Impresiones de la beta de The Division 2. Adiós Nueva York, hola Washington DC

The Division 2

Este inicio de año va a ser muy potente para los amantes de los «shooter looter», entre el esperado Anthem, y cómo no, The Division 2. El original fue uno de esos títulos de Ubisoft que nos dejó con la boca abierta por un tráiler de presentación que prometía demasiado, pero a pesar de ello, el juego principal logró entretener muchísimo. Por eso, tenía curiosidad por qué esperar en esta secuela, y por suerte, ya hemos podido jugar tranquilamente gracias a la beta privada que ha tenido lugar el pasado fin de semana.

Esta beta nos permitía disfrutar un poco de todo: el modo campaña, la progresión inicial, la nueva Zona Oscura, el PvP y el Endgame, siendo una de las betas más completas de esta última hornada de «shooters looters», por lo que a lo tonto, nos podíamos tirar horas y horas con nuestro agente de The Division. Por suerte, estas horas demuestran que muchos aspectos del original han sufrido una multiplicación de diversión, mientras que algunos parece que sufrirán una pequeña división. Aunque como en toda operación matemática, vayamos por partes, que hay mucho que contar.

A nivel de trama, la beta no nos deja discernir muy bien qué rumbo llevará The Division 2. Sólo sabemos que han pasado varios meses tras lo acontecido en Nueva York, y que la gripe expandida durante el Black Friday ha llegado a más rincones de EEUU. Esto ha provocado el caos, y que los pocos supervivientes tengan que refugiarse en pequeñas comunidades, teniendo cuidado de no caer en el fuego cruzado de las varias bandas que han salido a las calles. Las misiones principales de esta beta recuerdan muchísimo a las primeras del original, consistiendo en poner en marcha varias bases y recursos básicos para el funcionamiento de esta nueva comunidad. Espero que esta vez la trama sea más interesante, ya que en el original terminaba por ser muy, muy básica, destacando únicamente varios momentos personales de diarios y ECHOs que encontrábamos y nos mostraban momentos traumáticos por la expansión del virus.

The Division 2

Esto ayudaba a dar mucha personalidad a Nueva York, que además ofrecía una entidad visual muy marcada, con la nieve y montones de rascacielos. Todo eso ha cambiado en The Division 2, ya que ahora estamos en verano, y Washington DC ha empezado a ser tomada un poco por la naturaleza. Esto produce un cambio visual notorio, pero también le veo una pega: ese encanto y personalidad del original no lo encuentro por ahora. Mientras que disfrutaba explorando esta Nueva York nevada ida a menos, no me ocurría lo mismo durante la beta con DC, a pesar de algunas estampas bastante chulas con la Casa Blanca o el Monumento a Washington de fondo. Puede que, al haber visto en muchas más películas la Gran Manzana uno se vea más atraído por esta ciudad, pero este nuevo escenario me tiene aún que ganar.

En lo que sí me ha gustado más DC que Nueva York es en lo viva y llena de actividades que está. Una de las pegas del original era que la ciudad estaba bastante muerta, lo que le daba personalidad, pero hacía que no fuera excesivamente divertido ir de un lado a otro, al saber que no ocurriría nada. Esto no ocurre aquí, ya que te puedes encontrar civiles que han montado una expedición para ir a por agua (si se les sigue, se ve que es realmente lo que hacen, y hasta puedes protegerles si quieres), nos podemos encontrar soldados aliados enfrentándose a alguna que otra facción, actividades aleatorias como acabar con altavoces propagandísticos de las bandas, puntos de control que tomar, etc. Es decir, todo el rato hay cosas para hacer, y eso me encanta, ya que nos permite ver que todo está mucho más vivo. Incluso las bases que hay muestran más vida y sensación de estar pobladas por auténticos humanos, lo cual se agradece para mejorar la inmersión, así que por ahí, todo genial.

The Division 2

A nivel de mecánicas, The Division 2 funciona bastante similar a lo visto en el original, pero hay un par de cambios que se pueden notar desde el primer momento, y que es de lo que más he disfrutado de la beta. Para empezar, ahora nuestra salud se basa en el uso de la armadura, que solo se recupera usando un consumible. La salud física sí que se regenera, pero la armadura no, por lo que esto produce un cambio en el ritmo de los tiroteos, al no poder recuperar la armadura rápidamente, por lo que si vemos que nos intentan flanquear (algo que nos pasa muchísimo), nos tocará luchar con sólo nuestra vida y no la armadura. Es algo que me gusta bastante, al gestionar otro recurso en nuestro arsenal junto a las habilidades (que no me han parecido muy allá en la beta, la verdad) y la munición, lo que le añade más intensidad a todos los tiroteos.

En la parte de los enemigos, ahora éstos se mueren antes, por lo que no parecen esponjas de daño, lo que rompía con el «realismo» de la historia y el escenario. Para ponernos a estos enemigos pesados, lo que hacen es poner armadura a los rivales, de modo que tenemos que cargarnos la armadura a base de disparos, y si disparamos ya a la zona descubierta, el enemigo caerá rápidamente. Es algo que me encanta, ya que le añade un toque más táctico al poder centrar el daño en una zona en concreto para acabar rápidamente con estos jefazos, manteniendo cierto realismo. El sonido que escuchamos cuando nos hemos cargado una armadura es la clave para lanzarnos más al ataque a esa zona, y es una forma más elegante de tener tanto estos enemigos «esponja», como mantener el realismo del universo. Porque la verdad, eso de soltar 10 cargadores en la cabeza a un pandillero me parecía bastante raro.

The Division 2

Ahora bien, en el endgame sí que hay cosas de estas esponjas de daño, porque hay ciertas cosas que se tienen que equilibrar un poco más. Si jugamos solos, somos bastante débiles y ellos bastante duros; mientras que en un escuadrón de 4, los enemigos son esas esponjas claramente. Lo mejor ahora se encuentra al jugar en dúos, pero bueno, esto es algo que se puede hacer bien en la versión final tras el feedback de esta beta.

Hablando del endgame, ahora me gusta cómo lo plantean, ya que entrará una nueva facción militar muy poderosa, que dominará ciertos puntos del mapa o misiones (rotándose, para que no sea ahora solo una facción), lo que nos ofrecerá una nueva forma de disfrutar de todo el contenido de The Division 2. Esta nueva facción introduce soldados que funcionan de forma más coordinada que la facción de las «Hienas» de la beta, además de emplear una especie de perros robóticos, lo que introduce una nueva vertiente táctica a cada tiroteo.

Sobre los cambios, éstos siguen mucho en la Zona Oscura. En el original la evitaba como la peste, porque solía jugar solo o no tenía un equipo demasiado poderoso respecto a otros usuarios que sí habían echado muchísimas horas. Esto se soluciona, al haber una misión individual para que nos conozcamos un poco la zona y cómo funciona la Zona Oscura. Además, ahora todo se ha normalizado (habrá una Zona Oscura sin normalizar en la versión final), hay ciertos botines que podemos usar directamente sin necesidad de extraerlo, lo que mejora el ritmo de estas expediciones. Me veo ahora visitando más la Zona Oscura, y ni por asomo pensaba que lo haría en el original.

The Division 2

El PvP también está normalizado, y aunque no me ha gustado en exceso, también es cierto que apenas he echado un par de partidas y poco más. Porque si con algo me quedo de esta beta de The Division 2, es que hay tanto contenido, que en un fin de semana igual no da tiempo a probarlo todo con calma.

Lo que sí podemos ir sacando en claro es cómo funciona el apartado técnico, donde hay ciertas dudas. En el lado positivo, los efectos climatológicos en tiempo real son geniales, ya que ofrecen una nueva forma de ver DC, además de afectar a los propios tiroteos. Cuando iba por la calle, intentando tomar un punto de control, y surgió la niebla, ahora tenía que acercarme muchísimo a cada enemigo para poder verle siquiera, algo que también les afecta a ellos. Si esto es algo normal en la versión final, una misma misión con diferentes efectos climatológicos puede ofrecer mucha rejugabilidad.

Donde sí veo problemas ahora mismo es en las animaciones de nuestro personaje. Notaba el movimiento demasiado ligero, sin ser contundente, y en general, ser algo torpe. Cuando saltaba por una zona elevada, la animación era bochornosa, siendo todo peor que en el original. El tema del sonido, al menos, funciona bien a nivel de efectos y música (ahora con una banda sonora bastante más rockera que me esperaba), aunque el doblaje en inglés (no está el español por ahora) es bastante básico. Y ojo, que las expresiones faciales tampoco son gran cosa. Luego tienes momentos visuales muy, muy llamativos con los efectos de iluminación y de arte, con que de momento hay luces y sombras en los gráficos de The Division 2.

The Division 2

Con todo esto, he salido muy contento de esta beta de The Division 2. El original me gustó, pero me decepcionó porque había mucho hype con el tráiler original, y aunque se fue mejorando con muchos parches, no volví a darle en profundidad con todos estos arreglos. Por suerte, este gran trabajo de hacer todo más dinámico, variado y divertido se nota mucho en esta secuela, incluso con solo lo de la beta. Puede que todavía los gráficos sean algo decepcionantes, haya que ajustar más el tema de las habilidades y la salud cuando hay varios jugadores en una misma partida, pero por ahora, todo apunta a que The Division 2 va a coger todo lo bueno del primero, mejorando muchísimo casi todo y sabiendo bien qué quiere la comunidad en sus diversos modos. Así que, muchas ganas de volver a unirme a The Division, porque está claro que la diversión se va a multiplicar a lo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *