[MGW 2019] Sniper Elite VR. Donde pongo el ojo virtual, pongo la bala

Sniper Elite VR

La saga más popular de Rebellion Entertainment es sin duda Sniper Elite, con que no es de extrañar que el estudio intente alejarse de su zona de confort para probar cosas nuevas. Esto llevó a la genial sub-saga Zombie Army, pero ahora toca adentrarse en la Realidad Virtual. Desde Rebellion ya nos han ofrecido dos divertidos títulos en la forma de BattlezoneArca’s Path, pero ahora seguramente tenemos su juego más ambicioso, al ser también una de sus sagas más reconocidas.

Así que, la primera parada que hice en la Madrid Games Week fue, literalmente, para probar Sniper Elite VR, juego desarrollado junto al estudio Just Add Water, que también trabajó en Battlezone. Lo primero que hay que destacar es que, a pesar de que la demo se jugara con el Aim Controller, el título tendrá otros métodos de control, además de publicarse en PCVR, para que la mayor parte de los usuarios pueda disfrutar el bonito arte de campear y reventar cabezas de nazis.

La demostración disponible era muy, muy breve, ya que apenas duraba unos 5 minutos. Lo bueno es que es una fantástica muestra de qué esperar del juego en muchos aspectos. Para empezar, en el tema de las opciones de confort, parece que habrá bastantes, al poder elegir entre movimiento suave o teletransporte, giros graduales o suave, etc. Aunque no había opción para quitar la «visión de túnel» o «blinders», no me extrañaría que la hubiera en la versión final, para permitir a cada usuario que jugue como quiera o se sienta más cómodo.

Sniper Elite VR

En esta demo, nuestro objetivo es defender un pueblo italiano del ataque de los nazis. Para ello, tenemos que avanzar por diferentes tejados (¿hay mejor lugar para un francotirador?) para ir avanzando poco a poco junto a nuestros compañeros de la resistencia, acabando con los enemigos mientras evitamos que ellos nos destrocen en el proceso. Lo primero que me llamó la atención fueron los valores de producción. La imagen se veía muy nítida, ofreciendo unos gráficos bastante detallados, con unos escenarios que parecen tener el mismo nivel de calidad que los vistos en Sniper Elite 4, juego que en plano igual no destaca tanto, pero en VR sorprende mucho. Además, hay muchísimos eventos en pantalla, algo propio de una gran batalla, ya que había explosiones por todos lados mientras nos acercábamos a la zona desde la que disparar a los nazis, partes de edificios se derrumbaban, etc. En otras palabras, el caos de una batalla estaba representado a la perfección, para que nos metamos en la Segunda Guerra Mundial como con pocos juegos (o ninguno) habíamos logrado antes… Lo cual hace que tenga más ganas todavía al recién anunciado Medal of Honor: Above and Beyond.

Volviendo a Sniper Elite VR, el control es excelente, gracias al maravilloso Aim Controller. Movernos por el escenario es genial, ya que con el movimiento libre podemos empezar a sprintar para ir a nuestro ritmo. El tracking es muy bueno, para que el arma siempre esté donde lo esté el Aim Controller, lo que aumenta considerablemente la inmersión. Eso sí, no hay manos en el arma ni tenemos ningún cuerpo, por lo que no se tiene tanta inmersión como en Farpoint, que sigue siendo el juego estrella en lo que a juegos con el Aim Controller se refiere.

Lo bueno está cuando empezamos a usar el rifle de francotirador. En la calle hay muchos soldados, y nos pueden dejar como un colador, con que agacharnos (en este caso con botones, al jugar en el evento sentados) para asomarnos físicamente por un recobeco hasta tener una visión clara de un nazi, apuntar acercando nuestro ojo a la mirilla, cerrando el otro ojo, y disparando. La mecánica de mostrar el rombo que indica el lugar exacto al que irá la bala se mantiene, aumentando un poco más el zoom, lo que nos permite una mayor precisión. Así, cuando tenemos todo alineado, apretamos el gatillo y vemos cómo el nazi de turno cae derrotado.

Esto de por sí es muy satisfactorio, pero también hay que mencionar la Kill-Cam. Sí, Sniper Elite VR mantiene la Kill-Cam por la que la saga se ha hecho tan popular, pero obviamente, hay cambios, ya que seguir a la bala podría llegar a marear. En su lugar, cuando se activa, hay un pequeño fundido a negro junto a un zoom rápido a la posición del enemigo que va a morir. Cuando la imagen vuelve (en un momento de nada), la cámara es externa, para ver con los rayos X cómo la bala destroza un ojo, los huesos o un poco de todo. Luego, hay otro fundido a negro fugaz, y volvemos a tener control de la acción. Es algo que funciona sorprendentemente bien, y ver tan de cerca esta cámara, hace que sea incluso más espectacular que nunca. Eso sí, solo de pensar en cómo sería ver un disparo a los testículos en VR hace que ya me duela en las partes nobles.

Como decía, la demo era muy breve, ya que tras avanzar por esta zona de tejados disparando a varios nazis (usando a veces una MP-40 cuando veía que estaba algo cerca de los enemigos a nivel de calle), llegaba a un edificio que también era destruido, acababa con unos pocos enemigos, y la demo acababa. No sé si todas las fases serán tan breves (espero que no), pero al final había una pantalla mostrando el tiempo, la precisión y otras estadísticas, lo que animará a rejugar las fases para hacerlo mejor y más rápido.

En definitiva, esta breve toma de contacto con Sniper Elite VR me ha dejado un gran sabor de boca. Técnicamente se ve de lujo, hay bastantes opciones para jugar como queramos, y tener el Aim Controller, apuntar y ver con la Kill-Cam el resultado de nuestro disparo es fantástico. Es cierto que este nivel era solo de acción, cuando la saga ha brillado siempre en los momentos de sigilo, con que espero que haya una buena variedad de situaciones en la versión final, además de misiones más largas. Pero como una demo para hacernos una idea de qué encontrar en el juego final, cuesta encontrarle pegas (la IA era básica, por ejemplo), y ahora tengo más ganas todavía de disfrutar de la versión final de Sniper Elite VR en los visores de VR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *