Los 10 juegos más esperados de 2020 por Luismi

Hay dos listas típicas al final e inicio de un año, con que con el Top de 2019 ya realizado, ahora toca hablar de cuáles son los 10 juegos más esperados de este recién empezado 2020. Una de las gracias de este año es que llegará una nueva generación de consolas, por lo que hay muchísimos juegos de los que no tenemos ni idea en estos momentos. Al fin y al cabo, cada nueva plataforma tiene que venir acompañada de un buen puñado de juegos nuevos que nos animen a dar el salto, con que es de esperar que tanto Sony como Microsoft tengan entre manos una artillería pesada muy grande. Ya sabemos que tendremos Halo: InfiniteGodfall para Xbox Series X y PS5 respectivamente, pero todavía queda mucho más por conocer.

Como el Top de 2019, esta lista es completamente personal, por lo que no olvidéis dejar vuestros juegos más esperados en los comentarios. Ya os adelanto que habrá mucha VR y «japonesadas» en esta lista (sin Half-Life: Alyx al no haber jugado a la saga por el momento, aunque espero arreglarlo de cara a marzo), con que sin más dilación, vamos a ello.

Puesto especial: Deemo II

Empiezo el listado «haciendo trampa», ya que Deemo II no está en el top por una sencilla razón: no se sabe todavía si llegará este 2020, en qué plataformas lo disfrutaremos ni nada por el estilo. Sin embargo, el juego es de los que más espero, como fan de los juegos musicales y por lo mucho que me apasionan tanto el Deemo original, como el reciente remake para PS4 y PSVR, Deemo Reborn.

Los chicos de Rayark han logrado una fórmula magnífica para combinar música y argumento de una manera única, además de ofrecer una banda sonora magnífica en todos los casos. Lo dicho, todavía hay muchas incógnitas sobre esta secuela como para no incluir el juego en el listado «oficial», pero no quería dejar pasar la oportunidad de recomendar nuevamente la saga, porque me parece sencillamente magnífica.

10. Final Fantasy VII Remake

Empezamos la lista con un juego que seguramente estaría mucho más arriba si sintiera la nostalgia que muchos tienen por el original, pero como no lo jugué, Final Fantasy VII Remake está aquí en décimo puesto. Porque la verdad, este JRPG pinta increíble, se conozca la entrega de PSX o no, gracias a un apartado técnico sin igual, un sistema de combate fantástico y una epicidad total. Los tráilers aumentan el hype a cualquiera, y tras haber probado la demo en la Gamescom, tengo muy claro que me lo voy a pasar como un enano con el juego el próximo mes de marzo.

Es cierto que todavía hay muchas incógnitas, como si esta entrega contará una parte de la historia auto-conclusiva, cuánto tendremos que esperar para que el resto de episodios se publiquen y un largo etcétera. Pero por ahora quiero ser optimista, y pensar que vamos a gozar de lo lindo con las aventuras de Cloud, Aerith, Tifa y compañía.

9. Marvel's Iron-Man VR

Ser un superhéroe es algo que todos hemos querido sentir, sobre todo ahora con el éxito apabullante que tienen todas las películas de «Marvel», y en menor medida «DC», con que la idea de tener un juego con todas las de la ley basado en un héroe tan querido como Tony Stark en VR es motivo más que de alegría. Marvel’s Iron-Man VR va a ser el gran exclusivo para PSVR de los próximos meses, y por lo probado en diversas demos, va a ser sencillamente increíble.

El trabajo que están haciendo los chicos de Camouflaj en el sistema de control es casi digno de la magia negra, al tener un control total para que volemos como si estuviéramos en una de las decenas de trajes de Tony, sin que el tracking sufra al girarnos ni nada por el estilo. Si el diseño de misiones y la trama acompañan, podremos estar ante uno de los grandes juegos de superhéroes del momento, y quién sabe, igual logra ser el Arkham Asylum de este personaje, que hasta ahora ha tenido de todo menos suerte en el mundo de los videojuegos.

8. Doom Eternal

Seguimos con los juegos que deberían de haber llegado en 2019 pero se retrasaron, siendo el momento de sacar nuestro lado más metalero con Doom Eternal. El reboot de 2016 me parece brillante, y uno de los mejores FPS de la generación. Así que, el hype por esta secuela está más que garantizado, pero lo más importante, es que cuesta imaginarse un escenario en el que nos sintamos decepcionados.

Una secuela más grande, con más armas, más demonios y más plataformeo suena como un sueño. Sí, Bethesda ha tenido ciertos traspiés en sus últimos lanzamientos, pero tras probar la demo del juego en la Gamescom, estoy más que listo para reventar demonios al ritmo del mejor heavy metal.

7. Cyberpunk 2077

Creo que todos sabemos que CD Projekt RED nos va a ofrecer uno de los mejores juegos del año en la forma de Cyberpunk 2077. El estudio polaco ya nos ha dado una gran alegría con la saga The Witcher, demostrando que saben hacer un RPG como pocos estudios en el mundo. El salto a la primera persona y de franquicia abre un nuevo mundo de posibilidades, que se ha enseñado a lo largo de los últimos dos años con resultados espectaculares.

Saber que encima el juego nos llegará doblado a nuestro idioma, con multitud de opciones para desarrollar a nuestro personaje o afrontar cada situación, garantiza un juego completo y complejo a más no poder. Casi parece el Deus Ex que no nos ha dado Square Enix esta generación, y solo por eso, ya es motivo más que suficiente para querer disfrutar de este futuro, que seguro nos dejará sin aliento.

6. Watch Dogs: Legion

De un futuro distópico a otro, ya que la saga de Ubisoft quiere mostrarnos cómo sería un Londres totalmente controlado y vigilado gracias a las nuevas tecnologías. Los chicos de Ubisoft siguen ofreciendo títulos llamativos entre tanto mundo abierto genérico, y el mejor ejemplo es Watch Dogs: Legion. La saga es cierto que no tiene la mejor reputación por culpa de una primera entrega altamente decepcionante, pero la ambición que hay para esta tercera parte se sale de la escala.

La idea de que cada ciudadano sea un personaje a añadir, que la trama funcione independientemente de a qué revolucionario controlemos, y las posibilidades para completar cada situación, garantizan un mundo abierto único como pocos. Por estos motivos, y por ver lo bien que funcionaban estas grandes ideas, se convirtió en mi juego favorito de la Gamescom. Ya en ese momento el juego se veía de lujo, con que con el retraso que ha sufrido para que el título se pula todavía más, tengo unas expectativas altísimas por estos hackers. Tener a una abuela de armas tomar también ayuda a este hype, eso está claro.

5. Medal of Honor: Above and Beyond

Volvemos a la VR con Medal of Honor: Above and Beyond, una de las grandes apuestas de Oculus Studio para este 2020, y que cuenta con una baza importantísima: el estudio Respawn Entertainment. Los genios detrás de Titanfall 2, Apex Legends o el reciente Star Wars Jedi: Fallen Order toman el control de esta clásica saga, para ofrecernos un FPS que promete ser épico, inmersivo y fiel con la historia.

Simplemente por el currículo del estudio ya tengo ganas, pero la promesa de ofrecer una completa campaña junto a un intenso multijugador, lo mucho que me gusta la saga, y la posibilidad de disfrutarlo todo esto en VR, hace que tenga unas ganas tremendas de empezar a disparar un M1 Garand virtual. Si en el proceso la franquicia consigue revivir a lo grande, pues sería un 2×1 de mucho cuidado.

4. Lone Echo II

En 2019 he podido empezar a disfrutar al fin de los juegos de PCVR, y uno de los juegos que más impresión me causó fue Lone Echo. Me parece de lo mejor que podemos encontrarnos en Realidad Virtual a día de hoy, gracias a una inmersión total por sus mecánicas y brillante sistema de movimiento en gravedad cero, pero sobre todo, por su narrativa. La ciencia ficción es un género que me encanta, así que estar dentro de una gran épica espacial en el cuerpo de un robot es algo con lo que Ready at Dawn ya me tenía completamente ganado.

Sin embargo, la gracia está en la gran conexión que se logra entre el jugador y Olivia, el personaje humano que nos acompañaba durante una buena parte de la historia. El final del original daba pie a una secuela muy interesante, que se materializará en 2020 con Lone Echo II. Desde el estudio prometen un juego más grande, una mayor colaboración con Olivia y una mayor conexión con el personaje. El original fue uno de los juegos que marcaron un salto evolutivo en la VR, con que hay muchas ganas de ver cómo evoluciona la franquicia con esta secuela.

3. Persona 5 Royal

Persona 5 es uno de mis juegos favoritos, con que tengo unas ganas espectaculares de Persona 5 Royal. Puede que estemos ante «solo» una revisión del juego original, pero la idea de tener entre manos la versión definitiva de este increíble JRPG hace que el hype se salga de la escala. Además, los cambios no serán sutiles, sino que afectarán a absolutamente todo el juego. En primer lugar, se incluirá un nuevo miembro para los Phantom Thieves, además de añadir un semestre nuevo. Esto supondrá unas 20 horas de juegos más, lo que hará que lleguemos fácilmente a las 100 horas de diversión entre robos, cambios mentales y demás.

Tengo muchos juegos pendientes, pero vaya si no volveré a unirme a los Phantom Thieves para volver a disfrutar de esta magnífica aventura, y encima con textos en castellano. Porque una cosa tengo clara, y es que el cuerpo siempre pide más Persona 5, lo que nos lleva al siguiente juego de la lista.

2. Persona 5 Scramble

Aunque todavía no se ha confirmado una fecha de lanzamiento en Occidente, tengo bastante claro que Persona 5 Scramble llegará en 2020 a nuestro territorio. ¿Por qué está el juego encima de la versión definitiva de un magnífico JRPG? Por la sencilla razón de continuar la historia de Joker, Ryuji, Makoto, Morgana y demás miembros de los Phantom Thieves. Eso ya hace que tenga unas ganas espectaculares de este juego, pero además, este musou promete ser uno de los más innovadores del género.

Para empezar, no estamos ante un simple re-skin de Dinasty Warriors, sino que habrá secciones sociales como en el juego original, el sigilo propio de estos grandes ladrones se tendrá en cuenta, habrá secciones de plataformas, y en definitiva, habrá muchos elementos propios de Persona 5, pero con cierto toque del género musou. En Japón podrán disfrutarlo en breve, y saldremos de dudas sobre si estará a la altura o no, pero tengo muchas esperanzas puestas en estas nuevas aventuras de unos ladrones que me han robado el corazón.

1. Yakuza: Like a Dragon

Terminamos el listado con Yakuza: Like a Dragon, ya que Ryu Ga Gotoku Studio ha creado una de mis franquicias favoritas, y en 2020 van a darle un giro total, además de empezar una nueva era sin el protagonismo del maravilloso Kazuma Kiryu. Sí, en Occidente perdemos el «7», pero no importa si así se consigue atraer a más seguidores a esta saga, que poco a poco va ganando popularidad en nuestra región. Tras demostrar lo bien que funciona el estudio en la creación de un nuevo elenco protagonista con Judgment (otro juego que no puedo parar de recomendar), ahora tienen que hacer lo mismo, pero en el universo de la Yakuza.

A todo esto, habrá un cambio radical de género, abandonando el beat’em up por un combate por turnos increíblemente alocado lleno de ataques estrambóticos a más no poder, y un estilo que recuerda mucho a Persona 5. Tras ya 8 juegos siguiendo la misma estructura (junto a spin-offs en el Japón Feudal que aún no hemos disfrutado en nuestro territorio), un cambio tan radical puede dar nueva vida a esta increíble franquicia. Y oye, si ahora se turnan los lanzamientos de Judgment con el sistema tradicional y de Yakuza con combates por turnos, así tendríamos más variedad todavía en nuestras visitas a Kamurocho.

Comentarios

  1. Tengo una duda que seguramente puedas ayudarme a resolver. Tengo pensado comprar un set de Valve Index el año que viene para pasarme al PCVR (soy un amante de Half Life y de PSVR).

    Veo que hay grandes juegos de Oculus como este Lone Echo que comentas o el juego de Star Wars. ¿Funcionan los juegos de Oculus en gafas de la competencia? En caso de que no, ¿crees que merece la pena comprar unas Oculus para tener un mejor catálogo a pesar de ser técnicamente menos innovadoras que las Index? Me atrae muchísimo el rastreo de los dedos, pero no veo claro que merezca la pena la inversión si luego no se explota en otros juegos.

    Saludos

    • Hola! Gracias por el comentario!

      En teoría, no se debería de poder jugar a los juegos de Oculus con las Valve Index o las HTC… Pero realmente sí se puede gracias a un programa conocido como «Revive» (https://github.com/LibreVR/Revive), que hace pensar al ordenador que usas un headset de Oculus, aunque no sea así.
      Igual es necesario esperar unos pocos días tras el lanzamiento del juego de turno para que sea compatible, pero eso no supondría un problema, lo que te permitiría jugar a cualquier título de PCVR.

      Ahora bien, el tema del rastreo de dedos todavía no se ha aprovechado en muchos juegos ni de una forma significativa. al fin y al cabo, a la única desarrolladora que le podría interesar un uso exhaustivo de esta tecnología es Valve, pero su política de hacer sus juegos para todos los visores hace que sea casi un extra que una necesidad. Sí, en juegos como Half-Life, Boneworks o Blade & Sorcery se usa el seguimiento de dedos, pero se puede jugar perfectamente con las «maracas» de Vive, o los mandos de Oculus.

      Luego está el tema de los gustos. Personalmente, solo he podido usar los Knuckles una vez durante la Gamescom en unos pocos minutos, con que no tengo mucha experiencia. Aun así, no me dejaron un muy buen sabor de boca, ya que tienes que colocar los dedos de una forma apropiada para que el sensor del dedo meñique coincida con dicho dedo, o la ilusión se rompe mucho más que con los mandos tradicionales de VR. También me daba cosa lo de soltar, ya que tienes que «soltar» el mando al liberar todos los dedos, y siempre me daba un micro-infarto como si se fuera a caer el mando. Supongo que es cosa de acostumbrarse, con que si merece la pena o no, mira online a gente que le haya dado mucha más caña.
      Sobre el tema del visor, depende de lo que busques. Creo que los mejores en cuando a calidad/precio son los de Oculus. Sí, las Valve Index son las que tienen mejor FOV, calidad de imagen y sonido, pero tienen una pega que las hace más incómodas: la necesidad de estaciones base externas. Esto te obliga a tener más cables hacia el ordenador, que esté todo colocado correctamente para que el seguimiento funcione bien, etc. Es cierto que funciona de maravilla y no es tan pijotero como en PSVR, pero es ya una lata.
      Por otro lado, con Rift S o Quest (usando luego Oculus Link para emplearlas como si fueran unas Rift S a efectos prácticos) tienes un seguimiento excelente sin necesidad de ningún cacharro externo. Sí, el FOV es más reducido, al igual que la calidad de imagen algo inferior, ni hay cascos por defecto (aunque el audio por los altavoces me parece súper cómodo), pero siguen funcionando de maravilla. Entre medias están las Vive Cosmos, aunque es quedarse un poco a las puertas de ambos, al tener un tracking algo peor por lo que he leído, pero tampoco te puedo decir mucho más al haber probado esas gafas durante unos pocos minutos.

      Perdón por la chapa, pero así tienes info por todos los frentes jajaja. Y si tienes alguna duda más, aquí estamos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *