Guilty Gear -Strive- se retrasa hasta inicios de 2021 para hacer caso al feedback y con motivo del coronavirus

Guilty Gear

Era uno de los juegos más esperados por los amantes de la lucha para lo que quedaba de año, pero tras una beta cerrada que dejó más de una decepción, Arc System Works ha lanzado un comunicado indicando que Guilty Gear -Strive- se retrasa hasta inicios del 2021. Este retraso se debe principalmente a dos motivos. Para empezar, el que está afectando a todo el planeta: la pandemia del COVID-19. El virus ha afectado al ritmo de producción, así que van a necesitar más tiempo para cumplir los objetivos que se habían marcado.

Al mismo tiempo, son conscientes de todo el feedback que han recibido por la reciente beta cerrada, ya que los usuarios no acabaron nada contentos con el lobby online ni la interfaz de usuario durante los combates. Este tiempo extra les permitirá tener en consideración los comentarios de los usuarios, para así ofrecer el mejor juego posible en 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *