Impresiones de Magic Twins. El próximo cooperativo adorable capaz de romper familias

Magic Twins

Los juegos cooperativos que sacan tanto lo mejor como lo peor de nosotros y nuestros compañeros están a la orden del día en la escena independiente, sobre todo tras el exitazo que ha supuesto Overcooked. Y no es para menos, ya que estas propuestas capaces de romper familias entre discusiones porque no hay coordinación, para ofrecer así desternillantes resultados que nos enganchan sin remedio alguno. Aquí entra el estudio madrileño Flying Beast Labs con Magic Twins, un proyecto que ya han llevado a un par de ferias, y ha logrado excelentes resultados entre el público.

He podido pasarme por sus oficinas para probar este adorable juego cooperativo para dos usuarios, en el que dos brujas gemelas tendrán que hacer frente al Colormaggedon que han desatado por error, en una especie de mezcla entre Plants vs ZombiesSpace Invaders con Puzzle Bubble, usando unas mecánicas cooperativas muy originales. La idea es que los colores (que van en frascos de laboratorios vivientes) salen de una grieta en el medio del mapa, desplazándose línea a línea hasta las barreras de los laterales, desde donde nuestras adorables brujitas intentan parar estos peligrosos colores.

Las mecánicas son muy sencillas, ya que para destruir un color, simplemente tenemos que lanzar un ataque del mismo color al enemigo. Con los botones de acción, iremos cambiando entre los diferentes colores (rojo, amarillo, azul y verde), que coinciden con los colores de los botones del mando de Xbox. Por tanto, debemos de ir disparando a los enemigos antes de que lleguen a la barrera, con los enemigos estándar, otros que cambian de color cada vez que avanzan una línea, y otros que tienen un recubrimiento de pintura negra que debemos destruir de un disparo.

Magic Twins

Hasta aquí, uno puede pensar, ¿dónde está la parte cooperativa? Sí, hay que evitar que rompan la barrera de cualquiera de los dos jugadores (cada una aguanta tres impactos), y se pueden disparar a los enemigos que están en el campo de nuestro compañero, pero en las primeras partidas que eché, no veía necesaria tanta cooperación. Sin embargo, ahí entran en juego los hechizos, donde sí hace falta mucho más trabajo en equipo.

Algunos enemigos sueltan unas bolitas que sirven como hechizo. Al tener 4 bolitas, podremos lanzar un hechizo, pulsando ambos jugadores el gatillo al mismo tiempo. La gracia es que estas bolas deben de tener una de estas tres combinaciones:

  • Las cuatro bolas del mismo color, para convertir a todos los enemigos en dicho color
  • Dos bolas de un color, y las otras dos, de otro. Así, la mitad de enemigos serán de cada uno de los colores
  • Una bola de diferente color. Es el hechizo más potente, al convertir los enemigos en blanco, permitiéndonos destruirlos sin importar de con qué color les disparemos

Magic Twins

Aquí ya hace falta comunicarse entre los dos jugadores, para ver qué hechizo se prioriza, cuándo se lanza el hechizo y demás. Algo bueno de los niveles de Magic Twins es que los niveles tienen diferentes objetivos principales más allá de «matar X enemigos», como por ejemplo, hacer que cierto número de enemigos en blanco superen la barrera, matar un número de enemigos de un color en particular, etc. Además, hay objetivos secundarios más desafiantes, como matar enemigos de un mismo color en secuencia, tardar menos de X minutos en completar la misión y similares.

Todo esto es la punta del iceberg, ya que hay niveles que directamente, cambian reglas por completo y potencian todavía más la cooperación. El ejemplo más claro está cuando ya no controlamos el cambio de color de nuestro personaje, sino el de nuestro aliado. O cuando esto es parcial, pudiendo cambiar manualmente entre dos colores y poder mandar esos mismos colores al compañero, teniendo que coordinarse para cambiar los colores de uno mismo y los de nuestro compañero.

Aquí el caos, la táctica y las risas están aseguradas, sobre todo si encima queremos completar hechizos, al tener que estar todo el rato diciendo «¡Azul! ¡Verde! ¡Rojo no! ¡Que me matan» y cosas por el estilo. El juego promete ser así de divertido y caótico, con desafíos cada vez mayores a medida que avancemos en el juego, para picarnos más, gritarnos más, e intentar jugar en equipo. El apartado visual tan adorable ayuda a meternos en este divertido mundo, y bueno, lo mono siempre se agradece.

Magic Twins

Por lo que me han contado, los chicos de Flying Beast Labs tienen muchas ideas preparadas para el juego que están testeando, como nuevos tipos de enemigos, jefes finales, más modificadores para añadir todavía más caos, etc. Otro reto es cómo implementar el juego para un solo usuario, ya que las mecánicas cooperativas son claves para la diversión que proporciona Magic Twins, y sin eso, la magia del título acabaría perdiéndose en gran parte.

Al mismo tiempo, están trabajando en diferentes proyectos, entre los que hay juegos y encargos de terceros, destacando Babies, Please!, que coge la temática de Paper, Please para trasladarla a un mundo en el que los bebés se crean por encargo. Así que, el estudio está trabajando sin parar para ofrecer algo único y divertido, lo cual siempre se agradece.

En definitiva, esta toma de contacto con Magic Twins me ha encantado. El juego es tremendamente divertido, adorable, caótico, y todo un potencial rompe-familias nivel Overcooked que sencillamente me encanta. Aunque todavía queda bastante para disfrutar del juego y muchas cosas están en el aire (como las plataformas en las que terminará saliendo y diversos elementos que aporten variedad), la base de Magic Twins es fantástica, y ya estoy deseando seguir luchando contra el adorable Colormaggedon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *