[Gamescom 2019] Primeras impresiones de 3dRudder, el periférico para los pies pensado para la VR

3dRudder

Desde que se anunció el 3dRudder para PSVR, tenía bastantes ganas de probar el periférico, ya que la falta de sticks en los PS Move hace que moverse en muchos juegos sea un auténtico dolor de muelas. Por suerte, la compañía tenía un stand durante la Gamescom, y ahí pude probarlo en relativa profundidad con dos juegos tan diferentes como son Beat BlasterUndead Citadel. Los dos juegos españoles, qué casualidad.

Por si no os suena este aparato, básicamente es una plataforma que usar con los pies cuando estamos sentados, y con la que, gracias a la inclinación y el giro, nos permite movernos en los juegos. En teoría, esta forma de movernos es más cómoda para la mente, lo que debería de reducir los mareos, además de liberar nuestras manos para poder usar los Move como veamos oportuno. Sin embargo, no solo es compatible con los dispositivos de VR de PC y PSVR (se necesita un 3dRudder diferente para cada plataforma), sino que también hay juegos compatibles para ayudar con la accesibilidad, como el archiconocido Fortnite. Sin embargo, para este artículo me voy a centrar en el lado de VR, que es personalmente lo que más me atrae, y lo que pude probar con más calma.

Una de las gracias de 3dRudder es que su implementación no tiene por qué ser igual en todos los juegos, ya que la forma de usar los pies será más inmersiva de una forma en los juegos donde vamos a pie, y muy diferente en juegos de naves o de gravedad cero como Space Junkies. Esto lo noté mucho con los dos títulos que probé, ya que la forma de jugar era radicalmente diferente. Por un lado, en Beat Blaster, el énfasis está en la inclinación en las cuatro direcciones de un pad, para poder movernos lateralmente, o regular nuestra velocidad.

3dRudder

He de reconocer que la obra de Ivanovich Games me gustó en su momento con el Aim Controller sobre todo, pero la mejor opción de control me parece la de 3dRudder de lejos. Para empezar, es muy intuitivo de usar con este juego, además de muy natural. De hecho, hasta el cuerpo se inclina cuando realizamos los giros, lo cual es bastante inmersivo.

No solo eso, sino que además, los movimientos que realizaba era muy precisos, y sobre todo, veloces. Es justo lo que me faltaba en varios momentos de Beat Blaster con el resto de controladores, pero aquí, podía regular mejor mi velocidad tanto al desplazarme lateralmente, como al avanzar por el mapa. Esto hizo que me lo pasara en grande, e ir con los Move disparando con dos pistolas a la vez a todos los objetivos es muy divertido. Jugar así con el Aim Controller también tiene que ser una delicia, y para ser mi primera toma de contacto con 3dRudder, quedé muy satisfecho.

El segundo juego que probé es el fantástico Undead Citadel, y aquí el esquema de control cambia. Aunque también andamos lateralmente al inclinar la plataforma hacia un lado, ahora también es necesario girar con nuestros pies. Aquí el periodo de adaptación es algo mayor, ya que no es un movimiento tan natural como simplemente ir hacia los lados o inclinarnos hacia delante/atrás.

3dRudder

Por suerte, el primer nivel de la campaña es lo suficientemente tranquilo como para que el cuerpo se vaya habituando a este esquema de control, y sobre todo, a la sensibilidad. Al principio, giraba demasiado o muy poco, por lo que no podía avanzar con mucha comodidad. Esto hizo que los primeros combates fueran más desafiantes de lo que realmente eran, ya que todavía estaba peleándome con la plataforma a la vez que con los monstruos.

Pero lo dicho, todo es cuestión de adaptarse, y cuando empecé a cogerle el truco, me convertí en una máquina de matar, sobre todo en el excelente modo Horda. Todavía había algún momento en que correr para escapar me costaba un poco, pero para esos duelos lentos en los que me preparaba para que las bestias fueran a por mí, me sentía realmente cómodo.

Ahora bien, aunque creo que en PSVR el 3dRudder se agradecerá en Undead Citadel, este es un tipo de juego que, personalmente, disfruto más de pie. Hay otros juegos que quizá no, como Immortal Legacy o el mencionado Space Junkies, pero la idea de ir dando espadazos mientras estoy sentado, como que me saca un poco de la experiencia. Esto ya es más cuestión de gustos que otra cosa, eso sí.

3dRudder

En estas pruebas, 3dRudder venía con una pequeña superficie sobre la que colocarse. Este accesorio se pondrá a la venta dentro de muy poco, y ayuda a que el periférico no se deslice por el suelo. No sé lo mucho que se moverá sin él, pero es un factor a tener en cuenta.

En general, estas primeras impresiones con 3dRudder me han dejado un muy buen sabor de boca. Aunque personalmente me gustan los sticks al jugar en PC, en PSVR donde no los tenemos, sí que me puedo imaginar usando este periférico en juegos donde el movimiento es muy importante, para así tener siempre libres las dos manos. Por ahora, el listado de juegos compatible es bastante extenso, y no hace más que crecer (en breve habrá algunos anuncios importantes al respecto), por lo que sí que es una opción viable para los usuarios de PSVR. Aunque quizá no será la mejor forma de controlar todos los juegos (Red Matter creo que tiene un sistema de movimiento muy bueno, por ejemplo), sí que puede haber casos en los que la experiencia se vea mejorada, y por eso, tengo ganas de seguir experimentando con este periférico en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *