[Gamescom 2019] Trine 4: The Nightmare Prince. Un cooperativo de ensueño

Trine 4: The Nightmare Prince

Hay muchas sagas basadas en el cooperativo, pero una de las que más han gustado desde su primera entrega ha sido Trine, gracias a su propuesta de puzzles y plataformas en las que combinar las habilidades de un caballero, un mago y una ladrona. Los chicos de Frozenbyte casi perdieron el rumbo con su tercera entrega, pero por lo que pude probar en la Gamescom, van a volver con mucha fuerza con Trine 4: The Nightmare Prince. 

Por un lado, esta entrega vuelve a lo básico, abandonando el 3D para regresar al scroll lateral, pero manteniendo esos gráficos de alta calidad y tan de cuento, que siempre han caracterizado a la franquicia. En esta ocasión, el trío protagonista debe lidiar con un joven que tiene el poder de hacer realidad los peores miedos de cualquier persona, lo que está provocando el caos por todo el reino.

En la feria, el estudio nos mostró una demo jugada en cooperativo local (se puede jugar tanto local como online, y pudiendo jugar también en solitario) de un nivel alrededor de la mitad de la aventura, donde se pueden aprovechar al máximo las novedades de esta entrega. Lo más básico se sigue manteniendo, por lo que el mago es capaz de crear cubos y moverlos a su voluntad, el guerrero está especializado en el combate y la defensa, mientras que la ladrona puede atacar a distancia y saltar con mayor agilidad.

Trine 4: The Nightmare Prince

Esto no ha cambiado, pero sí la forma de plantear muchos rompecabezas. De nuevo, habrá que ir combinando las habilidades de cada personaje para superar los diversos puzzles y secciones de plataformas, activando mecanismos con una caja del mago, creando contrapesos con el guerrero o rompiendo alguna estructura lejana con la ladrona. Hasta aquí todo bien, pero en Trine 4, los fluidos y los estados elementales serán mucho más importantes.

Varios puzzles se basaban en el uso del fuego en combinación con el agua, de modo que hay algún mecanismo que se activa con fuego, pero no podemos simplemente lanzar una flecha de fuego (tendremos acceso a varios tipos de flecha a medida que vayamos progresando), ya que hay un chorro de agua por el camino que apaga la flecha. Por tanto, igual antes tenemos que bloquear ese agua, pudiendo crear un camino con una cuerda con la ladrona para el resto de compañeros, y que hagan alguna otra cosa.

Las físicas siguen siendo fundamentales, habiendo múltiples soluciones para diferentes puzzles que, a priori no pueden parecer obvias, pero que mediante la experimentación, se pueden encontrar. «Sólo» hay que usar la lógica, por lo que si tiene sentido levantar un árbol para progresar, pues se hace y funcionará.

Trine 4: The Nightmare Prince

Los rompecabezas que enseñaron eran bastante imaginativos y variados, culminando en un jefe final que funciona como un combate tradicional y como un puzzle en sí mismo, algo ya típico en la saga. La verdad, era bastante hipnotizante ver cómo funcionaba tan bien todo, ya que cuando he jugado a los anteriores, lo normal siempre ha sido estar un buen rato pensando cómo cooperar con los aliados… Si antes no nos hemos estado molestando mutuamente, claro.

Aunque esta demo que nos enseñaron funcionaba en PC, también pude probar la versión de Switch de Trine 4, jugando esta vez en solitario y desde el principio de la aventura. Técnicamente, parece que vamos a estar ante un port de una altísima calidad, al moverse todo a 30 FPS, pero seguir viéndose de maravilla. El control es excelente, y jugar en modo portátil con «solo» algún detalle o resolución menor, es algo que ayudará mucho a jugar en cooperativo en cualquier lado.

Porque sí, técnicamente Trine 4: The Nightmare Prince va a volver a ser increíble, gracias a un apartado artístico brillante, unos escenarios preciosos que parecen sacados de un mundo de fantasía, una banda sonora preciosa y un trabajo de los actores en inglés fantástico. Puede que el experimento de la anterior entrega no saliera muy bien, pero Frozenbyte va a volver con la puerta grande el próximo 8 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *