

    Otra forma de ganar es minar la resistencia de nuestro rival a base de golpes en cualquier parte del cuerpo, para así dejarlo groggy y tirarle al suelo, donde podemos rematarle a base de constantes puñetazos. Ante esta situación el árbitro declarará un KO técnico.

    Otra posibilidad para alzarnos con la victoria consiste en hacer que el rival se rinda ante una llave de sumisión. Para realizarla ambos luchadores tienen que estar en el suelo, y el púgil atacante tiene que machacar los botones o girar el stick, mientras que el defensor hace lo propio para librarse. Esta llave tiene tres partes que el atacante debe ganar. Sin embargo, cuando jugamos contra la máquina es prácticamente imposible lograr una sumisión, ya que no hay indicador alguno que nos muestre quién gana en la llave, y la IA milagrosamente casi siempre se zafa de la derrota. Contra humanos es un movimiento mucho más satisfactorio para ambas partes, ya que hay un reto y un pequeño pique al saber que realmente el más rápido en machacar los botones ganará o se salvará.

    Por tanto, la jugabiliadd del juego es bastante buena gracias a que es accesible pero compleja y profunda a la vez,  pero tiene el fallo de las sumisiones que las hace un último recurso que apenas usaremos durante las partidas que disputemos contra la IA.

    El apartado sonoro es bastante bueno gracias a unos comentaristas que, pese a estar en perfecto inglés, son de calidad ya que narran de forma coherente lo que pasa en el octógono y de una manera muy realista, como si fuera un combate de verdad que se está emitiendo en televisión.

    Las melodías que suenan durante los menús son de rock, con una temática muy apropiada y siendo algunas ya escuchadas en algunas entregas de WWE SmackDown VS RAW!. Durante los combates la música parará, pero sí que podremos escuchar los sonidos típicos de cada combate en las introducciones de cada pelea. El efecto sonoro de los golpes es correcto, sin que destaque en ningún momento.

    Lo mejor de este apartado se encuentra en los vídeos de los combates clásicos gracias a las melodías que amenizan estas reproducciones, además de poder escuchar a los auténticos luchadores.

    En definitiva, UFC 2009 Undisputed es un gran juego que ningún aficionado a la lucha libre (y en especial de las MMA) debería perderse debido a su enorme calidad. Es cierto que todavía tiene algunos fallos, como por ejemplo las sumisiones o algunos errores gráficos menores, pero el juego sigue divirtiendo gracias a una divertida y profunda jugabilidad.

    Así que si buscábais un buen título de lucha libre para saciar vuestras ansias de pelear no os perdáis el inicio de la última franquicia de THQ, pero, ¿tendréis lo que hace falta para entrar en el octógono?