Impresiones del Early Access de Audica. La nueva maravilla musical para VR

Audica

El año pasado acabamos prácticamente todos enamorados de Beat Saber, al abrazar la música y la Realidad Virtual como pocos juegos habían logrado. Este año el soporte de la obra de Beat Games continúa, pero no paran de salirle competidores, y uno de los que más fuerte está pisando es Audica de Harmonix. Este estudio es de mis favoritos, ya que no paran de crear nuevos juegos musicales, como Dance Central, Rock BandFantasia: Music Evolved, con que su apuesta por la Realidad Virtual es algo que ya me ilusiona de por sí.

A pesar de que Audica es otro de esos lanzamientos en Acceso Anticipado (por ahora en PC, pero se espera la versión final para PSVR y Oculus Quest con bastante probabilidad), ya apunta maneras, y creo que se puede convertir fácilmente en la nueva sensación de la Realidad Virtual en lo que al género musical se refiere. Sí, a simple vista puede parecer que es «Beat Saber con pistolas», pero como suele acostumbrar Harmonix, Audica tiene mucha profundidad una vez se escarba un poco. Así que preparad la puntería y vuestro mejor ritmo, que los vais a necesitar.

La mecánica básica de Audica consiste en disparar a los blancos que van apareciendo al ritmo de la música con la pistola adecuada. Sí, esta es la parte en la que se parece a Beat Saber, ya que hay una pistola de cada color, de modo que los blancos azules se deben destruir con la pistola azul, y lo mismo con los objetivos naranjas. La diferencia es que hay muchos tipos de blancos, desde los que nos hacen mantener el gatillo para poder destruirlos mediante un haz eléctrico muy vistoso, blancos que debemos destruir disparando con la pistola en modo normal o en «modo pandillero» como me gusta llamarlo (el cañón de lado en vez de vertical), o secuencias que debemos seguir con los brazos mientras mantenemos el gatillo pulsado. Eso por no mencionar las bolas que irán hacia nosotros, y que debemos destruir de un golpe con las cuchillas de las pistolas, sin importar aquí el color del arma que usemos.

Sí, hay bastantes cosas a tener en cuenta, y esto hace que Audica sea algo completo en comparación con otros títulos musicales, pero ahí está su gracia. Dominar cada mecánica es muy importante, ya que en las canciones, se irán sucediendo una detrás de otra. Aquí juega un papel fundamental la dificultad, habiendo un total de cuatro para elegir, notándose el salto de una a otra, de modo que tanto Difícil como Experto son un desafío más que considerable que todavía me cuesta dominar en determinadas canciones. Ahora bien, la satisfacción que da conquistar una canción y estas mecánicas es fantástica, como en todo buen juego musical debería pasar.

Uno de los principales aciertos de Audica es la presentación, y cómo nos va guiando para prepararnos a cada una de las mecánicas. A simple vista, parece que sólo aparece un aura con partículas del color del arma que debemos usar, pero si nos fijamos, cuando hay blancos encadenados, habrá un pequeño haz de luz que irá del blanco actual al siguiente, lo que nos permite seguir la acción, incluso cuando los objetivos vienen por los laterales.

Además, hay un aura que nos indica el momento en el que actuar, de modo que cuando el aura y el blanco se superponen, tenemos un timing perfecto. Esto ocurre para todos los objetivos, y la forma del aura nos indica claramente si viene un blanco normal, uno que nos obliga a disparar de una forma determinada, uno de mantener pulsado el gatillo, etc. De este modo, nos permiten prepararnos unos momentos antes, así que si fallamos, no será culpa del juego, sino nuestra. Eso sí, esto hace que Audica requiera de una gran atención por parte del usuario, ya que un descuido y podemos sumar una sucesión de fallos que nos pueden hacer fracasar en la canción en la que estemos.

Algo clave es el mapeo de las canciones, ya que con tantos blancos posibles, si no hay un buen flujo entre los diferentes objetivos y además no casan con el ritmo de la canción, el «feeling» del juego se iría al traste. Por suerte, este no es el caso, y de nuevo se nota la magia de Harmonix en el género musical, ofreciendo composiciones fantásticas para que nos sintamos de lujo disparando ambas pistolas.

Un detalle fantástico y que ayuda a que no tengamos que tener una precisión digna de Ojo de Halcón al jugar a Audica es que, si apuntamos con la pistola adecuada a la posición donde va a estar un blanco (marcado por el aura), el mando vibrará ligeramente, para indicarnos que estamos apuntando en la posición adecuada. Obviamente, esto es solo un pequeño indicador, ya que en los momentos más frenéticos, no nos guiaremos solo por la vibración, pero es una pequeña ayuda adicional. Todo esto hace que al jugar, se pueda entrar «en la zona» incluso en la dificultad Normal (en la que me siento más cómodo por el momento), picándonos al máximo para jugar una canción tras otra.

Es aquí donde toca hablar de lo que ofrece esta versión en Acceso Anticipado. En el momento de escribir estas líneas, el juego cuenta con un total de 16 canciones, añadiéndose más de cuando en cuando por medio de actualizaciones gratuitas. El plan de Harmonix es tener más de 25 temas para el lanzamiento final, con que todavía les queda. Por ahora, la selección musical está bastante bien, pero como suele pasar con estos juegos, la mayoría de los temas son de corte electrónico, con que si no os gusta mucho esta temática, aquí tenéis otro juego que os perderéis. Algo curioso es que comparte la canción de K-Pop de League of Legends, «Pop Stars», con Beat Saber, siendo la muestra perfecta de lo diferentes que son ambos juegos.

Además, con las actualizaciones van incluyendo diferentes mejoras, como la posibilidad de escuchar un pequeño avance de las canciones cuando estamos navegando por el listado (que no estuviera esto de serie me parece un poco de traca, pero bueno), con que poco a poco van mejorando la experiencia global.

El añadido más interesante que ha habido hasta la fecha es la posibilidad de que la comunidad cree sus propios mapeos de las canciones que hay ya en Audica, para integrar así los mods de forma oficial dentro del juego. Esto no incluye canciones externas, ya que ahí el lío de derechos impide que pueda ser oficial, pero buscar el apoyo de la comunidad con herramientas oficiales siempre es de agradecer, y nos da la posibilidad de experimentar las canciones que ya conocemos de forma diferente.

Dicho esto, todavía queda bastante por añadir para dar una mayor envergadura al conjunto, ya sea un modo Práctica más desarrollado, tener rankings de puntuaciones separados para cada dificultad (ahora están todas mezcladas), alguna especie de modo Campaña o cosas por el estilo. Desde el estudio prometen todos estos añadidos, junto a más fondos y conjuntos de armas, con que a ver cómo va evolucionando el título en los próximos meses.

A nivel visual, Audica ya me parece bastante atractivo. Todo es minimalista, al estar en el centro de un escenario con diferentes formas, para que sean los blancos y sus partículas los verdaderos protagonistas. Un detalle que me ha gustado es que podemos poner diferentes cámaras para que los que nos vean desde un televisor o al realizar streamings, puedan ver nuestro punto de vista, lo vean todo en tercera persona con un avatar representándonos y otras opciones más.

En definitiva, ya en su estado actual, Audica me tiene completamente enamorado. Sí, es un juego musical que de un primer vistazo, parece no ofrecer nada realmente nuevo, pero cuando te pones a los mandos, es una auténtica delicia con bastante profundidad. Estoy deseando ver cómo Harmonix va evolucionando la propuesta con más canciones, modos y otras mejoras, ya que creo que estamos ante el rival más claro de Beat Saber por el trono musical dentro de la Realidad Virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *