[Gamescom 2019] Daymare: 1998. Recuperando el espíritu de los survival horror clásicos

Daymare: 1998

Aunque este año en la Gamescom no pude ver muchos survival horror, el que más me gustó de lejos fue Daymare: 1998. El proyecto me intrigaba desde que se anunció, ya que la obra de Invader Studios empezó como un remake fan de Resident Evil 2. Aunque Capcom les pidió que cancelaran el proyecto (obvio, al estar trabajando ellos en su propio remake), se quedaron tan sorprendidos por la calidad, que incluso les llevaron hasta las oficinas de Capcom para ver de primera mano el prototipo, y que ambas partes pudieran aprender del otro.

Con esa gran experiencia bajo el brazo, el equipo empezó a hacer su propia visión de los survival horror clásicos, pero con el toque moderno de la cámara por encima del hombro, hasta tener Daymare: 1998. El juego se pone hoy mismo a la venta en PC (sí, me ha pillado el toro con este avance en particular), con que es el momento para repasar qué impresiones dejó el mejor survival horror de la Gamescom 2019.

Una de las particularidades de Daymare: 1998 es que viviremos la historia de un brote químico que provoca el caos desde tres puntos de vista: un soldado altamente entrenado y equipado, un guardabosques con varios problemas mentales, y el piloto de un helicóptero que ha sufrido un accidente (¿en qué survival horror no hay helicópteros estrellados?), estando la demo que probé protagonizada por el guardabosques.

Daymare: 1998

La demo mostraba el inicio de su sección, cuando el protagonista vuelve al pueblo infectado tras haber estado fuera, y se encuentra con que en su casa ha habido una buena masacre. Allí encuentra a su mujer asesinada, y ve huir al operativo, por lo que decide volver a la zona más urbana para perseguirle y encontrar respuestas. Antes mencionaba que el guardabosques tiene diversos problemas mentales, lo que también se traduce en mecánicas pensadas para que lo pasemos mal.

En esta demo sólo era algo de las cinemáticas iniciales (algo cutrillas, pero con mucho aire de Serie B, propio de muchos juegos independientes que intentan emular a las grandes producciones), pero al parecer, podremos «ver» zombies que no son reales, lo que nos podría hacer gastar nuestra preciada munición en una mera ilusión.

Porque sí, en Daymare: 1998 los recursos son muy limitados, y gestionar nuestro inventario en tiempo real será algo clave para sobrevivir. Una mecánica interesante para las armas que tengan cargadores es que tendremos dos recursos diferentes: las balas y los cargadores. Podremos combinarlos en el escenario, pero digamos que estamos en mitad de una refriega. Aquí lo normal es recargar rápidamente tirando el cargador, por lo que quedará en el suelo, y si no nos quedan más cargadores, tendremos que hacer una recarga lenta metiendo las balas en el cargador.

Daymare: 1998

Es algo bastante interesante, pero que de nuevo, no pude experimentar en esta demo, al contar solo con una escopeta, que va con cartuchos. Aun así, pude comprobar cómo la munición es más bien escasa, por lo que tendremos que usar nuestro ingenio para luchar sólo cuando sea estrictamente necesario, o nos quedaremos sin balas cuando más las necesitemos. En este sentido, es muy como en los Resident Evil clásicos, donde tenemos que evitar a los zombies en vez de acabar con ellos, algo que se incrementó en el remake al poder tentar a la suerte de que se conviertan en los Crimson Zombies.

La ambientación en esta demo era muy buena, siendo algo que claramente será uno de los puntos fuertes de Daymare: 1998. La opresión que provoca un bosque oscuro, mientras escuchamos todo tipo de ruidos provenientes de zombies y otras criaturas, nos pone perfectamente en situación para que sintamos mucho mal rollo. Al sumarle la escasez de munición y la posibilidad de que el no-muerto que está ante nosotros no sea más que una ilusión, lo que nos hace pensar dos veces el disparar, aumenta la tensión al máximo.

La parte final de la demo consistía en un par de puzzles para reactivar el teleférico, con momentos más a lo Silent Hill de lo que me esperaba, por cómo se resolvían estos rompecabezas.

Daymare: 1998

Esta demo era una muy buena muestra de lo que espera conseguir Invader Studios con Daymare: 1998, y a mí me han convencido por completo. La tensión está muy bien lograda, y la idea de controlar a varios personajes con su equipo propio (el agente tiene más armas y un sistema de inventario más complejo, por ejemplo), mientras esquivamos o luchamos contra los zombies/criaturas es de lo más apetecible. Personalmente, espero jugarlo a lo grande cuando llegue a PS4 y Xbox One más adelante, pero recordad que desde hoy, 17 de septiembre, lo podéis disfrutar ya en su versión de PC.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *