Los mejores juegos de 2019 por Luismi

El 2020 está a la vuelta de la esquina, así que toca echar la vista atrás a este 2019 cargadito de juegos, alegrías y alguna que otra decepción. ¿Cómo plasmar todo esto? ¡Con una lista! Porque sí, estamos en esa época del año donde hay que hacer listas de lo mejor del 2019, así que aquí va la mía personal. Con esto quiero decir que se basa completamente en gustos subjetivos y en lo que he jugado, por lo que pesos pesados como Sekiro: Shadows Die Twice, Resident Evil 2, Baba Is You, The Outer Worlds Astral Chain se quedan fuera, al no haber jugado más que en algún evento o estar empezándolos ahora (¡los deberes de estas fiestas!), y no poder tener una opinión global sobre ellos.

Así que, de nuevo, este Top 10 del 2019 es una lista completamente personal, con que no dudéis en dejar en los comentarios con qué estáis de acuerdo, cuál es vuestro top, vuestras mayores alegrías, decepciones, etc. Que estamos en fiestas, y hay que abrazar este espíritu de generosidad para que entre todos, demos con grandes joyas que a cualquiera se nos han podido pasar por alto. Dicho esto, ¡empecemos la lista!

10. Blood & Truth

Estoy bastante enganchado a la Realidad Virtual, así que habrá bastantes juegos de este medio en la lista, y qué mejor forma de empezar que con Blood & Truth. Este gran exclusivo de PSVR se lleva esperando desde el lanzamiento del visor, gracias a la genial demo que fue London Heist en Playstation Worlds. Los chicos de London Studio se han tomado su tiempo para ofrecernos la evolución perfecta de los Time Crisis, al darnos algo de libertad de movimiento, pero funcionando como un shooter sobre raíles fantástico, que nos hace sentir como los protagonistas de una película de acción.

Si a sus intensos tiroteos le sumamos una enorme inmersión en todas y cada una de las escenas, una interactividad con los escenarios altísima y un apartado técnico sensacional, es fácil ver por qué estamos ante el exclusivo de PSVR más espectacular de este año. Aunque no es el único juego que nos hace sentir como John Wick, sí es el que lo hace con una experiencia cinematográfica como pocas.

9. Sairento VR/Untethered

Seguimos con la VR, y en esta ocasión saltamos a Sairento VR, y nunca mejor dicho, ya que vamos a saltar como en pocos otros juegos de la Realidad Virtual. ¿Alguna vez os habéis querido sentir como poderosos ninjas? Pues la obra de Mixed Realms es lo más cercano que vamos a estar de ir con espadas, kunáis, shurikens y demás armas para acabar con toda clase de enemigos. Esto hace que, obviamente, estemos ante un título intenso, pero gracias al brillante sistema de locomoción, que hace que saltemos con el teletransporte y así podamos movernos por el aire como si estuviéramos en Matrix, cualquiera puede jugar y fliparse desde el primer momento.

Todo esto se aplica a absolutamente todas las versiones de Sairento VR, ya que a la que más horas le he echado es la de PSVR, gracias a su modo historia y misiones constantes, junto con la progresión para hacernos más y más poderosos. Lo bueno es que la versión de Oculus Quest, Untethered, no se queda atrás, habiendo recibido montones de actualizaciones gratuitas (y alguna de pago), que han añadido mapas, armas y hasta el modo multijugador que le faltaba de serie. Así que, al sumar la libertad de no tener cables con todas estas mecánicas, nos encontramos con la experiencia definitiva para sentirnos como un ninja cibernético en cualquier plataforma donde queramos jugar.

8. Etherborn

Llevaba años siguiendo la pista de Etherborn, y la obra de Altered Matter no ha decepcionado lo más mínimo. Aunque este 2019 no ha sido muy generoso con los plataformas 3D, aquí tenemos una obra sensacional en todos los niveles, que nos plantea unos niveles excelentes bajo una única idea: ¿y si cambiara la gravedad para que lo que antes era el suelo, se convierta luego en el techo? Así es, estamos ante un título que juega constantemente con perspectivas cambiantes, para que nos reviente la cabeza cada vez que nos damos cuenta cómo está todo ensamblado, cómo nos hacen usar el entorno, y en definitiva, cómo Etherborn juega con nosotros al mismo tiempo que disfrutamos de su excelente diseño.

Puede que no sea el plataformas más largo del género, pero vaya si no nos hará disfrutar cada minuto que dura. Viendo el talento que hay en Altered Matter, estoy ya deseando ver cómo nos sorprenderán con sus futuros proyectos. Por ahora, si os gustan los plataformas únicos, Etherborn es una auténtica maravilla.

7. Asgard's Wrath

Una concepción típica de la VR es que los juegos son bastante pequeños, sin poder llegar a ofrecer la envergadura de grandes títulos, algo claro en el género de los RPGs. Ahí es donde entra Asgard’s Wrath de Sanzaru Games, que se convierte en el juego más ambicioso de los que se han diseñado desde cero para Realidad Virtual. En esencia, estamos ante el God of War de la VR, al disfrutar de una épica aventura en la mitología nórdica, donde encarnamos al Dios de los Animales, quien ayuda a diversos mortales a lo largo de los Nueve Reinos.

El sistema de combate encuentra el equilibrio perfecto entre arcade y simulación, mientras que los puzzles son variados a más no poder. La sensación de escala de Asgard’s Wrath es increíble, al hacernos pasar de la perspectiva de un mortal a la de un dios, mientras usamos animales humanoides para avanzar por los diversos reinos de Yggdrasil. Se nota que Oculus Studios está apostando fuerte por producciones propias, y a juzgar por el resultado obtenido aquí, nos esperan muchos juegazos que llevarán la Realidad Virtual al siguiente nivel.

6. Stormland

No dejamos Oculus Studios, ya que Stormland es su otro gran AAA de este 2019 (también publicaron Defector, pero no he tenido tiempo de disfrutarlo), y es de los mejores juegos que podemos disfrutar en Realidad Virtual en este momento. No en vano, por detrás está Insomniac Games, que no paran de traernos juegazos, y aquí se han vuelto a superar. Shooters ya hemos disfrutado muchos en VR, pero uno que apueste por tanta libertad a la hora de explorar su mundo o sus tiroteos, en absoluto. En los circuitos de un robot, debemos movernos por un mundo cambiante para rescatar a nuestros amigos y desvelar los misterios del planeta en el que nos encontramos.

Al poder volar por el mapeado nos sentiremos como Superman, mientras que el sistema de escalada le da a Stormland una verticalidad que supera lo visto en cualquier otro shooter de VR, y casi del género como tal. Esto, unido a la gran progresión en cada una de las partidas, la rejugabilidad gracias a su sistema similar a los «rogue-lite» y la inmersión total que ofrece su inteligente diseño, hacen de Stormland uno de los imprescindibles de Oculus Rift, y uno de esos títulos capaz de vender al más escéptico un visor de Realidad Virtual.

5. AI: The Somnium Files

Otro género que nos ha dado muy buenos títulos en 2019 es el de las novelas visuales, y entre todas ellas, me tengo que quedar con AI: The Somnium Files. El creador de Zero Escape (otra saga de novelas visuales que recomiendo muy fuertemente) regresa con este título, que nos ofrece un poco de todo lo mejor del género: una trama llena de giros, unos personajes carismáticos a más no poder, y un gran equilibrio entre la parte de leer y la interactiva. Kotaro Uchikosi demuestra todas las lecciones aprendidas, para que el tema de las líneas temporales siga encajando con la narrativa como en los Zero Escape, mientras que los puzzles beben directamente de la narrativa para que no se sientan como dos partes inconexas, ni se conviertan en un muro que cortan el ritmo de la trama.

Pocos juegos logran engancharme hasta altas horas de la madrugada, y AI: The Somnium Files logró que me quedara hasta las 5 de la mañana mientras intentaba resolver los misteriosos asesinatos en este mundo futurista donde la clave de las investigaciones está en los sueños de los sospechosos. Sí, el idioma sigue siendo una barrera para muchos, pero si eso no os importa, aquí tenemos una novela visual atractiva, dinámica y altamente adictiva. Quién sabe, igual el nombre de «Somnium» es por todo el sueño que tendríamos al día siguiente tras una buena sesión de juego, o quizá no, pero una cosa está clara: soñaremos con seguir recibiendo novelas visuales de esta calidad en el futuro.

4. Devil May Cry 5

En Capcom continúan con su redención absoluta este 2019, y aunque no he podido jugar sus otros títulos, no tengo más que elogios hacia Devil May Cry 5. Sí, era de los fans del reboot que hizo Ninja Theory, pero es imposible quejarse de la vuelta de la saga original cuando el resultado es tan bueno. Dante, Nero y V son los tres protagonistas de esta entrega, teniendo cada uno un estilo de combate totalmente diferente, pero todos ellos con un estilo arrollador para que cada pelea sea increíblemente vistosa. Nero evoluciona de forma brillante respecto a DMC 4 al ofrecer diferentes tipos de puños, Dante es una auténtica locura al combinar armas y estilos en tiempo real, mientras que V nos permite invocar bestias para que luchen por nosotros.

La historia logra cerrar de forma exitosa tramas que llevan en marcha desde el primer juego, Nico es la mejor, y visualmente es increíble. Las escenas de vídeo son de las mejores que podemos disfrutar este año, y la música es sensacional. Devil May Cry 5 ha apretado el «Devil Trigger» de la mejor forma posible, para convertirse en la mejor entrega de toda la franquicia (o como poco, ahí ahí con DMC 3) y en uno de los mejores hack and slash de todos los tiempos.

3. Ace Combat 7: Skies Unknown

Otra saga que ha vuelto por todo lo alto (y nunca mejor dicho) este 2019 es Ace Combat gracias a su séptima entrega, que demuestra la altísima calidad a la que siempre aspira la franquicia. Skies Unknown mantiene los principales elementos de la saga: una historia melodramática pero que funciona de maravilla, misiones muy espectaculares y momentos épicos mientras surcamos los cielos a cientos de kilómetros por hora. El salto generacional ha permitido a Bandai Namco ofrecer nuevas variables sensacionales, como tormentas capaces de afectar al control del avión (además de lucir del lujo), u ofrecer niveles con una geometría más compleja, para que necesitemos grandes reflejos si no queremos estamparnos. Eso por no hablar de la increíble banda sonora. Cuando en la penúltima fase suena «Daredevil» y ocurre cierto evento se me pusieron los pelos de punta, siendo uno de los mejores momentos videojueguiles que he tenido en todo este 2019.

No puedo dejar de comentar mi obsesión con la VR, ya que las misiones para Realidad Virtual de Ace Combat 7 son geniales, y aunque solo son 3, demuestran lo increíble que podría ser un juego entero diseñado para esta tecnología. Espero que Bandai Namco no pare ni por un momento con la saga, ya que esta mezcla entre arcade, simulación y espectáculo es sencillamente perfecta.

2. Judgment

La saga Yakuza es de mis favoritas desde que la descubrí en PS2. Durante un tiempo fue complicado ser fan en Occidente, ya que los juegos dejaron de llegar traducidos, tardaban en publicarse en nuestro territorio y mucho más. Esto ha cambiado en los últimos años, lo que nos ha permitido disfrutar de este increíble spin-off a pocos meses de su lanzamiento en japonés, y encima traducido al castellano, algo que no ocurría desde la primera entrega de la franquicia. Esto ya es de por sí buena noticia, pero encima, el juego es sensacional. Alejándonos de las tramas mafiosas de Kazuma Kiryu, el bueno de Yagami se adentra en un misterio sobre asesinatos en serie, conspiraciones y hasta abogados.

Todo lo bueno de Yakuza se mantiene en Judgment, como un mundo abierto denso lleno de contenido en el que pasarnos horas y horas, una trama llena de giros, personajes memorables y un apartado técnico de lujo. Las mejoras introducidas a la progresión y el sistema de combate hacen que podamos disfrutar todavía más de esta entrega que de las demás publicadas en PS4. Ya sabemos que Yakuza: Like a Dragon apostará por el JRPG, con que si la acción se mantiene dentro de esta sub-saga, firmaba pero ya mismo por más investigaciones de Yagami y compañía.

Menciones de honor

Antes de desvelar mi GOTY personal, quiero destacar varios juegos que no han llegado a la lista. Para empezar, como fan de Star Wars, he disfrutado muchísimo de Jedi Fallen Order y de Vader Immortal en Oculus Quest/Rift, demostrando el buen estado de la saga intergaláctica en el mundo de los videojuegos. Hablando de franquicias conocidas, Call of Duty: Modern Warfare ha sido un regreso por todo lo alto de Infinity Ward, mientras que Gears 5 ha sido una secuela fantástica en todos los apartados posibles, siendo muy emocionante ver el futuro de ambas sagas.

En el género de la velocidad, Crash Team Racing me ha devuelto a la infancia de un plumazo, mientras que Wreckfest es la puesta al día de Destruction Derby que llevaba años esperando. antes hablaba de las novelas visuales, y tanto Tokyo Chronos para VR como Raging Loop me han enganchado a base de bien. No me puedo olvidar de Kingdom Hearts III al cerrar de forma más o menos satisfactoria una trama tan enrevesada como la que ha ideado Tetsuya Nomura, mientras que God Eater 3, pese a no ser tan bueno como Monster Hunter World, me ha enganchado más que la mayoría de juegos de este 2019. Podría hablar de varios juegos más (en especial de VR), pero ya lo haré en otro artículo, ya que ahora toca desvelar el GOTY de 2019.

GOTY de 2019 - DEEMO Reborn

Cuando jugué a DEEMO en Nintendo Switch hace unos años, me enamoró, y su remake para PS4 y PSVR lo ha vuelto a hacer. DEEMO Reborn es la muestra perfecta de cómo hacer un juego increíble gracias a lo que consigue un conjunto brillante, pese a que en sus partes individuales haya otros títulos superiores. Sí, hay juegos musicales más potentes en el mercado, tanto en plano como en VR, pero la forma en la que Rayark combina música, narrativa, exploración y resolución de puzzles no tiene comparación en el mundo de los videojuegos.

Estamos ante un título capaz de emocionar a cualquiera, gracias a su genial trama con un desenlace que nos hará llorar pese a que ya conozcamos el final, y la fantástica música centrada en el piano que tocaremos constantemente. Exploraremos el castillo para encontrar nuevas canciones, y tocaremos nuevas canciones para seguir explorando el castillo. Este bucle se suma a lo increíblemente bien que funciona el juego en Realidad Virtual, al tocar un piano virtual en las canciones que nos hará entrar en «modo zen», y una exploración muy en plan aventura gráfica clásica. El resultado es sencillamente brillante, y me ha vuelto a enamorar desde el primer momento como en su versión de Switch. Saber que hay un DEEMO II en desarrollo me da una alegría enorme, ya que Rayark tiene entre manos una franquicia con un potencial enorme, y bueno, uno siempre necesita más DEEMO en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *