[MGW 2019] Nioh 2. Sacando nuestro lado demoníaco

Nioh 2

Hay muchos “Souls-like”, pero uno de los que mejor ha funcionado a nivel de crítica y público es sin duda Nioh. Por eso, había muchas ganas de probar su secuela, sobre todo tras ver el porcentaje de usuarios que completaron la demo en el reciente Tokyo Game Show, que era de apenas un 12%. Sí, esto último era por cabezonería más que otra cosa, pero era un atractivo el intentar superar a los japoneses en su propio juego.

Así me adentré en la demo de Nioh 2 durante la Madrid Games Week, con pocas expectativas de superarla, pero con ganas de ver cómo había evolucionado la saga. Lo primero, quiero indicar que aunque jugué al original, no lo llegué a completar, dejándolo a las 10 horas por falta de paciencia y tiempo, pero me veo “picando” con esta secuela, ya que tiene las novedades justas para engancharme de lo lindo.


Para empezar, esta vez llevaremos a un personaje creado por nosotros mismos. No trasteé mucho con el editor, ya que en la demo las posibilidades eran limitadas, pero podremos elegir el sexo de nuestro samurái y diferentes aspectos físicos. Lo malo es que parece que nuestro héroe no hablará en absoluto, lo cual no me suele hacer mucha gracia que digamos, pero bueno, la historia tampoco es que fuera el punto fuerte del anterior título.

De hecho, esta vez estaremos ante una precuela, pero esta demo se centraba al 100% en las partes mecánicas. Como tal, la demo era bastante corta y lineal, al tener que subir unas escaleras para llegar a un templo, luchar contra un jefe final, y listo. Pero claro, decirlo es más fácil que hacerlo, ya que Nioh 2 volverá a ser un título muy desafiante.

A nivel de mecánicas, lo principal se mantiene intacto: combates bastante rápidos pero en los que gestionar nuestra resistencia, sistema de loot y tres posiciones de combate para hacer ataques más o menos pesados y a mayor o menor velocidad. Aun así, hay una novedad muy interesante: los ataques Oni.

Debajo de la barra de resistencia, tendremos otra barra de poder demoníaco, con el que realizar estos ataques. Para activarlos, habrá que pulsar R2 y uno de los botones de ataque. Sin embargo, hay varios aspectos a tener en cuenta. Para empezar, la combinación “R2+Círculo” no consume esta barra de maná, ya que sirve más bien como contraataque rápido. Algunos enemigos demoníacos poderosos, lanzarán un ataque fuerte marcado con un aura roja. Si usamos este contraataque, detendremos su ofensiva, le atontaremos unos momentos, y recuperaremos una buena cantidad de poder demoníaco. Aunque claro, la ventana de tiempo para realizar esta acción no es muy grande, y fallar supone recibir un golpe muy, muy poderoso con el que nos pueden mandar al otro barrio.

Nioh 2

Luego, entre los ataques Oni, en la demo había dos: una patada de fuego que pone en llamas a los enemigos, lo cual es útil para causar daños a largo plazo, pese a ser un golpe de rango cercano; y el segundo, consiste en lanzar un golpe desde el aire, perfecto para atacar desde lejos, y pudiendo usarlo también como este rápido contraataque con mencionaba antes.

La gracia es que estos movimientos de Nioh 2 serán muy personalizables, e iremos obteniendo muchos a lo largo de la aventura. Al principio de la demo sólo tenía la espada de fuego, pero al acabar con un mini-jefe hacia la mitad de la demo, obtenía el segundo, siendo éste un movimiento que el mismo demonio usaba. Luego, al acabar con el jefazo final de la demo, entre el loot que dejaba estaba otro movimiento más. Al final, podremos tener tres movimientos demoníacos: el asignado al Círculo para el contraataque, y luego uno asignado al Cuadrado y otro al Triángulo.

Nioh 2

Es una mecánica que me encanta, ya que le añade otra capa de profundidad a la personalización y elementos de rol. Aunque claro, en Nioh 2 sigue habiendo armas a tutiplén, habiendo una novedad que también me enamoró: las hachas dobles. Es un arma muy potente y veloz, pero que requiere que nos acerquemos mucho a los enemigos, lo que nos hace muy vulnerables. Es un buen equilibrio entre las hachas pesadas del original y las espadas dobles, con que veo que se convertirán en mi arma predilecta.

A grandes rasgos, esta era la demo de Nioh 2. Y sí, sigue siendo desafiante, pero muy veloz. Pese a enfrentarnos a pocos enemigos (un par de demonios menores, dos mini-jefes y luego el jefazo), los combates siguen siendo una delicia, sobre todo cuando luego realizamos una ejecución o vemos cómo el jefe cambia de patrones (con cambio en el escenario incluido), para que estemos tensos durante toda la partida.

Nioh 2

Eso hace que, la satisfacción al superar un combate sea enorme. Y sí, logré superar la demo para mi sorpresa, aunque fue a la tercera. La primera vez que llegué al jefe, se acabó el tiempo de la demo (empecé a jugar en una partida ya iniciada), dejándome la miel en los labios. Y claro, no podía dejar las cosas así, con que volví, llegué rápido al jefe, me mató una vez, y después pude acabar con su sufrimiento, soltando un gran “¡yeah!” en el proceso.

Por si no os habéis dado cuenta, me ha encantado Nioh 2. Es muy continuista, pero las novedades que introduce me encantan, con que tengo ganas de volver al Japón Feudal para luchar contra todo tipo de Onis… E intentar no morir en el proceso, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *