Resistance: Retribution

    La saga Resistance llega a PSP con un nuevo título desarrollado por Sony Bend, autores de los Syphon Filter portátiles. Esta nueva entrega nos propone una nueva perspectiva, un protagonista distinto y la misma narrativa de la primera entrega.

    Sin embargo, la pregunta que nos ronda la cabeza es, ¿sabrá Sony Bend trasladar la guerra contra las quimeras a un sistema portátil sin perder un ápice de este “maravilloso” mundo creado por Insomniac? La respuesta es sí, ya que Resistance: Retribution se convierte, por méritos propios, en el mejor shooter en tercera persona de la consola, y en el mejor juego que hemos podido disfrutar en mucho tiempo para la portátil de Sony.

    La historia tiene lugar entre Resistance: Fall of Man y Resistance 2. De esta forma la torre quimera de Londres ha sido destruida, y los soldados británicos han empezado a invadir todos los centros de conversión quimera para salvar a todos los humanos que pudieran y saber así más sobre el proceso de conversión para poder informar al resto de soldados de toda Europa.

    En uno de estos asaltos, nuestro protagonista, James Grayson, encuentra a su hermano en mitad del proceso de conversión, sin posibilidad de salvarlo y en las últimas fases de la transformación para ser quimera. De esta forma Grayson se ve con la obligación de asesinar a su propio hermano.

    Después de este horrible suceso Grayson desertó del ejército británico y empezó una venganza personal contra las quimeras, volando numerosos centros de conversión él solo. Aunque la mayoría de los soldados le vieron como un héroe ante tal hazaña, la deserción era castigada con la pena de muerte.

    De esta forma Grayson estaba pasando sus últimos días en una jaula esperando a que el pelotón de ejecución le asesinara.

    Sin embargo, Raine Bouchard, una mujer francesa y protagonista de todo el juego, le pide ayuda gracias a su experiencia con los centros de conversión, ya que los maquis (la resistencia europea) van a lanzar un ataque contra la torre quimera de París.

    También le cuenta que necesita su ayuda para desarrollar un suero que, en teoría, acabaría con la amenaza quimera para siempre. En un principio nuestro protagonista no acepta, pero cuando se le promete el inulto y que podría eliminar más quimeras con la chaqueta de su hermano acepta a pies juntillas.

    De esta forma inicia la operación Overstrike para eliminar la torre quimera de París, y así liberar toda Europa occidental de la amenza quimera.

    Así empieza esta épica historia que irá avanzando de la misma forma que Resistance: Fall of Man, es decir, mediante secuencias en blanco y negro narradas por la teniente Parker y otros vídeos generados por el motor del juego, y otras escenas CGI de una calidad impresionante.

    El guion de todo el juego es muy bueno, ya que todo tiene sentido y nos mantiene con la emoción que nos brindaba el primer juego de la saga al inicio de cada nivel al plantearnos Parker una incógnita sobre las quimera o lo que sucedería.

    Además la historia es mucho más emocionante que en Resistance 2, además de ser mucho más reveladora. De hecho Resistance: Retribution nos mostrará por primera vez a los Cloven, una raza que convive con las quimeras y que fue nombrada en el primer juego. También se nos darán los primeros detalles de las naves aparecidas en el desenlace de la secuela, junto a algunos datos sobre el nacimiento de los spinners.

    También volveremos a ver a antiguos conocidos de la saga, como a  Parker o al teniente Cartwright. Por su parte, los nuevos protagonistas son el citado Grayson, la científica Bouchard y el líder de los maquis Mallery.

    Por si esto fuera poco, la carisma de Grayson supera ampliamante a la de Nathan Hale, ya que el protagonista de Resistance: Retribution tiene una personalidad propia y habla constantemente, no como el otro personaje.

    Además hay algunos giros de guion bastante inesperados, y el desenlace que hay después de los créditos da pie a una segunda entrega de las aventuras del, para mí, el mejor personaje del universo Resistance.

    En definitiva, Sony Bend ha hecho los deberes (los últimos Syphon Filter tenía un guion muy predecible y con poco gancho, además de tener algunas incoherencias) y esta vez nos ofrece una historia realmente espectacular, con sentido, y que nos engancha de principio a fin, sobre todo si somos seguidores de la saga creada por Insomniac.

    La jugabilidad siempre ha sido complicada en PSP por la falta de un segundo stick que mueva la mirilla. Sin embargo, Sony Bend demostró en los Syphon Filter que se podía emplear un buen sistema de control usando de forma correcta los cuatro botones de acción para mover el puntero del arma.

    Aunque este sistema funcionó perfectamente para ese estilo de juego más realista, ahora este estudio ha conseguido un sistema todavía mejor, haciendo que la falta de un segundo stick casi ni se siente.

    Para empezar hay que matizar que se mantiene la forma de mover la mirilla usando los cuatro botones de acción, pero en lugar de darnos directamente todo el control nos encontraremos con un sistema de autoapuntado.

    Este sistema funciona gracias a un rectángulo que se encuentra en el centro de la pantalla. A partir del momento en que un enemigo entre dentro de esta zona la mirilla se fijará automáticamente en él, dejándonos solo con la labor de mover a Grayson para que no nos disparen los rivales y poder buscar la mejor cobertura.

    Aunque para los que no les guste pueden modificarlo para eliminar este autoapuntado y hacer todo ellos mismos.

    Sin embargo, no penséis que este método hace el juego muy fácil, ya que eso no pasa ni por asomo. Esto se debe a que hay algunos enemigos de gran velocidad, como los saltones o los palillos, que se mueven muy rápido y es complicadísimo alcanzarles usando la mirilla de forma manual. Además hay un nuevo tipo de quimera, las calderas, que tienen su punto débil en la cabeza y que nos obliga a hacer zoom (pulsando hacia arriba en la cruceta) para apuntar a la cabeza manualmente antes de que lleguen hasta nosotros, ya que les explota la cabeza al estar a nuestro lado.

    De esta forma, si juntamos a las calderas, a los enemigos rápidos y a las quimeras normales, les ponemos en una cantidad cada vez mayor, un armamento más poderoso y que aguanten más impactos y nos encontramos con una curva de dificultad perfecta que se notará notablemente al ir avanzando por la historia, pero que gracias a la práctica que iremos consiguiendo mientras avanzamos estos retos que se nos plantean nos gustarán cada vez más.

    Otro de los cambios añadidos a este juego respecto a Syphon Filter en el apartado jugable es el sistema de cobertura. Si en el juego de Logan la forma de pegarnos a una pared era bastante artificial y poco humana, aquí ocurre todo lo contrario. Para usar una pared como cobertura o agacharnos para cubrirnos de los disparos tan solo tendremos que colocarnos junto al elemento que queremos usar como protección para que Grayson se cubra de una forma muy natural.

    La variedad de enemigos siempre ha sido uno de los puntos fuertes de la saga Resistance, y esta entrega no se queda atrás. De esta forma nos encontraremos con los híbridos normales, con drones aéreos, saltones, palillos, sirenas (las furias de Resistance 2, con la salvedad de que aquí sí podemos eliminarlas), las mencionadas calderas, los titanes, los cloven, etc.

    Si a esta numerosa lista de enemigos le añadimos a los jefes finales nos encontramos con una gran variedad, que si bien no innova tanto como los juegos de Insomniac, nos ofrece la suficiente diversidad como para no dar síntomas de repetitividad.

    Hablando de los jefes finales, uno de los detalles que nos ha gustado es que los ángeles (los enemigos más poderosos de Resistance: Fall of Man y que por alguna razón no aparecen en la secuela) vuelven, pero esta vez siendo unos rivales a batir mucho más complicados. También nos enfrentaremos a tanques quimera o a algunos enemigos normales mucho más poderosos. A esto hay que añadir la pela final, que es muy inteligente y divertida, a la vez que intensa.

    Las armas son muy importantes en esta saga, y los chicos de Sony Bend no se han complicado la vida y nos ofrecen las armas más conocidas de la saga. De esta forma nos encontraremos con el rifle de francotirador que nos permite ralentizar el tiempo, la metralleta Wraight (aquí con otro nombre) que nos proporciona un escudo, el perforador, etc.

    Al igual que en la primera entrega, cada vez que obtengamos un arma por primera vez esta pasara a formar parte de nuestro anillo de armas, por lo que no nos tendremos que preocupar de si debemos desperdiciar un arma para coger otra.

    Los disparos secundarios se han mantenido en la mayor medida, habien hecho ligeros cambios en algunas armas como la Razor (la Bullseye de Playstation 3), ya que ahora no marcará a un enemigo para que los disparons vayan a él, sino que concentraremos varios disparos en uno sólo que tendrá una gran potencia y rebotará en las paredes persiguiendo a los enemigos.

    Para asegurarnos de que el juego no se vuelve repetitivo nos encontraremos con variados objetivos a lo largo de las misiones, como destruir algunos elementos principales, eliminar a ciertos enemigos o proteger a algún protagonista.

    Además nos encontraremos con algunas misiones en las que tendremos la posibilidad de bucear para seguir avanzando. Por si esto fuera poco, en dos niveles pilotaremos un tanque quimera de una gran potencia destructiva.

    Para darle un toque mayor de dificultad a toda la aventura nos encontraremos con un sistema de salud que no se regenera, por lo que tendremos que encontrar botiquines para recuperar los diferentes segmentos de vida.

    Finalmente en los niveles nos encontraremos con diferentes documentos de inteligencia que nos darán más datos sobre la historia. Estos secretos estarán divididos en categorías, y al conseguir todos los de un mismo tipo se desbloqueará un arma. También hay tres puntos de habilidad en cada fase, que se ganan por matar a un número determinado de enemigos de una forma concreta o por otras hazañas bastante complicadas. Si conseguimos todos los de un capítulo desbloquearemos la sección “Making of” de esa zona específica del juego.

    El juego usa una versión mejorada del motor gráfico usado en Syphon Filter, por lo que habá muchos elementos que nos parecerán familiares, aunque de una gran calidad.

    Para empezar, el modelado de los personajes humanos es casi calcado al de Logan y compañía. Sin embargo, las quimeras tienen un aspecto magnífico, y es increíble como Sony Bend ha conseguido plasmar su ferocidad con este motor gráfico.

    Las animaciones son calcadas en bastantes casos, como al escalar o pulsar botones, pero cumplen su cometido.

    También hay algunos punteros que se repiten, como los de las torretas.

    A pesar de estos pequeños “fallos” hay que reconocer que los efectos gráficos han sufrido una gran mejora, ya que nos podremos encontrar con tiroteos en los que las balas láser y las explosiones son una constante, y lo mejor es que no nos encontraremos con ninguna ralentización.

    Además hay algunos enemigos de gran tamaño como los titantes o los tanques quimera, que se mueven igual de suave que el resto de rivales de menos tamaño.

    El humo y demás efectos han sido mejorados, con la excepción del agua, que es calcada a la de Logan’s Shadows.

    En definitiva, el apartado gráfico de Resistance: Retribution es excelente, aunque hay algunos momentos en los que nos parecerá haber visto ya algunos momentos. A pesar de esto, en este aspecto el juego está entre los mejores juegos de la portátil.

    El sonido es, sin lugar a dudas, el peor apartado del juego por culpa de un doblaje correcto, aunque con algunos fallos.

    Estos fallos se deben a la selección de voces. Por un lado, Cartwright mantiene su voz del primer Resistance, pero Parker la cambia por completo y a los que en su día jugamos a este juego nos parecerá raro y nos costará saber exactamente quién es el narrador de la historia debido a que esperamos una voz distinta. A pesar de esto, la voz es buena, aunque la de la otra Parker era bastante mejor.

    Luego nos encontramos con Grayson, que tiene un doblaje realmente bueno y que le pega a la perfección con su personalidad. Lo mismo podemos decir de Mallery. Sin embargo, Bouchard tiene una voz demasiado aguda que no pega para nada con el tono  maduro y fuerte de este personaje.

    Los secundarios tienen unas voces correctas, pero que podían ser mejores por el hecho de que el acento no varía si nos encontramos en Francia, Luxemburgo o Alemania.

    Por otra parte, los efectos de sonido son excelentes, con unos disparos muy buenos y unas explosiones atronadoras.

    Aunque la mejor parte de este apartado se la lleva la banda sonora, ya que es sencillamente perfecta. Decimos esto porque consigue acompañar a la acción de una manera soberbia que nos da más tensión y emoción, sobre todo en los espectaculares combates contre jefes finales en los que la música épica es la predominante.

    En este aspecto se nota el mimo con el que Sony Bend ha querido realizar este apartado, ya que hacía tiempo que una banda sonora no nos parecía tan inmersiva y espectacular, y más tratándose de una portátil en la que solo habíamos sentido los mismo con God of War: Chains of Olympus.

    Si después de la campaña de 8-10 horas (una duración muy buena tratándose de un juego portátil) disponemos de un modo multijugador muy trabajado.

    Las partidas online requieren que tengamos una cuenta de Playstation Network, lo que indica el gran apoyo que ha tenido Sony Bend por parte de la propia Sony en el juego. Y lo mejor de todo es que esto no solo nos permite jugar con nuestro nick de Playstation 3, sino que también somos capaces de exportar nuestra lista de amigos de PS3 a la comunidad de amigos del juego siempre y cuando se hayan conectado alguna vez.

    Aparte de esta función, Sony Bend ha puesto mucho empeño en tener una gran comunidad online. Prueba de ello es el soporte para clanes, salas de chat para las diferentes regiones y la posibilidad de tener nuestra lista de amigos personalizada con la que mandar mensajes privados y comparar las estadísticas.

    Un elemento que nos mantendrá jugando durante mucho tiempo es que el juego tiene un sistema de rangos y de medallas. El primero es el típico de los juegos online, y cada vez que subamos de nivel conseguiremos una nueva burla con la que chulearnos a los rivales.

    Las medallas consistiránen realizar ciertas hazañas, como matar a un número de usuarios con un arma determinada. Además, cada medalla dispondrá de tres niveles distintos: bronce, plata y oro.

    Para conectarnos a las partidas tan solo tendremos que seleccionar una de las partidas que no ha empezado en la lista inicial. Lo mejor es que siempre hay alguna disponible, por lo que no tendremos problemas para conectarnos.

    En total hay cinco modos de juego diferentes: Capturar la Bandera, Duelo a Muerte, Duelo a Muerte por Equipos, Contención y Asimilación.

    Ninguno de los modos de juego son novedosos, pero resultan muy divertidos.

    En total dispondremos de 5 mapas diferentes, extraídos del modo historia, que tienen un tamaño ideal para las partidas entre los maquis y los cloven.

    La conexión durante todas las partidas es excelente, superando a algunos juegos de las consolas de sobremesa en este aspecto.

    Sin embargo, los chicos de Sony Bend han creado una forma bastante curiosa de “recompensar” a los usuarios del juego que dispongan de Resistance 2, ya que podemos conectar la PSP a la PS3 para conseguir dos funciones adicionales.

    La primera de ellas es la posibilidad de controlar todo el juego con el mando de Playstation 3, con la consiguiente eliminación del autoapuntado y haciendo las cosas más difíciles de lo que en un primer momento pueden llegar a ser.

    La otra novedad es la posibilidad de infectar la PSP y que Grayson se contagie del mismo virus que Hale. De esta forma pasará a tener regeneración de salud y la capacidad de respirar bajo el agua. Además el traje de Grayson cambiará y se asemejará al del protagonista principal de la saga. Finalmente dispondremos del famoso revólver explosivo, que podremos usar sin necesidad de desbloquearlo consiguiendo todos los documentos de inteligencia. Por si esto fuera poco, algunas secuencias hechas con el motor del juego cambiarán ligeramente. Por ejemplo, en un encuentro con Parker nos llegará a decir que le recordamos a cierto soldado norteamericano. Aunque no os preocupéis, ya que la historia general no varía un ápice.

    Sin embargo ambas opciones solo estarán disponibles cuando tengamos conectada la PSP a la PS3 y esta tenga en marcha el Resistance 2. Si se desconecta la infección dejará de aparecer si apagamos la portátil y directamente no podremos usar el DualShock para controlar el título.

    En resumen, Sony Bend ha creado el mejor shooter en tercera persona, y no solo por el espectacular apartado gráfico, sino también por la genial historia, la épica banda sonora y un control sencillamente sublime. Además han creado una comunidad online equiparable a la de algunos juegos de consola de sobremesa, lo que es un logro para un consola portátil.

    Así que ya sabéis, si estáis deseando desempolvar vuestra PSP con la mejor acción y además sois fans de la saga Resistance no os podéis perder Resistance: Retribution, ya que no defraudará a ningún jugón que creía que su portátil estaba en sus últimos momentos de vida y ya no iba a dar más juegazos.