[MGW 2018] Echoes VR. 20 mil leguas de viaje virtual

Echoes VR

Hace varios meses os hablé de Echoes VR, uno de los juegos que más me sorprendió de los proyectos de Playstation Talents que empezaban su andadura en el Playstation Camp de Madrid por esa época. Aparte de por ser un juego de Realidad Virtual y estar bastante obsesionado con la tecnología (nunca me cansaré de recomendar a todo el mundo PSVR o cualquier otro visor de VR), el título demostraba mucho potencial, además de que los chicos de Rogue Titan Games  tenían grandes ideas para desarrollar un título bastante memorable.

Han pasado unos meses, y durante la Madrid Games Week han podido mostrar todos los progresos que han alcanzado. Para empezar, ya tienen el juego corriendo en PSVR, para lo cual han tenido que hacer varios ajustes a la versión de PC que tenían de base, ya que como todos sabemos, en Realidad Virtual es esencial que el rendimiento sea muy alto y estable, y dada la potencia de PS4, es esencial adaptar el juego para exprimir al máximo el hardware.

Algunos de los ajustes que han tenido que ser puramente técnicos, como reducir un poco la resolución de varios elementos, mientras que otros han sido más artísticos. El ejemplo más claro es cómo lo que antes era una sala muy amplia, ha tenido que ser dividida en varias estancias interconectadas, para que la memoria de la consola dé abasto para renderizarlo todo sin ninguna ralentización.

Echoes VR

Pero vamos a dejarnos ya de aspectos más técnicos, y a centrarnos en lo que realmente importa: ¿cómo se juega a Echoes VR? Básicamente, estamos ante un juego en primera persona con secciones de sigilo y acción. En esta demo jugábamos con en Resident Evil VII, por lo que apuntábamos con nuestro rostro, mientras que nos movemos usando el Dualshock. La premisa argumental es de ciencia ficción en estado puro: el planeta se está muriendo, por lo que nos toca investigar las profundidades marinas en busca de algo que nos pueda ayudar. Y vaya si lo hacemos, ya que nos topamos con todo un mundo por descubrir, con sus propias especies de fauna y flora.

En la misión de la demo, nuestra misión es encontrar el campamento de una expedición anterior a la nuestra, que obviamente, ha desaparecido sin dejar rastro. Para llegar al campamento antes tendremos que atravesar un conjunto de cuevas con un gran árbol, y varias criaturas hostiles que quieren convertirnos en su merienda.

A la hora de cruzar la zona, tenemos la opción de hacerlo con sigilo o usando nuestro arpón. Aunque la acción es viable, el único arma que tenemos en ese momento es un arpón que necesita recargarse cada disparo, por lo que hay que apuntar con mucha precisión si queremos ser efectivos en el ataque.

Echoes VR

Al llegar al campamento, también hay varias criaturas esperándonos (¡cómo no!), pero gracias a los diferentes edificios que hay, podemos darles esquinazo. Al haber vivido allí la antigua expedición, podemos encontrar diversos documentos sobre qué les ha pasado o incluso sobre la flora que estaban investigando, lo que nos permitirá profundizar más en la trama de Echoes VR.

Tras superar el campamento, nuestra tarea es recuperar una antena de los restos de un submarino cercano, pero hay una pega: en mitad del agua, junto al submarino, hay una criatura enorme a la que es mejor no enfadar. Tengo que reconocer que me da algo de fobia eso de ser devorado por una criatura acuática, con que en esta parte de la demo estaba tenso a más no poder, mirando bien el patrón de movimiento de la figura para luego moverme sin demasiado peligro. Con la antena ya en mi poder, tocaba volver a una de las cuevas donde se situaba el gran árbol, por lo que había que pasar nuevamente junto a este enorme monstruo submarino. Ahora, mirar a través de las ventanas destrozadas del submarino era más intenso todavía, ya que en cierto momento, lo tenemos justo al lado, y dado su tamaño, apenas vemos sus ojos, sus dientes y poco más.

Cuando llegamos a nuestra nueva meta, la demo acaba, dejando en general muy buenas sensaciones. Aunque claramente Echoes VR lucía algo mejor cuando lo probé en Oculus Rift hace unos meses, el trabajo que está haciendo Rogue Titan Games para que funcione en PSVR es increíble. La imagen sigue siendo bastante nítida, con algunas estampas muy bonitas, como la zona del gran árbol o la zona acuática por la que nos sumergimos para recuperar la antena. Es cierto que la hierba presenta claros dientes de sierra, pero es un compromiso más que aceptable para tal despliegue técnico desde un equipo indie. Lo más importante es que el efecto del sónar cuando estamos a oscuras logra impresionar, y las criaturas imponen dado su tamaño y fiereza, sobre todo ese dichoso bicho acuático. Otro aspecto en el que se nota una gran evolución es el sonido, sobre todo en el doblaje en castellano. El estudio ya cuenta con actores de doblaje de calidad, y el resultado es más que notable.

Echoes VR

Todavía quedan claramente varios aspectos por pulir, como mejorar la interfaz para que no tengamos que mirarla por el rabillo del ojo como en esta demo, o introducir más elementos que guíen al jugador durante su travesía (todos intentábamos salir de una zona submarina por el lado opuesto al pensado por el estudio), pero son cosas típicas de un juego aun en desarrollo.

Por ahora, todo va viento en popa para que Rogue Titan Games pueda finalizar Echoes VR para el Q1 de 2019. Los planes de tener un esquema de control para poder usar el Dualshock 4, los PS Move y hasta el Aim Controller se mantienen, por lo que, junto a la exploración subterránea, los momentos acuáticos, la historia de ciencia ficción y los imponentes monstruos, todo apunta a que Echoes VR será una propuesta muy jugosa para todos los usuarios de PSVR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *